Vida ELU Diario-de-un-seductor

Cuaderno de Bitácora – Diario de un seductor

Por:

Belén Gundín, 1º ELU

En 1843, el filósofo danés Søren Kierkegaard (1813-1855) publica Diario de un seductor. Podríamos pensar que el sugerente título nos desvela la totalidad de la obra. Sin embargo, ya en el prólogo se nos advierte de que lo que tenemos entre nuestras manos no es lo que típicamente nos esperaríamos encontrar asociado a un diario. Si bien es cierto que, en un plano más superficial, el libro recorre las estrategias de Juan para seducir a Cordelia, éste va mucho más allá y profundiza en cuestiones universales como el amor y el encuentro. Es la preocupación por estos temas la que verdaderamente impregna toda la obra y conforma el hilo conductor.

Diario de un seductor no es una novela que se reduzca a la mera acumulación de hechos en un eje de causalidad, articulados para apuntar hacia un final como único propósito posible. Se trata más bien de una ventana hacia el complejo mundo interior del protagonista, un ser que vive en un monólogo interior tan incesante que lo aleja de la realidad que lo rodea. Desde nuestra condición de lectores, asistimos a un escenario empapado de reflexiones y constantes debates morales del que, sin tener poder sobre la acción, somos partícipes. Kierkegaard ahonda, a través de la figura de Juan, en los sentimientos más íntimos del ser, exponiéndolos con una riqueza prodigiosa.

Por otra parte, esta obra nos adelanta el peligro del esteticismo y de poetizar la realidad hasta el extremo: tener una vida vacía de encuentros. Muestra cómo la utilización del mundo en búsqueda de una sensación de exaltación estética nos conduce hacia la vertiginosa pérdida de la alteridad. Además, otra característica que destacaría de Diario de un seductor es el cuidado con el que está escrito que queda reflejado en la gran variedad de vocabulario y referencias literarias. La destreza artística del autor lanza la obra hacia un espacio que se escapa del territorio propio del diario y que nos involucra. Así, a medida que avanzamos en la lectura, sentimos impotencia por no poder evitar un final anunciado, disputas internas acerca del significado del amor o, incluso en algún momento, miedo a vernos reflejados en el protagonista.

Personalmente, este libro que me regaló el Módulo 2 me ha ayudado a aterrizar las ideas que hemos ido descubriendo durante el curso. Realmente ha conseguido que me sienta parte de la Gran Conversación, y por ello, os invito a leerlo y a dejaros sorprender por todo lo que esta obra tiene que contar.

“¿De dónde procede todo esto?… ¿De la rica unidad de tu ser o de la pobre complejidad del mío?… ¿Amarte, no es tal vez amar un mundo?.”
Diario de un seductor, S. Kierkegaard

Vida ELU ycl-share

Marta Morcillo participa en el programa Young Civic Leaders

Por:

Marta Morcillo Martínez, 2º ELU

El programa Young Civic Leaders, como su nombre indica, es un programa de liderazgo destinado a los jóvenes. En concreto, jóvenes universitarios. A través de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, tuve la suerte de ser becada para poder acceder a este programa.

Se trata de un curso online de tres días en el cual, junto a otros jóvenes, he tenido la oportunidad de dotarle de una dimensión antropológica y filosófica al liderazgo. El recorrido en el programa se basa en el descubrimiento de las motivaciones y el temperamento, teniendo contenidos teóricos y prácticos. Es un programa muy interesante para aquellos que les suscite interés el liderazgo.

La fundación tiene más programas, ya no solo de liderazgo, sino también de neurociencia e investigación, temas humanísticos y coloquios y conferencias.

La descubrí gracias a mi amiga Inma Arrebola el año pasado y me apunté a la newsletter para estar enterada de otros programas.

Recomiendo que le echéis un ojo porque podéis encontrar oportunidades muy creativas. A mí me ha ayudado a crecer en el liderazgo y abrirme nuevos horizontes de ideas que no contemplaba en un inicio. ¡Animaos!

 

Vida ELU PARROQUIA

Una gota de agua más – Inma Arrebola

Por:

Muy queridos ELUS:

¡Hola a todos! Soy Inmaculada de 2º curso. Os quiero contar mi experiencia en el proyecto en el que he estado involucrada los últimos meses. Todo comenzó en enero, cuando un catequista de mi parroquia nos trasladó que desde Cáritas Diocesana de Córdoba necesitaban alimentos de desayunos y meriendas para cubrir la gran demanda que tristemente estaban teniendo.

La respuesta de los jóvenes fue maravillosa, y decidimos crear un proyecto juntos tanto a corto como a largo plazo. Nos pusimos manos a la obra y lo desarrollamos desde cero, dividiéndonos en grupos para redactar el proyecto, elaborar un plan de comunicación, surgir con nuevas ideas y expandir la red de colaboración. Desde entonces, y gracias al esfuerzo de muchísimas personas que se nos han regalado su tiempo, hemos realizado recogidas en dos institutos y un colegio, y ya tenemos fechadas recogidas en otros centros para el primer trimestre del próximo curso.

Ha sido precioso ver como desde los propios institutos, profesores y alumnos han mostrado interés en nuestra labor, y algunos de ellos incluso han decidido unirse a los grupos de organización. Además, hemos contado con la incansable ayuda de los no tan jóvenes en edad pero sí en espíritu de nuestra comunidad parroquial. Y es todos podemos ser motor de cambio si nos lo proponemos, y también en nuestro caso, todos podemos evangelizar con nuestro pequeño gran compromiso.

Para mí, ser parte de este grupo de Misiones, que es como nos llamamos, ha sido despertar a una parte de mí que parecía haberse perdido entre tantos exámenes y compromisos. Gracias a esta experiencia he vuelto a recuperar la ilusión por el voluntariado, por dar y por darme, por trabajar en equipo y por construir algo mejor. He vuelto a tener fe en las ideas, en la gente buena y en las ideas de la gente buena, que abundan mucho más de lo que a veces pensamos.

Termino mostrándoos una foto en la puerta de mi iglesia, donde estamos haciendo la recogida durante estas semanas, y donde otra vez vuelvo a comprobar que la bondad de las personas es infinita y que esa chispita de ilusión puede incendiar muchos corazones.

¡Nos vemos pronto!

Vida ELU flat,750x,075,f-pad,750x1000,f8f8f8

Cuaderno de Bitácora – Emma

Por:

Marta Morcillo, 2º ELU

A Emma Woodhouse, ‘’hermosa, lista y rica’’, o la adoras o no puedes con ella, no hay término medio. Esta señorita de la alta sociedad de la Inglaterra del S.XIX es la encargada de los diversos tejemanejes que se dan en su pueblo. Así, tras el fructífero matrimonio (no hay spoiler) de su institutriz, orquestado por ella misma, se ve en la tesitura de urdir nuevos planes de casamiento para su amiga Harriet Smith.

Puede parecer una mera comedia romántica con la que pasar el rato en la playa, pero no es así. Jane Austen (1775-1817) nos presenta una heroína egoísta y vanidosa, que, lejos de ser un personaje plano, tendrá que aprender y evolucionar como persona a lo largo de la obra. No se trata, pues, de una simple niña mimada (como al principio puede parecer) que no sabe qué hacer con su tiempo libre. Austen siempre ha destacado por su maestría a la hora de definir los personajes de sus historias que comparten el autorreconocimiento, la debilidad, las vanidades

Emma sufre y disimula, vive en un mundo de vanidades falso para no enfrentarse a su verdad: está sola. La obra es un baile de personajes, cada cual digno de analizar por separado, que irán mostrando las diversas partes de la personalidad de Emma y sacando sus peores y mejores aspectos. Ella siempre busca lo superfluo, la diversión con pasiones vacías para entretener a su mente sin importarle a quien tenga que utilizar para ello. Le gusta compararse con los demás y sentirse superior, mirar por encima del hombro y después mostrar condescendencia. No obstante, aprenderá a vivir en verdad y descubrir la vida a través del amor. Un amor que crea y que hace dar tu mejor versión.

Para mí, fue una obra reveladora. Me la esperaba, pues eso, como la típica comedia para echar el rato. Pero se encargó de darme una lección de humildad muy grande. Yo, personalmente, llegué a identificarme con Emma y comprar su discurso como si fuera mío. No podía con Jane Fairfax y quería que siguiera divirtiéndose sin pensar en nada más. Quería que todo el mundo la adorara porque lo hacía todo bien. ¿Para qué? Es joven, guapa y muy rica, no necesita más.

Esa es la magia de los clásicos: hablan de ti y de mí y de toda la humanidad sin importar la época en la que se escriban. Por eso hay que leerlo dejándose llevar por la magia narrativa del libro y la maestría de Jane Austen a la vez que leer entre líneas. Espero que cuando lo leas tengas la sensación de estar leyéndolo en la playa con el calor de verano y el ruido del mar de fondo porque no se merece menos.

Vida ELU logo_LC_ES

Javier Reig recibe una de las Becas La Caixa

Por:

Javier Reig, 4º ELU

¡Buenas a todos! Soy Javier Reig, físico (el 14 de julio cuando presente el TFG) por la Universidad de Valencia. Me han pedido que escriba contando mi experiencia con las Becas La Caixa, pues hace dos semanas me enteré de que me la habían concedido, fue un subidón y un regalo.

En primer lugar, os contaré mi experiencia en la Universidad, pues la evaluación de estas becas parte principalmente de ésta. Decidí estudiar física porque me atraía entender cómo se comporta la naturaleza desde un punto de vista fundamental. Como en todas las carreras, había asignaturas duras y menos interesantes. Pero, a partir de segundo y tercero, empecé a disfrutar de cuántica, campos, relatividad, nuclear o física estadística. Me reafirmé en mis ganas de investigar, así que en cuarto decidí colaborar en el departamento de Física Teórica junto a Gabriela Barenboim. Con ella descubrí lo interesantes que son los neutrinos. Estas partículas son los únicos fermiones fundamentales sin carga. Además, son leptones, por lo que no sufren la interacción fuerte. El propio Pauli, que los postuló como un remedio desesperado par salvar el principio de conservación energía-momento en los decaimientos beta, pensaba que debido a lo poco que interaccionan con la materia nadie iba a poder detectarlos. Pero la tecnología, como siempre al servicio de la curiosidad humana, lo logró. Sus propiedades no paran de sorprendernos. La observación de las oscilaciones de neutrinos ha confirmado, en contradicción al Modelo Estándar, que tienen masa. Los neutrinos son la evidencia más clara de que hay más física más allá del Modelo Estándar, su estudio nos puede ayudar a entender muchos de los enigmas más fundamentales del universo, como por ejemplo la asimetría materia-antimateria. El tiempo de los neutrinos es ahora y su estudio es verdaderamente fascinante.

Es precisamente para seguir estudiando los neutrinos desde un punto de vista teórico, pero también con conexión con los experimentos, para lo que solicité la beca La Caixa. Y la solicité para una ciudad que a muchos de vosotros os sonará, Heidelberg. En el viaje de Becas Europa me enamoré de esta ciudad que me acogerá los próximos dos años.

Respecto al proceso de las Becas, se compone de dos partes. En primer lugar, una preselección donde seleccionan a los estudiantes dependiendo de su currículum, su proyecto, expediente y las cartas de recomendación y motivación. Después de pasar esta fase (que pasaban 240) hicimos una entrevista online con un comité y de ahí ya pasamos los 120 becarios. El proceso es largo y se hacían largas las esperas hasta que salían las listas (como con Becas Europa) pero merece totalmente la pena. Estoy muy contento de poder seguir formándome con el respaldo de estas becas y qué mejor que hacerlo en Heidelberg. Si alguno se quiere presentar otro año y tiene alguna duda que no dude en escribirme. Y si pasáis por Heidelberg, dadme un toque. Cuidaos y cuidad.

Vida ELU werther

Cuaderno de Bitácora – Las penas del joven Werther

Por:

Goethe, el amor y la sensibilidad

Berta Coll, 2º ELU

Más que reseñar una novela, me gustaría hoy dirigirme directamente a los profesores: «Por favor, convertid Las penas del joven Werther, de Johann Wolfgang von Goethe, en lectura obligatoria en todas las universidades del país». Seguramente lo he leído demasiado tarde. No lo digo porque crea que los libros, si no se leen en una determinada edad, no se deban ya abordar. Al contrario, pienso que nunca es tarde, que una de las ventajas más valiosas de la literatura es que se amolda al lector, pase lo que pase, pasen los años que pasen. Ahora bien, desde que conozco las desventuras, el amor y los goces estéticos del joven Werther, no puedo dejar de pensar que me habría encantado —o, más bien, me habría ayudado enormemente— leerlo antes.

La juventud suele llevar consigo las primeras experiencias de enamoramiento, lógicamente abrumadoras, llenas de un ardor desconocido y a menudo inentendible. Cuando me enamoré por primera vez, me faltaban palabras para explicármelo y así poder comprenderlo. El joven Werther —o Goethe— es un maestro a la hora de verbalizar esos sentimientos vivísimos, ese bullicio intenso que baila dentro de un corazón enamorado. Werther es un joven ya a punto de entrar en la adultez, pero su amor hacia Charlotte, por suerte o por desgracia, tiene muchos rasgos de ese amor primerizo y dulcemente ingenuo. Recomiendo vivamente Las penas del joven Werther, porque leer palabras —¡y qué palabras!— sobre el amor permite vivirlo con más plenitud.

De este libro, más que la historia y el dramatismo que arrastra, destaco las descripciones de las interioridades de un espíritu inquieto, que no solo sobresale al hablar del amor, sino también al observar el mundo y captar la belleza que se expande en bosques y montañas, en ciudades y fuentes, en los grandes edificios y en los pequeños detalles. Impregnarse de los frutos que nos regala la sensibilidad debería ser uno de los objetivos primordiales de los jóvenes.

El joven Werther puede guiarnos por dos caminos realmente importantes: la senda del enamoramiento y el paseo del goce estético. Por eso, no me cansaré de pedirlo: «Por favor, convertidlo en lectura obligatoria en todas las universidades del país», «Por favor, convertidlo en lectura obligatoria en todas las universidades del país»…

Vida ELU 7e170275-13b0-4b1c-9732-95b7ed8d080f

Visita a los elus de Sevilla

Por:

Carmen Gago Sosa y Mercedes Sierra Antolín, 1º ELU

La visita de nuestro mentor Diego junto con la compañía de la profesora Laura Llamas supuso una oportunidad perfecta para descubrir, con una mirada muy diferente, la ciudad de Sevilla. Tanto los sevillanos de nacimiento como los universitarios acogidos por esta ciudad, tuvimos la oportunidad de recorrer hasta los más recónditos rincones de la capital andaluza, desde la Catedral de Sevilla hasta las callejuelas del Barrio de Santa Cruz.

10ea71a0-64fe-441c-9020-ab214dd11f02

Pero, sin duda, si tuviéramos que elegir alguno de estos sitios, nos quedamos con el Conjunto Monumental de San Luis de Los Franceses. Pese a haber pasado frente a este lugar cientos de veces, la rutina nos había impedido ver más allá que una simple fachada con una arquitectura similar a la que vestían otros monumentos de la ciudad. ¡Qué equivocados estábamos!

Al entrar, el blanco reinaba en la estancia, pero pocos pasos detrás encontramos un gran patio interior andaluz que recogía los olores característicos de Sevilla. Nuestra visita acababa de empezar. Como decía Saint-Exupéry en El Principito, lo esencial es invisible a los ojos: y allí estaba, tras una diminuta puerta de madera, una grandiosa cúpula que nada tenía que envidiarle a otros monumentos con mucha más reputación. Amplia, luminosa y con una gran historia detrás: construida por los jesuitas a principios del siglo XVIII, simbolizando el nexo de unión entre el nuevo y antiguo testamento. Aunque actualmente esta iglesia se encuentra desacralizada, sus paredes encierran muchas historias, fruto de un largo recorrido: inaugurada como Iglesia en 1731, abandonada posteriormente por la expulsión de los jesuitas y desde entonces, ha tenido diversos usos, entre ellos, hospital de venerables sacerdotes o fábrica en el S.XIX. Tras una restauración, abre sus puertas al público en 2016, permitiendo así sorprender a todos sus visitantes. Nosotros, por suerte, contábamos con la profesora Laura Llamas, quien, con sus sabias palabras, iluminó nuestro recorrido por el monumento.

Para terminar, disfrutamos todos de una agradable cena en el pintoresco barrio de La Alameda, que nos brindó la oportunidad de conocernos un poco más, poniendo fin a un día lleno de redescubrimientos.

Vida ELU 0b15792b-2565-451f-8d13-9094bcee91f0

Visita de María Longás a Córdoba

Por:

Inma Arrebola, 3º ELU

El pasado martes 25 de mayo contamos con la esperadísima visita de nuestra querida María a Córdoba. Para festejar la tradicional Feria de Nuestra Señora de la Salud, como no podía ser de otro modo, nos reunimos para degustar algunos de los platos más destacados de nuestra gastronomía. Entre recapitulaciones del curso y anécdotas de los más veteranos, pudimos recuperar el tiempo perdido entre confinamiento y confinamiento.

Y como lo bueno, si breve, dos veces bueno, en un abrir y cerrar de ojos nos volvimos a sumergir en un mar de clases, prácticas y exámenes, pero con una sonrisa gigantesca gracias a este soplo de aire fresco.

¡Muy agradecidos de haber podido disfrutar de una excelente compañía en estas fechas tan relevantes para los cordobeses y tan complicadas para los estudiantes!

Vida ELU c94fd4ba-0b21-4f2a-b9ea-cfc6e2819ae3

Seis elus de Sevilla participan en el Vodafone Campus Lab

Por:

Jorge, Sara, Lourdes, Carlos, Alfonso y Fátima

Hace nueve semanas, seis alumnos de ELU Sevilla comenzamos un viaje en Vodafone Campus Lab, una plataforma de innovación que pretende dar solución a diferentes problemas candentes en la sociedad. A decir verdad, no sabíamos bien dónde nos metíamos ni comprendíamos la magnitud de la decisión que estábamos tomando.

Nuestra elección fue un tanto temeraria pero asumíamos el reto con valentía, nos retaban desde Vodafone a proponer una solución para mejorar la labor del personal sanitario en tiempos de pandemia.

Ante esta pregunta, surge HermeX. Una app que digitaliza y agiliza la toma y registro de datos en sanidad, omitiendo pasos innecesarios y aliviando la carga burocrática de nuestros sanitarios. Conseguimos así un importante ahorro de tiempo, que se cometan menos errores y lo que es más importante, permitimos al sanitario pasar más tiempo con el paciente, ofreciéndole una atención más humanizada.

Han sido meses de darle mucho al coco. Pasamos una primera fase con todos los equipos de España, donde lo importante no era tanto la solución sino el comprender realmente el problema y el usuario. Nuestra idea debía estar forjada desde dentro del problema, adaptándonos a éste (y no al contrario). Tras esta primera fase, nos clasificamos como finalistas para la siguiente fase, donde ya sí comenzamos a trabajar en HermeX, elaborando el modelo de negocio, el elevator pitch para presentarlo a inversores…

Y por fin, el 1 de junio, presentamos ante directivos de Vodafone España el proyecto. Sentíamos nervios, no era como en los exámenes de la facultad, donde las consecuencias de nuestro desempeño son particulares. En este caso, las consecuencias eran colectivas y teníamos que bordarlo, ya que en función de cómo lo hiciésemos dependía en gran parte de cuándo este proyecto podrá ver la luz.

Hemos quedado 4º que sabe a victoria, con la sensación de que los deberes están hechos y que hemos puesto todo el amor posible a la idea. Además, hemos recibido el Premio del Público, lo que nos llena de orgullo y reafirma que vamos por el buen camino, que lo que proponemos es solución ante un problema real que el sistema sanitario lastra.

Estamos enormemente agradecidos con todo el apoyo que la Familia ELU ha brindado al proyecto. Desde elus a ya ELUMNI, desde profesores a mentores… todos nos han ofrecido su ayuda desinteresada y verdaderamente nos reafirma que merece la pena.

Esto no acaba aquí, es solo el inicio. Tenemos ya la vista puesta en próximas oportunidades de crecimiento y formación, para que siga madurando HermeX. ¡Os mantendremos informados!

Un abrazo fuerte,

P.D: Os dejamos el enlace del evento, comenzamos la presentación del proyecto en el minuto 53, segundo 57. También os dejamos un vídeo que hicimos en la primera fase que nos quedó chulo

Vida ELU Universia 007

Alejandro de la Vega participa en un encuentro de Universia junto a Ana Botín

Por:

Alejandro de la Vega, 4º ELU

¿Qué tal estáis todos? ¡Espero que muy bien!

Hace ya más de una semana que tuve el placer de participar en un coloquio promovido por Universia, en el que profesionales y estudiantes pudimos debatir cuestiones y compartir ideas y reflexiones acerca de la universidad que nos ha tocado vivir en estos tiempos a los universitarios, La Universidad del Nuevo Presente.

Quien me conozca sabe que soy una persona muy activa y que, sobre todo, no sé decir que no a nada. Cuando me preguntaron si estaba dispuesto a participar en este coloquio, con el previo aviso de que compartiría escenario ni más ni menos que con Ana Botín, presidenta del Banco Santander y Universia y una de las mujeres más influyentes de este planeta, y José Carlos Gómez Villamandos, presidente de CRUE Universidades Españolas, mi respuesta fue un rotundo e innegable sí. Tras colgar el teléfono, no sabía muy bien qué había hecho, y, sobre todo, si iba a estar a la altura de la situación a la que me debía enfrentar.

Y aquí estoy ahora, escribiendo para la newsletter de esta semana, pudiendo afirmar que el evento fue un éxito y, sobre todo, ¡una experiencia increíble! En los meses y semanas previas, trabajamos con el Santander con el objetivo de que este coloquio resultase de la mejor forma posible, y así expresar de una forma clara el mensaje que los distintos invitados y yo como estudiante queríamos transmitir.

Yo tenía una intención clara, reflejar una visión positiva de la universidad de hoy en día, en contraste a muchas de las opiniones que se expresan actualmente sobre ella, y también, dar mi punto de vista de cómo el emprendimiento es fomentado desde la universidad. Soy un fiel defensor de que la universidad es la etapa perfecta para explorar, investigar, arriesgar y fallar en el intento, y creo que debemos contagiar esta forma de vivir la universidad a todos nuestros compañeros. Nosotros tenemos el privilegio de pertenecer a la ELU, escuela en la que no hay problemas para poder encontrar gente que comparte tu forma de vivir la universidad, e incluso te impulsa a emprender y arriesgarte a lanzar tus propias ideas al mundo.

En este coloquio hice referencia a dos proyectos que me han marcado en especial. El primero de ellos, el proyecto Al Loro, que ofrecía asistencia telefónica humanizada a las personas mayores en plena pandemia. El segundo es Step Up, una iniciativa que trata de orientar a los estudiantes en su elección de grados universitarios basado en las aplicaciones prácticas de las materias que estudian o han estudiado. Pude formar parte de ambas iniciativas junto a algunos de mis compañeros en la ELU, disfrutando de su trabajo y empeño por impulsar ese tipo de ideas.

Con estas palabras quise resaltar la importancia que tiene la universidad y el emprendimiento en el desarrollo no solo como estudiantes sino como profesionales y, en definitiva, como personas. Sin embargo, en los pocos pasos que he podido dar en este mundo, he podido comprobar que es un entorno agobiante y estresante cuanto menos, pero la recompensa al ver como algo que has creado, y que hace tan solo unos meses era solo una idea, cobra vida y cumple su función en la sociedad no tiene precio.

Por otro lado, el esfuerzo del Santander y Universia para que este coloquio tuviese lugar fue extraordinario, todo estaba medido al detalle y la gente con la que traté era encantadora. El encuentro con Ana Botín no pudo ser mejor, aunque he de decir que estaba un poco nervioso por conocerla. Sin embargo, Ana fue muy amable, cercana y atenta y en tan solo unos pocos minutos pude comprobar que su preocupación por la calidad educativa de nuestro país es sincera y los universitarios somos una de sus principales preocupaciones.

En definitiva, salí de este encuentro muy contento no solo porque todo resultó de la mejor manera posible sino por poder afirmar que la universidad es algo que de verdad se mueve, está en constante cambio y las personas responsables de que estos cambios se produzcan de verdad se interesan por el estado de la educación y los universitarios.

Me despido ya, no sin antes agradecer de nuevo esta gran oportunidad. Mucha suerte a todos en estos últimos exámenes, ¡no queda nada para terminar, ánimo! Ah, ya se me olvidaba. ¡Espero veros a todos en la graduación de este año, no podéis faltar!

Vida ELU Platero-y-yo_alta

Cuaderno de Bitácora – Platero y yo

Por:

Platero y…todos nosotros

Marta Morcillo Martínez, 2º ELU.

Gracias a Juan Ramón Jiménez (1881-1958), premio Nobel de Literatura en 1956, hoy podemos disfrutar de una de las obras más bonitas de la literatura española: Platero y yo.

Publicada en 1914, narra las aventuras en Moguer, Andalucía, del burro Platero que es ‘’pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos’’. En este escenario puramente andaluz, con sus fiestas, sus tradiciones, sus maneras de hablar y de entender la vida, se narran distintas épocas y vivencias de Platero y su dueño.

Lo que caracteriza a esta obra es su prosa poética. Es con esta sencillez de la prosa combinada con la belleza de la poesía como se desarrollan los sucesivos capítulos. No obstante, cada capítulo es independiente uno del otro, aunque todos comparten la profunda belleza encontrada en los pequeños detalles de la realidad. Todo se convierte a ojos de Juan Ramón Jiménez en merecedor de un canto: desde el sol, las flores, los niños, las golondrinas, la alegría y la pena, hasta la muerte. Pero, sobre todo, Platero, ‘’dulce Platero trotón, burrillo mío, que llevaste mi alma tantas veces.’’

Este libro puedes leerlo en el orden que tú quieras y al ritmo que sientas. Yo, personalmente, lo leía a pequeñas dosis, si no, corría el riesgo de creer que era una novela y perder la profundidad de cada palabra. Lo importante es la actitud con la que tomes la lectura: dejándote sorprender. A lomos de Platero, vas a recorrer las distintas escenas que componen la vida de toda persona. Si te dejas alcanzar por el libro, no te arrepentirás.

Personalmente, este libro significa mucho para mí. Pienso que conecta con lo más íntimo de cada persona, llevándote a tu propio Moguer y tus propias experiencias. Está teñido de esa nostalgia con la que miras hacia el verano pasado. Pero también está teñido del más puro y simple amor y belleza. Está
lleno de aquello que nos hace personas: la amistad, el sentimiento, la razón, la belleza, la verdad, el bien, el asombro y la curiosidad, la búsqueda y el encuentro.

Cuando acabas de leerlo, piensas que habla de ti. Es una auténtica preciosidad. Como reza el prólogo del libro:

De su Platero y yo, libro universal, ha dicho Juan Ramón Jiménez que << estaba escrito para… ¡qué sé yo para quién!>> Pero en verdad, Platero y yo ha quedado escrito para todos, para cuantos vuelven sus ojos a esa edad de oro de la infancia, isla espiritual del hombre ante la que nada puede el fragor tumultuoso de vivir: <<isla de gracia, de frescura y de dicha>>.

Vida ELU 51174831153_15b8b12709_o (1)

Pepe Yáñez, alumno de 1º, segundo en el Campeonato de Andalucía de Velocidad de piragüismo

Por:

Pepe Yáñez Maján, 1º ELU

Es innegable que la pandemia de Covid-19 ha alterado en numerosos aspectos nuestra forma de vida. Una de sus repercusiones fue a nivel deportivo, pues supuso la cancelación de la temporada 2019/20 de la mayoría de disciplinas en nuestro país, entre ellas el piragüismo, deporte que practico. Por tanto, no es de extrañar que, después de casi un año y medio sin competir, las incógnitas sobre nuestro nivel y el de nuestros rivales estaban altas.

DSC_0795

La primera cita importante de esta temporada fue la Copa de España de 1.000 metros, en la localidad de Trasona, Asturias. En ella, participé en las modalidades de K-2 y K-4 (embarcaciones de dos y cuatro personas, respectivamente) en la categoría de senior absoluto, donde tuve la oportunidad de competir contra campeones del mundo como Javier Hernanz o Paco Cubelos, e incluso campeones olímpicos como Cristian Toro. Como resultado, concluí con unos dignos puestos 34º y 21º. Personalmente, fue una sensación mágica volver a sentir esos segundos previos a la salida llenos de adrenalina, en los que, con todos tus sentidos agudizados al máximo, sientes cada vibración de la piragua y escuchas cada suspiro de la tensa respiración que reina en el embalse; por no hablar de esa explosiva arrancada tras escuchar la señal de inicio…

Dos semanas después, el 8 y 9 de mayo se celebró en el CEAR de la Cartuja, Sevilla, el campeonato de Andalucía de velocidad, donde destacó mi participación en K-2 500 metros. Aunque en un principio, debido a nuestra corta edad (mi compañero 21 años y yo, 19) y los resultados del evento anterior, apenas confiábamos en clasificarnos a la final, lo sucedido fue muy distinto. Tras una dura prueba contrarreloj en la que dimos nuestro 110%, concluimos con el mejor tiempo de esta fase clasificatoria. Así, animados por este inesperado resultado, comenzamos dominando desde el principio una disputadísima final, hasta que en los últimos cincuenta metros de carrera fuimos sobrepasados por la embarcación del Club Tartessos de Huelva, finalizando en segunda posición por apenas cinco décimas de segundo. Sin embargo, esa medalla de plata nos demostró que, con el trabajo duro y una mentalidad decidida, podemos conseguir grandes cosas. Actualmente seguimos entrenando para el Campeonato de España de Sprint Olímpico, que tendrá lugar del 30 de julio al 1 de agosto en Verducido, Pontevedra.

Vida ELU WhatsApp Image 2021-05-04 at 00.28.57

Algunos elus de Madrid visitan la exposición ‘Jawlensky: el paisaje del rostro’

Por:

Luisa Ripoll, alumna de 3º 

El pasado viernes 30 de abril nos juntamos un grupo de alumnos de Madrid con María García y Laura Llamas para pasar la tarde en el museo. Pensábamos ir a la exposición temporal del Prado, pero el aforo estaba lleno, así que decidimos a última hora dejarlo para otro día y acercarnos a la exposición ‘Jawlensky: el paisaje del rostro’, en la Fundación Mapfre.

En ella se exponía en una serie de cuadros la trayectoria del pintor ruso Alexéi von Jawlensky (1864-1941). Dicho camino podía dividirse perfectamente en etapas, en las que a partir de un motivo recurrente iba avanzando en su búsqueda personal de sentido. Desde rostros de técnica limpísima a rostros geométricos que esconden la cruz cristiana, pasando por retratos expresionistas. Desde los paisajes de Murnau, influenciados claramente por los de su amigo Kandinsky (cuadros que pueden visitarse en la colección permanente del Thyssen-Bornemisza), hasta la representación obsesiva y desfigurada de la vista desde su ventana cuando estuvo convaleciente.

Después nos tomamos unas cañas en el café Gijón, y decidimos que utilizaríamos el grupo de WhatsApp que habíamos creado para seguir disfrutando de exposiciones juntos, este es el link por si os queréis unir. A continuación os dejo algunos testimonios sobre la experiencia:

Pablo de Anta – alumno de 4º

La experiencia del pasado viernes no es más que otra evidencia en mi vida que sirve para reforzar dos ideas clave: el arte da vida, empuja a ser mejor y a profundizar en quiénes somos; y las experiencias ganan valor cuando las compartimos con otros.

Debido a un pequeño fallo de organización, tuvimos que sacar a relucir nuestra improvisación. Pasamos de pensar que íbamos a ver cuadros renacentistas mitológicos a enfrentarnos a los rostros de Jawlensky. Dos exposiciones totalmente distintas pero capaces de hacernos mirar hacia dentro. Y aunque no pudo ser el día de Tiziano y Rubens, tenemos claro que es cuestión de tiempo.

WhatsApp Image 2021-05-04 at 00.28.59(7)

Gracias a que pudimos seguir la vida del artista mientras veíamos sus obras, fuimos capaces de irnos metiendo en su cabeza y poco a poco comprender el misterio de lo humano y el misterio de lo divino. En definitiva: el misterio de Jawlensky. Quien diría que unos cuadros tan aparentemente simples encapsulan la inmensidad de nuestra identidad y sirven de espejo hacia uno mismo mientras que te hacen levantar la mirada y preguntarte por qué hay más allá.

Fue una exposición que aparte de enseñar cuadros memorables, trajo consigo conversaciones memorables. Y es esta la razón por la que el arte, cuando es compartido, es mejor. Y por ello mismo, era imperativo quedarnos a tomar una caña y entre profesores y alumnos poner en coloquio aquello que había sucedido entre lienzo y lienzo. ¿De qué hablamos? Espiritualidad, arte contemporáneo, percepción social del arte, el Pompidou y sobre todo, qué significa ser partícipe de este arte. Pero si buscáis los detalles, tendréis que encontrarlos en la próxima caña que nos tomemos.

Carmen Leguina – alumna de 3º

WhatsApp Image 2021-05-04 at 00.28.59(8)

Desde el primer paso que dimos en la vida de Jawlensky nos capturó la capacidad de transmisión del alma en aquel primer retrato. Y desde entonces nos fuimos adentrando en la exhaustiva búsqueda de la esencia que tanto obsesionaba al autor. Sin lugar a duda esta frustrante y constante búsqueda es el motor de la extensa obra de Jawlensky la cual concluye con la máxima expresividad reducida a la esencia. ¿Consideró Jawlensky haber alcanzado la esencia más pura del retrato del alma? Así parecen transmitirlo sus cuadros, sin embargo, nunca sabremos si al final de su vida logró saciar su sed.

Laura Llamas – profesora de la ELU

¿Qué buscaba Jawlensky? Tras ver este espectáculo de exposición, no cabe duda de que buscaba obsesivamente lo mismo que nosotros: la Verdad con mayúscula.

¿La encontró? Estoy segura. Encontró una Verdad misteriosa, imposible de decir con palabras, pero que le permitió mirar toda la realidad con un amor insólito. ¿Cómo, si no, se explica el colorido de sus últimas obras? ¿Cómo un moribundo puede celebrar así la existencia de las botellas que hay en la repisa de su ventana?

Vida ELU WhatsApp Image 2021-05-07 at 17.12.56

Visita de Diego a Santiago de Compostela para ver a sus mentorandos

Por:

José Rama, 1º ELU

Cuando hemos estado viajando por el desierto de la soledad y del aislamiento, la Tierra Prometida es el otro. Otros, en nuestro caso, porque nuestro bienquerido mentor Diego vino a visitarnos a este reducto galaico muy bien acompañado: Carola vino con él. Con ellos disfrutamos de dos días que, pese a todo el viento, lluvia y sol con los que Compostela nos quiso echar de sus calles, fueron, sin duda, maravillosos.

WhatsApp Image 2021-05-07 at 17.14.29

Como es natural y no puede ser de otra manera, y como Santiago empieza en la Catedral, nosotros ahí empezamos nuestro recorrido. Atravesar la Puerta Santa y disfrutar del edificio, tan soberbiamente restaurado, tan virgen que aún hay andamios en el exterior, es siempre una experiencia que acerca más a Dios mediante su belleza, pero poder hacerlo en compañía de explicaciones tan acertadas como las que Carola nos brindó ofrecen una nueva perspectiva.

Pese a empezar como empezamos con visita tan señalada, el día solo fue a mejor. Comimos en la terraza de Amoa bajo el vendaval (pues las medidas sanitarias son las que son), pero ni notamos viento ni sentimos lluvia, tanta y tan buena era la conversación que se dio alrededor de esos platos atípicamente gallegos. Las conversaciones cara a cara son lo que nos lleva a conocer y a apreciar más al otro. Son en estas en las que nos damos cuenta de que, como decía Bauman, la verdad solo puede emerger al final de una conversación. De estos días nos llevamos, sobre todo, tantas buenas palabras que nos dijeron y que no cabrían aquí por mucho que las intentásemos plasmar.

WhatsApp Image 2021-05-07 at 17.14.26

Rematamos el día con una tarde de lo más completa: paseo por el parque de Bonaval, visita al Centro Galego de Arte Contemporánea y finalmente al teatro, a ver “Terceiro acto”. De la naturaleza saltamos al arte y del arte a la naturaleza y, de pronto, ambas cosas eran una. Estas actividades culturales dieron lugar, una vez más, a las mejores conversaciones y a los más acalorados debates. Ya se sabe que esta es la virtud (o la condena) del arte moderno. Todo, por supuesto, alrededor de una mesa, que esto es Galicia.

El segundo día lo comenzamos oyendo la Misa del Peregrino, pues ningún viaje compostelano está completo sin esta, y continuó por los senderos más apartados y desconocidos de la ciudad, si es que tal cosa era aún ciudad, pues parecía que nos hubiéramos internado en lo más profundo de las fragas. Comimos una penúltima vez y nos despedimos, sumamente agradecidos los elus, esperando que la próxima comida y la próxima conversación no se hiciesen tanto de rogar.

Vida ELU WhatsApp Image 2021-05-08 at 20.54.59

Actividades en Valencia con su mentora María García Mejías

Por:

EXPLORANDO UNA VALENCIA INACABADA

Silvia Tevar, 3º ELU

23 de abril. Por fin. Todos esperábamos desde hacía días la llegada de María García, nuestra mentora. Y ahí estaba, en la plaza de la Virgen, con una sonrisa en los ojos y, seguro, con otra bajo la mascarilla; llena de ilusión, de amor y de cariño.

WhatsApp Image 2021-05-08 at 20.54.59 (1)

Junto a ella, aquella tarde nos equipamos con una mochila incompleta, un tamiz, una campana y un candil; y tuvimos la suerte de poder transitar nuestra «ciudad inacabada» y descubrir con nuevos ojos el espacio que nos ha visto crecer. Nuestra primera parada fueron la catedral y la basílica. Juntos, conocimos un poco más sobre sus estilos arquitectónicos y nos preguntamos sobre el sentido que sus muros encierran. Más tarde, llegamos a las torres de Serrano, esas vigías que franqueaban la anterior muralla de la ciudad y que han saludado o amenazado a infinidad de ciudadanos.

Poco después, la calle Caballeros y el barrio de la Seda nos encantaron con sus callejuelas estrechas, sus dibujos, colores y recovecos. El Mercado Central y la Lonja estaban cerrados, pero pudimos admirar sus impotentes estructuras. Finalmente, nuestro último destino fue la Plaza del Ayuntamiento, franqueada por el edifico de Correos.

En definitiva, fue una tarde entrañable. Tras mucho tiempo sin poder vernos, fue una gran alegría reencontrarnos y poder disfrutar todos juntos descubriendo y conectando con nuestra cultura.

EXPOSICIÓN EN EL CENTRO CULTURAL BANCAJA DE SOROLLA

María Castillo Persiva, 1º ELU
Lucía Pina Rodríguez, 2º ELU

La lluvia no fue un impedimento y el sábado, contando con las incorporaciones de aquellos que no pudieron asistir el viernes, nos volvimos a reunir. Por la mañana pudimos disfrutar de la belleza de la Lonja, un precioso monumento valenciano.

Tras tantos meses viéndonos a través de las pantallas con cinefórums, inauguración… el momento había llegado. Poco a poco, como las gotas de lluvia que mojaban la calle, fuimos llegando al lugar acordado.

Qué tendrán las comidas que siempre dan paso a la comunión de personas e ideas… Ya no había marcha atrás: habíamos recuperado la cercanía tan propia de la comunidad ELU, estaba viva. En menos de tres horas pudimos compartir parte de nuestras vidas, inquietudes e ilusiones. Los elus de primero nos sentimos muy acogidos; fue como si volviéramos al hogar.

IMG_20210424_184634

Como siempre pasa, al acabar de comer nos quedamos con ganas de más y aprovechamos el tiempo para disfrutar de una nueva exposición en el Centro Cultural Bancaja. Y qué mejor exposición para ir con nuestra mentora, María, que: Femenino plural, de nuestro gran querido pintor valenciano: Sorolla. Una increíble exposición donde muestra la presencia de la mujer en la sociedad de finales del sXIX y principios del XX, coincidiendo este periodo con los inicios del movimiento feminista. Sorolla siempre se manifestó como un hombre de ideas liberales y promotor de la instrucción femenina donde decidió educar a sus hijas; esta visión aparece plasmada en la exposición, fue realmente un final de quedada digno de ELU Valencia.

Por último, queríamos dar las gracias a María por habernos acompañado todos estos meses y por habernos enseñado a ver la vida con tanta pasión, como tú lo haces. ¡Esperamos volverte a ver pronto por la Terreta!

 

Vida ELU DO IT! ELUMNI Ignacio H Medrano (1)

DO IT! ELUMNI Dr. Ignacio H. Medrano La aventura de emprender en el campo de la medicina y la tecnología 

Por:

El Dr. Ignacio H. Medrano, neurólogo en el Hospital Ramón y Cajal, Licenciado por la Singularity University (Silicon Valley), fundador de Savana y Mendelian, es considerado una de las personas más influyentes en Salud Digital en España. En esta ocasión, los ELUMNI pudieron conocer de primera mano su experiencia como emprendedor y Álvaro Prados Carmona, ELUMNI de la 8ª promoción, nos cuenta cómo fue este DO IT! ELUMNI: La aventura de emprender en el campo de la medicina y la tecnología.


Álvaro Prados Carmona, ELUMNI8

Aprox. 5 minutos. Si no los tienes, al final encontrarás los mensajes clave.

Hace pocos días tuvo lugar una nueva sesión “Do it!” específicamente organizada para los ELUMNI que, como sabéis (y, más aún, sabréis cuando os toque), somos esos nostálgicos que una vez terminado nuestro paso por la ELU nos rehusamos a que el fin de los Módulos suponga el adiós a nuestro afán por complicarnos la vida. En ese empeño, además de ir sumando letras a la etiqueta de “Elus” (ahora “ELUMNIs”) que llevamos por la vida, seguimos pidiendo que se nos rete a confrontarnos periódicamente con distintas realidades que de otro modo nos serían ajenas, ¿verdad? Porque, claro, uno puede pensar que qué hay más alejado de una periodista que se dedica a cooperación al desarrollo y que toma notas con libreta y boli como Esther – ELUMNI9 – que la Inteligencia Artificial. Y qué decir ya de un médico, como yo, cuya razón de ser es algo tan contrario a lo artificial como la biología misma.

Pues todo lo contrario. O al menos eso es de lo que durante una hora (que se hizo corta) nos estuvo intentando convencer el Dr. Ignacio Hernández Medrano, Especialista en Neurología de formación y una de las primeras espadas del panorama actual en el ámbito del emprendimiento y la tecnología (Savana; Mendelian). Y, de hecho, no es que le faltasen ejemplos para hacernos ver que la IA y el ahora apodado Machine Learning o aprendizaje automático están más que presentes en cada rincón de nuestras rutinas.

Equipos de fútbol, agencias de seguridad, fondos de inversión… Nuestro viaje en forma de conferencia comenzó por darnos cuenta de que estos programas son ya una realidad. En Medicina, sin ir más lejos, están aprobados por la FDA varios algoritmos que buscan ayudar a los médicos e, incluso, se esbozan otros que buscan sustituirlos en una primera atención y triaje del mismo modo que un coche autónomo te lleva a tu destino sin nadie al volante.

Ahora bien, no basta con saber que algo existe para sentirse en posición de convertirse en un emprendedor en la materia. Es necesario entender cómo funciona, y el problema es que el Machine Learning no es una ecuación lineal que podamos despejar como nos enseñaron las matemáticas… ni si quiera las propias inteligencias artificiales sabrían explicar cómo consiguen funcionar. El traductor de Google® es capaz de traducir un texto a cualquier idioma sin conocer realmente ni el de origen ni el de destino. Funciona porque ha visto tantos ejemplos que es capaz de imitarlos y, sin embargo, realmente no entiende lo que está diciendo ni por qué esa traducción es así y no de otro modo. Trabajar sin conocer las reglas del juego y sin poder justificar el resultado del propio trabajo es bastante contraintuitivo. Esta forma de aprendizaje que ahora programamos en las máquinas sería, probablemente, calificada por la mayoría de adultos como de ineficaz sólo porque llevamos años aprendiendo en base al estudio empecinado de reglas (gramaticales o de cualquier otro tipo) que sólo una vez que dominamos comenzamos a aplicar, sin embargo no es sino lo que hicimos todos cuando éramos niños y con un rendimiento muy superior al que alcanzamos con el método adulto. Así que touché. Aprender por reconocimiento de patrones y retrotraernos hacia un pensamiento más inductivo-ingenuo que deductivo-académico es, paradójicamente, cuestión más bien de inteligencia natural que artificial.

Imagen1

*Imagen utilizada por el ponente durante su presentación. Derechos reservados

Esta capacidad de identificar patrones y dar respuesta a problemas de los que somos conscientes pero también de aquellos en los que todavía no hemos reparado es lo que está cambiando el mundo. Ahora bien, el problema de las inteligencias artificiales es que para ser fiables necesitan haberse nutrido de muchos casos… Por suerte para ellas vivimos en la era del Big Data, de los formularios de registro hasta para comprar el pan, de las cookies, de que mientras más “G”s tenga tu teléfono mejor, de los wearables y de la necesidad de cuantificar cada variable de tu salud de forma constante. Los datos son la nueva divisa más valiosa, y mientras más profundamente puedas indagar en las distintas capas de datos que generamos y más complejos sean los algoritmos que los analizan, mayores y más variadas serán las conclusiones que puedan extraer.

A esto, apunta Ignacio, hay que sumar que la innovación científica-tecnológica es disruptiva a una velocidad exponencialmente cada vez mayor. Aunque la brecha es todavía salvable entre generaciones, de aquí a poco tiempo sucederán avances que nos convertirán en analfabetos tecnológicos varias veces a lo largo de una misma generación, y hay que ser capaz de gestionar esta situación y promover un debate ético que permita compatibilizar lo tecnológicamente posible con lo deseable, tal y como se apunta desde el Módulo 6.

Imagen2

*Imagen utilizada por el ponente durante su presentación. Derechos reservados

Son muchas los consejos e ideas adicionales que se podrían destacar de la conferencia con respecto a la aventura de emprender, así que me despido con cinco take-home messages que han sido claves para mí y una pequeña reflexión:

  1. El Machine Learning es una herramienta más que hay que saber utilizar, juzgando desde la conciencia y la moralidad aquellas conclusiones que, sin saber cómo, ofrece una Inteligencia Artificial: “La tecnología no tiene que ser perfecta, solo tiene que ser mejor que la mejor opción que tenías”.
  2. Existen ejemplos como Ignacio de que es posible una forma diferente de emprender y que el éxito, entendido como conseguir la misión del proyecto, no es igual a la fama: “El ego es la muerte del crecimiento”.
  3. A la hora de emprender es más importante pensar en el problema que en la solución, y debe suponer un desafío que te apasione: “Antepón el impacto a la empresa”.
  4. Importancia del timing: cada idea tiene su momento, y no pienses que hay que esperar a terminar de formarte para embarcarte en tus proyectos: “Probablemente ya es demasiado tarde si no te has puesto hoy”.
  5. Las ideas revolucionarias surgen del absurdo y, aunque la competencia bien entendida es un catalizador, la colaboración logra más de lo que uno podría en solitario: “Si tienes un buen equipo y una buena idea, el dinero llegará, pero esta ecuación no funciona en sentido inverso”.

A propósito de la importancia del equipo, termino con una reflexión personal porque es una certeza que he podido validar en casi todas las esferas de mi vida y que, aunque ahora haya surgido en este contexto, no sólo aplica al emprendimiento. De hecho, la conversación entre amigos que pudimos mantener al finalizar la conferencia de Ignacio es una prueba más de ello. La de mayor calado reciente en mi vida ha sido este último año en que como Médico me he visto en la circunstancia de tener que enfrentarme al examen MIR en mitad de una pandemia. Para más inri, ha sido un año especialmente duro a nivel personal, y sin embargo los resultados han acompañado y ha sido entre otros factores por el trabajo de mi hermano a quien he tenido conmigo en la aventura así que gracias de nuevo, Juan – ELUMNI8 – .

No hay mayor proyecto de emprendimiento, ni más propio, que la vida misma. Buscad bien a vuestro apoyo y formad un equipo que engrandezca vuestro proyecto. La ELU es un buen sitio para ello.

Vida ELU Encuentro Salamanca 21 de abril

Actividad ELU en Salamaca

Por:

Abraham Velarde, 4º ELU

“Feria” fue el motivo y Ana Iris Simón la excusa perfecta. Hace unos días los elus de Salamanca, de la mano de nuestra mentora María García Mejías y de Juan Serrano celebramos una tertulia online, si bien las ideas traspasaron de sobra las pantallas de cada uno, a propósito del Café Newman en el que la autora había sido entrevistada por nuestro director académico.

La identidad y la libertad son dos constantes en la reflexión universitaria, y por ende, en la ELU. También lo fueron en esta amable conversación donde hubo ocasión de distinguir interesantes conceptos con eminente explicación filosófica pero sobre todo con gran fuerza experiencial: la libertad “de” y la libertad “para” y cómo la multitud de opciones que hoy día tenemos disponible dificulta la ejecución de nuestra libertad de elección, algo que como se ve -o mejor dicho, se lee en Feria– evidencia la multitud de medios para comunicarnos al mismo tiempo que nos falta la verdadera conversación.

Entre otros temas que ocuparon el encuentro destacaron el auto reconocimiento como “libre” en el momento que los problemas no impiden el disfrute vital, los postulados de Sartre sobre el error que supone la libertad radical en la que el otro es mi límite, la condición de posibilidad de contar con lo anterior para ser libre y la libertad como vínculo y origen. Y como es habitual, una recomendación cinematográfica que compartimos con vosotros: Into the Wild.

Apunta Adolfo que la actividad “sirvió para tranquilizar el espíritu —en cuanto que su aporte fue de encuentro, referencias y verdad— a la vez que para inquietarlo, obligándonos a lanzar nuevas preguntas y traer a la realidad personal y práctica lo descubierto”.

Y todo al amparo de la historia real que despertó en Belén lo que expresó como “un reflejo de mi realidad”, arrojándonos a todos a las ganas de la gran conversación, esa que es inagotable e inabarcable pero tan verdadera que siempre conmueve y apetece y que esperamos repetir muy pronto con todos, con la misma ilusión pero sin pantallas de por medio.

Un abrazo a todos.

Vida ELU Encuentro final

Beers & Books – Una gran obra merece un gran final

Por:

Natalia Aldaba y Marta Morcillo, 2º de la ELU

Varios integrantes del grupo de Beers & Books nos reunimos de manera online el pasado 25 de abril alrededor de la figura de Carlos Romero, profesor de Historia moderna en la Universidad Francisco de Vitoria. Además, contamos con la presencia de Susana Sendra y Santiago Huvelle, principales promotores de esta iniciativa ELU.

Quizás no conozcas Beers & Books: se trata de un grupo de elus y no elus que se reúnen alrededor de una obra literaria, en este caso, 1984 de George Orwell. A lo largo del mes tenemos una serie de encuentros semanales o ‘’mini-Zooms’’ donde compartimos nuestras impresiones sobre los capítulos de esa semana porque, como Carlos Romero dijo, se trata de un libro en el que «uno saca petróleo de cada página». El broche final de este camino lo pone el encuentro con profesores y ponente, tal y como sucedió el pasado 25.

Esta reunión comenzó con la presentación de Carlos Romero por parte del equipo. Después, Carlos nos dibujó una serie de claves para ahondar en el conocimiento del libro como, por ejemplo, por qué triunfan las distopías como 1984 actualmente, por qué es importante reescribir la Historia y el tema de la abolición de la intimidad.

El formato principal de estos encuentros se basa en el diálogo: no es tanto un formato vertical, sino horizontal donde todos podemos participar (como todo Beers & Books, básicamente). Debido a la suerte de contar con un profesor como Carlos, pudimos tener un diálogo guiado, de forma que conseguimos sacar fruto a las preguntas que nos lanzaba. De esta manera, terminamos de comentar los temas más relevantes de la obra, tales como la importancia del lenguaje para el pensamiento, la importancia de la identidad reflejada en el pasado, la cuestión de la intimidad en la persona, la canalización del odio, la Verdad, la libertad o el pensamiento crítico.

Creemos que, aunque fue una magnífica oportunidad para escuchar a alguien entendido en la materia, se complementa de una manera estupenda con las reuniones semanales antes comentadas. Muchos de los temas secundarios y detalles del libro quedarían sin comentar si no fuera por estas.

Ha sido un verdadero placer compartir con el pequeño equipo de elus que hemos formado Beers & Books semanalmente, así que muchísimas gracias por acompañarnos en este proyecto tan bonito.

Además, este mes de mayo estamos leyendo Cartas del diablo a su sobrino, de C.S. Lewis, que también ha traído de la mano a nuevas incorporaciones; es muy ilusionante ver cómo la pequeña familia lectora va creciendo. De nuevo, muchas gracias.

¡Nos vemos!

Vida ELU libro_descargable_667

Cuaderno de Bitácora – Macbeth

Por:

De la libertad en Macbeth

Natalia Aldaba Petrina, 2º de la ELU

Vivimos en un mundo con una riqueza cultural y una variedad maravillosas. Gracias a ello, las personas somos muy diferentes en nuestra manera de pensar, sentir y actuar. No obstante, hay algo esencial en nuestra naturaleza que nos une: la libertad. Vivimos en la constante necesidad de tomar decisiones, elegimos en todos y cada uno de los ámbitos y momentos de nuestra vida y, en una última instancia, elegimos incluso la actitud con que afrontarlos.

Shakespeare, como uno de los autores más importantes de la Literatura, no pasó este hecho por alto y decidió escribir sobre el gran tema en su obra Macbeth (1606). En ella, el protagonista- uno de los caballeros del rey- es visitado por unas brujas que como si de oráculos se tratasen, le vaticinan que será proclamado rey. Macbeth entonces se ve tentado por la posibilidad de matar al monarca para ostentar su poder. Gran parte del comienzo de la obra trata el dilema presentado al personaje principal que refleja la importancia de nuestras elecciones y sus consecuencias.

De esta manera, el autor opone la libertad de los protagonistas a la fatalidad predicha por los oráculos. Aquellos que optan por el mal teniendo plena consciencia de sus actos son atacados por su propia conciencia moral. Shakespeare nos muestra así unos personajes que, atrapados por un círculo de mal, van perdiendo libertad, y junto a ella pierden el sentido. Muestra cómo la ira deshumaniza al ser humano y lo convierte en un monstruo, o cómo la pérdida de uno mismo arrastra hacia el camino de la locura y a las decisiones más desesperadas, acabando en una pérdida del yo. En contraposición, también se puede ver a través de varios personajes la importancia del buen uso de la libertad: quien elige el bien, haciendo caso omiso de los vaticinios, es acompañado de sus seres queridos y persiste en la búsqueda de sus ideales.

La libertad y el sentido en relación a la identidad de uno mismo fueron para mí los temas claves encontrados en esta gran obra. Recomendaría la lectura de esta obra a cualquiera, puesto que además es idónea por su brevedad y por pertenecer al género teatral, que muchas veces acompaña en la imaginación del universo propuesto por el autor.

Quizás no exista mejor momento para leer esta obra, ahora que se está empleando tantísimo el término “libertad”. Puede que sea el momento perfecto para recordar lo que realmente significa, también dentro de la sociedad, y valorar si se contempla en su totalidad o si, por el contrario, estamos cayendo en discursos rápidos y vacíos. Ojalá hagamos un buen uso de la libertad para que podamos seguir buscando nuestro sentido.

Vida ELU descarga

ELUMNI UFV te invita a su DO IT!: La aventura de emprender en el campo de la medicina y la tecnología.

Por:

El Dr. Ignacio H. Medrano, Licenciado por la Singularity University (Silicon Valley), es neurólogo en el Hospital Ramón y Cajal y fundador de Mendelian y Savana por los que obtuvo el Premio Princesa de Girona en 2019.

Desde ELUMNI, el proyecto de la Universidad Francisco de Vitoria para antiguos alumnos de Escuela de Liderazgo Universitario han organizado un encuentro con él el próximo 28 de abril a las 20.30 hrsvía zoom,  para hablar de emprendimiento, de medicina y tecnología, pero sobre todo de cómo se pueden generar ideas que dejen el mundo un poco mejor de lo que nos lo encontramos, tal y como él mismo ha comentado en alguna ocasión.

Aunque las actividades de ELUMNI son para egresados ELU, en esta ocasión, poder escuchar uno de esos testimonios que inspiran e impulsan y que hacen volver la mirada, de nuevo, hacia lo importante es un privilegio, así que si eres alumno de la ELU actualmente y quieres asistir, escribe a Sabrina Lucas – s.lucas@ufv.es – para que te haga llegar el enlace a la sesión.

Estamos seguros de que a pesar de no ser emprendedor, o de que el ámbito de trabajo o estudios en el que estás no sean la medicina o la tecnología, conocer de primera mano cómo la Inteligencia Artificial puede mejorar la vida de las personas y cómo se puede emprender y conseguir lo que el Dr. Ignacio H. Medrano ha conseguido, es una oportunidad para cualquiera.

 

Vida ELU BRU 1

Elus por el Mundo – Ignacio Pueyo

Por:

¡Hola de nuevo a todos!, aunque muchos ya nos conocemos, soy Ignacio Pueyo. Casi ya exalumno ELU, ¡qué vértigo pensar que esto se termina en nada!

Estudio 4º de Medicina en la Universidad de Zaragoza, y desde septiembre estoy de Erasmus en Bruselas, en la ULB (Université Libre de Bruxelles) para realizar este extraño curso académico afectado por la pandemia.

La verdad que podría contaros que está siendo un curso muy bueno, o muy malo depende desde qué perspectiva lo mires, pero voy a intentar ser plenamente objetivo contándoos mi experiencia.

BRU 6

Todo empezó por el ya lejano mes de septiembre, donde después de escuchar las mil anécdotas de mi querido amigo Enrique Mochales (también 4º ELU) que estuvo en este mismo destino el curso anterior, uno se piensa que va a poder visitar todos los destinos lejanos y cercanos que ofrece este interesante destino de Erasmus. Pero cuando apenas llevábamos un mes disfrutando de buen tiempo y terrazas, nos cierran todo por la nueva ola de la pandemia. Ya todos sabéis de sobras lo que conlleva. Y así llevamos hasta la fecha en la que os escribo a mediados del mes de abril. Bares, restaurantes y clases llevan cerrados a los estudiantes universitarios durante todos estos meses. Así pintado puede parecer un Erasmus muy desolador respecto a lo que la mayoría de nosotros podríamos tener en mente a un año normal.

Pero lo cierto es que también está teniendo muchísimas cosas buenas. Estoy viviendo en una residencia de estudiantes internacionales en pleno centro de Bruselas y he podido disfrutar de todos los alrededores para hacer planes con ellos. Vivimos a ocho minutos andando de la Gare Central, y al no haber impuesto confinamientos perimetrales entre regiones, hemos viajado por todo el país muchos fines de semana. Entre ellos, Brujas, Gante, Amberes, Dinant, Namur, Spa…. y seguro que me olvido algún sitio más. Y, al tener frontera cerca con otros países, también hemos podido visitar Luxemburgo, Amsterdam y espero que dentro de poco París y Colonia. La verdad que ha sido una oportunidad muy buena para conocer el país a fondo.

Y lo mismo ha pasado con la gente de la residencia. Las personas con las que he compartido todos estos meses hemos convivido más intensamente que en un Erasmus normal, y ha sido una buena oportunidad para conocerlas de verdad, y creo que la amistad con ellas perdurará por esto mismo. De hecho, he convivido todos estos meses casualmente con una persona del Fin de Semana de Selección de mi promoción Becas XII.

Respecto a la parte académica la verdad que no he podido tener más suerte. Bélgica ha sido de los pocos países europeos que no ha interrumpido las prácticas clínicas para sus estudiantes de medicina. Y la verdad que esto ha sido sin duda lo mejor de mi Erasmus. Para los que estudiéis medicina no sé cómo serán las prácticas en vuestras facultades durante los primeros cursos, pero en Zaragoza no tenemos prácticamente ni una práctica clínica hasta el segundo semestre de 5º. Aquí en Bélgica nos dan mil vueltas. Los estudiantes desde 2º de carrera hacen “stages” = prácticas clínicas en hospitales como enfermeros. Al llegar a 4º la mayoría saben perfectamente hacer extracciones de sangre, suturar heridas, realizar gasometrías, completar dosieres con anamnesis completas… Es una enseñanza mucho más práctica, de hecho en la ULB para graduarse deben completar 40 guardias nocturnas en urgencias, por las cuales te pagan entre 30-50 euros cada una.

BRU 5

Yo en principio me apunté a dos meses completos de prácticas de 8:30 a 16:00, que hay que compaginar con exámenes si estás en 4º. Pero visto al final la situación de la pandemia, y que no se podían hacer muchos planes de ocio, he acabado realizando cuatro meses enteros de prácticas en radiología, neurología, gastroenterología médica y oftalmología. Estas, si eres erasmus, se pueden solicitar aleatoriamente por una lista de preferencias y siempre son de cuatro semanas de duración.

La verdad que el primer mes de prácticas en noviembre-diciembre se hizo duro. En septiembre yo aterricé en Bélgica con un B1/B2 de Francés bastante oxidado, y para colmo algunos pacientes más ancianos hablaban en Neerlandés durante las consultas. Aquí en Bélgica son los dos idiomas oficiales y hay que hablarlos para poder trabajar en hospitales, aunque como estudiante solo te exigen el francés. Lo bueno es que antes de empezar las prácticas la propia universidad te ofrece clases de francés médico. Y la verdad que, a día de hoy, después trabajar a diario 4 meses en francés he podido mejorarlo muchísimo.

Sobre todo lo mejor ha sido renovar verdaderamente mi vocación por la medicina. Durante el mes de marzo en las prácticas de gastroenterología la mayoría de pacientes estaban muy enfermos, y tenían las visitas de familiares muy restringidas por el Covid-19. Poder pasar un rato con pacientes, hablar con ellos tranquilamente y que incluso algunos te digan que les has alegrado el día es verdaderamente muy reconfortarte. Y te das cuenta de la suerte que tendremos el día de mañana en poder trabajar en una profesión tan humana y agradecida. En el mismo mes, tuve la mala suerte de aprender también a gestionar la muerte de un paciente, pudiendo comprobar y certificar a los pocos minutos su fallecimiento con el médico.

BRU 3

Por todo lo contado hasta el momento, el balance a nivel personal de esta experiencia ha sido muy positivo. De hecho, me daba tanta pena que se terminase que apliqué hace poco a otro Erasmus. Y tengo la suerte de haber sido aceptado el año que viene a realizar otro con prácticas clínicas muy interesantes en LMU (Ludwig-Maximilians Universität de Munich).

Espero que no me guste tanto, y que me aleje de España temporalmente. Ya que a nivel de investigación y docencia estos países realmente ofrecen muy buenas e interesantes oportunidades.

Espero que todos os encontréis muy bien, y que podamos vernos dentro de poco.

Un abrazo grande,

Ignacio

Vida ELU 91E3n5QLMYL

Cuaderno de Bitácora – El camino

Por:

Silvia Tévar, 3º de la ELU.

Título: El camino
Autor: Miguel Delibes (1920-2010)
Año: 1950
Editorial: Austral
Ciudad: Barcelona
Número de páginas: 272

17 de octubre de 1920. Valladolid. Número 12 de la acera de Recoletos. Su obra: un auténtico tesoro de novelas, ensayos, artículos, relatos y libros de caza y viajes; un antes y un después en el rumbo de nuestras letras. ¿Quieres más pistas? Dieciocho premios, entre los que se cuentan el Premio Nadal (1948), el Premio Nacional de la Crítica (1962), el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (1982), doctor honoris causa por la Universidad de Valladolid (1983), la Universidad Complutense de Madrid (1987) y la Universidad de El Sarre (1990); y, cuando parecía haber dado por zanjada su producción, el Premio Nacional de Narrativa (1999). Sí, has acertado. Su nombre es Miguel y su apellido Delibes: uno de los más grandes autores de nuestra narrativa.

Sin duda habrás escuchado hablar de Las ratas, esa sucesión de anécdotas en un pueblo desaparecido de Castilla; o quizás hayas leído algún comentario sobre El hereje, la guinda de su trayectoria. Es posible, incluso, que en algún momento te hayas cruzado con el innovador monólogo interior de Cinco horas con Mario. Sin embargo, no queríamos dejar pasar esta oportunidad para acordarnos de El camino, esa obra con la que nuestro autor encuentra su verdadero camino —valga la redundancia— como novelista.

La trama se articula a través de una retrospección: Daniel, también conocido como «el Mochuelo», experimenta su última noche en el pueblo. Por ello, recuerda poco a poco cómo ha sido vivir en ese espacio que le ha visto crecer y madurar, en ese valle que lo es «todo para él». Su padre, el quesero, quiere que su hijo progrese, que vaya a la ciudad para formarse y «ser alguien». Sin embargo, nuestro protagonista prefiere quedarse en ese lugar en el que ha aprendido «la emoción de la consanguinidad», en el que ha descubierto qué significa el amor platónico, la amistad, el cariño verdadero, y que «la voluntad del hombre no lo es todo en la vida».

Así, junto a él, los lectores vamos a recorrer los campos, a saltar las vías de los trenes, a bañarnos en la Poza del Inglés, a pasear por el prado de la Encina. Vamos a robar manzanas, a «pescar cangrejos a mano», a jugar con tirachinas entre «las zarzamoras y los bardales». Acompañados de Roque —para los amigos el Moñigo— y de Germán, el Tiñoso, comprenderemos que los leones «son más grandes que los perros», que las madres llevan «leche en la barriga» y que «la vida es rara, absurda y caprichosa». Descubriremos que las fronteras y los puntos de encuentro entre la vida y la muerte son imprevisibles y que no entienden de razones: «Sentía que algo grande se velaba dentro de él y que en adelante nada sería como había sido».

En efecto, en El camino reaparece ese miedo a la muerte, ese temor a «dejar o ser dejado» que obsesionó a Miguel Delibes durante toda su vida y que ya se refleja en La sombra del ciprés es alargada (1948). El tema vuelve a ser el mismo: una amistad infantil truncada por la muerte. Sin embargo, esta vez nos acercamos a él a través de una mirada inocente, infantil, que refleja la conciencia de todo el pueblo (Vilanova, 1951). De hecho, es aquí donde reside la importancia de El camino. Con él, Miguel Delibes abandona esa «máscara de grandilocuencia» que había caracterizado su anterior producción y apuesta por la sencillez, la naturalidad, el vocabulario llano, el «escribir como hablo» (Delibes, 2011), y, en definitiva, por la búsqueda de la autenticidad.

A esto debemos añadir la maestría con la que capta hasta los más mínimos detalles de la vida cotidiana. Gracias a ellos, los lectores nos vemos envueltos en ese ambiente provinciano y castellano tan característico de sus obras. Se trata, una vez más, de la unión de «un paisaje, un hombre y una pasión» (Sotelo, 1995, p. 5). No en vano, Carmen Laforet apuntaba: «Por esta novela, por su sencilla belleza, yo le estoy agradecida» (Laforet, 1951, p.9, en Delibes, 1950).

Asimismo, sus personajes (las hermanas Guindilla, el que «de perfil no se ve», el Manco y Mariuca-uca, entre otros) no solo reflejan ese mundo rural a través de sus sobrenombres y acciones; sino que forman parte de su biografía. El propio Delibes (1994) señaló: «Pasé la vida disfrazándome de otros, imaginando, ingenuamente, que este juego de máscaras amplificaba mi existencia, facilitaba nuevos horizontes (…) La vida, en realidad, no se ampliaba con los disfraces, antes al contrario, dejaba de vivirse» (p. 65).

Así pues, podemos concluir que El camino es mucho más que una novela costumbrista. Se trata de un canto a la naturaleza, a esa vida rural y sencilla. El camino es, a la manera de Ortega, un auténtico «puente entre el autor y el lector», un intento de que los lectores, junto al protagonista y el propio autor, exploremos y desnudemos el corazón humano; una puerta para bucear en nuestro interior, para indagar sobre el sentido de nuestras vidas. Y es que, con El camino, Delibes nos descubre que las fronteras entre realidad y ficción son más volubles de lo que parecen, que «ser» y «escribir» son una misma acción, y que hay vidas pequeñas que encierran grandes historias. Solo hace falta buscarlas, escribirlas desde la realidad del corazón.

Bibliografía
• Delibes, M. (1950). El camino. Austral: Barcelona.
• Delibes, M. (1994, abril 23). Discurso de recepción del Premio Miguel de Cervantes [Vídeo]. Recuperado de https://www.rtve.es/alacarta/videos/premios-cervantes-enel-archivo-de-rtve/discurso-miguel-delibes-premio-cervantes-1993/2785562/
• RTVE. (Prod.). (2011, enero 28). En memoria de Miguel Delibes [Vídeo]. Recuperado de https://www.rtve.es/alacarta/videos/en-memoria-de/memoria-migueldelibes/748603/
• Laforet, C. (10 de febrero 1951) «La libertad de leer». Destino. Recuperado de https://arca.bnc.cat/arcabib_pro/ca/catalogo_imagenes/grupo.do?path=1337919 (17 octubre 2020).
• Vilanova, A. (1951). “El camino”, de Miguel Delibes. Destino, 705, pp. 14-15.

Vida ELU Web

Marta Morcillo participa en un ‘TED circle’

Por:

Marta Morcillo Martínez, 2º ELU.

Estoy convencida de que has escuchado hablar de las TED talks. Seguro que hasta tienes alguna favorita que le recomiendas a un amigo de vez en cuando. Lo que no estoy tan segura es de si sabes lo que son los TED circles.

Los TED circles nacen como actividad relacionada con TED talks. En estos ‘’círculos’’ lo que se trata es de ver una ponencia simultáneamente todos los participantes. Después, se comenta entre todos para sacarle su máximo jugo.

El pasado miércoles 31 de marzo nos reunimos de manera telemática en un Ted circle para hablar sobre la ponencia Why I’m a weekday vegetarian? de Graham Hill. Comenzamos viéndola (dura unos 6 minutos) todos juntos. Luego los moderadores propusieron un momento de compartir nuestras impresiones sobre la ponencia. Después, propusieron distintas preguntas (que, por cierto, no eran fáciles de contestar) para que hablásemos entre nosotros. En total duró 1 hora, ¡pero se nos hizo cortísimo!

La verdad es que fue una experiencia muy guay y al alcance de la mano. Vamos, que no había excusa. El tema que trataba esta ponencia es uno que me interesa especialmente: cómo hilar nuestra vida cotidiana con la protección del medioambiente. Lo que más me gustó es que no era la única que estaba interesada en esto. Las personas con las que tuve la inmensa suerte de compartir esa hora me enseñaron muchísimo. Y que no eran solo vegetarianos o veganos, había de todo; principalmente, compartíamos las ganas de hablar y debatir.

La propuesta de los TED circles la conocí a través de TEDxUValencia, un programa dedicado a conferencias locales organizadas de forma independiente que permite disfrutar de una experiencia similar a las TED talks. He tenido la inmensa suerte de que este evento se organice en mi universidad, pero vosotros tenéis la inmensa suerte de que muchos TED circles se hagan online. Así que estés donde estés, tienes cabida para vivir la experiencia universitaria en el ágora con estudiantes y personas muy diversas que comparten tu interés por un tema. La verdad es que me sentí un poco más cerca de la universidad al tener espacios donde crecer fuera de lo académico (que no digo que esto último no sea necesario) de la mano de otros universitarios.

Tengo entendido que se suelen hacer bastantes a la semana, sino, mirad en el Instagram donde lo encontré yo (@tedxuvalencia) porque ahí resuelven dudas y anuncian las siguientes. Hay plazas limitadas para cada circle, así que ¡no dudes en apuntarte en el que te interese! Yo de lo que no dudo es de que vuelva a participar en otro porque la experiencia fue muy enriquecedora. ¡Ojalá coincidamos!

 

Vida ELU Imagen1s

Los elus de Sevilla visitan el Alcázar

Por:

Celia Martínez Sillero, 2º de la ELU.

El pasado 27 de marzo, en Sevilla, los elus aprovechamos el inicio de la Semana Santa para reencontrarnos tras el Finde ELU y ponernos al día. Tras varias propuestas, que muchas quedan pendientes, decidimos ir al Alcázar de Sevilla. Parte de la magia de este lugar, es que, aunque ya lo hayas visitado no deja de asombrarte las próximas veces que vas. Así lo vivimos toda la plantilla sevillana con las incorporaciones de Pedro que volvió por unos días de Santiago aprovechando las fiestas y Diego Atanasio que no quiso perderse esta quedada.

Imagen2s

El Real Alcázar nace durante los tiempos de Híspalis. Es muy curioso cómo, debido al paso de tantas civilizaciones por la ciudad, el conjunto presenta una fascinante fusión de estilos artísticos que confluyen o chocan según en que zona se esté. Han dejado su legado tanto godos como Abderrahmán III an-Násir, Alfonso X, Pedro I, Carlos V hasta Borbones del siglo XIX.

Durante la visita estuvo muy presente el protocolo COVID-19. Se nos propuso un recorrido para avanzar por el Alcázar que nos ayudó a apreciar la evolución artística que se ha comentado. Fue muy interesante que cada uno de nosotros recordaba alguna anécdota curiosa distinta del lugar y fuimos contándolas para la sorpresa de los otros.

Los Jardines del Real Alcázar también son impresionantes. Aun estando en pleno casco histórico, abarcan mucho y están llenos de fuentes, esculturas y plantas de todo tipo. Nos detuvimos durante un rato para comentar cómo iban los proyectos de los de último año, nuestras inquietudes y algún que otro debate que no suele faltar en los encuentros de la ELU.

Finalmente, a la salida nos decidimos por alargar la quedada, dar un paseo y continuar la marcha. Desde Sevilla invitamos a todo el que pueda que no se pierda este lugar, una parada obligatoria en la ciudad que estamos seguros que no os defraudará. Y si venís, ¡avisad! Estaremos más que contentos de veros y mostraros nuestra ciudad.

Vida ELU Speed Dating

Algunos elus de Madrid participan en una actividad online

Por:

“Ante situaciones atípicas y difíciles, los ELUs tendemos a intentar cosas distintas y a crear para evitar quedarnos parados. Eso mismo fue lo que pasó cuando el pasado 10 de marzo nos animamos a hacer un Speed Dating entre los mentorandos de Ainhoa/María en Madrid. Durante una hora, nos pusimos a conocer todo tipo de cosas los unos de los otros, desde nuestro tipo de pizza favorito al momento más gracioso de nuestra vida. Las risas no pararon y entre pregunta y pregunta, nos acercábamos más e íbamos formando red.

Estando ya en 4º, uno no puede evitar recordar cómo era todo cuando se encontraba en 1º y no conocía a tanta gente. Este tipo de encuentros son aquellos que te descubren lo más valioso que la ELU puede aportarte: el otro. Para mí, lo mejor de la velada fue ver como personas de distintos años y distintos contextos iban conociéndose e iban quedándose con ganas de seguir haciéndolo. Ese sentimiento tan bonito, es el que creo que caracteriza a los ELUs, y por ello estoy tan contento de haber podido participar en un evento como este”.

Pablo de Anta

“Unos días antes del Fin De Semana, algunos de los elus del grupo de Ainhoa y María nos reunimos para participar en un speed dating online organizado por Pablo de Anta, nuestro delegado. Duró aproximadamente una hora en la que nos conectamos a diferentes salas en intervalos de cinco minutos siguiendo un planning. En cada una, éramos entre dos y tres personas que, a partir de unas preguntas guía, pudimos conocernos un poco más.

Personalmente, creo que lo más destacable de esta experiencia es el dinamismo del encuentro. Es emocionante descubrir cómo solo cinco minutos son suficientes para generar una singular necesidad de seguir conociendo al otro. Es, además, una excusa perfecta para vernos, aunque sea a través de una pantalla, y recordar que una parte fundamental de la ELU somos las personas que la conformamos”.

Belén Gundín

“Es increíble la facilidad que tenemos de establecer un enlace cuando hay afinidad. Conocí a un par de personas en el speed dating con las que después hablé en el fin de semana como si las conociera de toda la vida. La gente de primero es súper maja, muy, muy educada y simpática, así que agradezco este tipo de iniciativas para ir conociéndoles”.

Luisa Ripoll

“Miércoles 10 a las 10 de la noche, a nada de empezar el finde ELU y con ganas de conocernos. ¿Qué mejor forma que con un speed dating?

Nos juntamos unos pocos por videollamada, Pablo lo organizó super bien para que repitiésemos lo mínimo posible y nos pudiéramos conocer un poco mejor los que estuvimos.

Sinceramente creo que todos nos lo pasamos genial, fue una muy buena toma de contacto previa al finde”.

Nuria Etemadi

Vida ELU acf4bfaf-dc7a-4072-9bd7-0c219a9ad91b

Elus por el Mundo – Kike Mochales

Por:

Kike Mochales, 4º de la ELU

¡Muy buenas a todos!

Imagen1kike

Es increíble cómo vuela el tiempo. Hace 450 días estaba por esta sección de la newsletter hablando de mi experiencia en Bruselas, sin saber qué era el coronavirus y sin imaginarme que ahora os estaría hablando de mi experiencia a 9000 km de casa. Mi nombre es Enrique Mochales y estoy cursando este semestre en el Tecnológico de Monterrey, en Monterrey, México.

Cualquier persona que me conozca sabe que soy una persona muy inquieta y que disfruta muchísimo viajando. Tras mi experiencia en Bruselas, quería seguir viviendo y exprimiendo la etapa universitaria fuera de mi querida Sevilla, y entre las opciones que tenía, México era la que más me llamaba la atención. Solo había un mini obstáculo que superar: el convencer a mis padres, estando yo en Bruselas para irme a México. Pero he de decir que tampoco fue muy complicado.

Imagen2kike

¿Habéis visto la película Coco? Bienvenidos a México. Una gastronomía deliciosa a la par que picante, chilaquiles, tacos, enchiladas, mole, tequila, mezcal, margaritas…; la gente súper amable y cercana; los mariachis de Guadalajara; las playas de la Riviera Maya, las montañas de Monterrey o la cultura desbordante en Chiapas, Puebla o Oaxaca hacen de este país un país increíble. No era consciente de que me venía a estudiar tan lejos de casa, pero estaba seguro de que iba a ser una experiencia increíble y así está siendo.

Monterrey es la segunda ciudad más poblada de México, por detrás de Ciudad de México. Es una ciudad cuya extensión es enorme, delimitada por cerros y fronteriza con Texas, lo que explica la gran influencia americana que existe en la región. Un claro ejemplo de la dependencia americana fue en febrero, cuando tuvimos un temporal de heladas, llegando a estar a -11º, sin luz ni agua, ya que a Texas no le era posible mantener el suministro eléctrico para sus habitantes texanos y los del estado de Nuevo León. Y yo con mi ropa de verano… Un show jajaja.

Imagen3k

En la actualidad, Monterrey es azotada por una gran inestabilidad tanto política como social. No se recomienda el andar por la calle y cualquier traslado tiene que hacerse en Uber. No es poco habitual encontrarse con militares armados por las calles, e incluso retenes en mitad de las carreteras, donde los policías comprueban los coches uno a uno de una manera totalmente arbitraria. Pero quitando esto, y como dicen los centroamericanos, “es seguro, siempre y cuando no te metas donde no te tienes que meter”.

Vivo en un piso con un boliviano, y hago mi vida con gente de Honduras, El Salvador, Argentina, Martinica, Francia, Marruecos, Italia o Alemania, por nombrar algunos países. La pandemia ha frenado la llegada de estudiantes internacionales, pero hay muchos locos que han seguido viniendo, así que estoy pudiendo disfrutar de una experiencia increíble, aprendiendo muchísimo sobre distintas culturas y cuestionándome asuntos que daba por hecho antes.

Imagen4k

El TEC de Monterrey es la mejor universidad de México y a pesar de tener las clases online, lo estoy pudiendo comprobar. Estoy cursando seis asignaturas de Derecho y estoy exprimiendo y sacándole mucho partido a (casi) todas las clases. Los profesores están altamente preparados, y son muy cercanos y atentos, aunque también tendrá algo que ver que sea el único estudiante extranjero en las clases. Me da pena no haber podido conocer el campus, ya que es verdaderamente increíble, pero confío en que el semáforo epidemiológico permita la reapertura de este antes de que termine mi experiencia mexicana.

¡Por último toca hablar de los viajes! En un primer momento, antes de venir, estaba ansioso por conocer América del Sur, hasta que llegué a México y comprobé como esto no era Europa: no existía Ryanair (como es lógico) y las distancias eran larguísimas. Por lo que decidí conocer lo máximo de México posible, que no es poco. He tenido la suerte de conocer las playas de Puerto Vallarta y Sayulita, en Jalisco y Nayarit; la cultura de Guadalajara; degustar el Tequila en Tequila; hacer snorkel en los cenotes de Mérida; asombrarme con Valladolid y Chichén Itzá (una auténtica maravilla), en Yucatán; y por último descansar en la Riviera Maya, estando en Cancún y Tulum, el famoso Caribe mexicano, al cual sinceramente no tiene nada que envidiarle mi Puerto de Santa María.

Imagen5k

Está siendo una aventura increíble, antojada complicada de primeras debido a la incertidumbre existente y a ese “miedo” que siempre se tiene al desplazarte solo a vivir a otro lado del mundo sin conocer a nadie. Pero en esto también está la magia y lo que hace que esta experiencia sea tan atractiva. Este aprendizaje constante de gente tan distinta a ti que te llena y te complementa tanto, demostrándote que hay mucho más allá además de la “visión europea” del mundo. La suerte de poder vivir en un país que podría ser una auténtica potencia mundial, pero que debido a los problemas relacionados con el narcotráfico y la altísima dependencia de Estados Unidos, hacen que este no lo sea. Y por último, hace darte cuenta y reafirmarte de la suerte de lo que tenemos en casa, que creedme que no es poco.

Ya solo queda disfrutar de los tres meses que me quedan a este lado del charco y exprimir la experiencia a tope. Eso sí, teniendo mucho cuidado con el virus que aunque parezca que aquí no existe, la situación sigue siendo muy delicada. Si alguien tiene dudas relacionadas sobre realizar un intercambio a México o algo en que pueda ayudar, ¡estoy aquí para lo que haga falta!

Imagen6k

¡Os dejo que se me calienta la margarita!

Un fuerte abrazo a todos, cuidaos mucho y nos vemos prontito (espero).

Vida ELU cien-años-de-soledad-1280x720

Cuaderno de Bitácora – Cien años de soledad

Por:

Joel González, 1º de la ELU

«Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de 20 casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo».

Con estas maravillosas líneas empieza Cien años de soledad (1967), la obra maestra de Gabriel García Márquez y de la literatura hispanoamericana. “El Quijote de nuestro tiempo” según Pablo Neruda. Es un comienzo característico del realismo mágico de Márquez, un movimiento literario caracterizado por mostrar lo irreal como común y donde el tiempo no es necesariamente lineal, entre otras cosas. Podemos observar algo parecido en Crónica de una muerte anunciada, otra obra del autor colombiano, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1982.

La novela narra la historia de la familia Buendía durante siete generaciones. Una familia común en los inicios del libro, pero que cada vez se hace más peculiar y que está, sin saberlo, condenada. Está formada por José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán, un matrimonio de primos que se ve obligado a abandonar, junto a otros vecinos que les acompañan, su antiguo pueblo debido al asesinato de un hombre a manos del marido. Algo peculiar de esta familia es la repetición de los nombres de José Arcadio y Aureliano durante todas las generaciones. Un ejemplo es el del coronel Aureliano Buendía, quien tiene diecisiete hijos con distintas mujeres y a todos los llama Aureliano.

Como bien se puede predecir por el título de la obra, la soledad es uno de los temas más recurrentes a lo largo de las páginas, tanto por el aislamiento del pueblo de Macondo del resto del mundo como por el destino de la familia a padecer soledad. Otros temas notables son el incesto, que conlleva que algunos familiares nazcan con una peculiar cola de puerco; la adopción e inclusión familiar, adoptando a una pequeña que aparece ante su puerta; la cotidianeidad; el amor y los efectos que produce, como los celos, la euforia y el deseo; los grandes inventos, presentados por el viajero Melquíades, de gran importancia en la novela; la vejez y la nostalgia que esta produce; el olvido por parte de los demás cuando uno envejece; y la muerte.

Se me ocurren innumerables razones por las que vale la pena leer este libro: la belleza de la escritura, el extraordinario desarrollo de los personajes o las reflexiones que plantea. Pero, sobre todo, la más destacable es que mientras lees este libro pasas a formar parte de él, convirtiéndote en un personaje más y, cuando lo terminas, es este quien pasa a formar parte de ti. Cuando leas Cien años de soledad, no vas a poder olvidarte de él.

Vida ELU BIENVENIDA-MACA

La ELUMNI Macarena Fernández Chacón se incorpora a la UFV

Por:

Macarena Fernández Chacón, antigua alumna ELU de la 6ª promoción, se incorporó el pasado mes de febrero al cuerpo docente de la UFV y no podemos estar más orgullosos de ello.

Macarena que defendía su Tesis Doctoral hace unos meses, seguirá compaginando su labor de investigación junto con su labor en la Universidad Francisco de Vitoria como profesora de la asignatura de Bioquímica en el Grado de Ingeniería Biomédica y como profesora de prácticas de Bioquímica y Metodología de la Experimentación en el grado de Biomedicina.

Para que conozcáis un poco más de su trayectoria os diremos que se graduó en Biotecnología en la Universidad Pablo de Olavide y que realizó la defensa de Tesis Doctoral en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, obteniendo la nota de Sobresaliente Cum Laude.

En su tesis doctoral, Macarena ha investigado el impacto que tienen determinados tratamientos contra el cáncer en el sistema cardiovascular, con el objetivo de conocer tanto sus efectos secundarios como los mecanismos moleculares que los controlan; esto permitirá la mejora de algunas terapias y el desarrollo de otras más específicas.

Durante este tiempo, también se ha especializado en Bioinformática y Big-Data en la Universidad de San Diego (California), y ha publicado -como primera autora y coautora- en revistas de alto impacto como Nature, Cell y Nature Communications.

Además, parte de su investigación ha generado una patente internacional, en la que se recoge la generación de una nueva herramienta genética que permite modificar y comprender la función de los genes.

Macarena, desde ELUMNI UFV queremos darte la enhorabuena y decirte que es todo un placer tenerte de nuevo en casa.

Vida ELU Imagen1

Una gota de agua más – OAN International

Por:

¿QUIÉNES SOMOS?

Somos una ONG española-beninesa fundada en 2014 con el objetivo de conectar el mundo de la universidad con la cooperación internacional para el desarrollo mediante la realización de trabajos fin de grado y fin de máster que sirvan de apoyo en los proyectos que realizamos y que doten de un rigor académico al trabajo implementado.

Imagen2

Nuestro origen está muy vinculado a Becas Europa y la Escuela de Liderazgo Universitario. Daniel Alfaro (Becas VIII) viajó en 2013 para hacer un voluntariado a Nikki, una región al norte de Benin, y allí descubrió una realidad que le cambiaría la vida y ante la cual no podía seguir indiferente. Por ello, se unió con un grupo de amigos que había conocido en Becas Europa (Álvaro Pascual, Íñigo de Pablo y Tamar Taibo) y decidieron viajar juntos a Nikki para hacer un análisis riguroso de las necesidades de esta región y ver de qué manera, como jóvenes universitarios, podían ponerse al servicio de esta población. Después de este viaje, crearon OAN International, organización a la que se sumaron más universitarios, muchos de ellos de la Escuela de Liderazgo Universitario.

Actualmente OAN Internatioanl está formada por jóvenes con una idea común sobre el mundo que deseamos. Trabajamos por un modelo de cooperación sostenible y responsable. Desarrollamos nuestros proyectos en Nikki (Benin) en cooperación con la población beneficiaria mediante la propuesta e implementación de iniciativas que respondan a necesidades y demandas locales y que ayuden a la consecución de sus derechos humanos.

¿DÓNDE TRABAJAMOS?

Benín es un país situado al oeste de África, haciendo frontera con Togo al oeste, Nigeria al este y Burkina Faso y Níger al norte. Antigua colonia francesa, la capital es Porto-Novo, pero la sede de gobierno se sitúa en Cotonú, que es a su vez la capital económica y el mayor núcleo de población.

Imagen3

La esperanza de vida al nacer es de 59 años, que con un PIB de 8.747 millones de dólares (1.900 dólares per cápita), un 36,2% de la población viviendo debajo de umbral de la pobreza, le confieren un índice de desarrollo de 0,476, ocupando la posición 165 de 187 países. Benín cubre un área de aproximadamente 115.000 kilómetros cuadrados, con una población de aproximadamente 10.448.6472 metros cuadrados.

Benín es una nación subsahariana, altamente dependiente de la agricultura. Está dividido en 12 departamentos y subdividido en 77 comunas. OAN International trabaja en Nikki, una de las comunas del departamento de Borgou, tiene una población de unos 150.000 habitantes, y una extensión de unos 3.000 km2 (similar a la provincia de Álava). La comuna se divide a su vez en los arrondissements de Biro, Gnonkourokali, Ouénou, Sérékalé, Suya, Tasso y Nikki. En cuanto a población está distribuida uniformemente entre todos excepto Nikki, que tiene una población de unos 70.000 y Suya de unos 8.000, acogiendo el resto a unas 15.000 personas cada uno.

Se trata de una de las zonas más rurales y con menos recursos de la nación, con una proporción de personas viviendo bajo el umbral de la pobreza mayor que la media del país.

¿QUÉ HACEMOS?

Desarrollamos proyectos en diversos ámbitos, siempre en cooperación con las organizaciones beninesas. Nos centramos en cuatro grandes ámbitos:

Imagen4

Políticas sociales, con proyectos que persiguen la autonomía económica de las mujeres a través de la comercialización de manteca de karité manufacturada por cooperativas de mujeres bajo la marca Nikarit o la prestación de microcréditos para el emprendimiento de iniciativas de mujeres.

Sanitario, centrándonos en proyectos en torno la salud materno infantil, la malnutrición y la malaria, con sesiones de promoción de la salud y colaboración con las instituciones sanitarias locales.

Imagen5

Infraestructuras, energía y agua, trabajando en el acceso a agua potable con la reparación de los puntos de acceso a agua ya existentes y la construcción y distribución de biofiltros de agua; la comercialización de energía solar para facilitar el acceso entre la población; o la recogida y tratamiento de residuos.

Agronomía, siendo esta la principal actividad económica del país y estando estrechamente relacionado con la alimentación y la salud de la población. Para ello desarrollamos proyectos en formación a cooperativas de agricultoras, acceso a semillas y productos biosanitarios…

Misión

OAN International acompaña a los agentes de desarrollo de la comuna de Nikki, a través del intercambio de conocimientos, y trabaja en la creación conjunta de un modelo de cooperación sostenible, responsable y replicable.

Imagen6

Visión

Como organización, ratificamos la apuesta por las personas y la coherencia entre compromiso ético y acción como los ejes básicos que guían nuestro trabajo. Entendemos que habremos llevado esto a cabo si logramos:

Imagen7

Proyectos de desarrollo que aspiren a la autogestión y el liderazgo autónomo local a través del trabajo conjunto con los agentes locales del desarrollo de Nikki; proyectos que den respuestas a demandas de los mismos sobre necesidades analizadas y consensuadas, todo ello mediante actuaciones juiciosamente pensadas, cuidadosamente implantadas y rigurosamente evaluadas.

Sensibilización, educación al desarrollo, lucha por la generación de un espíritu crítico e informado y acción política sobre las relaciones norte-sur en nuestro medio; planteamiento de un modelo de cooperación sostenible y extrapolable a otros lugares, basado en el protagonismo local en consonancia con las estructuras estatales ya establecidas; trabajo por visibilizar las realidades de los países en situación desfavorecida, promoción de reflexiones en torno a la causa de esa situación y defensa de nuestros valores.

Valores

Imagen8

Afirmamos nuestro COMPROMISO con las personas y con nuestra misión a través del esfuerzo y la entrega en nuestro día a día, porque creemos firmemente en que la sostenibilidad y los logros de nuestras acciones radican en la responsabilidad que adquirimos.

Trabajamos desde la TRANSPARENCIA y la información pública como garante de la calidad de nuestra actuación.

Creemos en la JUSTICIA SOCIAL, que entendemos como el reconocimiento y creación del contexto que permita a todas las personas el pleno ejercicio de todos y cada uno de los derechos humanos.

Actuamos desde la HUMILDAD del respeto a las personas con las que trabajamos.

Buscamos la COHERENCIA entre nuestras acciones y aquello que defendemos, ya que en ello se basará el éxito de nuestra labor.

Vida ELU 9788408146902

Cuaderno de Bitácora – “Los renglones torcidos de Dios”

Por:

Lucía Pina y Beltrán Pascual

Hoy queremos presentar “Los renglones torcidos de Dios”, de Torcuato Luca de Tena, cuya primera edición fue publicada en 1979.

Este apasionante libro narra la historia de Alice Gould, una investigadora que decide infiltrarse en un centro psiquiátrico con el objetivo de resolver un asesinato. A través de la mirada de Alice descubriremos a la “fauna humana” que habita el centro y experimentaremos la dureza de vivir en un centro psiquiátrico completamente deshumanizado.

Torcuato Luca de Tena vivió durante 18 días en un psiquiátrico de México para documentarse y poder escribir su historia. Esta experiencia le empujó a escribir un libro con un objetivo muy claro: denunciar la concepción de los centros psiquiátricos como el lugar de los excluidos, de los repudiados por la sociedad, de los reglones torcidos de Dios…

El título de la obra constituye un irónico homenaje al colectivo y constata que los enfermos mentales tienen alma, sentimientos y son tan personas como nosotros. Los enfermos mentales no son errores ortográficos, sino que son un colectivo de nuestra sociedad que merece más atención, más respeto y más humanidad.

Resulta sorprendente la capacidad del autor para involucrarte en la historia y para hacerte participar en el misterio de la verdadera locura y en el conflicto de los propios personajes.

En definitiva, en este libro se descubre que no hay mayor verdad que la persona misma.

La novela fue una recomendación de una gran amiga y hoy nos sentimos con la responsabilidad de recomendároslo también a todos vosotros para que lo disfrutéis y leáis con el mismo cariño.

Vida ELU José María Elola y Beatriz Vázquez junto a mujeres de la cooperativa Monnon

ELUMNI: Beatriz Vázquez visita la UFV

Por:

El pasado 17 de marzo, invitaron a Beatriz Vázquez, ELUMNI de la 6ª promoción, desde el Centro de Emprendimiento UFV a participar en las Jornadas de Transferencia Tecnológica para presentar NIKARIT, una empresa social que fundó junto con dos ELUMNI más durante sus años universitarios: José Mª Elola, ELUMNI de la 6ª promoción y Daniel Alfaro, ELUMNI de la 9ª promoción.

NIKARIT vende cosmética natural hecha con manteca de karité para empoderar a mujeres productoras de Benin, proteger el árbol del karité y construir un modelo de consumo sostenible y consciente
¡No dejéis de seguirles en su cuenta de IG!

Beatriz Vázquez frente al Alumni Center UFV

Beatriz Vázquez frente al Alumni Center UFV

Además desde OAN International nos invitan a ver el documental SON YARA, que os trasladará a Nikki (Benin), para conocer de cerca la vida de las mujeres en esta región, sus historias de superación y la lucha por sus derechos. No os podéis perder este video-documental, cuyos beneficios irán destinados a proyectos de cooperación y educación al desarrollo https://vimeo.com/ondemand/sonyara.

Nos encanta que tras vuestro paso por la ELU sigáis viniendo a la UFV, sintiendo que es y será siempre vuestra, y que forméis parte de ELUMNI UFV, el proyecto de la Universidad Francisco de Vitoria para antiguos alumnos de Escuela de Liderazgo Universitario.

Vida ELU Cartel ELU Pantalla

II FDS ELU_’El Juego de la política: pertenencia y libertad’

Por:

Violeta Gallego Rodríguez y Natalia Aldaba Petrina

“El juego de la política. Pertenencia y libertad”. Este título tan sugerente y de innegable actualidad daba el pistoletazo de salida al II Fin de Semana ELU 2020-2021, posiblemente uno de los más esperados, en el que el reencuentro desempeñó un papel protagonista junto con nuevas perspectivas y preguntas acerca del origen de la dimensión política humana, de la evolución de la polis, de la naturaleza del político e incluso de la justicia.

El viernes 12 de marzo, en torno a las 17:00 horas, la entrada al edificio H se teñía de un color especial, se convertía en lugar de acogida, de cariño y de esperanza. Se llenaba de elus ansiosos de disfrutar de uno de esos fines de semana que suponen un antes y un después, que te llenan por dentro de ilusión y te renuevan la forma de mirar la universidad. Tras unos minutos para recoger las mascarillas que se repartían en la entrada, nos dispusimos a entrar en el auditorio para disfrutar de una clase magistral de la mano de D. Higinio Marín. La ponencia supuso un recorrido entre tres bloques, la Prehistoria de lo político, el nacimiento de la política y la ciudadanía greco-romana como matriz de la ciudadanía europea.

DSC_0473Este viaje comenzó con una pregunta: “¿desde cuándo existe la política?”. A partir de ella surgieron todo tipo de reflexiones y cuestiones: la repercusión de la aparición de la memoria en los vínculos familiares y en la política, el papel del límite en la organización social y la posterior evolución de esta última desde la tribu a la polis, la aparición de nuevos paradigmas en la historia y la lucha actual entre el Estado y la naturaleza genealógica del individuo. Nos gustó tanto la ponencia que decidimos prescindir de los grupos de trabajo para poder compartir algo más de tiempo con D. Higinio. De una manera parecida, nuestros compañeros desde casa pudieron seguir la interesante ponencia gracias a los recursos que nos brindó la universidad.

Tras la conferencia, nos dispusimos a cenar en los grupos “burbuja” que se mantuvieron a lo largo del fin de semana, aprovechando no solo para discutir los puntos que más nos habían llamado la atención de esa primera ponencia sino también para dar la bienvenida a las incorporaciones más recientes a la ELU y conocer a personas con las que hasta entonces no habíamos tenido la suerte de coincidir.

DSC_0508

Como actividad de integración, tras la cena pudimos disfrutar de un “speed dating”. Fue una actividad tremendamente dinámica y divertida, en la que se nos brindó la oportunidad de conocer a elus de distintos cursos en esta noche de viernes. Entre pitido y pitido de silbato los elus se movían de mesa en mesa para poder dialogar con alguien diferente. Contando con una batería de preguntas y una gran organización, no faltaron los buenos momentos. Tuvimos la suerte de que pudiese hacerse tanto presencial como online, de manera que todos pudimos participar de la actividad.

Con ganas de seguir disfrutando del fin de semana, el sábado por la mañana nos juntamos de nuevo en la UFV para poder escuchar a D. Ángel Barahona en su ponencia “Poder, ideología y violencia mimética”. En ella, hablaba sobre la idea del conflicto como motor de la naturaleza humana, de la importancia de la guerra en nuestra sociedad y de cómo construimos nuestra identidad con uso de la exclusión y de la violencia. Además, hacía hincapié en la idea del aprendizaje humano gracias a la mímesis, es decir, la imitación, que necesariamente era violenta debido a la escasez de recursos en nuestro mundo.

Por último, el ponente trataba el tema de los líderes, los chivos expiatorios- que tanto hemos podido ver reflejados en la política actual- y las ideologías. Desde luego, fue una ponencia excepcional y con un tono refrescante respecto a los temas tratados habitualmente. Al acabar, nos dividimos por grupos de trabajo en las respectivas aulas- bien de la universidad, bien de Zoom- y estuvimos debatiendo y compartiendo las ideas oídas, así como diferentes temas que surgieron como el grupo, el conflicto o la libertad.

DSC_0661

Después, cada uno se dirigía al aula asignada para la clase del módulo: “Grandes libros y tradición occidental” para primero, “Ciencia y progreso social” para segundo, “La cuestión de Dios” para tercero y “Proyectos finales” para cuarto; en las que como siempre se resolvieron dudas y se explicaron algunos conceptos correspondientes a cada módulo.

Sin dejar mucho tiempo intermedio, nos dispusimos a ir al comedor para poder cumplir con los horarios establecidos. Nuevamente para la comida nos distribuimos por los mismos grupos “burbuja” para reducir la posibilidad de contagios. Quizás sea también una forma de, como siempre se nos dice, “no perdernos a nadie” y poder seguir escuchando y dialogando con personas con las que quizás de otro modo no hubiésemos coincidido.

DSC_0820

Por la tarde tuvimos la gran suerte de contar con la presencia de D. Pedro Herrero en su ponencia “La ciudad inacabada y cómo transitar por ella”, la cual se mantuvo aun con el imprevisto de la ausencia de D. David Blázquez, quien también iba a presidir la sesión. Después de unos minutos de testimonio personal, el ponente ofreció la posibilidad de entablar una conversación y de preguntar sobre cualquier aspecto que nos interesase sobre la política, sus experiencias en el Congreso de los Diputados, cómo superar el fracaso, la fidelidad al partido, el sentimiento de pertenencia y otros muchos temas que salieron a la luz mediante el diálogo. Pese a alguna discrepancia de ideas y quizás un poco de espectáculo, el ponente dio algunas claves muy importantes en temas de política, y fue un placer contar con alguien que lleva en su mochila una historia de superación, de liderazgo, de fracaso y de reconocimiento del lugar propio.

Sin contar esta vez con grupos de trabajo, nos dispusimos a disfrutar de la obra que algunos de nuestros compañeros habían preparado. Se trataba de una adaptación de las escenas de “Los juicios de Sancho” de la segunda parte de “Don Quijote de la Mancha”, el cual daba la oportunidad de reflexionar sobre qué tipo de líder era el protagonista y qué tipo de vocación le guiaba. No podemos dejar de comentar lo espectacular que fue la actuación de todos los elus que participaron y lo organizaron, fue increíble la adaptación, la caracterización y la interpretación de todos ellos. Al finalizar la obra, los actores, organizadores y nuestro director académico Juan Serrano nos dieron la oportunidad de disfrutar de un cinefórum de la misma. De entre todas las ideas que surgieron, algunas de ellas reflexionaban sobre si Sancho era un verdadero héroe, el amor en la pertenencia y la búsqueda de la Verdad y la responsabilidad en la política. ¡Una de las mejores novedades del fin de semana, por descontado!

DSC_0900

Como última actividad del sábado y más temprano de lo habitual, todos disfrutamos de la actividad de ocio preparada. Para aquellos que estuvimos en formato presencial, algunos compañeros prepararon una historia de cluedo en la que tuvimos que ir recorriendo el campus para desentrañar la historia y sacar todas las respuestas a los personajes. Al mismo tiempo, todos los que estuvieron conectados online pudieron disfrutar del “gartic phone”, un juego que se está consolidando mucho en la ELU gracias al formato online.

Ya cuando la nostalgia comenzaba a ser palpable en el aire, nos reuníamos el domingo por la mañana para poder ser partícipes del privilegio de escuchar a Dña. María San Gil y al moderador de la ponencia, D. Ignacio Pou, dialogando sobre “Memoria e identidad: cantar a los héroes”. Después de haber tratado durante el fin de semana qué era lo que movía la política de una ciudad y haber reflexionado sobre la responsabilidad, la pertenencia y el servicio a la polis; no podía quedarse en el tintero el debate sobre la necesidad de recordar los pilares de nuestra sociedad, la importancia de la libertad, el respeto hacia la democracia y, sobre todo, la importancia de hacer memoria. Si conocemos la historia de nuestra ciudad, podemos apoyarnos en ella para progresar y nunca cometer los errores pasados ni perder de vista lo que hace posible que hoy en día luzca como es.

DSC_0009

De esta manera, María San Gil hablaba de su labor como teniente de alcalde del Ayuntamiento de San Sebastián en los “años de plomo” de la banda terrorista ETA, de su experiencia como diputada en el Parlamento Vasco y de cómo ella defendía sus ideales por amor a la Verdad y a su vocación. No solo eso, sino que además contaba cómo ella luchó por amor a la pasión del amigo al que perdió, que no era nada más y nada menos que Gregorio Ordóñez, a quien ETA asesinó en enero de 1995 mientras ambos tomaban “un pintxo” en la parte vieja de San Sebastián. Qué interesante y que importante es en política recordar el respeto hacia lo ajeno, defender la verdad, mantener la ética por delante de la estrategia política, la defensa de la libertad, la lucha por la democracia y, quizás, plantearse si es digno- y posible- el perdón.

Mientras que no hubo grupos de trabajo de manera presencial por falta de tiempo y necesidad de seguir con el protocolo que ordenaba airear el auditorio, nuestros compañeros de modalidad online sí que se juntaron para hablar de lo tratado en la ponencia. Sin embargo, el fin de semana no acababa ahí, sino que todavía faltaba la actividad estrella por ser tradición en los fines de semana ELU: la asamblea, esta vez dirigida por Juan Serrano y Laura Llamas. En ella destacamos algunas de las actividades favoritas de estos días, alguna sugerencia para futuros encuentros, ideas a resaltar y reflexiones que habían surgido a raíz de todas las ponencias y actividades realizadas; todas ellas acompañadas de un efusivo agradecimiento. Esta asamblea, que nunca había sido más representativa del fin de semana pues nos recordaba al ejercicio de la democracia en la polis, se cerraba con un intervenciones de Juan Serrano y Carola Díaz de Lope-Díaz, quienes, como de costumbre, daban las últimas claves del fin de semana y agradecían la posibilidad de este encuentro a todas las personas que habían contribuido a la organización, a los profesores, miembros del comité, a los asistentes al fin de semana en ambas modalidades y a todas las personas que habían permitido nuestra asistencia, incluyendo todas nuestras familias. Verdaderamente este fin de semana nos podemos hacer conscientes de todas las personas que hay detrás trabajando para que esta experiencia sea posible. Por último, se nos daba la oportunidad de participar de la Eucaristía del domingo, que punto un punto final a estos tres días tan interesantes.

Así terminaba el que quizás sea el fin de semana ELU más agradecido en mucho tiempo, pues todos nosotros, tanto los que tuvimos la gran suerte de poder vivirlo de manera presencial como los que estuvimos en casa, teníamos unas ganas increíbles tanto de volver a vernos, si podíamos, como de volver a escuchar a todos nuestros compañeros debatir sobre esos temas tan importantes con los que reflexionar y crecer. Es este fin de semana en el que debemos mostrarnos especialmente agradecidos y esperanzados.

Después de un año tan duro en el que la ELU se ha tenido que reinventar, hemos podido demostrar que se puede seguir luchando por aquello que realmente da sentido a nuestra experiencia universitaria y nuestro crecimiento personal, siempre con respeto y cuidado hacia la situación de pandemia actual. Ojalá a partir de ahora la ELU pueda volver a ser ese encuentro en todos sus sentidos, totalmente presencial y lleno de abrazos, y que todos podamos seguir creciendo juntos, para lo cual tendremos la suerte de contar con los equipos de organización que han hecho este último posible. Que no perdamos de vista la importancia de recordar cuáles son nuestros ideales, aquello que da sentido a nuestra vida y a nuestra vocación, para que podamos seguir sirviendo a la sociedad con nuestra vida y nuestra historia.

Vida ELU 4b64ef8c-16aa-442b-852c-b1d31191f69c

Actividad ELU en Córdoba

Por:

Jaime de Juan y Jaime García

¡Hola compiELUs! El pasado domingo 7 de marzo, los compañeros de la ELU de Córdoba fuimos al museo arqueológico de nuestra ciudad, que se edifica sobre el teatro romano más grande de España. Habíamos ido en pocas ocasiones, a pesar de que es gratuito y condensa en cuestión de horas siglos y siglos de historia.

Como sabréis, Córdoba es una ciudad cuyo origen se remonta a milenios. Desde su fundación como la colonia romana de Corduba en el siglo II a.C., llegó a convertirse en la capital de la Bética y la Hispania romana (no sé por qué, también te digo, porque los romanos se derretirían a 40ºC en agosto… teniendo las maravillosas playas de Cádiz al “lao”…). En boca del reconocido escritor cordobés Antonio Gala, “Córdoba tiene casi más de romana que de mora”, ya que la herencia romana se difumina con la árabe y cristiana por toda la urbe.

Tras un breve periodo visigodo como consecuencia de la caída del Imperio Romano de Occidente, en el 716 es invadida por los musulmanes y se convierte en una provincia dependiente del Califato de Damasco. Un siglo después se viene arriba y se declara independiente en forma del Califato de Córdoba, encabezado por la dinastía Omeya. De esta forma volvió a ser la capital del mundo, siendo una de las ciudades más pobladas sobre la Tierra. Retazos de esta época se aprecian en cada esquina de la ciudad actual.

Como todo lo que sube, baja, la decadencia cordobesa comenzó con la reconquista en el s. XIII y continuó durante siglos y siglos… Pero siendo un ejemplo de la convivencia y tolerancia entre las religiones judía, musulmana y cristiana, ganándose el apodo de “La ciudad de las tres culturas”.

De nuevo en palabras de Antonio Gala: “Andalucía se ha levantado cada día durante muchos siglos diciendo: ¿Cómo se llaman los dioses de hoy? Ella ha lavado las sabanillas de los altares, ha lavado las sábanas de las camas, y ha dejado que se acuesten los conquistadores, porque ella los ha dominado a todos con su abanico. Ella ha sido la gran conquistadora de sus conquistadores”

Obras de todos estos momentos que llegaron a cambiar el curso del mundo, como si fueran manchas de café en la tela del tiempo, contemplamos en nuestra visita al museo. Aunque tampoco queremos contar más para no haceros spoiler y que vengáis vosotros mismos a comprobarlo… ¿Aceptáis la propuesta?

Vida ELU Cineforum Valencia

Cine fórum virtual en Valencia

Por:

Marta Morcillo Martínez, 2º ELU

Gracias a la propuesta de nuestra mentora y nuestro delegado, María García y Javier Reig, los elus de Valencia (con alguna infiltrada) nos dispusimos a ver La gran belleza el pasado domingo 28 de febrero.

Iniciamos la tarde con una pequeña introducción hecha por María. Así, se asentaban ciertas directrices para poder focalizar nuestra atención en la película. Estas claves se basaban principalmente en preguntas como: ¿Qué pregunta nos está lanzando Sorrentino de fondo? ¿Con qué personaje me identifico? ¿Qué significa la banda sonora en determinados momentos de la película? Además, teníamos que fijarnos en ciertas escenas, sobre todo en la de las fiestas, para poder desvelar bien el significado de la película y qué nos evocaba. Tras este prólogo, apagamos las cámaras y micrófonos (algunos se hicieron palomitas) y comenzamos a ver la película juntos desde nuestras casas.

Creo que, al principio, todos los que no la habíamos visto sentimos una gran confusión. No entendíamos muy bien el objetivo de la película o el mensaje oculto. Captábamos pequeños retazos de luminosidad aquí y allá. A lo mejor podíamos entrever en ciertas escenas la verdad oculta gracias a la maravillosa estética de la película. No obstante, todos capturamos citas y escenas que nos sorprendían. Incluso personajes que, a bien o a mal, nos llamaban la atención. Aún así, necesitábamos el diálogo con los otros.

Justo por eso, se desarrolló un interesantísimo coloquio al finalizar la película. Entre todos, y gracias a las preguntas de María, fuimos desenmarañando esta obra maestra para dotarle de sentido. Fue maravilloso poder ver cómo cada uno daba su propia visión. Distintas escenas habían llamado a cada persona e incluso la misma escena, pero vista desde ángulos distintos. La película se convertía en un prisma con tantas caras como personas estábamos aquella noche. Se irradiaban distintas preguntas sobre la felicidad, la manera y el sentido de la vida, el propio sentido del amor y la relación entre la verdad y la belleza. María nos lanzaba más preguntas: ¿Dónde encontramos nosotros la belleza? La verdad es que pudimos crecer como grupo al compartirnos.

Creo que esta película denuncia el vacío interior, la hipocresía e invita a una vida de verdad, lejos de la superficialidad. Nos anima a reconocer la belleza que nos rodea, a apreciarla para que así, al llegar al final de nuestra vida y mirar hacia atrás, sonreír.

Lucía Pina, 2º ELU

Entre unos y otros fuimos tejiendo un entramado de diálogos, citas, personajes y escenas que componían un mapa por el cual guiarnos para responder a las siguientes preguntas. Porque el hecho de ver la película y comentarla después es solo la primera parte de esta historia. No se podía quedar solo así, necesitábamos más. Por ello, habrá segunda parte. Quizás con algún invitado especial, o quizás con la invitación especial hacia todos aquellos que quieran participar. Aunque lo mejor de todo es el agradecimiento hacia el esfuerzo de María, que considero que los que estuvimos aquel domingo sentimos.

Javier Reig, 4º ELU

A las 19:00 de un domingo después de un intenso fin de semana no había mejor plan que ver La gran belleza. Desorientados, como su protagonista, poco a poco nos fuimos adentrando en una trama sobre el sentido, el ‘postureo’, el arte, la belleza… Esta película trata tantos temas y tan profundos que una hora para comentarla se nos quedó cortísimo. ¡Estoy deseando el próximo encuentro!

Vida ELU Fahrenheit 451 (1)

Cuaderno de Bitácora – Fahrenheit 451, combustible para la mente

Por:

María Castillo Persiva, 1º ELU

Escrita por Ray Bradbury (1920-2012) y publicada en 1953, es una novela distópica que no te dejará indiferente. La historia tiene lugar en una sociedad futurista en la que los libros están prohibidos y los bomberos en lugar de sofocar incendios, los provocan.

El protagonista, Guy Montag, nos conduce por esta distopía en la que los ciudadanos son meras gotas que se disipan en la masa. Bombardeados por el entretenimiento que reciben de las pantallas, tienen la sensación de que piensan y eso les hace felices. Podemos creer que Montag es uno más de ellos; sin embargo, de sus conversaciones con Clarisse McClellan -una adolescente tachada injustamente de antisocial- extraemos reflexiones e inquietudes difíciles de hallar en otros personajes. El punto de inflexión en la vida de Montag tiene lugar en un suceso inesperado durante su jornada laboral: una mujer a la que habían denunciado toma la decisión de morir quemada junto con sus libros. A partir de este momento, empieza a cuestionarse la realidad en la que vive y decide buscar la verdad en los libros que decide salvar de las llamas; siendo esta la causa por la que el sistema (representado por el capitán Beatty) se vuelve contra él. Para el protagonista es evidente: “tiene que haber algo en los libros, uno no se sacrifica por nada”.

Uno de los hechos más inquietantes de esta obra es cómo se llegó a la indiferencia combinada con la persecución de los libros. Inicialmente el gobierno no lo impuso, ni hubo censura alguna. Fueron los propios ciudadanos (víctimas de la explotación de las masas, la presión social y el placer procedente de la inmediatez de la tecnología) los responsables de la ignorancia generalizada. Resulta complicado no encontrar similitudes con nuestro día a día.

De hecho, el capitán Beatty describe la formación de la ciudadanía de una manera muy esclarecedora: “Salir de la guardería infantil para ir a la Universidad y regresar a la guardería. Esta ha sido la formación intelectual”.

En Fahrenheit 451 se tratan cuestiones como la libertad, la soledad, el valor de la vida o el control de masas a través de los medios de comunicación. También destaca la necesidad de desarrollar un pensamiento crítico, lo influyente que puede ser el silencio de los buenos, la búsqueda del sentido y la urgencia de una revolución cultural.

Recomiendo encarecidamente su lectura. La narración te atrapa desde las primeras páginas, y te conmueve hasta el final. Personalmente, lo que más me impacto? de esta obra es la cantidad de preguntas que te dispara, invitándote a participar en el diálogo, detenerte y replantearte aspectos sobre ti mismo y sobre el mundo.

Fahrenheit 451, representación de la capacidad salvadora de la literatura.

Vida ELU patria-hbo

Patria (2016) – Cuaderno de Bitácora

Por:

Lola Álvarez, 1º de la ELU

Nunca ha sido tarea sencilla, ni lo será por el momento, retratar en una novela conflictos tan recientes y cercanos como lo es el vasco. Son precisamente su actualidad y cercanía las causantes de que, a día de hoy, uno tenga que andarse con pies de plomo a la hora de tratar un tema que sigue generando tanta controversia. En efecto, me refiero a Patria, la novela que Fernando Aramburu publicó en 2016 y que enseguida se convirtió en una auténtico best seller.

La historia narra el impacto del terrorismo etarra en dos familias, amigas de toda la vida, cuyas vidas se verán alteradas por completo cuando el padre de una de ellas, apodado el Txato, es asesinado a sangre fría por Joxe Mari, el primogénito de la otra, y ahora encarcelado por sus otros crímenes y atentados en la banda terrorista. A través de analepsis y prolepsis, Aramburu emprende un viaje en el tiempo a caballo entre los años de más afluencia terrorista y la actualidad, analizando en profundidad qué ha sido de todos y cada uno de los personajes principales y las consecuencias del asesinato en sus vidas.

Es precisamente esa profundidad uno de los aspectos a destacar de la novela, aunque con un pequeño matiz. Con sumo detalle, el autor pretende que el lector conozca el trasfondo de los protagonistas, tanto de la familia de la víctima de la del terrorista, para mostrar (o al menos eso creo yo) que, al fin y al cabo, son familias como la tuya o como la mía, con sus más y sus menos.

Trata, en mi opinión, de humanizar a los personajes. Ahora bien, lo hace hasta un cierto punto. Me explico: una vez leído el libro, el lector conoce ambas perspectivas de la historia, pero sin olvidar en ningún momento qué lugar ocupa cada una y teniendo siempre en cuenta quién es la víctima y quién es el terrorista (roles que, en mi opinión, quedan un tanto sesgados en la adaptación de Aitor Gabilondo a la pequeña pantalla).

Otro de los elementos a destacar es el estilo en el que está escrito el libro. Y es que pudiendo publicar una novela dramática llena de metáforas y eufemismos que podrían perfectamente dejarnos a todos con los pelos de punta, los sentimentalismos y las palabras grandilocuentes quedan en segundo plano y, en cambio, Aramburu opta por ir al grano y redactar con esa frialdad que estereotípicamente caracteriza al pueblo vasco. Es más, añadiría con convicción que no le hace falta. La aparente apatía con la que narra la historia es más que suficiente para que el lector quede hipnotizado y sobrecogido a medida que avanza la lectura.

Uno puede presuponer, a priori, que Patria es pura y simplemente una novela cuya temática gira en torno al conflicto vasco y el terrorismo etarra. Sin embargo, la trama trata temas cuanto menos diversos como el dolor, la pérdida, la injusticia, el perdón, la reconciliación, el amor incondicional de una madre, el peligro de las ideologías, la complicidad de todos aquellos que miraron para otro lado, la fractura de una sociedad politizada en el odio … La lista se alarga. Esto, junto con el retorcimiento de la gramática y la exposición de las dos caras de una misma moneda, producen una combinación armónica de manera que se genera en el lector un cúmulo de emociones distintas en cada capítulo: rabia, tristeza, dolor, confusión, pena… Pero que, a su vez, hace que uno no pueda dejar de leer esas seiscientas páginas, que se pasan volando.

Yo tenía tan solo nueve años cuando ETA anunció que dejaba las armas, de modo que no, no he vivido el conflicto de manera directa. Quizás es precisamente esa la razón por la cual Patria me ha fascinado y dolido a partes iguales. Mi poca y humilde experiencia como lectora me ha llevado a concluir que cuando un autor es capaz de plasmar todo ese arsenal de emociones merece la atención y reconocimiento por parte del público. Es por ello que invito a todo aquel que, desde el conocimiento o la ignorancia, como era mi caso, se deje asombrar y se adentre en el universo del que muchos ya consideran un clásico moderno.

Vida ELU 423cfbc7-174a-40b1-b14d-39654f54f3ab (1)

Volunfair, por Olivia Alarcón – Una gota de agua más

Por:

Olivia Alarcón Prieto (2º ELU)

El pasado miércoles 10 y jueves 11 se celebró, en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la UPM, la sexta convocatoria de VOLUNFAIR una feria que nació de mano de unos pocos estudiantes que supieron responder a un deseo profundo de hacer de la universidad un sitio verdaderamente privilegiado. Un sitio que fuese más allá de la obtención de unos conocimientos técnicos acerca de la ingeniería. Formaron lo que ya hoy se conoce como la feria de voluntariado universitaria más grande de España.

IMG-5652

Algunos de los alumnos de la ELU (Alberto Reina, María López, Cristina Llordén, Jaime L.Espada y Olivia Alarcón) tuvimos, un año más, el privilegio de asistir y formar parte de algo tan grande como esto. En un comienzo de curso verdaderamente incierto, sin horarios definidos, fechas de exámenes continuamente cambiantes, asistencia a las clases prácticamente nula… en semejante ambiente había algo que todos los voluntarios de VOLUNFAIR tenían claro: VOLUNFAIR siempre tendría reservado un hueco en nuestros calendarios. Sin movimientos, sin flexibilidades innecesarias y sin importar las circunstancias. Algo así tenía que prevalecer. Organizar algo así siempre merecía la pena.

Así fue que, con unos jefes magníficos a la cabeza de cada departamento y con la creatividad de los miembros de VOLUNFAIR, la puesta en común de ideas, la práctica ingenieril de a un problema solución rápida y eficiente… todo hizo posible que VOLUNFAIR 2021 fuera real.

Este año la feria acogía, una vez más, como speaker a Pablo España, nombrado esta misma edición “Padrino de VOLUNFAIR” debido a su gran implicación y disposición a participar en la feria los últimos años y hacer de ella casi, casi como una casa más. El primer día compartió coloquio con, ni más, ni menos que Toni Nadal quien nos hizo partícipes de alguna de sus experiencias entrenando a su sobrino. Toni, sin duda alguna, exhaló más de una palabra de aliento para los jóvenes ingenieros que tuvimos la suerte de poder coger sitio en el tan limitado aforo del salón de actos de la ETSII. Los demás se conformaron con la retransmisión en vivo. Toni y Pablo coincidían en que es la actitud la que condiciona el éxito. El éxito no es un partido ganado; hay partidos que ganados, sale uno perdedor y otros en los que habiendo perdido, se sale más vencedor que nunca. Decía el reconocido entrenador, “el drive nos hizo ganar puntos, la actitud nos hizo ganar partidos” .

eb0f1415-5095-4f93-bac7-38b3dbc8e993

Al día siguiente, fue la experiencia, la humildad y la respuesta real a la necesidad las que vinieron a visitarnos de mano de María y Pati (que no pudo estar presente) de Los Ángeles de Kenia, fundado con el objetivo de realizar labores humanitarias en este país, y Javier Pérez-Minguez de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou cuya misión es de mejorar la calidad de vida de niños y familiares con enfermedades neuromusculares genéticas, las cuales provocan la invalidez a más de 60.000 personas en España. La sinceridad y transparencia con la que se desarrolló este coloquio nos dejó absolutamente impresionados. Descubrir que la vida de uno cobra sentido en cuanto al otro, en cuanto a la respuesta valiente a unos ojos que piden ayuda y que un mínimo gesto puede, realmente, suponer una gran diferencia para el vulnerable.

VOLUNFAIR fue, un año más, una toma de conciencia con la urgencia existente para salir de nuestras burbujas de confort y darnos cuenta de que en cada esquina hay alguien que podría necesitar nuestra mano voluntaria empezando en nuestras familias y con nuestros amigos. No es necesario un viaje a un país remoto y con pobreza, no es necesaria la enfermedad de un familiar… solo con mirar, mirar con ojos predispuestos, podrá uno encontrar aquel sitio en el que su presencia suponga la liberación, en alguna medida, del peso del sufrimiento inevitable del ser humano.

Vida ELU WhatsApp Image 2020-10-05 at 12.50.42

Revista Parnaso

Por:

Silvia Tévar nos presenta su artículo publicado en la revista Parnaso y nos cuenta un poco sobre esta iniciativa

Unamuno afirmó que “son los estudiantes los que deben traer a los claustros no ansia de notas, sino sed de verdad y anhelo de saber para la vida, y con ellos aire de plaza, del campo, del pueblo, de la gran escuela, de la vida espontánea y libre” (Unamuno, Biografía, Galaxia Gutenberg, 2019).

Así, es desde esa «sed de verdad», desde ese «anhelo de saber para la vida» que nace Parnaso, una revista de estudiantes para estudiantes. Parnaso es un espacio humanístico donde fomentar todas las disciplinas relacionadas con la cultura y las artes; un cauce donde poder expresarnos y fomentar nuestra creatividad. Actualmente, integramos el equipo un total de diecinueve estudiantes, cada uno con distintas carreras, gustos y aficiones, algo que nos enriquece todavía más. Entre ellos, estamos las elus Blanca Lirio Asensio, subdirectora y encargada de la sección de Cine; y yo, Silvia Tévar Garcilópez, encargada de la sección de Escritura Creativa. Nuestra directora es Carla Juárez Pinto.

Contamos con una página web actualizada donde cualquier universitario puede participar, aportando sus ideas y creaciones. Además, pretendemos publicar tres números físicos a lo largo del curso, como el que sacamos a la venta el pasado diciembre de 2020, nuestro “Número 0”. En él, cada miembro elaboramos una obra y, gracias al buen consejo de María García Mejías, hoy me gustaría compartiros el pequeño artículo que escribí para esta presentación de la revista, publicada en Valencia con ISSN 2660-6380. Podéis acceder a él a través de este enlace, ¡espero que lo disfrutéis!

Por último, para más información sobre Parnaso, podéis contactar sin problemas conmigo o consultar nuestra página web y nuestras redes sociales: Instagram, Facebook o Twitter.

¡¡¡Muchísimas gracias!!!

Sin categoría Foto voluntariado 2

Una gota de agua más – Alberto Pradas

Por:

Volver a poder salir a la calle y vernos después de dos meses de confinamiento supuso un acontecimiento que nos abría cautelosa pero progresivamente las puertas a lo que parecía volver a recuperar nuestro anterior ritmo de vida. No debíamos confiarnos y se nos urgía a ser celosamente prudentes, a adaptar nuestro comportamiento a las circunstancias, quedando aparentemente subrogada nuestra libertad individual ante el cuidado del bien común. Sin embargo, me siento inmensamente agradecido por haber podido saber encontrar y poner en práctica mi libertad en un momento en que aparentemente más limitada podría estar, cambiando con ello mi manera de ver las cosas.

Foto voluntariado 1

“El hombre hace planes y Dios se ríe de ellos”. No poder realizar finalmente el planeado viaje de verano con los amigos causaría que buscara alternativas para dedicar mi tiempo durante el mes de junio. Fue así como mi madre me propuso que me acercara a preguntar si necesitaban voluntarios en el departamento de Cáritas de mi parroquia, Nuestra Señora del Carmen (Pozuelo de Alarcón, Madrid). Fue así como fui un lunes por la mañana y era tal el volumen de trabajo que tenían, que al minuto de haber entrado por la puerta ya me pidieron si me podía quedar ayudando. Y ciertamente era necesaria, pero continúa haciendo mucha falta ayudar en estos tiempos tan difíciles. Poder colaborar como voluntario me permitió conocer de primera mano las necesidades y dificultades de cientos de familias (en la base de datos llegaron a estar apuntadas 900 personas ayudadas directamente a través de Cáritas), pero a su vez descubrir la voluntad de compromiso y solidaridad de muchas personas de las que ante la dificultad salían dar lo mejor de sí mismas. No podría haber encontrado una mejor experiencia de responsabilidad social, de interacción con el otro y a raíz de la comprensión de su situación, convicción para hacer de su satisfacción nuestra misión.

Foto voluntariado 4

Desde el primer día que empiezas a ayudar, notas personalmente que la persona que sale no es la misma que ha entrado unas horas antes. Has podido ver la realidad con tus propios ojos, tocarla con tus manos, has tenido el poder y libertad de decisión para participar de ella y hacerlo escogiendo ofrecerte a los demás. Descubres que la ayuda que tú puedas prestar resulta minúscula en comparación con lo que tú recibes en forma de agradecimiento sincero y satisfacción personal. Así se te brinda una experiencia de humanidad inigualable, que provoca que una vez que empiezas no quieras dejarlo, porque de una manera o de otra, descubres que eres tú quien más necesita del otro, resulta que eres tú el principal beneficiario del contacto con los demás. De esta manera, lo que iba a ser algo temporal para unas semanas acabó “enganchándome” a acudir durante casi dos meses.

Desde mi opinión personal, creo que la lección que la actual coyuntura me ha enseñado es que lo que la sociedad requiere de cada uno de nosotros es dar amor: darnos a los demás desde el alcance de nuestras posibilidades. En mi caso ha tenido que llegar una pandemia apocalíptica para hacerme despertar y darme cuenta, pero gracias a la libertad he sido capaz de afrontar la situación desde una actitud constructiva y que prestara un servicio al otro desde lo que está en mi mano. Es indescriptible explicar la tormenta de alegría que sobreviene cuando descubrimos la libertad que cada uno poseemos, pero resulta todavía más maravillosa cuando a continuación no rehuimos de ella y nos encaminamos hacia la realización. Ya lo apuntaba el Principito: “cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer”.

Alberto Pradas

Vida ELU cartel-formato-cuadrado (1)

Revivir la ELU

Por:

María Hernández Martínez

Hace una semana recordé lo que es la ELU y por qué me gusta tanto. Terminé el recorrido en la Escuela el pasado junio, pero entre confinamientos y demás ocupaciones, hacía casi un año que no asistía a uno de sus encuentros típicos.

Para ser más precisos, debería decir que hace unos días reviví lo que es la ELU porque Sabrina, antigua mentora y actual coordinadora de ELUMNI, me invitó a participar activamente en una “Dialogic Talk”. Así han bautizado a un formato que busca poner en conversación a un profesor experto con un antiguo alumno de la ELU (también conocedor de la materia) para abordar temas importantes con una mirada profunda. No se trata de llegar a alguna conclusión, no es ni un debate y tampoco una ponencia, se trata de buscar juntos criterios que puedan iluminar el camino del conocimiento a través de una conversación en la que los asistentes también pueden participar al final haciendo preguntas.

DIALOGIC TALK ELUMNI Transhumanismo y Posthumanismo enero 21 (2)

El tema importante del que nos tocaba conversar esta vez era el Transhumanismo y Posthumanismo y mi papel era presentar a los ponentes y acompañarles en el diálogo estando pendiente de los tiempos y lanzando algunas preguntas. El tema me pareció una gran elección porque es una cuestión que está ahí, de la que oímos hablar y de la que sabemos que hay un debate, pero aun así, muchas veces seguimos sin comprender muy bien a qué nos referimos con estos términos, lo que abarcan o las implicaciones que tienen.

La cuestión es que los entendidos dicen que no se trata de algo utópico o irreal sino que en parte ya está aquí y se desarrollará en las próximas décadas, por lo que cada vez resulta más urgente una reflexión bioética y filosófica sobre ello.

Los invitados no podían ser mejores, al otro lado de las pantallas estaban Elena Postigo, que es directora del Instituto de Bioética Francisco de Vitoria y profesora adjunta de Antropología y Bioética (todo un referente en la materia y una gran institución en Twitter) y, como antiguo alumno, David Tena Cucala (investigador de Oxford en el campo de la Inteligencia Artificial).

DIALOGIC TALK ELUMNI Transhumanismo y Posthumanismo enero 21 (3)

Empezamos aclarando conceptos para tener una idea clara sobre qué son y qué se entiende por transhumanismo y posthumanismo. Elena precisó que el primer término se refiere a un paradigma interpretativo de la realidad. Se trata de un movimiento cultural, intelectual y científico, que afirma el deber moral de mejorar las capacidades físicas y cognitivas de la especie humana mediante la ciencia y la técnica así como de eliminar “los aspectos indeseables” de los seres humanos. Por otra parte, un posthumano sería alguien (o algo, no se especifica) cuyas capacidades excederían de forma excepcional al humano actual, “un ente distinto”.

También hablamos de cómo se llevan a cabo en la práctica y de cuánto hay de realidad y de ficción en todo esto. Se mencionaron técnicas científicas (edición genética, fármacos, aplicación de nanotecnología o implantes) con fines terapéuticos (restablecer la funcionalidad de un órgano), mejorativos (potenciándolos) y el fin de alcanzar el ente posthumano. David dijo que el trasvase de información de un cerebro a una máquina y la réplica de comportamiento de neuronas en un sistema objetivamente no eran realidades cercanas, aunque tampoco imposibles. Y ambos coincidieron en que la edición genética es lo que ya está aquí y presenta problemas éticos. Por eso, es de vital importancia determinar el fin hacia el que se orientan estas técnicas y plantear qué concepción antropológica tenemos.

Elena advirtió que este campo resulta tan complejo que para ser rigurosos y obrar moralmente sería preciso un análisis de cada uno de los casos e intervenciones planteándose preguntas como: ¿De qué manera va a quedar afectada la salud y la integridad de la persona? ¿Y de su descendencia? ¿Qué hay de su libertad, identidad y conciencia? ¿Y del bien común? ¿Cómo garantizar el bien que está en juego sin caer en utilitarismos?

DIALOGIC TALK ELUMNI Transhumanismo y Posthumanismo enero 21 (4)

Elena también apuntó que no había una reflexión filosófica sólida tras el transhumanismo para garantizar un buen enfoque de todas estas preguntas y añadió que tras esta corriente se estaba fraguando una paradoja, la neognosis: una especie de religión secularizada que busca el inmortalismo: permanecer, pero prescindiendo del cuerpo y, por supuesto, tampoco por medio del espíritu negado. (¿Qué nos queda entonces?)

Este nuevo gnosticismo también se refiere a la auto construccion del ser humano a través de la técnica para eliminar el límite, la vulnerabilidad, la mortalidad, todo lo que suponga el ser humano como un ser finito y que sea un “aspecto indeseable” de su naturaleza. Pero, ¿cuál es el criterio que establece “lo indeseable”? ¿Cómo negar la realidad y la corporeidad? ¿A qué quedaría reducido el concepto de dignidad? ¿A aspectos cuantificables? ¿Podría permanecer algo intrínseco? Y sobre todo, ¿seguro que estamos mal hechos? Mi experiencia me regala la impresión contraria. Con todos los defectos, con las averías y goteras somáticas, con el límite y con la imperfección, creo tener la indiscutible evidencia de que estoy bien hecha.

P.D.
El encuentro se nos hizo muy corto, quedaron muchas cosas en las que profundizar y aquí sólo os he dejado unas torpes pinceladas. Añado dos pequeños apuntes:

– Seguid la pista a Elena (@PostigoElena). Y a David también. Si os interesa el tema, va a haber a un congreso sobre transhumanismo muy muy interesante organizado por la Universidad. Yo no me lo voy a perder.
https://www.ufv.es/el-proximo-congreso-razon-abierta-tratara-el-transhumanismo-y-se-celebrara-los-proximos-dias-17-y-18-de-junio-en-la-universidad-francisco-de-vitoria/

– Aprovechad la ELU al máximo. Es un privilegio, pero tranquilos, cuando acabéis os espera Sabri con un montón de propuestas geniales.

Vida ELU ELU FDS -61

Álvaro Salgado comparte una de las colaboraciones en el programa de radio La Atalaya, en COPE

Por:

¡Hola, chicos! Estas palabras nacieron para la Atalaya, una pequeña colaboración en Radio COPE Valladolid que hago todas las semanas, y como parece que no son una alucinación mía, sino que más de uno sentimos que el coliving no va con nosotros, la ELU me ha dado el enorme placer y honor de compartirlo con vosotros por aquí. Así que, ahí va. ¡Muchas gracias y disfrutad!:

“Leo ayer en un periódico de cuyo nombre no me acuerdo, porque es estrictamente confidencial, que los españoles se han apuntado a la moda del coliving’, palabreja que viene a sustituir a cohabitación (y por qué no a pensión de los años cincuenta) y que resume la tendencia de alquilarte un pequeño cuarto en un edificio en el que se concentran, dicho periódico dixit, “personas con valores e intenciones similares”. Dicen los entrevistados en el artículo que se sienten mucho más cómodos, seguros y reconfortados que si tuvieran que afrontar los modelos tradicionales de vivienda. Uno de ellos comenta que puede llegar a pasar varios días seguidos sin salir a la calle, que lo tiene todo al alcance de la mano y eso es lo que le motiva.

Par de comentarios al respecto. En primer lugar, harto de la insistencia de la nueva clerecía, formada por las supuestas élites culturales y periodísticas de nuestra sociedad, en romantizar, elevar y pintar como deseable la vida del lumpen. Elogio de lo pobre, pan y circo para una generación (o varias, si queremos ver verdaderas diferencias entre millennials y los niños que hoy siguen sus clases a través del iPad) que ve sus expectativas de prosperidad cortadas de raíz. Si es una mierda, díganlo con propiedad. Tener cuarenta años y vivir en 20 metros cuadrados en un edificio lleno de coworkers, emprendedores y demás trágalas, no es un éxito de la ingeniería social. Es una promesa fallida. Nos dijeron que íbamos a vivir mejor y hemos terminado creando nuestra propia empresa en nuestra propia cama, que hace las veces de nuestra propia mesa camilla y esporádicamente de escenario de relaciones sexuales que, según nos dicen los últimos estudios, empiezan a escasear entre los más jóvenes. Que el éxito no iba de eso lo descubres más tarde, que diría el destronado Gil de Biedma.

Pero aparte de chotearse de la precariedad de una juventud que afronta un 40% de paro juvenil diciéndoles que van a vivir de lujo en una residencia de estudiantes eterna (experiencia recomendable durante un par de años, pero no más, hablando de primera mano), hay que fijar la vista sobre la segunda parte de la oferta. “Personas con valores e intenciones similares”. Si no era suficiente con alienar a la población rompiendo la movilidad social, vamos a terminar de reventar la democracia liberal a base de crear pequeñas comunidades endogámicas en las que tan solo interactuemos con personas que compartan nuestros mismos desafíos, que tengan las mismas preocupaciones y que probablemente tengan los mismos aliados y enemigos en la sociedad. Todo el mundo sabe que los guetos y la colectivización del sufrimiento en grupúsculos que se retroalimenten y que imposibiliten el diálogo, el intercambio y el maridaje entre sectores, clases e intereses sociales es la mejor receta para asegurar una comunidad estable y sana.

Voy a ir haciendo las maletas. Qué es eso de graduarse, encontrar un trabajo decente, un horario viable, una pareja estable y plantear la familia y los amigos comunes como fundamento último de la sociedad. Prefiero tirarme hasta la crisis de los cincuenta en un cuartito con cocina compartida y viendo Netflix con mis compañeros de aventura. El lumpen hoy se desgrana en dos: el material, de aquellos que abandonados por sus supuestos representantes empiezan a encontrar refugio en la criminalización del ajeno y del contrario; y el ideológico, que somos todos, destinados a vivir en bloques de sueños rotos. Me encanta el capitalismo progre”.

Álvaro Salgado

Vida ELU Portada_Saramago_Intermitencias

Las intermitencias de la muerte (2005) – Cuaderno de Bitácora

Por:

El escritor portugués José Saramago empezó Las intermitencias de la muerte (2005) con una de esas frases que fácilmente podrían ser candidatas a aparecer en un ‘Top 10 de mejores inicios de novela’: “Al día siguiente no murió nadie”. Con solo seis palabras, sin circunloquios ni estridencias, el primer Nobel de Literatura en lengua portuguesa consigue plantear el nudo de la historia, el tema nuclear a partir del cual despliega un texto irónico, lúcido e incluso divertido de poco más de 200 páginas.

La muerte, una de las pocas certezas de los seres humanos, aceptada más o menos alegremente según las convicciones espirituales de cada uno, decide dejar de actuar en un país concreto del mundo, cuyo nombre Saramago no quiere revelarnos. En palabras del autor, nos encontramos ante “la huelga de la muerte”, pero solamente en un país. En el resto del planeta, la muerte sigue obrando con la misma constancia a la que nos tiene acostumbrados.

A partir de este suceso extraordinario, Saramago presenta un relato a medio camino entre una crónica periodística —un periodismo que narra lo sucedido en un espacio de ficción, ¡claro!— y un ensayo de meditaciones filosóficas. Se trata de una narración llena de ritmo, con pocos puntos y muchas comas, por lo que os recomiendo leerla en voz alta. Recitar las frases larguísimas pero fluidas de la novela puede servir para captar, también sensorialmente, la velocidad de los hechos descritos, el estrés social que causa la interrupción de la muerte.

Nos encontramos ante una situación que rompe el sistema social y político y obliga a toda la sociedad a enfrentarse a la excepcionalidad. Saramago repasa las reacciones de diferentes sectores sociales. ¿Cómo responderá la Iglesia a la huelga de la muerte si, como escribe el autor, “sin muerte no hay resurrección, y sin resurrección no hay iglesia”? ¿Qué soluciones inventarán los negocios funerarios y las compañías de seguros de vida? ¿Cómo se las arreglarán los hospitales, que de repente se encontrarán saturados, repletos de gente que, enferma o estando en las últimas, ya tendría que haber muerto si no fuera por la suspensión de la muerte?

En cierta medida, y salvando las distancias entre la ficción y la realidad —que a veces están más cerca de lo que quisiéramos—, este panorama excepcional me recordó a la situación que estamos viviendo desde el año pasado, y quizá por esta razón me impactó tanto leer ahora esta novela. En definitiva, y valga la paradoja, Saramago explora cómo sobrevive una sociedad, un país entero, a la no muerte. En Las intermitencias de la muerte descubrimos una “sociedad dividida entre la esperanza de vivir siempre y el temor de no morir nunca”. ¿Es la no muerte un paraíso? ¿O se parece más bien a un infierno?

“La filosofía necesita tanto de la muerte como las religiones, si filosofamos es porque sabemos que moriremos, monsieur de montaigne ya dijo que filosofar es aprender a morir”, escribe Saramago. Aunque la interrupción de la muerte es, de momento, poco más que un planteamiento literario, que solamente cabe dentro del ámbito de la ficción, esta novela nos recuerda que filosofar sobre la no muerte también puede ayudarnos a aprender a morir y, sobre todo, a aprender a vivir.

Berta Coll, segundo de la ELU

Vida ELU Actividad ELU en Barcelona

El Mundo de Banksy (Actividad ELU Barcelona)

Por:

Lluís Gil y Lola Álvarez

“El pasado viernes 29 de enero los elus de Barcelona fuimos a visitar la exposición ‘El Mundo de Banksy’, una experiencia inmersiva que recopila su obra artística a través de reproducciones y réplicas.

Nacido y educado en el Reino Unido, el trabajo de este artista anónimo se caracteriza por sus piezas satíricas de carácter político, cultural y social. Empezó su carrera pintando ratas por las calles de Bristol como burla a la hipocresía social, y que nunca ha dejado de emplear como crítica a asuntos relevantes en la actualidad como las guerras, el consumismo o la corrupción. No obstante, saltó a la fama con su conocido mural en Belén que muestra a un hombre lanzando un ramo de flores.

WhatsApp Image 2021-01-31 at 17.17.33

Lo que más nos sorprendió de sus obras es que cada una de ellas transmite un mensaje de gran relevancia, tanto en el momento que se pintó como en la actualidad, que resulta muy claro y no deja lugar a ambivalencias o ambigüedades. Por otro lado resulta interesante pensar cómo pinta todas sus obras en una sola noche, pues aparecen por sorpresa en rincones aleatorios de grandes ciudades como Londres, París o Nueva York.

El hecho de que las obras hagan referencia a acontecimientos recientes, como los atentados de París de 2015 o la guerra del golfo, hace que resulte más espontáneo relacionarse y empatizar con sus obras en comparación con otros artistas más clásicos. Es por eso que esta experiencia resultó bastante diferente a la de un museo convencional.

Desde Barcelona, invitamos a todos quienes puedan venir a descubrir y dejarse asombrar por la obra de un artista que, si bien es muy transgresor, nos invita a reflexionar sobre la sociedad actual”.

Vida ELU pexels-photo-5408818

Feliz 2021

Por:

Queridos elus:

Estamos ya terminando enero y aflora la misma pregunta de todos los eneros: ¿hasta cuándo hay que felicitar el año?

Junto a ella, aparece este año una pregunta nueva que quizá nunca nos habíamos hecho pero que en este momento singular de la historia cobra, me parece, mucho sentido: ¿por qué nos felicitamos el año? ¿Acaso celebramos la revolución completa de nuestro planeta alrededor de nuestra estrella?

El año, como medida de tiempo, tiene algo de convencional. Al menos su inicio, ya que su duración viene marcada por la misma naturaleza. Más allá de los consensos históricos de los que es fruto el calendario, el hecho mismo de su existencia –del calendario– dice algo acerca de la conciencia humana que se hace vida: nuestra experiencia del tiempo es cíclica y, al mismo tiempo, vivimos proyectados hacia el futuro con esperanza.

Felicitarse el año es desear que esto que comienza, que es lo mismo de siempre y sin embargo es nuevo, sea bueno. Precisamente porque nosotros, que habitamos el tiempo y el espacio, percibimos singularmente nuestra existencia como una línea que se dirige hacia un lugar. Felicitar el año es entonces tomar conciencia de un nuevo comienzo que ofrece nuevas posibilidades y que nos permite redimir el pasado. El quicio entre un año y otro se pasa despierto porque en la bisagra sucede la transformación de lo viejo en nuevo. La ritualidad que encierra la Nochevieja es conciencia de que la realidad se transforma delante de nuestros ojos: si dormimos, nos quedamos atrás. El año nuevo no es, entonces, un suceso: es un acontecimiento.

Así, el año nuevo es un don: una oportunidad para volver a empezar. En cierto sentido es una convención, aquí en forma de relato que nos contamos a nosotros mismos. Pero toda la naturaleza –la de nuestro hemisferio, al menos– le da la razón a la fábula aunque aún de modo invisible: explotará en la primavera lo que está ahora aletargado.

Estamos hechos, también, de circunstancias. Las de 2020 no han sido demasiado buenas. De ahí el clamor universal al dejarlo atrás y la esperanza unánime al adentrarnos en 2021. Pero lo que sea 2021 para nosotros dependerá no tanto de lo que venga sino de lo que hagamos, juntos, con lo que venga.

Respondamos con esperanza al don que el año nuevo nos ofrece.

Feliz año nuevo.

Juan Serrano

Director Académico de la Escuela de Liderazgo Universitario

Vida ELU IMG_5048

Una gota de agua más – “Una sonrisa por Navidad”

Por:

¡Hola a todos!,

Por 2º año consecutivo los elus de Zaragoza tenemos la inmensa suerte de poder participar en la campaña “Una sonrisa por Navidad” añadiendo nuestro pequeño granito de arena. Este año como no podía ser de otra forma, los organizadores de la campaña, la ONG Cooperación Internacional (CIONG), ha adaptado la forma de entrega de los regalos a la actual delicada situación que vivimos con la pandemia. Por desgracia esta vez sólo podemos acercar los paquetes a las puertas, y no abrirlos con los niños y ver su ilusión como en ediciones anteriores.

Agradezco a mi buen amigo Rocky desde hace años su predisposición e interés para que esta pequeña acción sea una realidad por 2º año. Él dedica gran parte de su tiempo desde hace años durante el curso a otros proyectos que lleva a cabo la ONG con decenas de familias en el mismo barrio de San Pablo.

Creo que los más reconfortante de este pequeño esfuerzo es tener la suerte de hacerlo con Rocky, y que nos cuente la evolución del proyecto con los chavales y ver como año a año, se van recogiendo los frutos gracias a su esfuerzo y el del resto de voluntarios que ayudan permanentemente durante cada curso.

Nos despedimos de vosotros hasta pronto, agradecidos por haber podido ayudar un poco con este proyecto, y por la lección de vida que los voluntarios de CIONG nos dan como ejemplo de vivir con alegría y plenitud el presente, sin dejarse condicionar, ni alterarse gravemente por sus circunstancias. Y es que esto tiene que ver mucho con la felicidad, una conquista de cada día que nadie puede hacer por nosotros.

Ignacio Pueyo

Vida ELU M1 Fco Javier 1

Un empujón necesario

Por:

El jueves 3 de diciembre realicé en el Colegio Altocastillo de Jaén una charla orientada a alumnos de 2º de Bachillerato titulada “La Búsqueda de la Verdad y los Umbrales del Conocimiento” y cuyo lema era “Atrévete a Cuestionarte”. La intención de esta era generar inquietudes y empezar a desarrollar un pensamiento crítico dentro de los alumnos, así como adentrarlos por primera vez en la vasta y ardua búsqueda de la verdad.

Y bien, cabría preguntarse: ¿cómo surgió todo esto? Ya desde el comienzo del módulo 1 del primer curso de la ELU sentí la necesidad de querer compartir esos conocimientos y formas de ver la vida con personas que tuvieran inquietudes y que pudieran sacar provecho de ello. Por lo cual, comencé hablando con antiguos profesores míos con los cuales tengo una gran relación y que sabía que tendrían confianza en mí y aceptarían que diera una pequeña charla. Como suele pasar, esta idea inicialmente quedó un poco en el aire, sin embargo, tras ver que la tarea final del módulo era desarrollar un proyecto en el que se pusieran en práctica los conocimientos adquiridos, vi claro que era el momento para dar ese deseoso paso hacia delante.

M1 Fco Javier 5

Ese fue el punto de inflexión en el que junto a mis compañeros Lola Álvarez, Itziar Belderrain, Carmen Gago y Lluís Gil decidimos darle forma a esa idea que llevaba pensando e imaginando en mi mente durante meses.

El enfoque de la charla era distinto y es que como dije en la introducción de la misma: “no vengo como un catedrático de Derecho Romano a hablaros de algo de lo que soy experto, vengo a daros el empujón de salida dentro de un mundo en el que soy un corredor y aficionado más que sigue buscando respuestas”. Mi intención era tras darles a los alumnos ciertas nociones sobre la búsqueda de la verdad como el asombro, el cinismo y los pasos de la adquisición del conocimiento, empezar a debatir y hablar con ellos acerca de temas que les interesaran y que les generaran dudas.

Y así fue. En seguida se involucraron en la charla interviniendo, realizando preguntas y dando sus puntos de vista de temas como: ¿somos realmente independientes o dependemos de los demás? ¿somos verdaderamente libres actualmente? ¿vivimos en la época de la posverdad?

Todos estos temas que a priori parecen muy complicados, suscitaron mucho interés en los alumnos, con los que periódicamente hablo acerca de otros temas que les provocan dudas o que les gustaría debatir con otra persona y de los que también aprendo mucho junto a ellos. Y es que como les dije al final de la charla: “si salís de aquí con más dudas que respuestas, habréis aprovechado este rato”.

Si algo saco de esta experiencia es que todos, absolutamente todos, ya seamos de primero o cuarto, podemos aportar a que crezca este gran grupo de jóvenes con inquietudes y con ganas de pensar críticamente del que formamos parte. Es tan sencillo como hablar con tus amigos y allegados de aquellos temas que pueden encender esa bombilla que todos tenemos en el interior, el asombro. Y es que aunque a veces pueda costar creerlo, la vida diaria está llena de gente con preguntas sin respuesta, sólo es necesario pararse un poco y tomar un respiro dentro de la vertiginosidad del mundo actual y darse cuenta que lo único que necesitan es a alguien que los alumbre un poco para ver cuál es el inicio del camino, es decir, darles un empujón desde la salida de meta.

Francisco Javier Pérez Cumbreras

Vida ELU IMG-20201204-WA0018

Elus por el Mundo – Beatriz González del Yerro

Por:

Realmente no somos del todo conscientes del gran privilegio que supone hoy día ser universitario. Generaciones y generaciones han trabajado por conseguir que, hoy nosotros, tengamos la oportunidad de formarnos en ciencia y conciencia, de dedicar unos cuantos años de nuestra vida para aprender y maravillarnos con lo que el mundo puede ofrecer al hombre, y que, con todo ello, podamos nosotros también responder a las necesidades de nuestro tiempo.

IMG_20200927_135655_4

Desde un primer momento, estamos rodeados de muchísimas oportunidades entre las que nos es muy difícil escoger y, aunque a medida que pasan los años y avanzas en la carrera, parece que la línea a seguir ya está muy encauzada, te das cuenta de que no es así: que las decisiones y elecciones aún están por tomar, que es a través de ellas como encaminas tu vida y que dependen de ti el tomarlas.

Así, con estas reflexiones, empecé este verano sin saber que en tan solo un par de meses, me encontraría viviendo en la impresionante capital del antiguo Imperio Austro-Húngaro: ¡Viena!

La oportunidad se presentó la última semana de agosto, y en tan solo un par de semanas, me encontraba ya en la capital austríaca, viviendo en una residencia de estudiantes, practicando y aprendiendo alemán, conociendo la ciudad, haciendo nuevos amigos. Muchas veces esperamos que se den las circunstancias perfectas para realizar los planes que tenemos en nuestra cabeza sobre cómo tiene que ser nuestra etapa universitaria y por ello, muchas veces, acabamos separándonos de la realidad. Por ello, es tan importante el saber adaptarse a las circunstancias que vayan surgiendo y saber sacar el máximo partido a lo que ellas nos pueden ofrecer.

IMG-20200927-WA0025 (1)

Así, ante la incertidumbre generada por la situación sanitaria respecto a la posible modalidad presencial de las aulas y aprovechando la oportunidad que se nos concedía desde la Universidad Carlos III de Madrid de realizar durante este año lectivo las clases totalmente online, me lancé a vivir a Viena. Sin duda alguna, he podido sumergirme totalmente en la cultura austriaca, viviendo en una pequeña residencia de estudiantes, donde he tenido la oportunidad de trabajar a tiempo parcial también. He podido aprender el respeto que tienen unos por otros, que se refleja en su tan conocida puntualidad y orden, la tranquilidad y sosiego en el vivir, su respeto por la tradición y la herencia recibida, cultivadas en la música, el teatro y el baile así como su vocación internacional sin dejar atrás su identidad como eminencia histórica.

IMG-20200927-WA0091

Si bien es cierto que desde el pasado día 17 de noviembre, Austria se encuentra en un completo lockdown por la terrible pandemia COVID y el gran aumento de casos, entre la preocupación por el sufrimiento, la tristeza por la situación y consecuencias que está dejando, he aprendido a fijarme en el lado positivo, a valorar aquello que tenemos, que sigue siendo mucho y a pedir y dar gracias a Dios por todo lo que hemos recibido y por todas las personas que nos pone en nuestro camino.

Liebe Grüße und bis bald!

Beatriz González del Yerro

Vida ELU mujercitas

Cuaderno de Bitácora – Mujercitas (1868)

Por:

Una obra clásica para unos tiempos nuevos

Louisa May Alcott (1832-1888) escribió un libro que probablemente te suene: Mujercitas (1868) Quizás también te suene la historia, incluso te puede sonar desde tu propia vida. Esta magnífica obra trata sobre la historia de los March, concretamente de sus hijas (Jo, Amy, Beth y Meg), que viven en Estados Unidos durante la Guerra Civil.

Lo que más destaca es el realismo con el que Mujercitas fue escrito. Se nota que Alcott se basó en su propia vida porque las experiencias las cuenta con un cariño infinito. Las cuatro hermanas son distintas iguales y puedes sentirte identificada con todas a la vez. No obstante, el libro se desarrolla principalmente desde la perspectiva de Jo, la segunda hermana mayor. Jo es un curioso personaje que aporta mucha vida a la historia y que, a mí, personalmente, me entran ganas de ser su amiga. Lo mejor de todo es que Alcott no te deja con lo miel en los labios, ya que escribió también Aquellas mujercitas que continúa desarrollando la historia de nuestras hermanas favoritas (yo lo tengo ya apuntado en la lista para Navidad).

En un momento en el que tanto se echa de menos a la familia y que tanto esfuerzo se hace para ver a nuestros abuelos, este libro es como un recuerdo de que todo merece la pena. Leer las divertidas historias de estas hermanas y ver cómo dan las gracias y respetan a sus padres, te hace poner en perspectiva tu actitud hacia tu familia. Por tanto, también es un buen recordatorio de lo importantes que son las personas que cuidan de nosotros y nos quieren sin pedir nada a cambio.

Es de estos libros que apelan a tu sensibilidad y tu corazón desde la cotidianidad. Tras leerlo, solo quería estar con mis familiares. Te habla de los lazos entre las personas, los vínculos familiares fuertes que te hacen crecer y desarrollarte dentro de tu espacio propio con la confianza de ser querido por tu ser y no por tu estar. No son una familia perfecta, tienen problemas y discusiones, como todas las familias del mundo, pero todas siempre ponen por delante el amor que se tienen. Realmente es una lección de vida que te hace llorar, disfrutar, enfadarte y emocionarte. Te hace partícipe de la vida de esta familia como si fueras uno más. Sufres con cada golpe que les da la vida y te alegras con cada logro. Un auténtico relato de vida.

Entonces, ¿qué mejor momento que leer este libro en Navidad? Si estás de exámenes y ves que el tiempo se te echa encima, tranquilo, hace poco salió la película y, aunque el libro siempre es mejor, la verdad es que es fenomenal. No obstante, a mí Mujercitas me huele a chocolate caliente, luz tenue y mantita en el sofá. Felices Navidades a todos.

Marta Morcillo Martínez, 2º ELU

Vida ELU concierto 1

Una gota de agua más – Natalia Pacheco

Por:

El pasado 11 de diciembre fue la 5ª edición del Concierto Solidario Apadrina una Sonrisa por Navidad en el que recaudamos 2.300€. Apadrinamos sonrisas porque, cada año, el dinero recaudado va destinado al apadrinamiento de Ángela, una niña filipina. El resto del dinero lo donamos a la residencia de ancianos Santa María de los Ángeles, gestionada por cáritas.

Este año nos hemos encontrado con una circunstancia nueva: la reducción del aforo por el Covid. Pero no ha sido un problema, sino una oportunidad enorme para retransmitir el concierto por streaming. Así hemos podido llegar a mucha más gente, no solo de Madrid o de España, sino de todo el mundo.

concierto 2

Y, ¿cómo surgió la idea? Hablando con una amiga del Conservatorio nos dimos cuenta de la cantidad de injusticias que suceden a nuestro alrededor. Fue entonces cuando nos preguntamos qué podíamos hacer nosotras. Era la música lo que nos unía, así que decidimos organizar estos conciertos. Así ponemos nuestros dones al servicio de los demás, aportando nuestro granito de arena –o gota de agua– al mundo. No nos podíamos quedar parados ante tanto sufrimiento.

Pero lo más bonito para mí ha sido la gran acogida que ha tenido esta iniciativa por parte de nuestros amigos. Comenzó siendo un concierto de piano, pero cada año se nos une gente nueva como bailarines, magos o incluso humoristas. En ningún momento me esperaba que tantos jóvenes quisieran participar de una manera tan altruista en algo solidario. Muchas veces me he hecho esta pregunta ¿de quién me rodearía yo para cambiar el mundo? A priori me sale pensar que sería más fácil si lo hago de la mano de gente que piensa como yo, pero lo cierto es que la experiencia me dice todo lo contrario: que la solidaridad va mucho, muchísimo más allá de las ideas políticas o de las creencias religiosas.

Como ocurre en todo grupo de trabajo, hemos tenido que tomar decisiones, distribuir tareas, organizar ensayos… Pero lejos de encontrarnos dificultades, ha sido una verdadera pasada lo que íbamos construyendo entre todos. Siempre nos acompañaba esta frase: “Vale más lo menos perfecto hecho en unidad con los hermanos, que lo más perfecto hecho en desunidad con ellos” (Chiara Lubich) El ambiente de ilusión que se respiraba, marcado por un objetivo común al que mirar, ha hecho que todo culminara en un concierto precioso, con muchos más espectadores de los que nos podíamos imaginar. Y es que lo que sale a la luz es solo la punta del iceberg, pero lo verdaderamente importante es lo que sostiene esa punta, lo que a mí me gusta llamar el backstage. Y cuanto más verdadero, bueno y bello sea ese backstage, más fuerza cobra lo que se ve desde fuera.

concierto 3

Cada año, tras vivir esta experiencia, solo me siento en deuda. Tengo la sensación de estar jugando a un juego en el que gano siempre el doble. Porque cuanto más doy, más aún recibo.

Cuanto menos espero, más me sorprende cada detalle. Cuanto menos me preocupo, más me emociono. Realmente es para estar eternamente agradecida.

Vida ELU elumni ana

DO IT! ELUMNI CON ANA SÁENZ DE MIERA

Por:

El pasado mes de noviembre tuvo lugar la segunda actividad exclusiva para antiguos alumnos ELU, el DO IT! ELUMNI con Ana Sáenz de Miera, Vicepresidenta de Ashoka Global, bajo el título “Innovación Social, ¿también para mí? Por qué la innovación social puede cambiar el futuro de las empresas”

Ya sabéis que ELUMNI es el proyecto de la Universidad Francisco de Vitoria que busca cuidar y estar cerca de quienes han pasado por la ELU, procurando, entre otras iniciativas, espacios donde sigan sucediendo cosas muy ELU… ese intangible, difícil de explicar, pero fácil de entender y traer a la memoria para quienes lo han vivido, puesto que cuando estáis entre ELUS, en este caso entre ELUMNIS suceden cosas que no suceden en otros ámbitos, se hablan de cosas de las que no siempre se pueden hablar o por lo menos no de una manera tan natural y os retamos a seguir profundizando y a preguntarnos juntos por lo verdaderamente importante y valioso de la vida.

En este caso se presentaba un tipo de actividad que se llama DO IT!, planteados como un espacio donde descubrir, o recordar, lo valioso que es poner el talento al servicio de la transformación y mejora de la sociedad, impulsando la voluntad de querer hacerlo, desde el lugar desde donde cada uno se encuentre.

Los DO IT! serán lugares donde invitar a emprendedores de diferentes áreas con un componente primordialmente social… a personas que en palabras de Ana Sáenz de Miera, “ponen en marcha un proyecto para solucionar un problema social y que en la cuenta de resultados no miden tanto el beneficio económico como el impacto social”.

Este primer DO IT! resultó de lo más especial, pues si hay alguien en España que conoce, comprende ¡y encarna! el emprendimiento social es Ana Sáenz de Miera. Su trayectoria personal y profesional así lo demuestran. Desde el 2013 ha ocupado diferentes cargos de responsabilidad en Ashoka España, Ashoka Europa hasta llegar donde está ahora, siendo actualmente vicepresidenta de Ashoka Global, la mayor red de emprendedores sociales del mundo fundada en los años 80 en EEUU .

Ashoka es una organización global, independiente y sin ánimo de lucro que lidera la apuesta por la innovación y el emprendimiento social, apoyando, formando y acompañando precisamente a jóvenes emprendedores, pues Ashoka comprende bien que ellos, que vosotros, sois el motor de cambio que generará verdadero impacto social.

Sabrina Lucas

Vida ELU PSX_20201213_091709

Actividad ELU en Asturias – Madame Butterfly

Por:

Escuchar a la inigualable Ainhoa Arteta en el papel de Madama Butterfly, es algo que solo se puede vivir una vez en la vida, sin embargo el pasado 12 de diciembre, después de unos cuantos cambios de fecha debido a las restricciones sanitarias, dos alumnos de la ELU, Asier Vía (4°) e Inés Martínez (3°), hemos tenido la suerte de presenciarlo en tiempos de pandemia.

Los mejores planes son aquellos que surgen de manera espontánea, en una conversación entre elus. Esta actividad surgió como un medio de compartir una afición. Uno de nosotros nunca había acudido a una ópera mientras que el otro es bastante asiduo. No os vamos a desvelar quién es quién, porque probablemente tras Madama Butterfly, ambos seamos ya del segundo grupo.

PSX_20201213_091522

La tarde del sábado aparcamos los libros y apuntes, aun estando en plena época de exámenes, y, durante tres horas disfrutamos en el teatro Campoamor de Oviedo de esta obra de Puccini. Madama Butterfly es una ópera de Puccini ambientada en 1890 en Nagasaki. En tres actos se narra la historia de amor de Madama Butterfly y un teniente de la marina de los Estados Unidos. (No os haremos spoiler de la ópera).

Comenzamos entrando en el teatro siguiendo todos los protocolos COVID19, lavándonos las manos con gel hidroalcohólico y respetando las distancias. El aforo estaba limitado a 300 personas pero eso no impidió que los aplausos resonasen como si el aforo estuviese al completo.

Los aficionados a la ópera, sabréis que en toda ópera hay un pequeño descanso entre actos, fue en ese descanso donde pudimos hablar, ponernos al día y pensar en más actividades que podamos hacer toda la provincia cuando se relajen las restricciones sanitarias.

También tuvimos tiempo para disfrutar de la Navidad en el teatro Campoamor. Inicialmente nuestra función estaba programada para el 21 de noviembre, así que no habríamos tenido oportunidad de disfrutar del teatro completamente engalanado por Navidad y de las vistas del centro de la ciudad que daban una imagen propia de estas fechas tan señaladas.

PSX_20201213_092123

Finalmente, y a eso de las 22.15 se bajó el telón y con el permiso de la delegación de gobierno de Asturias debido al incumplimiento del toque de queda que tenemos fijado a las 22:00 horas y con toda la hostelería cerrada, aun habiéndonos quedado con ganas de más, no pudimos más que despedirnos y volver directamente a nuestras casas con nuestra entrada y DNI. De todas formas, disfrutamos de la cultura en un entorno seguro saliendo de la burbuja de la COVID en la que acostumbramos a vivir últimamente.

Así que desde aquí, y con esta bonita foto de inicio que parece sacada de una felicitación de Navidad, os deseamos una muy feliz Navidad y Feliz 2021. ¡Cuidaros mucho!

Vida ELU platon

Cuaderno de Bitácora – ¿Por qué leer a Platón?

Por:

¿Por qué leer a Platón?
Se supone que nadie se empieza un libro por las notas al pie de página. Sin embargo, en el acercamiento de muchos jóvenes a la filosofía occidental, es precisamente lo que sucede. Es muy llamativo empezar por Nietzsche, por Marx, por Descartes, por Camus. Pero, ¿y Platón?

Según Whitehead (1861-1947), la filosofía occidental es un pie de página a la filosofía platónica. Lo cual quiere decir que Platón ya habló de los grandes temas que se fueron desarrollando en la historia de occidente.

Este verano un amigo de la uni me propuso leer un diálogo a la semana. La verdad es que no he continuado a ese ritmo, pero me he leído bastantes, y tengo los dos primeros tomos de Gredos encima de la estantería, ya para toda mi vida. Platón es tan disfrutón que no os lo podéis perder. Por eso, os dejo aquí algunas razones por las que leerlo:

1. Porque es de lectura ágil.
Al ser un diálogo, con dos personajes hablando… El formato hace más accesible el contenido. Lo hace más atractivo. No sé si Fenomenología del espíritu sería más digerible si estuviera escrito como diálogo. Lo que sé es que la filosofía de Platón sí.

2. Muchos de los diálogos son cortos.
Lo cual facilita aún más la lectura. Los diálogos de primera etapa, por ejemplo, son de veinte, cincuenta páginas. La República ya es más largo. A veces elijo qué diálogo me leo por su longitud y por la dosis de filosofía a la que me quiero exponer.

3. Están muy abiertos a nuevas visiones…
Platón ha escrito lo que ha escrito, pero tú ya piensas lo que quieras. El Critón, por ejemplo, me recordaba todo el rato al conflicto catalán. Mi diálogo favorito creo que es el Ion, un diálogo poco importante dentro del catálogo dado que transmite ideas muy sencillas, pero que para mí son de muchísima belleza. El estilo es a veces un poco ambiguo, precisamente por ser un texto antiguo. Pero se puede sacar mucho. De hecho, si los textos platónicos han acelerado tanto la reflexión filosófica posterior es por esto mismo: porque cada diálogo puede someterse a varias capas de análisis.

4. …y a la vez, se ha escrito mucho sobre ellos.
Al estar tan abiertos a la significación, muchísimos expertos han opinado, debatido, reinterpretado los textos. Así que, si prefieres apoyarte en ideas de otros, o hay pasajes que no entiendes, tienes mucho entre lo que escoger. Yo después de cada diálogo me miraba una clase del curso “Notas a Platón” de Ernesto Castro en YouTube.

5. Es un clásico.
Entender un clásico lleva a identificar referencias por las que nos vemos rodeados. A entendernos mejor como humanos, y entender el mundo. Hay libros tan buenos que hay que leérselos por lo menos una vez en la vida. Los Diálogos, desde mi punto de vista, lo son.

No sé si alguna vez os habéis hecho la pregunta de cuál es vuestro filósofo favorito. El mío, sin lugar a dudas, es Platón. Espero que lo leáis y lo disfrutéis tanto como yo lo hago.

Luisa Ripoll

Vida ELU EPM 3

Elus por el Mundo – Laura Márquez Malia

Por:

Hola, familia:
En primer lugar, espero que vuestra salud esté en estado óptimo y, en segundo lugar, ¡viva Andalucía!, que un día como hoy hace 43 años alzamos la bandera blanca y verde que nos arropa en esta tierra de poetas.
Mi nombre es Laura, tengo veintidós años y, para los que no me conozcan, vengo de la bella ciudad de Málaga, a la que tanto extraño cuando el cielo se cubre de nubes.

EPM 1Para poneros en contexto os contaré que en septiembre terminé la carrera de Derecho hispano-alemán en Bayreuth, una ciudad pequeñita de Baviera, después de un curso sui géneris. Y, a pesar de que extrañaba mucho mi tierra, y todo lo que ello implica, decidí quedarme en el extranjero haciendo un Máster.
Al final me decanté por quedarme en Alemania, pero trasladándome al Oeste, donde la tierra alemana tiene sabor y acento francés. Y es así como estoy en la pequeña, pero más grande que Bayreuth, ciudad de Saarbrücken. Es un rincón digno de conocer, por el simple hecho de haber sido motivo de disputa entre alemanes y franceses a lo largo de la historia y, aunque el nombre no os suene de nada, ¡casi fue sede de las instituciones de la Unión Europea!
Supongo que os preguntaréis qué estoy haciendo aquí. Pues bien, como ya habréis supuesto, sigo estudiando, porque, yo no sé si os pasará u os ha pasado, pero, cuando acabas una fase de estudio, te das cuenta de que seguir aprendiendo y ser universitario en lo mejor que hay.
A inicios de noviembre comencé con un Máster en Derecho Europeo e Internacional en inglés y en alemán en el Europa-Institut y, aunque solo lleve un mes, ya he hecho tres exámenes y he conocido a gente que ha cambiado mi manera de ver el mundo.

EPM 4Estoy viviendo en un piso compartido, a lo que en Alemania se le llama WG, con tres alemanes y una francesa. En casa, como imaginaréis, aprendo mucho, pero es que, cuando llego a la facultad, sigo aprendiendo. ¡En mi programa de máster hay gente de 38 nacionalidades distintas! E imaginaos… cada uno con su trasfondo, con su contexto social e histórico-cultural a cuestas, pero con ganas de indagar en los contextos ajenos. Es cierto que el virus este, que tiene hasta cuenta de Twitter, no nos deja socializar como nos gustaría, pero, respetando las medidas, nos hemos tomado más de un vino caliente en la plaza del mercado de la ciudad. Y qué rico sabe un vino caliente cuando hace frío… pero solo en Alemania. Es como comer paella en Berlín. No pega. No sé si me explico.
Hoy por hoy, no sé a qué me quiero dedicar. Supongo que esto es lo que os quería transmitir hoy: yo que, como todos, estoy llena de miedos e inseguridades, estoy feliz de estar aprendiendo desde cero y desde fallos. Así que, desde aquí, a los que os invada el estrés por la presión de la duda de qué haréis en un futuro, os quiero transmitir un aliento de alivio. Ojalá aprovechéis tanto vuestra etapa universitaria que se os olvide lo poco que se duerme en exámenes.

EPM 2Asimismo, disfrutad la Navidad con cabeza y abrazad a vuestra familia fuerte, por todos aquellos españoles que esta Nochebuena no la pasaremos de la mano de los nuestros.
Mi madre, desde que yo era una niña, me ha leído poesía. Hoy en día, me la manda por WhatsApp. Es lo que tienen las nuevas tecnologías…
A lo que voy es que ella siempre me ha dicho que vuele y vuele como las golondrinas de Bécquer porque, a casa, siempre se vuelve. Y eso es lo que estoy haciendo y os animo a hacer.
Os mando un abrazo cálido y os deseo mucha salud.
Feliz viernes.
Con cariño,

Laura Márquez Malia

Vida ELU WhatsApp Image 2020-11-30 at 07.52.53

Una gota de agua más – Volunfair

Por:

Cuando pensábamos en cómo explicar qué es VOLUNFAIR, decir que es la mayor feria de voluntariado para universitarios en España, a pesar de lo impresionante que suena, se nos quedaba muy corto. Y es que VOLUNFAIR es mucho más.

Es el sueño, ahora ya convertido en realidad, de un grupo de estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales (UPM) que hace seis años decidieron liarse las mantas a la cabeza y apostar por dar a conocer al mundo esa forma de vida en la que ellos habían descubierto la felicidad. Querían despertar en los universitarios ese deseo de darse a los demás.

VOLUNFAIR (4K)-56

Se dieron cuenta de que hay muchos universitarios comprometidos con la realidad social en la que viven, que buscan hacer más por ella, pero que muchas veces no encuentran el cómo o el donde. Y para dar respuesta a esto nace VOLUNFAIR, un espacio que anualmente reúne a más de 60 ONG y entidades sociales permitiendo a los jóvenes, principalmente, aunque está abierto a todo aquel que tenga esa inquietud, ponerse en contacto con ellas.

Esta feria que tiene lugar dos días al año, normalmente a mediados de febrero, es solo una pequeña gota, pero, ya lo decía el lema de VOLUNFAIR del año pasado… ¡No hay mar sin gotas! Aún así, esto que os contamos nos sigue pareciendo que se queda corto. Porque VOLUNFAIR no está vivo dos días, ¡VOLUNFAIR sigue vivo los 365 días del año!

Y es que si esta revolución ha ido creciendo edición tras edición ha sido gracias a todas y cada una de las personas que han decidido ponerse en juego y dar lo mejor que tenían para hacer que este proyecto saliera adelante. Solo podemos estar agradecidos por ello.

Las ONG y asociaciones dedicando su tiempo a atender a los casi 4500 jóvenes que pasan por VOLUNFAIR en dos días; la UPM cediendo espacios y recursos para que pueda tener lugar la feria; las empresas que ven un valor especial en este proyecto y ayudan a financiarlo; los ponentes que con tanta alegría y entusiasmo nos regalan sus historias; todas las personas que vienen, que lo dan a conocer y que deciden hacer del voluntariado parte de su vida…

VOLUNFAIR-110

Y por supuesto el equipo organizador. Ese que cada año crece más y más, pero que siempre recibe con una sonrisa a todo el mundo y nos hace sentir a todos como una familia.
Formar parte de VOLUNFAIR es creer que el ser voluntario es una forma de vida y no una etiqueta que se pone uno unos cuantos días al año.
Es darse cuenta de que los jóvenes tienen mucho y muy bueno que decir y que ofrecer al mundo. ¡No hay generación perdida! ¡Como mucho está dormida, y por eso tenemos que despertarla!
Es un constante agradecer y sorprenderse por lo pequeño.
Es formar parte de un departamento, pero ir todos a una porque la meta es la misma.
Es pedir ayuda y que te lluevan los ofrecimientos.
Es aprender de otros, redescubrir una nueva mirada.
Es dar para acabar recibiendo el doble.
Es darse cuenta de que la realidad está ahí, la tienes delante y te está esperando.

“Asómate a la ventana, el mundo te está llamando para que si amas, hagas”

WhatsApp Image 2020-11-30 at 07.54.41

Este año, la temática de la feria se centra en aportar nuestro granito de arena en nuestro entorno, que lo necesita más que nunca debido a la situación actual.
Y tú, como dice el lema de este año, ¿Estás dispuesto a ponerte tus zapatillas y sobre todo a desgastarlas? Esperamos veros a todos este año en VOLUNFAIR los días 10 y 11 de Febrero.

Y para terminar, ya que es nuestro departamento, os dejamos las RRSS para que no os perdáis nada de lo que pasa en VOLUNFAIR y para que nos ayudéis a que llegue a todo el mundo. Que nadie se quede sin la oportunidad de conocer la feria y encontrar su voluntariado. ¡Estamos en todas así que no tenéis excusa!

Instagram: @volunfair
Twitter: @VolunFair
Facebook: VOLUNFAIR @VolunFair
LinkedIn: VOLUNFAIR
Youtube: VOLUNFAIR
Por si acaso alguno no se ha enterado muy bien de qué es VOLUNFAIR, os dejamos este vídeo donde lo explican fenomenal.

María López y Cris Llordén

Vida ELU beersbooks

Beers & Books

Por:

¡A esta invito yo!

¡Bienvenido! Te preguntarás ¿y esto? No te preocupes, te vamos a contar de qué va Beers & books. Susana Sendra y Santiago Huvelle, profesores del segundo módulo de la ELU, nos proponen este espacio para todos los ELUs, independientemente de tu curso. La idea es que nos reunamos una vez al mes para comentar un libro. ¿Cuál? Este mes: 1984, de George Orwell.

¿Cómo funciona? Es muy sencillo. En colaboración con la sección de Cuaderno de bitácora en esta misma newsletter, se escogerá un libro para que todos los ELUs que quieran se junten y lo traten. Se irán lanzando frases y datos sobre el autor para tener el contexto de la obra. Además, se dejará un espacio para que se pregunten o se escriban los temas que se quieran tratar en el encuentro. Natalia Aldaba, Berta Coll y/o Marta Morcillo se encargarán de recoger estas inquietudes y exponerlas en el encuentro. Se va a realizar todo en la plataforma de Instagram (@beersbooks_ ) y también puede ser comentado por Twitter (mismo usuario que Instagram, así ¡es más fácil!)

Como habrás supuesto, el encuentro se realizará telemáticamente. Esto también permite que puedan unirse todas las personas que quieran y poder contar con algún experto en el libro o en alguno de los temas que se tratan. En el momento en el que nos reunamos queremos que haya diálogo entre todos. No es una ponencia, es un encuentro con todos los que quieran alrededor de una obra literaria. Así que, además de los temas ya recogidos, te invitamos a que participes sin ningún miedo, comentando o preguntando lo que creas oportuno. (Y si no te ha dado tiempo a leerte el libro y puedes, únete igualmente, seguro que acabas sacando alguna reflexión importante).

El primer encuentro será en enero. Iremos concretando más información (hora, plataforma, enlace…) a través de nuestras redes sociales (¡no te olvides de seguirnos!). Creemos que puede ser muy interesante esta iniciativa y que enriquece mucho la red ELU, pero te necesitamos a ti para que funcione. ¡Anímate!

Marta Morcillo Martínez.

Vida ELU 20201114_100245220_iOS

“Hacer memoria para ser libres. Volviendo al principio”

Por:

20201106_094633000_iOS

Contra todo pronóstico, el 13, 14 y 15 de noviembre de 2020 hubo fin de semana de la ELU. Y fue, no solo por las circunstancias que le rodean, sino también por los temas tratados, muy especial. Porque… ¿En qué otro lugar se reúnen 140 personas desde sus casas un viernes por la tarde para hablar sobre la verdad?

Gracias al trabajo incansable del comité del fin de semana, profesores, mentores y responsables, salió todo bien (y lo que no, aprendimos a solucionarlo, cosa que también dice mucho de todos). Además, gracias a la actitud de los asistentes hacia este atípico evento, la chispa se mantuvo viva durante todo el tiempo. Pudimos volver a conectar y mantener viva la red ELU de la cual todos formamos parte.

Viernes por la tarde

Ponencia de Isidro Catela: “Tu Verdad no: La Verdad, y ven conmigo a buscarla”

A las 18:30h del viernes todos los ELUs asistentes nos conectábamos a través de la plataforma Zoom a la que era la primera ponencia de este primer fin de semana del curso 2020-2021. Así, Isidro Catela comenzaba la reunión con un fragmento de la cita de Antonio Machado presente en “Nuevas Canciones”, en el poema LXXXV: “Tu Verdad no: la Verdad, y ven conmigo a buscarla, la tuya guárdatela”.

El ponente dividió la ponencia en tres partes: ideas introductorias, la posverdad y la Verdad en la Universidad. Así, empezaba la conferencia haciendo hincapié en la importancia de mantener una actitud de búsqueda, saber salir de uno mismo y vivir al otro: “tú existes y desde ti yo me pienso”; idea presente y recordada a lo largo de nuestra estancia en la ELU, que no por ello deja de ser relevante. Más adelante, Isidro Catela proseguía con la importancia de la elección de los compañeros de camino y de aprender juntos, de manera que las distintas ideas se contrapongan y desarrollen en un camino conjunto hacia la Verdad, rechazando el relativismo moral.

20201113_184614675_iOS

En su segunda parte, la ponencia continuaba con la actual idea de la posverdad, que se define como la mentira emotiva, una distorsión deliberada de la realidad. En un contexto social actual en el que existen tantas “fake news”, debemos ser capaces de llegar a los hechos y no quedarnos en los relatos. Es de vital importancia hacerse conscientes de los sesgos cognitivos que nos limitan a cada uno de nosotros para  no caer en la manipulación por parte de los medios. Es en este punto donde se llegaba a la idea central de la ponencia: la importancia de la búsqueda de la Verdad en nuestro día a día. No obstante, no es suficiente con llegar a una verdad, sino que es clave que hagamos vulnerable aquello que consideramos verdad, lo sabido, porque debemos estar abiertos a percibir una nueva perspectiva o visión de la misma. Como la verdad no admite sustituto útil, es de vital importancia que no cerremos nuestra percepción, ya que corremos el riesgo de quedarnos estancados en una equivocación.

A raíz de la ponencia surgían varias preguntas, tanto las realizadas al ponente como las presentes en los grupos de trabajo. Algunas de ellas planteaban las siguientes cuestiones: ¿Por qué tender a la inmortalidad si el sentido de la vida, la tensión que nos mantiene en movimiento, se encuentra en la finitud? ¿Cómo combatir la posverdad en la actualidad? Y en los hechos ya pasados de la Historia, ¿cómo no quedarse en el relato?

La búsqueda de la Verdad es el primer pilar de la Universidad, aquel por el que nuestra tan amada institución es creada, y como tal es necesario recordar su importancia. De ahí la relevancia de tratarlo en este primer Fin de Semana, pues es preciso seguir en el camino de la búsqueda de la Verdad, mantenernos abiertos para seguir aportando sentido a nuestra experiencia universitaria. Al fin y al cabo, “una vida sin Verdad no merece ser vivida”.

Actividad de integración

Como todos bien sabemos, una de las grandes riquezas de la ELU es conocernos entre nosotros. Si normalmente es muy difícil no perderse a nadie, este fin de semana la interacción con los demás ELUs, sobre todo aquellos a quienes todavía no conocíamos, suponía un gran reto. Sin embargo, pese a la dificultad presente, como alumnos nos supimos reinventar diseñando nuevas actividades de integración, radicalmente diferentes por ser de manera telemática. Hubo especial hincapié por parte de los integrantes del comité por apuntarse a estas las dos actividades propuestas. Este fin de semana, más que nunca, necesitábamos vernos y disfrutar los unos de los otros, aunque fuese a través de una pantalla. Las dos actividades de la noche, que esta vez se realizaron el viernes en vez del sábado, consistieron en un ”escape room” por equipos y un bingo colectivo.

20201113_192529000_iOS

A las 22h del viernes dio comienzo la actividad del ”escape room”, para la cual nos dividimos por equipos de unas seis personas formados aleatoriamente. Para aumentar la interacción, se crearon varias salas para chatear con las personas del grupo a través de canales de la plataforma Discord. Además de los mensajes, la plataforma daba la posibilidad de hacer una videollamada, con objeto de conocernos mejor y poder realizar la actividad de manera más coordinada. Fue muy divertido poder pensar juntos y de manera original para resolver los distintos acertijos que se iban proponiendo, y una oportunidad magnífica de poder vernos las caras, aunque fuese a través de una pantalla.

Después, solo para los más despiertos -ya que parece que el confinamiento ha acabado con nuestra capacidad de aguante-, empezaba el bingo a las 23:30h. Para ello, se asignó un cartón aleatorio a cada jugador y en una videollamada colectiva se fueron sacando y cantando los números. Tras muchas casillas marcadas y creciente  expectación, Pablo Yániz (2º) cantó línea. Minutos después, Lucía Hidalgo (2º) cantaba bingo, coreado con aplausos y caras de decepción por los más competitivos. Tal y como desde el comité se había prometido, ambos alumnos serán galardonados con… ¡unas fantásticas mascarillas de la UFV! El comité detectó con anterioridad que la demanda era mayor para el envío de unos bolígrafos de la universidad, pero están tan cotizados que la petición fue rechazada.

Pese a la realidad que se nos presenta, gracias a estas dinámicas supimos mantener lo importante: mantenernos juntos, seguir disfrutando y seguir conociéndonos los unos a los otros.

Sábado por la mañana

Ponencia de Armando Zerolo: “Universidad en relación con la Verdad”

“Cuando el sujeto entra en relación con un objeto, si la relación es verdadera, surge la Verdad”. Con esta frase comenzaba Armando Zerolo su ponencia en la mañana del sábado, la cual tuvo la gran amabilidad de regalarnos. El ponente prosiguió con la idea de que la realidad nos incumbe y por tanto no es ajena al sujeto. Se crean uniones y lazos con ella que nos permiten hallar un sentido y  encontrar la verdad en dicha relación. Debe haber cierta polaridad, cierto flujo, entre lo que somos y los demás, el mundo y nuestra circunstancia. Así, se contrasta la legitimidad de la famosa cita de nuestro querido Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mi circunstancia”.

20201114_100245220_iOS

De esta manera, la Verdad no es algo que pesa y molesta, sino algo que libera, una experiencia salvífica. Al principio, la polaridad de esta relación con lo externo puede suponer una contradicción si se da de manera equivocada. Dos posturas principales que nos alejan de una buena relación con la realidad son el constructivismo y el objetivismo y por ello nos alejan de la Verdad. La primera de ellas afirma que “yo construyo mi verdad”. Sin embargo, la persona que sigue esta dinámica se convierte en ese niño que rompe sus juguetes porque, aunque intenta establecer esa relación con ellos, no sabe cómo utilizarlos.

La Verdad no se hace inmediatamente visible, sino que está velada y por ello hace falta una técnica que trabaja más allá de la primera experiencia. No obstante, pese a que la realidad no sale de nosotros, sí que tiene que ver con cada uno de nosotros porque supone una relación del sujeto con el objeto conocido.

Tampoco debe uno caer en el olvido del sujeto, el cual ocurre en la otra principal postura equivocada: el objetivismo. En él se da un rechazo a la experiencia subjetiva, de forma que se intenta imponer la realidad, sin importar el sujeto en cuestión. Lo vemos, por ejemplo, en aquel profesor que todos tenemos en mente que se limita a dar información y no tiene en cuenta a los alumnos que tiene delante los cuales son, al fin y al cabo, los que debieran establecer una relación con esa realidad.

También se trataron otros métodos equívocos, como el ambientalismo, que consiste en la creencia de que todas las conductas son influenciables hasta el punto de llegar a condicionarlas. Esta postura tendría como consecuencia no poder ser ni hacer a nadie responsable de sus actos, pues todo se basaría en las circunstancias pasadas que habrían influido totalmente en su comportamiento. La postura contraria tampoco sería correcta, puesto que afirmaría que el ser humano tiene una preferencia moral innata hacia lo bueno y disgusto hacia lo malo, y que por tanto llevado al extremo significaría que la persona es ajena a las circunstancias.

Ante este gran abanico de opciones, Armando Zerolo propone una síntesis: la Verdad es una relación. Tal y como afirma Romando Guardini en “Mundo y Persona”: “La persona está destinada por esencia a ser el Yo de un Tú”. Así, el aula es este umbral que da pie a la relación, de ahí la presencia de la Verdad en la Universidad. Uno no conoce la verdad hasta que no siente que se quita un peso de encima, y por ello la experiencia de Verdad es una experiencia salvífica. El ponente, de manera muy acertada, concluía su ponencia afirmando que: “La Verdad da esperanza para que la persona pueda vivir en el mundo”.

Como de costumbre, la ponencia invitaba a hacernos preguntas, algunas de ellas eran las siguientes: “¿cómo se puede utilizar el lenguaje, que es arbitrario, para referirse a la máxima expresión de la objetividad?” o “¿Cómo convencer a alguien de que es mejor vivir en la verdad que ser feliz en la mentira?” Ante esta pregunta tan común y tan esencial, Armando Zerolo respondía que no se debe negar el dolor de la Verdad sino ahondar en ella, pero nunca hacerlo solo. Solo así se vive la experiencia salvífica de la Verdad. Tras esta magnífica ponencia, nos dirigimos, de manera virtual, a los grupos de trabajo, donde se plantearon muchas más preguntas. De esta manera, seguimos buscando la Verdad, y lo hicimos de la única manera posible: juntos.

Encuentro con profesores

A las 13h, los ELUs de distintos cursos nos reunimos con nuestros profesores de los módulos 1,3 y 5, además de con los coordinadores de los trabajos finales.

En este encuentro se resolvieron dudas, se plantearon temas para tratar en cada módulo y se presentaron las tareas finales. Un encuentro muy fructífero para renovar la ilusión y las ganas de trabajar.

Sábado por la tarde

Ponencia de Ruth de Jesús: ‘’Las tensiones que me forman y deforman’’

Sábado, 16:00h. Más de 100 ELUs conectados para escuchar la conferencia que esta experta en Psicología, Educación y Pedagogía daba. Siguiendo la línea argumental del fin de semana, hablamos de aquello que nos hace ser quiénes somos.

Ruth de Jesús comenzó la conferencia hablando sobre las diferentes dimensiones del ser humano. Se describen las dimensiones biológica, psicológica, social y espiritual. Es decir, tenemos un cuerpo material que reacciona frente a lo que le rodea según unas circunstancias concretas. Además, se une la conciencia de la existencia y la trascendencia de esta.

La visión íntegra del ser humano debe comprender estas dimensiones, ya que quedarnos con una sola parte supondría una visión reduccionista sobre nosotros mismos. Según la ponente, necesitamos integrar todas estas facetas de nuestra existencia. Todas estas ejercen una fuerza en nosotros y buscan un bien en concreto. Se nos planteaba la siguiente pregunta entonces: ¿qué bien es más importante?

Para poder ordenar los bienes de cada una de las facetas, necesitamos dirigirnos hacia una fuerza que nos inspira. Según este ideal o sentido de nuestra vida, aportamos un valor a la realidad, que nos hace aceptarla o rechazarla. Pero, ¿es todo sentimiento? Ruth de Jesús propuso a la razón como herramienta que necesitamos para valorar conscientemente a nivel personal aquello que nos sucede o percibimos. Un ejemplo fueron los prejuicios. Estos son un posicionamiento antes de un juicio consciente. Pueden ser trabajados racionalmente y someterlos a una comprensión para elaborar un juicio.  Por tanto, la razón nos permite ordenar los diferentes bienes hacia la Verdad de nuestras vidas. Y la Universidad nos enseña a valorar la realidad desde distintos ámbitos.

No obstante, este ideal no es un ideal perfecto. Tenemos grietas, pero nos pueden ayudar. La ponente nos lanzó la idea de la grieta como don: ¿cómo me puede ayudar algo que aparentemente me limita? Sabiendo nuestros límites y cómo me distorsionan somos mucho más libres porque podemos dirigir nuestros actos hacia la Verdad, pero desde la comprensión de nosotros mismos.

Los grupos de trabajo reflexionaron sobre esta maravillosa conferencia. Dieron vueltas alrededor de lo ya dicho, planteando nuevas preguntas y aclarando aquellas que se podían. Preguntas sobre el sentido de la vida, sobre las grietas y limitaciones de los seres humanos desde una perspectiva personal. Esta conferencia nos ayudó a conocernos a nosotros mismos y al otro de una manera nueva y especial: desde la Verdad de cada uno.

Domingo por la mañana

Ponencia de Javier Mula: ‘’ El servicio a la sociedad, el fin de la formación del universitario

20201115_095746145_iOS

Última ponencia de este fin de semana tan atípico. Se nos plantea el cuarto pilar de la universidad de la mano de Javier Mula. Una vuelta a conectar con el verdadero fin de la formación universitaria.

Se empezó la conferencia planteando la existencia del ser humano en relación. Siempre nos definimos en relación a la existencia del otro. En palabras del ponente, “no existe un yo sin un tú’’. Por tanto, la sociedad es una trama de relaciones extraordinarias entre las personas. Pero no solamente eso, sino que también somos en relación con el medio. Lo transformamos para poder sobrevivir en él. ‘’Somos en relación con el otro y con lo otro’’.

Por tanto, en la universidad se debe preparar a personas que entren en relación con la sociedad y sean capaces de transformarla. Es decir, prepararles a los alumnos para ejercer un liderazgo en lo más positivo y pongan sus conocimientos al servicio de un bien para la sociedad. Esta sociedad que entendimos como trama de relaciones configuradas en el ‘’yo-tú’’ donde todos necesitamos unos de otros.

 Pero, ¿qué es servir a la sociedad? Javier contestaba diciendo: ‘’Servir a la sociedad es hacer cada día lo que tengo que hacer’’. Es decir, comprometernos con aquello que tenemos que hacer y llevarlo a su máxima plenitud. Esto es amar a algo o alguien. El amor nos liga a las cosas porque descubrimos que las necesitamos existencialmente, y el acto de amor básico es la voluntad. Por tanto, debemos comprender el sistema de ideas imperante y ubicar nuestra profesión en la trama de relaciones para ponerla al servicio.

El pensamiento se plantea entonces como medio constitutivo para defender la Verdad yendo más allá, luchar contra los totalitarismos y por nuestra libertad. No debemos transformar lo que las cosas son a lo que queramos que sean, sino, descubrir la verdad que en ellas se esconde.

Así, terminamos el ciclo de ponencias que giran en torno al tema ‘’La libertad como motor de la historia’’. Debemos dar las gracias a todos los ponentes que dedicaron su tiempo para formarnos y descubrirnos algo más sobre la Verdad que nos rodea.

Asamblea

20201115_115038907_iOS

El broche final lo puso la Asamblea. Moderada por Laura Llamas y Juan Serrano, nos reunimos todos los ELUs para poner en común aquellas inquietudes que el fin de semana nos dejó. Salieron dudas, debates, reflexiones y experiencias preciosas, que hicieron que un fin de semana tan especial dejara tan buen sabor de boca. Sentirnos tan cerca unos de otros, compartiendo y escuchándonos fue una maravilla.

Para terminar, se explicó la nueva iniciativa de la Mención Honorífica para poner en común los proyectos que se desarrollen por los alumnos de la ELU. Así, se puede participar y crear nuevas ideas todos juntos, ampliando y afianzando la trama de relaciones extraordinarias de la que todos formamos parte. ¡Ánimo!

Natalia Aldaba y Marta Morcillo

Vida ELU forotanzania

Un gota de agua más – Tanzania Forum

Por:

 

Tenemos una noticia buenísima, y es que: ¡Tanzania Forum ya se está replicando, y no podemos ser más felices! De la mano de Ramiro Viñuales y Chema Caballero, que han estado ya haciendo encuentros en Costa de Marfil, surge Costa de Marfil Forum 2021. Pero esto no es todo, ¡Tanzania Forum pronto tendrá los primeros encuentros presenciales en terreno con las OSCs contactadas para preparar el futuro encuentro!

Inakuwa vamos a viajar a diciembre con el principal motivo de reunirnos con entidades, asistirán tres cooperantes junto con la Fundación Salvador Soler. El motivo principal de este viaje es el foro y avanzar en el resto de secciones de Inakuwa, haciendo que en todas ellas esté el espíritu del Foro, que los TFGs y estudios que llevamos puedan crecer y que todo esto se haga desde un sentido comunitario.

Sin embargo, se nos hace difícil financiar los proyectos en esta situación tras la pandemia Covid-19. Es por esto que hemos lanzado una campaña GoFundMe que nos ayude a recaudar dinero y a hacer posibles estos encuentros y el avance del resto de líneas en Tanzania.

En esta plataforma están todos los detalles de lo que haremos en Tanzania y por qué necesitamos viajar.

Equipo Tanzania Forum

Vida ELU Elumni arturo

Primera actividad ELUMNI

Por:

El mes pasado tuvimos la primera actividad exclusiva para los antiguos alumnos ELU: UNCOVER ELUMNI con Arturo Cardelús, joven pianista y compositor español que triunfa en Hollywood con sus bandas sonoras para cine y series

Los UNCOVER son el lugar donde descubrir referentes. Personas quizás no tan conocidas o mediáticas, de los que salen a diario en prensa, pero sí personas que tienen algo no solo bonito, si no valioso e importante que compartir. Personas que hacen un trabajo quizás más oculto, pero transformador, importante, reconocidos, por supuesto que sí en sus entornos profesionales. Personas audaces, personas cuyos elementos de trabajo son la Belleza, la Bondad, la Verdad y que día tras día, se sitúan ante esta triada. Los UNCOVER serán esos espacios para dejarnos sorprender, para descubrir a gente que quizás no conociéramos pero cuya historia de vida no solo es interesante en sí misma, si no que tienen algo que decirnos a todos y cada uno de nosotros de manera personal.

No es casualidad que hayamos querido inaugurar este espacio con Arturo Cardelús, quien hace de la Belleza su instrumento de trabajo, que es creador, precisamente de cosas bellas, que nos habla a través de su música a lo más profundo del corazón, que es inspirador, que tiene muchísimo talento, que tiene lo que podríamos llamar genio y que nos hizo pasar un rato increíble, hablándonos de corazón a corazón. Nos abrió las puertas de su intimidad, de sus sueños, de sus anhelos, y nos dejó sorprender además de acercarnos de verdad a la Belleza en la expresión musical de sus piezas.


ELUMNI es el proyecto que ha puesto en marcha la Universidad Francisco de Vitoria para seguir cuidando y acompañando a los antiguos alumnos de la Escuela de Liderazgo Universitario. Pretende seguir ofreciendo la posibilidad de degustar aquellas cosas que ya vivieron en su etapa universitaria en la ELU.

Es el lugar perfecto para seguir viviendo experiencias, para seguir compartiendo, para descubrir referentes de vida, para seguir haciéndonos las preguntas importantes y para seguir aportando de manera valiosa y significativa a vuestras vidas.

Si ya has acabado la ELU pero quieres seguir creciendo en este ámbito con esta propuesta, date de alta en la web, rellenando este formulario. Así estarás informado de todo lo que sucede y las actividades a las que puedes asistir.

Vida ELU IMG_2057

Elus por el Mundo – Carmen Godoy

Por:

Hola!! Soy Carmen Godoy, alumna de 2º de la ELU y de 3º del Doble grado de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Pablo de Olavide, en Sevilla. Este curso estoy viviendo mi experiencia Erasmus en la University College of London, donde soy una affiliate student en el grado de Estudios Socio-Políticos Europeos.

Como podréis comprobar, si leísteis la última Newsletter, mi experiencia en Londres está bastante ligada a la de Álvaro. Realmente, no creo que pueda describir mejor que él cómo estamos viviendo el intercambio de culturas, el choque gastronómico, la vida en una ciudad llena de contrastes y el ser universitarios en tiempos de coronavirus y en una institución tan global como defensora del autoaprendizaje, a la vez que exigente, llena de oportunidades y, a ratos estresante, como la UCL. He decidido, por lo tanto, tomarme la libertad de escribir acerca de lo que me está haciendo sentir todo lo que estoy viviendo, porque, al fin y al cabo, para mí, esos sentimientos son los que constituyen mi Erasmus.

IMG_2061

Erasmus es esfuerzo bidireccional por mantener vínculos. Son Clara e Isa llenándome el corazón de vida planeando lo que haremos juntas cuando puedan venir a verme. Son las videollamadas llenas de risas, cariño y recuerdos con Carlos. Erasmus es echar de menos a María, a Nuria, a Carmen, a Victoria, a Margarita, a Tomás, a Jesús… Es querer ver todos los días a Jaime, Beltrán, Javi, Rafa, Piluca, Julia… Pero también es tener la certeza de que el amor desafía todas las barreras que impone la distancia (y una pandemia con la que nos ha tocado convivir). Son las llamadas con mis abuelos y el apoyo de mi familia, que me llenan el corazón y el alma de calma. Es saber que no volveré a casa por Navidad, pero que sentiré el cariño de los que más me quieren cada segundo.

Pero para mí, Erasmus también significa nuevos comienzos y nuevos vínculos. Aunque como Álvaro dice, un Londres en tiempos de COVID-19 no es precisamente la ciudad de los abrazos, yo me siento una privilegiada, por tener la fortuna de rodearme de personas aquí que han sabido abrazarme el corazón.

IMG_2052Erasmus es la libertad y la felicidad que me ha regalado Javi. Son su apoyo, su cariño, su paciencia y su capacidad de transformar el tomarse un café esperando un bus en un momento que repetiría en bucle. Conocerlo me ha demostrado que Erasmus es intensidad, son conexiones inmediatas y vivir en gerundio. Mi Erasmus es también compartir ciudad con Claudia, que sabe ver lo mejor en mí y me hace sentir como en casa. Es improvisar y dejarse llevar con Jesús tras un día estresante, y saber que, pase lo que pase, siempre puedo contar con él para salir a respirar aire puro y fotografiar flores en el bosque de al lado de la resi.

Es disfrutar la ciudad con Álvaro y su don para hacerme reír (si no está ocupado haciendo la colada), sentirme querida con Inés y Gabri, escuchar los dramas de Pablito y cantar Hamilton con Carmen. Mi Erasmus es ver puestas de sol a través de cristaleras en el Victoria and Albert Museum con Pablo.  Son las noches de Tea Club con Tamara, Phoebe, Dan… Es bailar frente a atardeceres, chocolate caliente, cinco visitas al día al Pret y vino barato del Tesco. Son lunch breaks en el parque con acento francés que saben a Italia. Son Mimi y Déborah y todas las risas, cariño y planes que compartimos. Es conectar de manera especial con culturas que no conocía, sentir a Haya como un apoyo y una española más, y son las ganas inmensas que tengo que viajar a Egipto en verano para visitarla.

Erasmus para mí es saber que mi experiencia no se centra solo en Londres, ni se va a limitar a 9 meses, sino que me ha abierto las puertas a un mundo mucho más grande que una ciudad de 9M de habitantes: me ha hecho ser consciente de que soy ciudadana de una sociedad global preciosa de la que aún me queda mucho que descubrir. Mi Erasmus son nuevas emociones, que no me había permitido vivir antes. Es confiar en mí misma, atravesar las dificultades, con un poco de estrés, pero con una sonrisa, es llevar la esperanza por bandera y lanzarme a vivir nuevas experiencias a través de las cuales reconectar con la realidad, mi realidad, o empezar a hacerlo de una manera mucho más sincera a como lo hacía antes.

IMG_2064

Mi Erasmus están siendo las personas que me rodean y cada uno de los sentimientos que están despertando en mí. No podría hablar de lo libre que me siento, lo feliz que soy, sin mi experiencia, y mi experiencia no sería la que es sin todas y cada una de las personas que en algún momento, por insignificante que parezca, han alterado mi realidad. El conductor de Bolt que evitó que perdiera el tren a Brighton, el del autobús que me abrió la puerta fuera de la parada, la cocinera de la resi que me hace sentir como en casa. El barista simpático, el profesor comprensivo, los compañeros que comparten conmigo sus ideas. Es la satisfacción personal que siento al dar lo mejor de mi en un essay para la clase de Why Democracy, es el compañerismo en cada entrenamiento de Lacrosse, y lo enriquecedor de compartir opiniones en la Sociedad Diplomática. Es ser consciente de las oportunidades que ofrece mi nueva realidad y buscar el compromiso sincero con ella.

IMG_2056

También diría que Erasmus es fracaso, errores, decepción, frustación, incertidumbre, miedo… Pero no como límites a la libertad que siento, sino como puntos de partida para construir mi nueva actitud ante las dificultades que la vida me plantee. De cada experiencia y cada instante aquí aprendo algo, aunque de quien más estoy descubriendo es de mí misma. Solo cuando salimos de nuestra zona de confort nos desarrollamos como realmente somos, y, en mi caso, he descubierto que soy mucho más fuerte, capaz de disfrutar de lo bonito del presente sin estar condicionada por un pasado o un futuro, y mucho más independiente de lo que pensaba que era. En Londres, me he enamorado de cada rincón, de las hojas cayendo en un otoño idílico, de los colores pastel por las mañanas y las luces neón por las noches, del ruido y prisa de la ciudad y la calma y quietud de los parques, de Muswell Hill, mi nuevo hogar, de los atardeceres, del sonido del viento agitando los árboles, de los fuegos artificiales sin motivo aparente y de un río que refleja la ciudad que me ha robado el corazón.

IMG_2066

Me he enamorado de mis compañeros de experiencia, mi familia londinense. Me he enganchado a lo tranquila, segura y querida que me hacen sentir. Pero, sobre todo, me he enamorado de mi vida, de todo lo que me traje en la maleta y en el corazón y que me acompaña a cada paso que doy, de las oportunidades y la felicidad que me está regalando mi presente, y de un futuro que, después de todo lo que estoy viviendo, tengo muchísimas ganas de descubrir. Para mí, Erasmus es la felicidad que me produce emocionarme escribiendo estas líneas, darme cuenta de lo mucho que he cambiado, el sentir y conectar libremente con la realidad y sobre todo, el no querer dejar de hacerlo nunca más.

Sin categoría 1984

Cuaderno de Bitácora – 1984 (1948)

Por:

¿1984 o 2020?

Leer obras catalogadas como ‘’orwellianas’’ es sinónimo de transportarnos en tiempo y espacio a sociedades distópicas. Realidades que nos permiten echar un ojo a un posible fatal desenlace de nuestra historia como humanos. Este caso no es una excepción.

Escrita en 1948, por nombre lleva 1984, pero bien podría tratarse de una caricatura no tan exagerada del 2020. En ella, George Orwell (1903) nos plantea una aterradora realidad en la que las personas no son más que sacos de huesos, sin sentimientos ni razón. Vagan por la vida para servir a “el Partido” sin cuestionar ningún suceso que pueda tener cabida en sus vidas. Una sociedad en la que los humanos son meros autómatas prescindibles en pro de un bien mayor. Como siempre en este tipo de relatos, la historia gira en torno a un personaje que osa atentar contra el orden establecido, cuestionando la más básica de sus creencias por negarse a tragar con lo que le obligan a acatar.

Creadora de numerosos términos que hoy en día resuenan en nuestras cabezas como “el Ministerio de la Verdad”, “la Policía del pensamiento” o “el Gran Hermano”, esta novela invita al lector a una profunda reflexión sobre la existencia humana y sobre qué define a esta por sí misma y en relación con la sociedad. Cuestiona cómo la realidad es manipulada constantemente a voluntad de los que se encuentran en el poder para su propio beneficio de cualquier forma imaginable. Por ejemplo, reescribiendo la historia escrita, censurando a los disidentes que osan a utilizar su raciocinio, controlando las relaciones que cada cual mantiene con los demás (los sentimientos son signo de debilidad). Incluso mienten sin escrúpulos sobre los hechos que acontecen fuera de las fronteras de su burbuja pues nadie en realidad puede afirmar lo contrario.

Obviando el interés que me despierta por la formidable (¡y asequible!) narrativa que la caracteriza, esta obra siempre ha despertado en mí un sentimiento más próximo al miedo por lo real de sus invenciones exageradas cuando las comparamos a nuestra realidad actual. Abre debates que hoy en día están en boca de cualquiera en la más sencilla conversación escuchada en un bar. Y lo impactante es la forma en que lo logra, que, lejos de ser una invención distópica e irrealizable, parece más bien una fiel descripción de nuestro tiempo actual.

Siempre se ha dicho que para comprender el presente hay que fijarse en lo acontecido nuestro pasado, y también es bien sabido por todos que cualquier parte del conocimiento que ansiemos saber está en los libros. Teniendo esto en cuenta, no me queda más opción que recomendar encarecidamente esta lectura. Es un valioso instrumento para todo aquel que busque entender con mayor profundidad las turbulencias ideológicas que atravesamos en nuestros días, así como reflexionar sobre grandes cuestiones de la esencia humana y, de paso, disfrutar de una agradable obra fácil de leer.

Pablo Espinosa Castillo

Cultura Navarra

Actividad ELU en Navarra

Por:

Poca gente puede decir que ha tenido la experiencia de contemplar un retrato de La Mona Lisa hecho con mermelada de fresa, y aún menos personas pueden afirmar haberla visto representada con mantequilla de cacahuete. Sin embargo, ya somos 3 alumnos de la familia ELU que hemos podido disfrutar de una exposición de arte tan original como esta: Manuel Alegre (3º), Reyes Hernández (4º) y Natalia Aldaba (2º).

La idea de la visita a la exposición “Vik Muniz” en el Museo de la Universidad de Navarra surgió como excusa para una reunión del grupo ELU Navarra, que tiene ganas de seguir creciendo y mantenerse activo. La pandemia, el cierre de toda la hostelería y el buen tiempo de Pamplona nos planteaba un reto: debía ser una actividad sin mucho contacto, de interior e interesante. Así que, ¿por qué no incluir un poco de arte en nuestras vidas?

Imagen2

Vik Muniz es un artista brasileño que realiza exposiciones fotográficas de representaciones creadas a partir de obras clásicas, personajes literarios, situaciones cotidianas o paisajes universalmente reconocidos utilizando materiales poco comunes, como chatarra, comida, células madre, pigmentos o hilos que consiguen toda una nueva visión de la realidad expuesta. El autor juega con las profundidades, el volumen y la perspectiva de la obra y esto influye en la percepción de cada uno, que consigue diferir respecto de la provocada por la obra original. Desde la distancia, la obra se percibe como un conjunto lleno de significado. Sin embargo, cómo cambia la mirada a medida que uno se acerca a lo pequeño. Al prestar más atención, se descubrían los verdaderos materiales de la obra como tinta, juguetes o incluso diamantes; la riqueza de algunas técnicas al representar un paisaje con hilos finos o alambres, así como sutiles ironías presentes, como una imagen de la Gioconda bebiendo cerveza en una versión de “Baco”, de Velázquez, o una representación de Frankenstein hecha con caviar.

El arte nuevamente ha entrado a nuestras vidas rompiendo con la rutina, y nos ha invitado a la reflexión. Si el autor era capaz de rescatar todo tipo de objetos “desterrados” de un vertedero y dotarles de un nuevo sentido, ¿vuelve a convertir a estos objetos en útiles? ¿Puede el nuevo significado de la obra otorgar una “nueva utilidad” a esos materiales? ¿Se puede hablar de utilidad en el arte?

Imagen4

Durante toda la exposición hemos mantenido una actitud de asombro y sorpresa, que nos ha brindado la oportunidad de poder escucharnos y comentar las diferentes interpretaciones o detalles escondidos que cada uno de nosotros era capaz de apreciar. De ahí nos ha surgido la pregunta: ¿Hasta qué punto habla de nosotros mismos aquello que nos suscita una obra? ¿Puede realmente todo lo que nos despierta una emoción ser considerado arte? ¿Deberían censurarse ciertos tipos de manifestaciones artísticas?

Imagen3

Como todo hoy en día, también el arte se está modernizando: el artista, con ayuda del personal del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), consiguió disparar unos láseres sobre un grano de arena, consiguiendo, vista bajo un microscopio, la imagen de unos preciosos castillos dibujados.

Salir de la rutina para incorporar el arte en compañía de ELUs ha sido una experiencia realmente bonita, aunque efímera, lo cual nos deja con ganas de más actividades como esta. Es un pequeño recordatorio de que, pese a la situación actual, podemos seguir encontrando la belleza y el arte en la vida diaria. Al fin y al cabo queda demostrado que en Navarra, como en todas partes, hay más que coronavirus.

Natalia Aldaba

Vida ELU YR6

Un café solidario por Plaza España

Por:

El sábado por la mañana, algunos ELUs nos levantamos para participar en un café solidario por Gran Vía. Con el desayuno guardado en la mochila, colgada a la espalda, quedamos a las 12:30 en Plaza España. Pablo Michavila nos organizó en grupos de 6 personas al llegar y nos dividimos por las calles. No sabíamos a quién conoceríamos esa mañana. Los cafés solidarios del grupo Youth Revolution ya resuenan por los círculos jóvenes de Madrid y de varias ciudades de España, después de solo 3 semanas en marcha, y la ELU tenía que participar en alguno de ellos.

Uno de los grupos comenzó a andar por la calle Princesa hasta encontrarse con José, un señor de unos sesenta años que llevaba un par de décadas en la calle. Agradeció el café y el desayuno y nos sentamos con él en el suelo a escucharle. Nos contó la razón por la que no quería ir a comedores sociales, que fumaba pero no bebía. Se acercó una señora y se alegró de que José tuviera compañía. Ella pasaba todos los días por ahí, le daba dinero cada vez, y ya le había cogido cariño. Después de media hora de conversación, nos levantamos para seguir conociendo por Gran Vía.

Fuimos en dirección a Callao nos paramos al lado de una cafetería llena de jóvenes desayunando. En la puerta cerrada del banco de al lado encontramos a un señor de unos cincuenta años, con la cara marcada y la piel rugosa. Le llamaban Checo y estaba leyendo cuando los seis chicos se acercaron. Nos volvimos a sentar en el suelo para acompañarle. Nos contó que tenía una mujer e hijos en Italia, de 25 y 26 años, pero que había perdido el contacto con ellos. Que llevaba desde los 16 años en la calle, por decisión propia. Se dedicaba a hacer pompas de jabón en la plaza de Ópera. Nos relató cómo se rompió la pierna y tuvo que dejar de hacer pompas en la plaza, y cómo al recuperarse en marzo, se lo prohibieron por el distanciamiento social.

Después de hablar con alguna persona más, llegaron las 14.00 y nos reunimos con el resto de grupos en Callao.

Con caras nuevas. Los cafés solidarios siempre cambian. Habíamos escuchado historias que desmontaban prejuicios, desde el respeto y la sencillez. Habíamos ayudado y habíamos aprendido. Nos tomamos unas cañas mientras compartíamos impresiones, y aseguramos que repetiríamos.

Teresa Mondría

Vida ELU thought-catalog-505eectW54k-unsplash (1)

La ELU se queda en casa

Por:

Volvemos a marzo de 2020. La situación del coronavirus nos obliga a cancelar billetes, y retroceder todo lo avanzado hasta ahora en la organización del FdS. Estamos en noviembre y parece que no ha cambiado nada. Pero ha cambiado todo.

Los alumnos de primero ya os encontráis en segundo. Solo habéis vivido un findELU, y teníais ganas de repetir. Los que ahora estáis en primero esperabais esa primera experiencia ELU al completo. Tercero y cuarto esperábamos los reencuentros, y sabemos que estamos en la cuenta atrás. Los de cuarto sabemos que no nos quedan casi findELUs por disfrutar.

Pero todos somos conscientes de cómo está la situación, y que la carta estaba sobre la mesa. Y había posibilidad de volver a marzo de 2020, como parecía al principio. Pero como ha cambiado todo, esta vez vamos más preparados.

Ya fue un reto llevar a cabo la inauguración de la ELU de forma presencial, y afortunadamente se pudo, gracias a la capacidad de organización de María Torras y el equipo de la ELU. Y el fin de semana del 13 de noviembre pintaba un reto mayúsculo, no solo por seguir las medidas de seguridad sino por la posibilidad de que tuviera que ser a través de una pantalla para todos. Y así ha sido. Y así nos encontramos, en el comité del fin de semana, preparando algo sin precedentes, el primer FdS de la ELU online.

Es un reto al que nos enfrentamos todos juntos, y que solo vamos a aprovechar si es todos juntos. Como dijeron en el comunicado, en nuestras manos está coger la oportunidad de vivir un FdS excepcional, aunque sea desde nuestra casa.

Es difícil de imaginar el esfuerzo que supone para los que llegáis de nuevas el conectaros a través de una pantalla y ver un par de cientos de caras que habréis visto un par de veces más si cabe. Pero cualquier ELU de unos cursos más os dirá que lo aprovechéis, que sigáis guardando los días del 13 al 15 de noviembre para la ELU, para las sorpresas que puede traer. Haremos todo lo posible para que la esencia esté, para que viváis lo más parecido a la ELU en cada punto de España, de la forma en la que la situación lo permita. Esta vez es a través de Teams, y esperamos que la próxima sea sentados en el Aula Magna. Si no podemos ir a la ELU, la ELU viene a casa.

Ninguno sabe qué va a pasar mañana, ni como será el finde, ni qué vendrá para el siguiente. Solo sabemos que el viernes 13 de noviembre nos veremos, cara a cara, entre píxeles, pero con ganas de llenarnos de esa energía que caracteriza a los findes. Esta vez, ponerse en juego va a significar estar delante del ordenador y sentir que esto vale la pena. Os esperamos a todos conectados.

Un abrazo,

El comité del fin de semana

Vida ELU manuel bueno

Cuaderno de Bitácora – San Manuel Bueno, mártir (1931)

Por:

San Manuel Bueno, mártir (1931), de Miguel de Unamuno, es uno de tantos títulos que poblaban nuestros apuntes de literatura de Bachillerato. Muchos lo conocemos como a un pariente lejano, de pasada, pero nunca hemos tenido contacto con él. Por eso me animé a darle una oportunidad a este breve libro, de unas sesenta páginas.

La premisa es muy sencilla: el párroco de una aldea ficticia, conocido por su bondad infinita al obrar, mantiene en secreto que no cree en la vida eterna. A partir de esta idea, Miguel de Unamuno desmiga docenas de dilemas existenciales y los comparte con nosotros. Para un creyente, en concreto, hay preguntas muy provocadoras: ¿se puede salvar alguien sin fe, solo a través de sus buenos actos? ¿Son “todas las religiones verdaderas”, como se sugiere, porque “hacen vivir espiritualmente” a los pueblos?

Sin embargo, cuando pensaba cómo escribir esta reseña, quería enfocarla desde una perspectiva más abierta, buscando en la obra un tema más íntimo y universal. Me pareció encontrarlo en un momento concreto, cuando un personaje le dice a Don Manuel que “la verdad [se debe decir] ante todo”. El sacerdote responde que la verdad es “algo terrible, algo intolerable, algo mortal; la gente sencilla no podría vivir con ella”.

Los universitarios tenemos esta misión muy asumida de perseguir el conocimiento y, por consiguiente, la verdad, sea a través de la investigación, la reflexión, las artes… No es algo único a nosotros, pues la sociedad en su conjunto parece situar la transparencia muy arriba en su escala de valores. Es evidente que a nadie le gusta sentirse engañado.

Sin embargo, si no somos conscientes de la mentira, ¿puede ser esta preferible a una verdad dolorosa? Este es el dilema central de la obra, a mi modo de ver, y nos toca de lleno. ¿Quién no ha contado una “mentira piadosa” alguna vez (o unas cuantas)? En el día a día, quizá no tengan gran importancia; pero cuando Don Manuel se juega la salvación de su pueblo…

¿Tenemos derecho a ocultar la verdad porque consideremos que es dañina? ¿O estaríamos entonces vulnerando el derecho a conocerla de las demás personas? Además, si reconocemos que hay verdades con consecuencias negativas, ¿no se tambalearía la idea que solemos aceptar de que lo verdadero es también bueno y bello?

Entiendo que esta reseña puede parecer más una enumeración de preguntas, pero es que el libro es una explosión de interrogantes. Si os dejo unos cuantos en estas líneas es para animaros a que lo leáis también y podamos intentar averiguar juntos qué significan; quién sabe, quizá en el próximo fin de semana de la ELU…

David Rodríguez Marín

Vida ELU IMG_20201105_094415_265

Elus por el Mundo – Álvaro Salgado

Por:

¡Buenas! Para los que no me conozcáis, mi nombre es Álvaro Salgado. Soy un alumno de 3º de la Escuela de Liderazgo Universitario, que estudia Derecho y Estudios Internacionales en la Universidad Carlos III de Madrid, y que está de Erasmus desde septiembre y, si todo va bien, hasta junio, en Londres, en la University College London, que ya muchos conoceréis de primera mano.

¿Qué es un Erasmus? ¿Es la tierra prometida a todo alumno español que entra a la universidad bajo la cascada de rumores acerca de lo extraordinario de la experiencia? ¿Es la oportunidad de escapar de los pasillos y las aulas que ya nos resultan no solo conocidos sino agotadores y poder así hacer nuestras las historias y las paredes de lugares lejanos que siempre tendrán nuestra impronta? ¿Es el espacio para conocer a personas nuevas cada día y fraguar lazos que se sienten viejos por mucho que no tengan ni un mes de vida? ¿Es, quizás, un sueño roto por la pandemia que ha paralizado nuestras vidas y que cada día nos asesta un nuevo ataque a nuestras ilusiones?

IMG_20201105_094436_434

Erasmus es todo eso y mucho más. Es un mundo de nuevos horizontes para quienes por primera vez se van de casa, es un horizonte renovado para quienes ya lo hicimos. Tuve la enorme suerte de poder estudiar fuera de mi ciudad de nacimiento desde primero de carrera, y con ello también hube de sufrir la enorme desgracia que es alejarse de todo lo que has querido y mantenido cerca durante dieciocho años. Sin embargo, la experiencia Erasmus te lleva un poco más allá, y te obliga no únicamente ya a cuidarte a ti mismo, no únicamente a responsabilizarte de tu supervivencia en una ciudad ajena y extraña, sino también a renovarte y volverte a hacer a ti mismo. Te obliga a ser de nuevo aquel niño de dieciocho años que llega asustadizo a un paraíso oculto que le queda por conocer. Te obliga a crear de nuevo tu círculo de personas de confianza, te obliga a ponerte frente a tus propios prejuicios al conocer a personas que provienen no ya únicamente de rincones diversos de España, sino de todos y cada uno de los países de este mundo que hoy necesita de personas que sepan ver más allá de las diferencias que marcan nuestras fronteras. Cuando nos ocultamos bajo una mascarilla para proteger y protegernos, todos somos lo mismo: jóvenes tratando de asegurar el futuro de este mundo. Cuando brindamos juntos, no hay diferencia entre alemanes, franceses, españoles ni egipcios. Solo un clamor al cielo para que las cosas vayan bien y podamos disfrutar los unos al lado de los otros. Y también para que UCL, esa universidad que siempre había soñado, no nos arrebate la libertad bajo una nueva montaña de trabajo.

IMG_20201105_094833_968

La universidad es diferente allende los mares. UCL te otorga la independencia que desees, y eso es tan bueno como terrible. Tú llevas tu estudio, tú decides cuánto tiempo le dedicas, tú decides en qué temas te centras, tú decides, en definitiva, cómo deseas que se construya tu experiencia. Los profesores te acompañan, te explican ciertas cuestiones y de vez en cuando te señalan cuáles son los puntos más relevantes. Por lo demás, está en tu poder. La independencia conlleva responsabilidad, y por eso este sistema me parece al mismo tiempo una forma de tratarnos como adultos y una educación insuficiente. Universidad es una enseñanza compartida entre el alumno y el maestro, y creo que en ese sentido hay una fuerte carencia de tutelaje en las aulas inglesas. Por no hablar, claro está, de las limitaciones que impone la enseñanza online.

La COVID19 ha cambiado cómo se vive Erasmus. Lejos quedan aquellas fiestas tremebundas de las que nos hablaron nuestros veteranos y aquellas semanas de conocer cada noche a decenas de personas nuevas. Muchos son los que no se han atrevido o no han podido al final venir hasta las tierras de la (quizás no tan) pérfida Albión y muchas las restricciones en pie que en pos de asegurar nuestra salud han cotado lo que nos podemos permitir hacer con nuestros amigos. Pero en cierta manera también nos ha brindado una oportunidad. Nos ha permitido conocer mucho mejor a las personas que nos rodean, sustituir el frenesí incierto de cientos de personas por la aún tímida pero incipiente amistad cierta y verdadera que nace entre quienes se enfrentan a la adversidad hombro con hombro. He tenido una enorme suerte.

IMG_20201105_094747_310En el tiempo que llevo aquí, he podido conocer a personas extraordinarias. He podido empezar de cero con compañeros de clase de Madrid que jamás pensé que querría tanto (y que encima me cuidan como si fueran mi madre en este mundo foráneo), conocer a compañeros de la ELU que ya lo son también de incertidumbre y fotografía (Carmen, te quiero mucho), amigos de Madrid y de Alicante y de Burgos y del Cairo y de Múnich y de París, y ver que todos somos lo mismo en este Londres que nos acoge bajo su luz tenue y su lluvia permanente. Londres es una ciudad que nunca descansa, una ciudad que no deja de llorar y de gritar pero a la que nadie hace nunca caso, como le pasa a todas las ciudades que nunca duermen. Es una ciudad que te atrapa y te ahoga y te hace vivir de nuevo. Es una ciudad que no sabe comer, y reitero que la calificación del fish and chips como plato nacional habla de una cultura gastronómica cuestionable, pero es una ciudad que sabe abrazar. Una ciudad peligrosa, complicada y a tiempos oscura, pero que te recibe en sus calles adoquinadas y bajo el resplandor de los mil y un relojes que iluminan el firmamento londinense te susurra que aquí todo es posible y que si lo sueñas puede hacerse realidad. Inglaterra es más parecida a España de lo que jamás pensé, pero también distinta. Siento en los ingleses una falta de empatía, una suerte de poso de cariño y de respeto hacia el prójimo que vive en el corazón hasta del español más bruto y que en cambio aquí desiste, derrotado bajo la frialdad de una cultura en la que los abrazos no existen. Creo que eso es lo que más echo de menos: gente que quiera dar muchos abrazos.

IMG-20201105-WA0032

Cuando estéis leyendo estas líneas, yo probablemente me halle bajo el nuevo confinamiento impuesto en Reino Unido para tratar de detener el imparable avance de contagiados y de víctimas. Jamás, bajo ninguna posibilidad, pensé que nos veríamos obligados como generación a enfrentarnos a tiempos tan complejos y difíciles. Pero precisamente por ello solo hay una forma de sobrevivir y de ganarle el pulso al tiempo: ser valientes. Aventurarse en todos los rincones del mundo y hablar todos los idiomas que sepáis, y chapurrear los que no. Enamorarse de quienes no te corresponden y emocionarte cuando ves en los ojos ajenos la misma chispa, y hacer amigos que te invitan a viajes en cada rincón del mundo, y soñar siempre con el día en que desde Primrose Hill, la colina que domina Londres y que ya se ha tornado en colonia española, podamos ver iluminarse el cielo con los fuegos artificiales que celebren nuestra victoria.

IMG_20201105_094821_034

¿Qué es Erasmus? Para mí, está siendo el reencuentro con aquel niño de dieciocho años, mi reconciliación con él y conmigo, con lo que será y con lo que ya ha sido. Es la promesa de todo y de nada, solo de aquello que te atrevas a vivir y a arrebatarle de las garras al tiempo. Erasmus es un horizonte nuevo y una forma de hacer enormes y nuevos y vivos los ya existentes. Ha sido un regalo, que me ha dado a Javi, a Carmen, a Gabriel y a Inés y a Carmen y a Pablo y a Antía y a Ignasi y a Haya y a Déborah y a Myriam y a Josef y a tantos otros.

Sentado al pie del pórtico de UCL donde un día posé con mis compañeros de Becas Europa XIII solo puedo pensar: ¡viva Erasmus!

Vida ELU marta morcillo una gota de agua mas

Una gota de agua más – Marta Morcillo

Por:

El 18 de septiembre es el World Clean up Day, y ¿qué mejor que pasar el día limpiando la playa?

Este año cayó domingo, día en que la asociación Bioagradables organiza cada mes una limpieza de playas. Éramos unos 50 voluntarios en la playa de la Patacona, en Valencia. Todos pertrechados con guantes, mascarilla, gorra (en Valencia suele hacer mucho sol) y muchas ganas de empezar.

Las limpiezas de playa consisten en recoger por áreas y por grupos los residuos que veas. Una vez recoges todos los residuos que puedas, habrá un monitor de la asociación esperándote con una tablilla (de material reutilizado) donde apuntará todo lo que hayas ido recogiendo, así como con bolsas de basura para poder reciclarlo todo correctamente. Además, se hace un recuento de todos los residuos en una plantilla oficial, que luego puede ser utilizada como fuente de información para implantar políticas ecológicas en las playas o las diferentes zonas que hayamos limpiado.

Puede que de primeras no suene muy apetecible pasar la mañana recogiendo microplásticos, botellas de plástico, bolsas e incluso materiales de construcción enterrados en la arena. Pero la verdad es que es un entorno impresionante para conocer a gente muy diversa: jóvenes, mayores, estudiantes, trabajadores, familias… Además colaboras en un proyecto que te interpela directamente como ciudadano y que ayuda a construir una sociedad más respetuosa y justa. Empiezas sin ver nada, incluso parece que todo esté bien y que no hagas falta. Hasta que te fijas en los pequeños detalles. Ahí es cuando ya no eres capaz de despegar la vista del suelo. Cuando acabas, sientes que necesitas hacer más, que aún te faltaban cosas por recoger. Es la manera más directa que he tenido para darme cuenta de lo que realmente somos capaces de hacerle al ecosistema, tanto para bien como para mal.

Esto es parte de lo que se conoce como ‘’ciencia ciudadana’’. Nosotros, personas que (algunos) no tenemos formación en ese campo, podemos acercarnos más al medioambiente y a su cuidado desde la práctica. Asimismo, nos sentimos parte de la comunidad, ya que la protegemos, la cuidamos y contribuimos a su estudio e investigación para mejorar su calidad. Es una manera de acercar la ciencia a las personas de a pie e involucrarlas en algo que repercute directamente en su día a día.

Recomiendo este tipo de actividades a todas las personas que quieran colaborar con su comunidad. Es precioso ver cómo puedes sentirte relacionado con lo que te rodea de una manera tan sencilla como es cuidando de tu entorno. Tanto como si te interesa la ciencia, como si no, esta es una de las maneras más bonitas que he encontrado para adentrarte o acercarte a ella.  Merece la pena intentarlo, ya sea en la playa, en la montaña, en los parques de tu ciudad o donde sea. Al fin y al cabo, piensa globalmente, actúa localmente, ¿no?

Marta Morcillo Martínez

Vida ELU 4158bd44-3e09-4c27-87c8-0b531e6b12b4

Primera actividad ELU en Madrid

Por:

El pasado 31 de octubre los delegados de Madrid organizaron la primera actividad en la Comunidad de Madrid que por los diversas circunstancias tuvo que dividirse en dos según la zona en la que viven los alumnos. Algunos de los que participaron nos cuentan ellos mismos cómo lo vivieron y en qué consistieron las dos propuestas:

MADRID

Pilar Monedero García-Ochoa – 1º

El pasado 31 de octubre se produjo el encuentro entre los ELUs de Madrid. Las limitaciones de movilidad plantearon en un primer momento ciertas dificultades para que se produjera. Sin embargo, los delegados supieron solucionarlo buscando todas las alternativas posibles para que este encuentro tuviera lugar, y ahora podemos decir que fue todo un éxito.

89f7fedd-8f91-4490-853d-943bbcfb2950

La actividad giró en torno a la visita al Museo Thyssen, concretamente a la exposición temporal de expresionismo alemán, lo que nos permitió rodearnos de un ámbito cultural que nos ayude a empaparnos del sentido ELU. Las diferentes obras nos permitieron entender mejor la sociedad de finales del siglo XIX y principios del XX, que vivieron una época de guerras y enfrentamientos de clases lo que hizo que esto quedara reflejado en sus obras con motivos abstractos y subjetivos. Pudimos apreciar diferentes corrientes dentro del propio expresionismo lo que llenaba la exposición de contrastes. Por un lado, llamativos paisajes rurales o extrañas figuras que daban pie a la imaginación de cada uno. Por otro lado, obras más oscuras que representaban los sentimientos del autor que decidía abstraerse mediante la pintura para poder representar lo que ocurría a su alrededor.

Después de haber visitado la exposición, fuimos al Retiro para poder llevar a cabo los grupos de trabajo. Aprovechamos la agradable tarde de otoño para sentarnos en el césped y compartir nuestras impresiones sobre lo que nos había transmitido la exposición. Además, hubo tiempo para hablar sobre futuros encuentros y cómo utilizaremos el nuevo Pasaporte ELU que nos ayudará a llevar un recuento de todo lo que hagamos según el ámbito en el que se enfoque.

Por último, qué mejor manera de acabar este encuentro que yendo a tomar algo por los bares de Madrid. Recorrimos desde el Retiro las principales calles hasta encontrar algún bar que acogiera a tantos grupos de seis personas en los que nos dividíamos. De esta manera acabó este primer encuentro en Madrid, entre risas y anécdotas pudimos conocernos más y dar pie a futuros encuentros que seguro serán igual de increíbles.

Jaime López Espada – 2º

El pasado sábado tuvimos la oportunidad de reencontrarnos con nuestros compañeros de la ELU y de encontrarnos, en algunos casos por primera vez, con los de primero. Sin duda fue una gran oportunidad para conocernos un poquito mejor y, además, cómo se suele decir ahora, todo se hizo con las medidas sanitarias adecuadas.

La actividad comenzó en el museo Thyssen, donde nuestro grupo se dedicó a admirar las obras de los expresionistas alemanes, sobre todo las de Kandinsky, a renombrar cuadros y a tener algún que otro debate intensito, o mejor dicho, apasionado, sobre los límites del arte.

7711254c-ae3c-4d18-bcc2-04d1cca7cf95

La velada continuó en el parque madrileño del Retiro. Una vez dentro nos asentamos alrededor del Palacio de Cristal (en grupos de seis que es lo que marca la ley) que actualmente alberga una exposición de flores gigantes muy bonita. Allí y al modo de los grupos de trabajo tratamos de explicar qué era para nosotros la ELU y compartir experiencias, expectativas y emociones. Creo que hablo en nombre de todo mi grupo si digo que los seis salimos de allí con ganas de aprovechar lo máximo que se pueda este año todo lo que tenga que ver con la Escuela de Liderazgo. Ah bueno, y con ganas de rellenar todas las páginas del nuevo Pasaporte ELU.

Después de todo esto, la actividad se dio por finalizada y todos nos despedimos, pero como no podía ser de otra forma muchos nos fuimos a tomar algo y disfrutar de lo que quedaba de noche antes del toque de queda.

Luisa Ripoll – 3º

La exposición temporal del Thyssen estaba perfectamente escogida para mostrar el cambio de paradigma que se dio en el arte a principios del siglo XX: el uso subjetivo del color y de las formas, la búsqueda de los sentimientos más reales. Para mí, una exposición perfecta para el encuentro, ya que cada cuadro estaba sujeto a múltiples interpretaciones, y comentarlas con el ELU que tenías al lado surgía de forma natural y siempre era constructivo. Al final, uno se reconocía en la mirada del otro, y qué manera más bonita de conocerse.

POZUELO

Borja García – 4º

El sábado pasado tuvimos una actividad los elus que somos de la zona de San Juan de la Cruz, en Pozuelo de Alarcón. En principio íbamos a ir al museo Thyssen en Madrid, pero como confinaron nuestra zona fuimos a ver otra obra de arte completamente inesperada. Esta obra es especial, pues no ha sido creada por ningún hombre.

b34c2c22-41ff-498c-90e9-5fc713baf9ec

Además, aunque muchas veces se ha intentado copiar, nunca se ha conseguido igualar en belleza y asombro. Hablo de las puestas de sol.

Fuimos a un parque natural que hay en Pozuelo por la tarde, buscamos un sitio que tuviera buenas vistas y estuvimos contemplando la puesta de sol. Durante la puesta, leímos algunos fragmentos de poesías en las que se hablaba de esta maravilla, y después estuvimos hablando y reflexionando sobre cómo muchas veces las mayores maravillas del mundo no están en un museo ni en un lugar exótico, si no que las puedes encontrar con tan mirar a través de la ventana. Nos dimos cuenta de lo impresionante que es que algo tan peligroso y hostil como el sol puede generar una situación tan bella cuando se junta con el resto de elementos de la naturaleza.

¿De verdad todo esto se ha creado por azar? Nos preguntábamos.

2c8dbaa2-38d3-4725-b5a4-9e8f1afbe96b

Nos sirvió para conocernos mejor a los que ya nos conocíamos de antes, a hacer amistad con aquellos que son de primero, a darnos cuenta de que muchas veces son las cosas más sencillas las más bellas, y que son estos momentos, bien disfrutados y con un buen grupo de amigos, de las cosas que nos hacen más humanos.

Jaime Parra – 1º 

En un mundo dividido por una enfermedad pandémica, los ELUs del Pozuelo confinado se encontraron en un día de cielo rosado para observar el atardecer. Arropados por letras de Neruda, reflexiones de Gandhi e historias de Exupèry, no les hace falta ver 43 atardeceres en un día como el Principito, porque con uno en buena compañía es suficiente.

Vida ELU Elena y Carmen de la Iglesia

Elena y Carmen de la Iglesia han sido finalistas de los premios STEM Talent Girl

Por:

El pasado 29 de octubre se celebró la gala de entrega de premios de los STEM Talent Girl AWARDS, en la que nosotras resultamos ser dos de las cuatro finalistas a nivel nacional. Nuestra andadura por este maravilloso proyecto, dirigido a desarrollar el talento y el fomento de las vocaciones científicas-tecnológicas de niñas y jóvenes, comenzó hace ya tres años. Todavía recordamos el día en el que asistimos a las pruebas de selección: había tantas candidatas que pensamos: ¿por qué nosotras? Y, poco a poco, hemos ido obteniendo muchas respuestas. Hoy sabemos que nunca habríamos llegado a la fase final de estos premios si, para empezar, aquel día no hubiéramos buscado el sí, cuando ya teníamos el no. ¡Y lo conseguimos!

Durante estos años nos hemos enriquecido enormemente acudiendo a masterclasses memorables, realizando sesiones de shadowing en empresas, mejorando nuestra oratoria, exponiendo proyectos de investigación llevados a cabo con el asesoramiento de mentoras altamente cualificadas en las áreas STEM… y participando en un sinfín de actividades más que han representado grandes oportunidades para nosotras y que hemos intentado aprovechar al máximo. Sin duda, nuestro aprendizaje ha sido extraordinario, debido en gran parte a que hemos disfrutado mucho a lo largo del proceso. Esto se lo atribuimos a todas las personas (ponentes, organizadoras, mentoras, familiares y compañeras, muchas ya amigas) de las que nos hemos rodeado porque, al igual que en la ELU, en este programa, tanto la felicidad como la formación solo son reales y completas cuando son compartidas.

Cuando, hace unos meses, el programa se propuso reconocer y premiar la excelencia académica y el talento de las mejores estudiantes de Secundaria y Bachillerato, nosotras no dudamos en presentar nuestras candidaturas. Estas consistieron en la realización de un vídeo en el que se mostraran nuestros méritos académicos y extracurriculares, así como nuestra aportación al mundo científico hasta el momento. Desde luego, el trabajo y el esfuerzo han sido palabras que nos hemos repetido una y otra vez para llegar hasta aquí. Muy necesarias. Pero no suficientes. Estamos convencidas de que la que nos ha hecho alcanzar la final es la ILUSIÓN, y podemos afirmar rotundamente que nos acompañará a lo largo de nuestras vidas.

Por otra parte, nos alegra pensar que el jurado, integrado por ocho reconocidos profesionales, ha comprobado que, sí, somos dos hermanas mellizas y, sí, somos dos personas y candidatas totalmente distintas. Esto nos emociona porque se verifica que, si bien hemos sido inculcadas los mismos valores, vivido experiencias similares y adquirido conocimientos semejantes, gracias a Dios, las personas somos únicas, diferentes e irrepetibles. Además, nos encantaría que la figuración de dos hermanas entre las cuatro finalistas hiciera ver que el amor supera cualquier rivalidad y que, cuando la competencia es sana, cuando uno ayuda a mejorar a su “adversario”, por muy paradójico que suene, es cuando realmente se produce el crecimiento intelectual e interior de la persona. Si esto se diera a gran escala, sería el propio mundo el que cambiaríamos para mejor. Becas Europa nos enseñó en su día que este reto está en nuestras manos, desafío que tenemos muy presente hoy por hoy.

Por último, nos sentimos no solo afortunadas, sino también agradecidas de formar parte de este programa. Nuestro sueño de llegar juntas a la final se ha cumplido. Ese ha sido nuestro mayor premio. Observar que hay más gente dispuesta a dar lo mejor de sí a nuestra sociedad también ha supuesto una gran satisfacción, y felicitamos a todas las participantes y alumnas del programa por ello. Pero como cuando un sueño se hace realidad aparece otro nuevo en el horizonte, nos gustaría concluir compartiendo con todos vosotros nuestro deseo de llegar a ser referentes para las próximas generaciones de jóvenes, al igual que lo son para nosotras todas las personas, especialmente las mujeres, que integran STEM Talent Girl. Estamos seguras de que la ELU nos ayudará a cumplirlo.

Carmen y Elena de la Iglesia

Vida ELU Sevilla

Encuentros por provincias

Por:

Durante estas últimas semanas muchos de los alumnos que están en las diferentes provincias de España han aprovechado para reunirse y poder conocer a las nuevas incorporaciones de este curso. Ellos mismos lo cuentan:

Sevilla

¡Hola a todos!
“El pasado jueves 8 de octubre tuvo lugar la primera actividad del curso de los ELUs Sevilla. Debido a las circunstancias que vivimos, solo unos pocos de este numeroso grupo pudieron acudir a una pequeña reunión bien acompañada de unas cervecitas. Fue un rato agradable de charla en el que tuvieron la oportunidad de presentarse, conocerse mejor unos a otros y plantear las bases del curso que se nos presenta.
Es por ello que el siguiente jueves, siguiendo la tradición, otro pequeño grupo de nosotros pudo nuevamente reunirse, en la Taberna Mármol de Viapol, barrio céntrico sevillano muy frecuentado por estudiantes.
Sin embargo, nos quedamos con ganas de más y a la espera de poder conocer a nuestro nuevo mentor, Diego, que en la distancia sigue atentamente nuestros planes”. – Lourdes Borja y Carlos Contreras

Alicante

FOTO ELU ALICANTE

“Hace unos días Esther, Álvaro y yo inauguramos la Red ELU en Alicante, con muchas ganas e ilusión por conocernos al fin. Fuimos a la playa a tomar un helado y lo acompañamos de anécdotas compartidas, impresiones, expectativas, inquietudes, nuevos planes y mucha emoción por las nuevas oportunidades que nos trae este curso. No puedo estar más contenta de poder dar la bienvenida a la ELU a dos personas con tantas ganas de aprender, descubrir y compartir”. – Sofía Riera

Córdoba

cordoba

“¡Hola compañeros! Con la ilusión de conocer los 3 nuevos integrantes de esta gran familia, los ELUs de Córdoba nos reunimos el sábado 17 de septiembre. Fuimos a la exposición “Héroes con bata”, donde numerosos artistas plasmaron en lienzos, cuadernos o figuras el sacrificio del personal sanitario durante la pandemia.

No faltaron los rostros de curiosidad de los que entran en primero, ni todos los consejos que los más veteranos damos – con cierta melancolía – para que expriman esta oportunidad tanto o más que nosotros. Al fin y al cabo, ellos son el presente y el futuro de la ELU… ¡Y cuidado porque vienen fuerte!” – Jaime de Juan

Barcelona

“Los ELUs de Barcelona teníamos previsto un primer encuentro presencial el domingo 18 de octubre. Ahora bien, a raíz del aumento de casos de coronavirus, se han cerrado los bares y restaurantes durante dos semanas. Por lo tanto, finalmente decidimos encontrarnos virtualmente. Fue un primer encuentro ameno y relajado, en el que tuvimos tiempo para conocernos (¡han entrado dos ELUs nuevos!) y hablar pausadamente sobre nuestras inquietudes universitarias y sobre nuestras expectativas para este curso.” – Berta Coll

Vida ELU Sorolla Valencia

Los elus de Valencia visitan la exposición temporal de Joaquín Sorolla

Por:

El impresionismo que impresiona.

19.00h, miércoles 7 de octubre, Centro Cultural Bancaja. Un grupo de ELUs de Valencia nos reunimos con la intención de conocer un poco más sobre nuestro patrimonio cultural. Así, nos disponemos a ver la exposición temporal de Joaquín Sorolla (1863) que se encuentra en el centro de la ciudad.

La idea surge tras la reunión que tuvimos el día de Introducción a la ELU. Compartimos un día muy especial todos juntos. ¿Por qué no compartir el arte también? Nos decidimos por ir a la exposición Sorolla. Cazando impresiones. Esta está realizada gracias a la colaboración del Museo Sorolla, la Fundación Museo Sorolla de Madrid y Bankia. Está integrada por 270 obras procedentes del Museo Sorolla, la Diputació de València, la Casa Museo Benlliure, la Colección Hortensia Herrero, una veintena de colecciones particulares, y de la propia colección de la Fundación Bancaja.

Sorolla

Paseando por las salas de la exposición, compartimos juntos el asombro hacia tanta belleza encerrada en esos bocetos y cuadros. Pequeños y grandes, todos te interpelaban. Podías ver el trazo impresionista de Sorolla que trata de captar la luz a la vez que reflejar el dinamismo de las escenas. Asimismo, los colores blancos y vivos aportaban una luminosidad inigualable que hacían que te introdujeras de lleno en la vida que plasmaba. Vida que podías reconocer perfectamente suscrita a la ciudad de Valencia y a sus playas. Retratos de la cotidianeidad en todas sus dimensiones desde la mirada de este ilustre pintor.

Como todo buen arte, nos suscitaba preguntas. Desde preguntarnos cómo podría haber pintado esas obras hasta preguntarnos por la finalidad del arte, pasando por la visión del arte en el pasado y en el presente. Nosotros no teníamos las respuestas, pero resultó precioso el encuentro de las personas en el contexto del arte.

Así, disfrutamos de una tarde diferente a la vez que inspiradora. Somos un grupo variado, con personas de todas las ramas del saber, y ahí estábamos juntos un miércoles por la tarde, asombrados frente la Triste herencia (foto). Todos con la impresión de estar dentro de la escena retratada, sintiendo el dinamismo de la vida desde la contemplación del arte. ¿Qué mejor compañía para ello?

Para concluir, me gustaría incluir unas palabras de Joaquín Sorolla:

No hay nada inmóvil en lo que nos rodea. El mar se riza a cada instante, la nube se deforma al mudar de sitio; la cuerda que pende de ese barco oscila lentamente; ese muchacho salta; esos arbolillos doblan sus ramas y tornan al levantarlas… Pero aunque todo estuviera petrificado y fijo, bastaría que se moviera el sol, que lo hace de continuo, para dar diverso aspecto a las cosas… Hay que pintar las cosas deprisa, porque ¡cuánto se pierde, fugaz, que no vuelve a encontrarse!

Marta Morcillo Martínez.

Vida ELU YR12

Una gota de agua más – Youth Revolution

Por:

Quitarnos las excusas. Todos tenemos un mínimo de ganas de echar un cable, de ayudar a quien lo necesita, de hacer algo de voluntariado…”, de esta idea nace Youth Revolution, un voluntariado creado por algunos alumnos de la ELU como Nacho Artero, Luisa Urquía, Ana Gabián, Marta Yarto, Santi Bercedo y Pablo Michavila en Madrid; Carmen García, Lucía Pina, María de Jorge y Jorge Úbeda en Valencia; y Amaya Vizmanos en Pamplona, junto con más amigos.

YR7

Pablo cuenta que la idea surgió de casualidad: “Un día un colega me pide que le busque un voluntariado para el sábado y creamos varios grupos de Whatsapp a los que se unen 1500 personas”. En ese momento se dieron cuenta de que hay muchos jóvenes con muchas ganas de darse a los demás, “pero que el problema es que muchas veces no tenemos ni idea de cómo hacerlo. Y nos entra la flojera”. La idea es que a través de Youth Revolution “conozcamos diferentes planes que podemos hacer viernes por la tarde, sábados por la mañana o domingos. Sin compromiso y con la única intención de aportar lo que podemos y de paso conocer a otra gente muuuy grande”.

Actualmente han llevado a cabo diferentes acciones. “Para el corto plazo, planes lo más COVID-free posible. Café solidario por las calles de diferentes ciudades de España, ayuda en comedores sociales, repartos de comida a familias sin recursos…; y para el largo plazo, estamos pensando en visitas a hospitales de niños con cáncer o enfermedades crónicas, visitas a residencias de ancianos, clases a chavales sin recursos…”

Las sensaciones están siendo “de flipe e incredulidad” de todos los frutos que saben que pueden llegar a dar con estas acciones. ¿Quieres colaborar con ellos? Tienes toda la información en su cuenta de Instagram @youth.revolutionn y también puedes ayudar con la compra de un forro solidario en su web. ¡Ponte en juego!

Vida ELU Abraham

Abraham Velarde, ganador del 1er Premio del XXI Concurso de estudiantes de Derecho Procesal

Por:

Abraham Velarde González, estudiante de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Salamanca, alumno de la ELU y representante del equipo del semillero de derecho procesal, ha obtenido el primer premio del XXI Concurso de Semilleros organizado por el Instituto Colombiano de Derecho Procesal.

El certamen, que cuenta ya con más de veinte ediciones y reúne anualmente a decenas de estudiantes de nivel pregrado de distintos países, ha tenido lugar en el marco del cuadragésimo primer Congreso de Derecho Procesal celebrado entre los pasados días 21 y 25 de septiembre.

El trabajo con el que los alumnos del semillero han acudido a la competición, que pese a tener sede en Cartagena de Indias se estrenaba en formato virtual debido a la pandemia, consistía en un exhaustivo análisis de las posibilidades de la inteligencia artificial en el ámbito judicial y las oportunidades o peligros que planteaba en el mismo. La ponencia llevaba por título: “Inteligencia Artificial: ¿Refuerzo o amenaza para la tutela judicial efectiva?”.

¡Enhorabuena Abraham!

Vida ELU Xirimiri

Asociación Xirimiri

Por:

En esta ocasión, Amaya Vizmanos y Andrea Sánchez Sarría, junto con otra amiga de Pamplona, han creado la asociación Xirimiri para fomentar el talento local y que este esté en contacto con instituciones y empresas para conectarse con el mundo real y dar soluciones a problemáticas que se les planteen.

“Dentro de este proyecto, nuestra primera actividad ha sido Xirimiri Lab, donde hemos contado de lunes a viernes con ponentes que les han hablado de tendencias actuales, autoconocimiento, soft skills, liderazgo y trabajo en equipo y acción local y universitaria.

Dentro de este último tema contamos con Mario de Miguel, quien puso en relieve su experiencia universitaria y post universitaria además de cómo Becas Europa ha transformado su vida (como las nuestras)”.

Puedes leer el primer artículo de opinión publicado aquí.

Vida ELU JIC 20-21

Jornada de Inicio de Curso 20/21

Por:

El pasado sábado 3 de octubre tuvo lugar la Jornada de Inicio de Curso 2020/2021 a la que pudieron acudir algunos de los alumnos que residen en Madrid cumpliendo todas las medidas de higiene y sanidad. Durante el Acto, Carola Díaz de Lope-Díaz, directora ejecutiva de la ELU, junto con Laura Llamas, coordinadora académica, y Ainhoa Fernández, coordinadora del área de Acompañamiento, presentaron la ELU a los nuevos alumnos, les dieron la bienvenida a todos y Juan Serrano, director académico, explicó el nuevo leit motiv de este curso en su Lección Magistral: “La libertad es el verdadero motor de la historia”. Puedes volver a ver el acto en este link.

Después, los alumnos tuvieron encuentros con sus mentores en los que se les explicó el área del Acompañamiento en la ELU, y la primera clase de los diferentes módulos con los profesores. Tras la comida, los alumnos pudieron conocerse un poco más con una actividad de integración, y el día finalizó con grupos de trabajo reflexionando sobre la lección magistral. Además, todo se retransmitió online para que los alumnos que no habían podido asistir también pudieran estar conectados. ¡Empezamos este nuevo y diferente curso con mucha ilusión!

Vida ELU WhatsApp Image 2020-09-04 at 12.34.32

Voluntariado ELU junto a la Cruz Roja de Zaragoza

Por:

¡Hola a todos!

Esta vez venimos a hablaros de una pequeña iniciativa a la que nos hemos animado a participar los ELUS de Zaragoza.

Terminando el verano nos llegó al mail una newsletter de la Cruz Roja (a la que os recomendamos que os apuntéis) para realizar voluntariado en prácticamente todas las localidades y municipios de España. En estos correos mensualmente se ofrecen actividades para colaborar en función de la necesidades de la ONG. Nosotros nos inscribimos en una recogida de material escolar en el Carrefour para niños cuyos padres no tienen los medios para proporcionárselos. Y más especialmente este año, que a raíz del coronavirus se requieren dispositivos electrónicos y otros materiales de precio elevado que muchísimas familias no se pueden permitir.

La campaña se realizó en toda España y concluyó con más de 150.000 euros recaudados en material escolar.

Aunque es un pequeño gesto, muchos pequeños culminan en algo grande, y solamente nos requirió una mañana de nuestro tiempo.

Espero que todos estéis bien y nos veamos pronto en persona,

Un abrazo grande,

Ángela, Ignacio, Javier y Silvia

Os dejamos por aquí la información de la Newsletter por si os queréis apuntar en vuestras localidades: https://www2.cruzroja.es/alta-voluntario-web.

Cultura La peste

Cuaderno de Bitácora – La peste (1947)

Por:

Fue ayer, pero nos habla de hoy.

¿Qué haces cuando no se puede hacer nada? ¿Quién eres cuando lo absurdo de la vida te estalla en la cara? ¿Por qué buscamos el sentido cuando parece que no lo haya? ¿En qué creer si todo lo que creías salta por los aires?

Eso se plantean los habitantes de Orán cuando la peste se cuela en sus vidas. En Orán se vive una vida pacífica, sin sobresaltos. Ni muy aburrida, ni muy intensa. Ni muy mala, ni muy buena. Simplemente, una vida. Una vida donde no hay mucho lugar para plantearse nada en concreto porque todo simplemente fluye y nadie lo quiere parar (¿no te suena de algo?).

Entonces empieza (cuidado, spoiler) la peste en la ciudad. A través del ojo del Dr. Rieux, vemos cómo se derrumban todos los cimientos de lo que hoy consideraríamos una civilización desarrollada. Los habitantes de Orán se ven envueltos en una vida aparentemente sin sentido. No pueden trabajar, no pueden divertirse, no pueden ver a los vecinos, no pueden continuar con su vida tal y como era. Se ven sobrepasados por algo que no pueden controlar y que ni siquiera tienen claro qué es y cómo funciona.

Albert Camus (1913-1960), al presentarnos una metáfora del sinsentido de la vida, nos muestra los diferentes caminos que pueden adoptar las personas frente a él. Tenemos entonces a aquellos que buscan huir por cualquier medio de la ciudad, a aquellos que lo viven desde la fe y a aquellos que lo viven desde el oportunismo de una vida nueva. Camus nos muestra la experiencia humana desde lo más esencial, es decir, a través de la búsqueda del sentido, con una maestría digna de un Nobel de Literatura.

En cuanto al Dr. Rieux, él tiene una de las tareas más extremas en esta epidemia: curar. Camus nos lo presenta como narrador principal y es quien más radicalmente se enfrenta al sinsentido. El Dr. Rieux debe mirar cara a cara a la peste, luchar todos los días contra ella, y ya no solo por él, sino por los demás. Él tiene que ver cómo se muere la gente sin poder hacer nada. Tiene que ser machacado día tras día por la tragedia y la tristeza. En su cabeza, está la incertidumbre de si está haciendo todo lo posible; en su corazón, la desesperanza de la muerte; en sus manos, la vida de las personas. Todo ello interrelacionándose y formando parte de la complejidad de la persona. Aún así, sigue adelante buscando lo bueno, aferrándose a dar todo lo que puede sin entender el sentido de toda esa situación.

En La peste se habla de la humanidad. Se habla de ti y de mí. Y se habla de todos nosotros en el día de hoy. Me lo leí durante esos meses que nadie quiere recordar y fue como un regalo. Fue un recordatorio de que vivir merece la pena y de que buscar el amor en la vida es intrínseco al ser humano. Para mí, imprescindible (el amor y el libro).

Marta Morcillo Martínez

Sin categoría Captura de pantalla 2020-07-17 a las 12.20.35

Defensas de Proyectos Finales ELU – Curso 2019/2020

Por:

El pasado sábado 11 de julio de 11:00 a 13:00 horas tuvo lugar en modo online las defensas de los alumnos de último curso que presentaron los proyectos en los que habían estado trabajando durante este último año. Se presentaron siete proyectos:

  • Proyecto Puente
  • Foro Tanzania
  • Acompañar en el sentimiento. Luz en la enfermedad
  • Cuéntame cómo pasó. Los ancianos en la sociedad de hoy
  • Lo que nos queda por pensar
  • La educación como efecto dinamizador de los entornos rurales
  • Intrahistoria rural
  • Remens
  • Trend To Be

La jornada finalizó con el Acto de Clausura de Curso en el que se notificó que todos los proyectos obtuvieron la calificación de Apto y se otorgó al grupo Foro Tanzania la mención honorífica por el trabajo desarrollado en los últimos meses. Además, los directores de la Escuela, Carola Díaz de Lope-Díaz y Juan Serrano, clausuraron este curso que destacaron como extraordinario, con unas palabras conjuntas asegurando que aunque las defensas hayan tenido que ser online por las circunstancias actuales, esperamos volver a vernos toda la comunidad pronto presencialmente y con ganas renovadas.

Sin categoría books-918521_1280

Lecturas para un tiempo único

Por:

Nos ha tocado vivir un tiempo único. Cada tiempo lo es -y sus coetáneos así lo sentimos y manifestamos-; lo es cada historia humana, cada biografía… pero eso no quita que, sin duda, este 2020 esté sorprendiendo a la humanidad. Nos ha situado ante las preguntas radicales de la existencia de un modo abrupto y peculiar, pues al hacer aguas una aparente seguridad; ante el sufrimiento y la incertidumbre prolongada, no puede sino florecer lo fundamental. Y como hemos podido comentar a lo largo de este curso en el módulo de Grandes Libros y en otras ocasiones, son precisamente esas cuestiones eternas de la existencia las que abordan las grandes obras literarias.

Por ello, y también de cara a las iniciativas que comenzaremos el próximo curso, – Cuaderno de Bitácora y el club de lectura Beers & Books- queríamos sugerir brevemente algunas lecturas de obras clásicas para este periodo de verano. Lecturas de distintos periodos con las que se puede establecer un diálogo en torno a cómo vivir.

En un contexto como el nuestro, ¿a quién no le gustaría conocer la verdad de una cuestión inquietante que está acabando con la vida de personas? Puede que conocerla suponga un cambio en el trascurso de tu biografía, que conlleve la confirmación de un destino marcado, pero, ¿puede la verdad supeditarse a ello? Le preguntamos a Edipo Rey, de Sófocles, del siglo V a.C. Del mismo poeta trágico, con una temática diferente ­-ser hija, ser ciudadana, obedecer o no las leyes, etc.-, recomendamos Antígona, que además será representada en los próximos días en el Festival de Teatro Clásico de Mérida.

¿Puede alguien llevado por su ambición acabar destruyéndose a sí mismo y a los de su alrededor? Macbeth de Shakespeare -el aclamado escritor al que Harold Bloom situaba en la cúspide de los literatos- profundiza en el tema en esta famosa y oscura tragedia del XVII. También lo hace varias centurias después y con una historia diferente Albert Camus en Calígula (1944), quien, tras perder a alguien querido y quedar desprovisto de un fin que pueda orientar su existencia, se convierte en un tirano para quien la vida de otros y la propia carece del más mínimo valor.

Por otra parte, el primer fin de semana de la ELU de este curso contamos con la ponencia de José Manuel Mora Fandos que llevó por título “El placer de leer”. El profesor y escritor comenzó su exposición partiendo de Primer amor de Iván Turguénev, obra que nos recomendó. Publicado en 1860, es el relato en primera persona del proceso de enamoramiento del que cae presa un adolescente por una joven princesa, y toda la vivencia que conlleva. De un tema similar, sugerimos la lectura de la famosa obra de Jane Austen, Orgullo y prejuicio (1813). La escritora inglesa -experta en desarrollar de forma delicada la psicología de sus personajes- presenta al lector varios procesos de enamoramiento en las hermanas Bennet, siendo el de Elizabeth y el señor Darcy el que ocupa el papel central por su búsqueda de la virtud y la felicidad en la relación, después de un inicio marcado por los vicios que dan título a la obra.

¿Alguna distopía clásica que nos permita adentrarnos en situaciones irreales, pero a veces más cerca de la realidad de lo que nos gustaría? Podemos recomendar tres títulos, publicados respectivamente en 1932, 1949 y 1953, en medio de un contexto convulso como es el siglo XX: Un mundo feliz de Aldous Huxley, 1984 de George Orwell, y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury. Estas obras abren los ojos a la necesidad de desarrollar un pensamiento crítico y nos hacen descubrir los métodos de control de la sociedad; siendo precisamente uno de los más importantes el privar de la lectura.

Y concluimos con el tema del tiempo, pues estamos llamados a vivirlo como kairos, como el tiempo oportuno en el que algo importante sucede. También en el verano, en el descanso. Nuestra vida está en juego.

¡Buenas vacaciones!

Sin categoría Imagen 6

Beatriz González del Yerro – Una gota de agua más

Por:

Un pequeño acto, hecho por Amor, ¡cuánto vale! (s. Josemaría Escrivá de Balaguer)

La medida de la entrega no es otra que la medida del Amor que se ha puesto en ella. Así no hay actos pequeños, si se hacen por Amor. Este año 2019-2020, he tenido la oportunidad de entregarme un poco más en un proyecto misionero de voluntariado llamado “Misión País”.

Imagen 4

Misión País es un proyecto de jóvenes universitarios católicos, con anhelo de misionar y entregarse a los demás. La Misión consiste en compartir, durante una semana, la alegría de la fe en Cristo, de la mano de María, en pequeños pueblos de España a través de la entrega, la escucha y la disposición para ayudar. 

Es una oportunidad para ponerse al servicio tanto de la Iglesia como de personas necesitadas, teniendo a vivencia de voluntariado, oración y servicio desinteresado a los demás. Es un regalo que la Juventud de Schoenstatt quiere entregar a España, para volver a hacer de ella una Tierra de María.

La Misión dura una semana, y se realiza durante 3 años en un mismo pueblo. Este año se han llevado a cabo 9 misiones distintas, varias de ellas promovidas por grupos de jóvenes universitarios de las Universidades de Comillas, Carlos III y la Politécnica de Madrid. 

Imagen 3

El haber tenido la oportunidad de coordinar este proyecto durante este año me ha hecho caer en la cuenta de la importancia de ser agradecidos y de querer entregarnos en las pequeñas cosas, con las personas de nuestro alrededor, de nuestro propio país… Es en las pequeñas cosas de cada día, en nuestros proyectos universitarios, en nuestros lugares de estudio, familias donde tenemos que entregarnos. Si solo esperamos a las grandes situaciones y proyectos para ponernos en juego, qué pocas veces podremos regalarnos a los demás. 

Ojalá sepamos salir al encuentro del otro en las pequeñas cosas del día a día, porque por Amor, hasta una mínima gota, se vuelve grande. 

Youtube: ¿Qué es Misión País?

Página Web: www.misionpais.es

Instagram: @misionpaisesp

Sin categoría Captura de pantalla 2020-07-16 a las 8.31.24

Miriam López Ferreiro – ELUs por el Mundo

Por:

¡Hola a todos! Soy Miriam y este año he tenido la suerte de estar de intercambio Erasmus en Uppsala (Suecia). Cuando el año pasado tuve que decidir si realmente quería vivir o no esta experiencia, he de decir que no estaba totalmente segura. Gente nueva, idioma nuevo, y en definitiva costumbres nuevas. Sabía que no me iba a resultar fácil, que las cosas iban a ser diferentes, y sentía cierta incerteza e inseguridad por cómo sería todo.

Captura de pantalla 2020-07-16 a las 8.31.35

Pero también sabía que no podía dejarlo pasar y que era lo que quería y lo que debía hacer. Las primeras semanas no dejaba de preguntarme por qué había tomado aquella decisión, pero ahora os puedo decir con total seguridad que estoy enormemente agradecida de haber tenido esta oportunidad, y sin duda la recomendaría una y otra vez. 

Desde el primer momento la Universidad me facilitó mucho la llegada a Suecia e incluso la búsqueda de alojamiento. Suponía que la sociedad sueca era organizada por las cosas que se suelen decir de los países nórdicos, pero lo pude confirmar cuando en julio llegaban a mi casa por correo postal folletos de la Universidad, información para los nuevos estudiantes e incluso un mapa de la ciudad. Lo que no supe hasta que llegué es la fuerte vinculación que tienen con algunas tradiciones. En una Universidad que cuenta con algunas de las herramientas más avanzadas en el ámbito científico, el Gustavianum o el Main Building son edificios de hace cientos de años en los que se puede respirar esa sed de conocimiento y esencia universitaria que busca ALGO MÁS. Es curioso este contraste entre la innovación y la tradición, y me recordó justamente lo importante que es conocer nuestros orígenes y construirnos a partir de ellos para poder crecer y consolidar nuestra identidad, no sólo como individuos, sino también como sociedad. 

Captura de pantalla 2020-07-16 a las 8.32.11

Otra de las cosas que aprendí sobre la sociedad sueca es el respeto que tienen por el medio ambiente. Los hábitos de reciclaje o el uso tan extendido de la bicicleta como medio de transporte son claros ejemplos de ello. No dejaba de llamarme la atención la cantidad y la variedad de bicis que me cruzaba yendo por la calle los primeros días. Esta vinculación con la naturaleza también se relaciona con la forma en la que valoran la luz en general, pero sobre todo la luz del sol. Es muy común en invierno ver las ventanas con una pequeña lámpara encendida al lado, y las velas también forman parte del día a día para muchos suecos. De
hecho, existe en Suecia una festividad para darle la bienvenida oficial a la primavera cuyos orígenes se remontan a la época vikinga. Se llama Valborg y se celebra el día 30 de abril. 

Captura de pantalla 2020-07-16 a las 8.31.48

Cuando a finales de agosto llegué a Uppsala, aquello era totalmente desconocido para mí. La Catedral, la biblioteca Carolina Rediviva, el Gustavianum, Gamla Uppsala, todas estas visitas formaron parte de mis primeros días en Uppsala, y en aquel momento no sabía de qué manera iban a formar parte de mi experiencia Erasmus durante los próximos meses. Recuerdo que el primer postre que probé al llegar fue un kanellbulle (el famoso bollo de canela sueco), y aquel fue sólo el primero de muchos (¡están buenísimos!). También el primer día que entré en el Biomedicinskt Centrum (el edificio en el que tendría la mayor parte de mis asignaturas a partir de entonces) estuve dando vueltas un rato intentando encontrar mi clase. ¡Hasta ir a comprar al supermercado era una aventura los primeros días! 

Pero poco a poco Uppsala, sus edificios y su gente, se fueron volviendo el día a día, y esta pequeña ciudad se convirtió en algo más que aquel lugar que a finales de agosto apenas conocía. 

Antes de llegar tenía la intención de no relacionarme demasiado con españoles y aprovechar esta oportunidad para conocer gente de otros países. Pero al final no fue exactamente así y sin saber muy bien cómo, los españoles siempre acabábamos juntándonos. Sin embargo, la gran cantidad de actividades para estudiantes internacionales, las asociaciones dentro de la Universidad y fuera de ella, mi grupo de laboratorio, y las nations, me ayudaron a conocer también a gente de otros países. Uppsala es una ciudad con estudiantes de muchas y muy diferentes nacionalidades, y sin duda esto me  ha servido para aprender otras costumbres y entender distintas formas de actuar y de ver las cosas. Se suele decir también que los suecos no son muy sociables, y aunque es cierto que son bastante diferentes en este sentido, las generalizaciones no son buenas. Es gente a la que no les gusta entrometerse, pero suelen estar dispuestos a ayudar siempre que sea necesario. 

Captura de pantalla 2020-07-16 a las 8.32.30

Las nations son edificios tan antiguos como la propia Universidad (fundada en 1477 es la Universidad más antigua de Suecia) en los que se puede desde estudiar en la librería, hasta quedar para un fika o para cenar, acudir a eventos formales o actuaciones musicales, jugar a juegos de mesa o  simplemente salir de fiesta. Cada estudiante es miembro de una de las 13 nations que actualmente hay en Uppsala y es en ellas donde se suele hacer vida social. Además, en Uppsala se organizan muchas otras actividades, como por ejemplo conferencias anuales con Premios Nobel o conciertos musicales.

Captura de pantalla 2020-07-16 a las 8.32.01

Las horas de luz no eran muchas a partir de noviembre. Solía ir a clase de noche por la mañana, y cuando salía sobre las tres de la tarde ya era de noche otra vez. Entre esto y comer a las doce o incluso a las once y media de la mañana el horario me resultaba a veces un poco extraño, pero me acabé acostumbrando. El frío la verdad es que me gustaba en cierto modo, así que esto no fue un problema, aunque también tengo que decir que según los suecos este invierno fue uno de los más cálidos desde hacía años. El fika, ese momento del día dedicado a tomarse un café con un bollo para conversar, descansar, o simplemente tomarse un respiro, fue un buen aliado para estos meses de invierno. ¡Siempre había tiempo para un fika, sobre todo si era con un kanelbulle! 

Y así poco a poco, los días y los meses fueron pasando. Cuando a principios de marzo vine a España con la intención de regresar a Suecia una semana más tarde, no sabía que sería la última vez que estaría en Uppsala de Erasmus. Cuando empiezas algo nunca sabes cómo va a terminar, pero lo importante es ser capaz de aprovechar cada momento que pasa y de poner en práctica todo lo aprendido. A pesar de haber terminado el erasmus antes de lo esperado, lo importante ahora es seguir intentando dar lo mejor de uno mismo cada día. Y quien sabe, ¡ya habrá tiempo de volver a Uppsala! Vivir de lo que se nos da a cada instante, reconocer y disfrutar todo lo bueno que hay en las pequeñas cosas del día a día, y ser siempre agradecidos. Estas claves deberían alimentar nuestras ganas de conocer, de saber, de aprender, y en definitiva, de alimentar un sentimiento de inconformismo responsable que nos mueva a hacer cosas. Porque así, siendo capaces de valorar cada situación y adoptar la actitud necesaria frente a ella, seremos capaces de disfrutar del gran regalo que tenemos cada día. 

Captura de pantalla 2020-07-16 a las 8.32.56

Sin categoría amaya-vizmanos

Amaya Vizmanos recibe el Premio Innovactora Junior 2020

Por:

Hace unos días a nuestra alumna Amaya Vizmanos le otorgaron el Premio Innovactora 2020 en la categoría Junior en Pamplona. Amaya se presentó con la iniciativa @yoteayudoconlasele en la que también participan varios elus y antiguos alumnos del Programan Becas Europa.

maxresdefault

Innovactoras es una red de “mujeres innovadoras de hoy en día con actitud y aptitud para construir un mundo mejor desde las diferentes realidades del siglo XXI: Ciencia, Tecnología, Empresa, Educación y Sociedad”. Y con estos premios persiguen el objetivo de distinguir, premiar y visibilizar a mujeres y jóvenes innovadoras que desarrollan o han desarrollado nuevas soluciones a retos actuales.

El proyecto que han llevado a cabo en esta cuarentena surgió de la inquietud de ponerse al servicio de aquellos alumnos que se enfrentaban a la selectividad en unos meses y que de repente pasaron a vivir en incertidumbre. Así que Amaya junto a un equipo de universitarios han trabajado en resolver dudas, habilitar bancos de apuntes, consejos para afrontar el examen ahora que ya se acerca y también en presentar los diferentes grados que se estudian para que los alumnos tuvieran una aproximación mucho mayor a la realidad de éstos con el objetivo de que les ayudase en el momento de elegir.

innovactora696

¡Enhorabuena a Amaya y a todo el equipo! A continuación os dejamos el vídeo de las palabras de Amaya al recibir el premio.

 

Sin categoría Miguel 1

Miguel Escalante – ELUs por el Mundo

Por:

Habían pasado 4 años desde la última vez que estuve en París, ocasión que pude disfrutar con varios de vosotros en el viaje de Becas Europa. Tanto me estaba gustando la ciudad aquel verano de 2016 que, por apurar y apurar nuestro tiempo libre en los Campos de Marte, a los pies de la Torre Eiffel, acabamos llegando tarde al hotel (15 mins). Ni la llamada de atención de Carola (merecida) a las puertas del albergue FIAP Jean Monnet consiguió que me quedara con un mal recuerdo de la capital francesa y el destino caprichoso hizo que volviera, esta vez para cursar un curso completo.

Bueno, curso completo… digamos 6 meses gracias a nuestro querido Coronavirus.

Miguel 2

Para el que no me conozca, estudio Farmacia en la Universidad de Sevilla y entre todas las opciones que me ofrecía mi facultad, París no era a priori la que más me llamaba la atención. Esto era debido a que nunca me había enfrentado a vivir en una gran ciudad, ya que he vivido siempre entre Huelva y Sevilla, por lo que no puedo negar que me imponía un poco dar el salto a una capital europea de tal calibre. Sí tenía claro que quería ir a Francia para mejorar el idioma y valoré opciones como Marsella o Lyon, pero finalmente mis padres sobre todo me animaron a decidirme por París y el tiempo me ha demostrado que tomé la decisión correcta.

La aventura comenzaba a principios de septiembre con la base de conocer ya a 3 personas de mi facultad que también iban para allá, por lo que jugaba en modo fácil. Iban también a la misma universidad que yo, por lo que siempre estábamos arropados. Cuando elegí Francia y más concretamente París, sabía que no iba a ser un Erasmus de cachondeo en el que limpiar asignaturas fácilmente, ya que el nivel de la universidad de destino, Université Paris Sud – XI, era bastante alto y mis predicciones han sido acertadas. Si bien es cierto que he tenido que estudiar bastante, no me ha faltado el tiempo para disfrutar de los que han sido los mejores meses de mi vida sin lugar a duda.

Miguel 3

A pesar de haber estado un par de veces en París, el hecho de vivir en una ciudad te permite empaparte de ella y justo ésta tenía mucho de lo que empaparse. Durante los primeros días, entre papeleos interminables para conseguir cuadrar el Acuerdo de Estudios, conseguir la tarjeta de transporte, una beca de alojamiento, etc… comenzamos nuestro intento de “desguirización” (hecho de ser cada vez menos “guiri”) visitando y conociendo los monumentos más míticos, pero también los menos famosos. Porque París es mucho más que Torre Eiffel, Arco del Triunfo y Museo del Louvre… que ya de por sí no es poco.

Lo que más me impresionaba era que no se acababan las cosas que visitar y planes que hacer. Tardes enteras visitando jardines como el de Luxemburgo o las Tullerías, miles de plazas como la Concordia o Vendome, infinitos barrios con encanto como el latino o Montmatre y monumentos que en cualquier ciudad del mundo serían los principales a visitar pero que aquí eran “uno más” como el Panteón o los Inválidos. Tendría que dedicar otra newsletter entera para hablaros de los museos, que más allá de haber memorizado el ya mencionado Louvre, el d’Orsay y el Pompidou, que son los más típicos, también he podido disfrutar de los recovecos de los menos conocidos como el Rodin, l’Orangerie o el museo de las Guerras Mundiales que se encuentra dentro de los Inválidos. Así podría llevarme horas y horas, enumerando sin parar lugares de interés turístico, pero paro ya.

Algunos de estos sitios que he mencionado los conocí de mano de la pequeña comunidad ELU Francia que nos montamos Diego, Tessa, Paula y Rubén, que aparte de alguna que otra cervecita, fuimos al museo Rodin y a los Inválidos, donde, además de un par de museos, se encuentra la tumba de Napoleón.

Miguel 4

Otra gran ventaja que tiene París es su ubicación geográfica, la cual nos permitió viajar muy cómodamente a varios destinos: primero fuimos a Bélgica (poco más de 3 horas en bus) donde visitamos Bruselas y Brujas; después acompañamos al Sevilla Fútbol Club hasta Luxemburgo (5 horitas en Flixbus), donde jugaba un partido, el cual por supuesto ganamos; nos alquilamos un par de coches y fuimos hasta Véretz, un pequeño pueblo cerca de Tours, donde una amiga que conocimos nos invitó a pasar un finde al humilde castillo de su tía abuela (sin coña jajajaja). Por ultimo, pillamos unos vuelos baratos para hacer un mini-interra y visitamos en una semana Praga, Bratislava, Viena y Budapest.

Miguel 7

Otra experiencia que me encantó fue la posibilidad de ir al Parc des Princes, estadio de fútbol del PSG, gracias a que nuestro compañero de la ELU Manu Santamaría, en una visita que hizo, compró las entradas sin saber todavía la fecha y hora exacta en la que era el partido y finalmente no podía ir, por lo que unos amigos y yo le hicimos el favor de ir en su lugar.

Muchos findes teníamos visitas de amigos de nuestros amigos que iban viniendo poco a poco, ya que París es una ciudad muy apetecible y de buena conexión gracias a sus tres aeropuertos principales, por lo que he podido conocer a más gente si cabe, pero sin duda el mejor fue cuando diez amigos míos vinieron a la vez y pude enseñarles la ciudad que tanto me estaba gustando tanto de día como de noche.

Han sido 6 meses que me saben a muy poco y que me dejan con alguna espinita clavada pero completamente enamorado de París y con la certeza de que volveré muchas veces y seguiré mirando a mi alrededor mientras se me cae la baba al igual que el primer día.

Miguel 6

Miguel Escalante Cabeza

Sin categoría _MG_1419

Ruth Muñoz – Una gota de agua más

Por:

¡Hola a todos! Soy Ruth Muñoz y soy voluntaria.

A veces ocurre, que incluso rechazo la palabra voluntariado por la connotación que se tiene en ciertas partes de él, ya que creo que ser voluntario no debería ser “voluntario”, “opcional”, creo que es un camino que se elige en la vida. Considero, por tanto, que no es algo ocasional, que no es un lugar, un momento donde actuar por el bien, es una filosofía de vida que impregna cada recoveco que nos compone.

Creo que para nadie es una opción reflexionar y actuar por el bien común, de hecho, como bien hemos ido viendo todos estos años en la ELU, es algo inherente al ser humano. Todos, a nuestra medida, actuamos diariamente por ser felices, mínimo personalmente y con aquellas personas que amamos, y a veces, incluso por personas desconocidas, a las que también se ama. Es por ello, por lo que llamar voluntariado a dedicar mi tiempo a personas que amo, me resulta demasiado frío y distante.

Y, ¿quiénes son esas personas que amo? Sencillo, todo el mundo. Ojalá vivir en un mundo en el que pasear por ciertas zonas de Valencia no implicara poder molestar a personas sin hogar, y a su vez, ningún niño muriera de hambre en Etiopía, como bien muestra el cooperante Iñaki Alegría desde sus redes sociales.

Entiendo el voluntariado como una manera de ser en el mundo, algo que no se puede activar participando de un programa específico y se desactiva cuando estás con tus amigos o viendo la televisión. El voluntariado es política directa, hacer la compra de una manera concreta en un sitio determinado es voluntariado, rechazar consumir un producto o alimentos, vestir de una manera concreta, formarse acerca de un tema, también lo es. El voluntariado no implica necesariamente tu acción concreta, puede ser una acción colectiva, o ni siquiera eso, puede ser un grito colectivo, el apoyo a una causa determinada por redes sociales.

El problema que creo que envuelve este tema, es que tanto fuera como dentro se asocia mucho el voluntariado con la caridad, y desde luego que estoy de acuerdo, pero lo entiendo más como una caridad relacionada con la solidaridad. Darme al otro de un modo altruista, aprender de él, pero siendo consciente de que lo que posibilita mejorar tanto su vida como la mía va más allá de mi acción, no somos protagonistas, somos engranajes de una maquinaria que una persona voluntaria sola no puede mover, se necesita vivir de un modo determinado, asociarse y mirar a otros para que a través de la solidaridad común, podamos mejorar realidades.

Respecto a mi situación concreta, después de años acudiendo a una residencia de ancianos con el colegio, al llegar a la Universidad sentí una gran llamada de informarme y actuar. Ese fue el momento en el que me metí en Magis, comunidades de vida cristiana de los Jesuitas en Valencia, donde, además de compartir mi fe, cada uno vivía y compartía sus experiencias. Conocí a gente muy interesante y con mucha experiencia en acciones concretas, prisión, bancos de alimentos, clases de castellano a migrantes, etc. A través de Magis he asistido a formaciones y estamos en contacto con distintas Asociaciones y ONGs locales, religiosas y laicas con las que he podido colaborar.

Hace dos años, fundamos un proyecto de educación no-formal para niños de primaria, el proyecto Punt Jove, en el que poder unir a familias del Colegio San José de Valencia, con familias del barrio Intramurs en riesgo de exclusión social, un encuentro intercultural para ayudar a que los niños crezcan en un entorno diverso y tolerante.

Después de dos años y coincidiendo con mi último año de carrera, decidí buscar un lugar en el que pudiera aportar, ya no solo personal, sino también profesionalmente, y conseguí ponerme en contacto con un proyecto que hoy me sigue sorprendiendo. Se trata de una casa de dos religiosas Auxiliares del Buen Pastor, que comparten piso con 4 o 5 mujeres en riesgo de exclusión social.

La labor que hacen las religiosas junto a las trabajadoras sociales es increíble, todas juntas forman una familia de la que he tenido la suerte de poder formar parte desde septiembre. Voy una vez a la semana a comer con ellas y si necesitan ir a comprar, a pasear o les apetece salir a tomar un helado, las acompaño. Mi función es esa, acompañar, escuchar y hablar con ellas.

Me lo paso genial porque ya tenemos mucha confianza, de hecho, hay días en los que dedicamos toda una tarde a ver telenovelas de Nova una detrás de la otra, o les doy un taller de fotografía con sus móviles y les enseño a editar las imágenes.

Me cuesta pensar en que lo que hago sea una acción concreta y nada más, porque aseguro, que gracias a cada una de ellas he aprendido acerca de realidades que desconocía por completo, y que día a día, defiendo y protejo hasta el final. Mi función como voluntaria no termina en el momento en el que salgo por la puerta de su casa, continúa de otra manera.

Es por ello por lo que me gustaría que el voluntariado no se viera como “algo que hago cuando tengo tiempo” o “eso que me hace sentir bien porque ayudo a los demás”. No hay excusas para no destinar tu vida a ello.

Sin categoría Andrea 8

Andrea Sánchez – ELUs por el Mundo

Por:

¡Hola a todos! Soy Andrea y como algunos ya sabéis, desde septiembre del año pasado hasta abril de este año estuve en Múnich. Hoy os quiero contar un poco más de cerca como ha sido mi experiencia, que, aunque común a todos los que hacemos un Erasmus, es diferente.

Prácticamente toda la gente que conozco define su año de Erasmus como la mejor, o una de las mejores experiencias y años de su vida, que lo recomendaría a toda costa y a quien fuera. ¡Quizá sea de las pocas personas para las que esto no se cumple! Mi experiencia ha sido diferente, con ella he aprendido, he crecido, pero muchos días no he sido feliz o no encontré motivos para decir “volvería a decir que sí”. Sé que es sorprendente y que no es lo que nos gusta escuchar, porque preferimos escuchar historias increíbles donde todo va como esperamos. Pero este año he aprendido a ser sincera conmigo misma, a respetar mis tiempos, y también a transmitir mi verdad, aunque no sea la de la mayoría o, aunque a poca gente le guste contar lo malo y yo me convierta en esa minoría de gente completamente transparente.

Andrea 7

Hace ya un año tomé la decisión de elegir Múnich como destino de Erasmus con el objetivo de perfeccionar mi alemán. Pero pequé de seguir la corriente. En mi clase éramos 45 y solo 5 se quedaban en España, todos los demás querían irse de Erasmus. No fui capaz de ir a contracorriente y ser la número 6 que se quedaba. Dije: si no es ahora, ¿cuándo? Y decidí arriesgarme a decir que sí sin realmente quererlo, solo para poder decir “no me quedé con las ganas”, “no decepcioné a nadie”, “di mi máximo en ese momento”.

Otro factor decisivo fue el hecho de tomar la decisión en base a la calidad de la Universidad de destino. Este es sin duda un factor importante, pero no debería ser el único. Esta universidad solo ofertaba una plaza, por lo que cuando llegué, no conocía a nadie, no fui con ningún español ni nadie de mi universidad. Y más que eso, ningún Erasmus hacía mis asignaturas, por lo que todos los días iba a clase con nativos alemanes a quienes es difícil acceder. El ambiente en clase no era lo que solemos ver en España, grupos de amigos que quedan antes y después de clase. En mi universidad la gente iba a clase sola y cuando acababa, se levantaban y se iban. No había apenas interacción entre ellos, ¡ni mucho menos conmigo!

Para futuros Erasmus, ¡valoradlo todo! El clima, el ambiente, la dificultad de adaptación, la calidad de los alojamientos… Todo cuenta para la salud mental y felicidad durante la estancia. De hecho, al haber elegido una universidad tan buena (30ª mejor universidad en economía del mundo), la exigencia era muy alta. Eso no me permitió tener un Erasmus relajado y lleno de fiesta, que es como suelen pintarlo quienes vuelven de sus ciudades.

Hasta ahora os podéis hacer a la idea de la situación: estaba en una residencia donde no había nadie de Erasmus, iba a la universidad sola y tenía mucha carga lectiva y de trabajo en casa. El clima no acompañaba y en general, la sociedad alemana (muy a mi pesar porque quería quitarme el estereotipo) sí es fría y seria. Alguien podría preguntarse, ¿cómo aguantaste entonces? Intentando sacar algo positivo cada día.

Cuando llegué un mes antes de que empezaran las clases y no conocía literalmente a nadie me fui a pasear muchas veces sola por la ciudad. Iba con mi música, pensando en mis cosas, disfrutando de los rayos de sol de la ciudad antes de que empezara el otoño (que es casi un invierno para los que estamos acostumbrados al clima mediterráneo). Me esforcé por visitar museos y encontrar cada día algo que me animara a salir de casa.

Andrea 2

Por fin la segunda semana de septiembre comencé a conocer a gente. Hicimos un grupo grande y salimos de fiesta el primer mes cada viernes y sábados. Fuimos a karaokes y conocí a mucha gente. Este mes sería lo más parecido a lo que suele ser el mes de Erasmus para la mayoría de la gente. A estas alturas no había empezado el curso todavía y decidí sumergirme en la vida social al completo.

Algo que marcó también mi experiencia fue el trabajar en el Oktoberfest. Durante dos semanas y tres fines de semana trabajé de 11h a 23h en la carpa Marstall sacando fotos a los turistas y vendiéndoselas posteriormente. Necesité mucha resiliencia y fuerza porque era la primera vez que trabajaba en un entorno de fiesta donde todo el mundo va ebrio menos quienes trabajamos. En estas semanas me apoyé muchísimo en el grupo de chicas de todo el mundo que trabajaban como yo en la carpa. Aquí tuve la oportunidad de ver que cuando una carga se comparte, el sentimiento de desolación desaparece. Porque cuando eran las 22h30 y acababa el día, todo lo que necesitábamos era la mirada cómplice de “yo también me he cruzado hoy en la carpa con personas ebrias desagradables”. Tuve momentos duros, pero valió la pena ya que la remuneración era alta y yo quería el dinero para ir a ver a mi novio a China, donde estaba él de Erasmus.

Esto me lleva al siguiente punto: ¡relaciones a distancia! Si tomáis la decisión de iros al extranjero y vais a mantener una relación, armaos de paciencia. Todo es posible si le echáis ganas, pero al mismo tiempo, hay que estar preparado para ser flexible, transformar la relación en lo que cada uno pueda dar durante su periodo de adaptación y también saber perdonar el no recibir lo que se vive en una relación cara a cara.

Andrea 4

Ya en el mes de octubre comenzaron las clases y mi curso de alemán (aquí venía yo a por mí C1 que tanto quería). La universidad como tal era increíble, los profesores buenísimos y las clases se disfrutaban. Es una universidad del siglo XIV por lo que caminar por los pasillos de esta transmitía esa ansia de “búsqueda de la verdad”. Uno podía imaginarse a eruditos subiendo las escaleras y a sabios enseñando su conocimiento en las aulas hace siglos. Fue sin duda lo que más disfruté de mi estancia: el haber adquirido unos conocimientos tan bien enseñados de la mano de profesores muy bien preparados a nivel pedagógico.

Esto fue de la mano con un rebajar la fiesta y los planes para poder llevar al día toda la materia. Sí que antes de los exámenes tuve tiempo de viajar a Salzburgo, Praga, Innsbruck, Ammersee, Liubliana… Descubrí mucho de la historia de Europa y de las gentes que viven en estas ciudades.

Pero también aprendí algo: el con quién es tan importante como el cómo y el qué. Porque unido al con quién está el para qué, y algo con lo que yo he sufrido bastante es con el sentir que toda la gente que iba conociendo era efímera, pasajera. Pensaba ¿por qué debería estar dedicando mi tiempo a personas a quienes solo les importa salir? ¿por qué no hay un interés por conocer a las personas realmente? Sentía que a mi alrededor todos sabían que en un año no sabríamos los unos de los otros y eso me vaciaba. Porque me costó encontrar a esas 3-4 personas en quienes me podía apoyar en mi día a día y con quienes podía compartir mis alegrías y preocupaciones. Personas que sí querían ser amigos, con todas las letras.

Andrea 6

Creo que la búsqueda de autenticidad en todo lo que hacemos nos asegura rodearnos de personas sinceras y de confianza, a quienes nos abrimos y se abren. A la vez, este deseo nos lleva a tener decepciones, a llevar un camino más lento, a no conformarnos, ser exigentes. Porque yo soy el tipo de persona que se entrega, que no quiere estudios a medias, amigos a medias. Quizás por eso mi experiencia ha sido tan diferente, porque no he conseguido ver el valor de lo efímero, ¡y probablemente sea mi error! Así que eso es lo que me llevo. Un aprendizaje personal, un autoconocimiento… ¡y el tan ansiado C1 de alemán!

Sin categoría 1 (1)

Carlos Marín – Una gota de agua más

Por:

No habría alcanzado aún la mayoría de edad, cuando ya comenzaba a plantearme su utilidad, el verdadero uso que yo podría darle. ¿Servirían esos 18 años para algo más que para pasear mi DNI cual exposición ambulante? Tras un breve período de búsqueda, hallé la respuesta, y es que a partir de entonces podría dedicar mi tiempo a personas más vulnerables, con sacos de ilusión en cada una de sus habitaciones y una lección de vida que aportar a cada instante.

2 (1)

Fue así como comenzó mi voluntariado con ANDEX (Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Andalucía) en oncología infantil del hospital Virgen del Rocío. El miedo y los nervios formaban una dupla indivisible en mis primeros momentos, aún sin saber qué respuesta recibiría o si realmente podría servirles de ayuda. Sin embargo, tan abrumador fue lo que allí descubrí que no he vuelto a experimentar esa sensación desde el primer día, cuando ya comencé a considerar aquello como un hogar.

Desde entonces, cada fin de semana se ha convertido en un motivo perfecto para sonreír, dejar mis aparentes problemas a un lado y celebrar la vida junto a ellos: niños de no más de 12 años cuya mayor fantasía es que alguien les dedique su tiempo jugando, bailando o simplemente hablando. Desde futbolistas hasta moteros, pasando por Papá Noel y algún que otro payaso, han visitado ya la planta durante mi todavía corta experiencia, en la que he tenido la oportunidad de conocer a personas brillantes que tratan de aliviar con todo su esfuerzo su paso por esta frágil situación.

3 (1)

Dada la tesitura actual, y teniendo en cuenta la especial debilidad de los chicos, hace ya tres meses que suspendimos la actividad, por lo que decidí buscar alternativas. Así, durante el mes de mayo he ayudado como realizador en la transmisión de eucaristías online que diariamente llegaban a más de 1000 hogares desde el que fue mi colegio. Después de tantos años correteando por aquellos patios y aprendiendo tanto en aquellas clases, ha sido un pequeño gesto que me ha permitido darles una mínima parte de todo lo que allí he recibido.

Ahora estoy nuevamente en búsqueda de proyectos, de formas de entregarme. Tratando de encontrar más personas con las que compartir la felicidad.

Carlos Marín

Sin categoría WebTED

TED: Tu empresa a domicilio

Por:

TED, o Tu Empresa a Domicilio, es ahora una asociación que pretende ayudar al pequeño comercio local. Todos estamos acostumbrados a recurrir a Amazon si necesitamos algo rápido, y más durante la cuarentena. Pero después de la pandemia, los pequeños comercios de España van a sufrir con fuerza el impacto de la crisis económica. Y TED pretende hacer visibles y echar una mano en lo que se pueda precisamente a esas personas que llevan su pequeña tienda o local.

La idea es que TED sea una página-directorio. Un lugar donde puedas encontrar rápidamente a las empresas de tu barrio y saber cómo están, poder contactar con ellas o incluso indicar cómo comprar. ¿Han abierto con el COVID? ¿Tienen una tienda online? ¿Me pueden atender por teléfono? La idea es que sirva para todos, y que sea lo más intuitiva posible, atendiendo a las personas menos hábiles con la tecnología. La idea es ir creciendo, y añadir nuevas funcionalidades (descuentos, pedidos, catálogos, etc.), según nuestras posibilidades. Pero querría comentaros un poco más sobre nosotros, para que os hagáis una idea.

“La vocación universitaria es una vocación específica al bien común”. Empiezo con esta frase que nos dijo Rafa Monjo en Alcalá, cuando Becas XI aún no éramos ni universitarios, para resumir lo que ha sido para mí la experiencia de TED, y que estoy convencido de que todos los ELUs lo compartimos. TED nació a partir de esa inquietud que compartíamos unos amigos universitarios. “Todo el mundo está haciendo cosas contra el coronavirus, imprimiendo cosas en 3D, y nosotros nada. ¿Qué podemos hacer?”. Entonces, como providencia, llegó el aviso del Hackathon contra el COVID-19 que nos envió la Comunidad de Madrid. Y así empezó todo.

Cinco o seis amigos nos reunimos por conferencia. ¿Qué idea proponemos? ¿A quién podemos ayudar unos aspirantes a ingenieros, médicos y una recién graduada en Economía y Marketing? Como siempre, la experiencia da la solución. Uno de nuestros padres lleva un pequeño comercio, y de ahí surge la idea. Poco a poco la desarrollamos: una plataforma web para dar visibilidad al pequeño comercio, y facilitar lo máximo posible el proceso de compra para el público general. Parecía una idea tonta, pero rápidamente se fue uniendo gente. La verdad es que me ha hecho reflexionar que la vocación universitaria está más extendida de lo que creemos. Compañeros de mi carrera (industriales), a través de conocidos, viejos compañeros de colegio… Muchos se unieron al proyecto, incluyendo a Marta Navas, a la que muchos conocéis, y que también me da confianza en que los ELUs respondemos cuando se nos llama. Un equipo potente y multidisciplinar; un equipo universitario.

El Hackathon fue un fin de semana frenético. Con ayuda del tutor asignado, dimos forma al proyecto, terminamos un prototipo funcional y lo presentamos. Contactamos con algunas empresas del barrio de Chamberí, que se mostraron interesadas, aunque en fin de semana, poco se podía hacer. Pero cuando terminó, y no resultamos finalistas, llegó la temida pregunta… ¿y ahora qué?

Una vez más, la gente te sorprende. Nos pareció que el fin era tan bonito que, a pesar de estudios, exámenes, TFGs y demás locuras, merecía la pena seguir adelante. Nos hemos organizado, ahora somos asociación y la UCM nos ha reconocido el proyecto con un premio económico para ayudarnos a seguir adelante. Tenemos página web propia: www.tuempresaadomicilio.es, y a más de 10 empresas que están colaborando. Poco a poco crecemos, y seguimos con la ilusión de sacar adelante un proyecto completamente altruista, y para ayudar al pequeño comercio, para aportar nuestro granito de arena.

Pero os pedimos ayuda. Apoyad al pequeño comercio. Los de Chamberí, podéis encontrar empresas en nuestra web. Pronto esperamos también que incluyamos otras zonas. Los demás, estad pendientes de vuestro barrio, y a lo mejor podéis acudir a otros negocios más tradicionales. Pero creemos que este es el espíritu universitario, aportar donde podemos y donde se nos necesite. Os pedimos también que nos sigáis, deis difusión y que participéis. En RRSS (Facebook e Instagram: Tuempresaadomicilio, Twitter: @TED_domicilio, Linkedin: TuEmpresaaDomicilio). Dadnos feedback, cualquier comentario o sugerencia será bienvenida. ¡Y si alguno quiere saber más, por favor, no lo dudéis!

A vuestra entera disposición:
Diego Cerrillo, Proyectos Finales (Becas XI)

Sin categoría open-textbook-762687

¡Nueva sección! – Cuaderno de bitácora

Por:

Este es nuestro cuaderno de bitácora, escrito por y para todos los ELUs. Queremos que sirva para dejar constancia de nuestro viaje por la ELU. Como todo viaje, está lleno de vientos y cambios de rumbo, pero también de coordenadas geográficas que nos orientan. En este cuaderno, plasmaremos aquello que nos marca en nuestro camino. Por eso, ¿qué mejor que los libros? Los libros pueden ser nuestra Estrella Polar. “To travel far, there is no better ship than a book”, decía la poeta Emily Dickinson. Con esta divisa, empezamos la nueva sección.

Queremos que exista un espacio donde puedas compartir esa novela que tanto te gustó, ese libro de cuentos que te habló de ti o esa historia que tanto te llenó. Pensamos que los grandes libros son una manera única de conectar entre todos nosotros, porque nos hablan justo de eso, de los problemas fundamentales del ser humano a través de todas las épocas. Y por eso surge esta sección, para que todas las personas podamos conectar a través de los libros.

Tenemos muchas ganas de empezar este proyecto y de compartir con todos vosotros las obras literarias que nos han ido marcando en nuestra vida.

Berta Coll y Marta Morcillo.

Sin categoría IMG-20180822-WA0311

Silvia Tévar – Una gota de agua más

Por:

ESCUCHA Y AMA

Todavía recuerdo el olor del salón, aquella mezcla de antigüedad, limpieza y tranquilidad que me saludaba cada vez que llegaba. Hace ya nueve meses desde que tuve la oportunidad de ir, durante dos semanas, al convento de Santa Mónica. Hace ya nueve meses que, acompañando y sirviendo a los ancianos que allí residen, descubrí la importancia del escuchar y el acompañar.

Cada tarde, las monjitas del convento me recibían con una sonrisa nueva, con un brillo en la mirada que removía mi corazón. El primer día estaba un tanto nerviosa: había llamado esa misma mañana preguntando en qué podía ayudar y me habían respondido que necesitaban a gente para dar de cenar a los mayores y hablar un poco con ellos. “Nada complicado”, me dijeron. Sin embargo, recorriendo aquellos pasillos de piedra fría, caminando por primera vez hacia la salita de estar, una pejiguera inquietud bailaba en mi interior: ¿me verían con buenos ojos? ¿Y cómo empezar a hablar con ellos? ¿Me aceptarían?

Apenas hicieron falta unos segundos para que mis dudas iniciales se disiparan: tan pronto como entré en la estancia, un hombre que más tarde se presentaría como Luis me sonrió con sorpresa y curiosidad. Su mirada, una maraña de cariño, paciencia y energía. “¡Caramba!” Fue lo primero que dijo. Y así, a partir de aquel instante, comencé un camino que todavía hoy trato de explorar: el de aprender a escuchar, a acoger con asombro y respeto las historias de aquellas personas que, cada tarde, antes de cenar, me contaban un poquito más de sus vidas, de sus anhelos, de las pequeñas actividades diarias que podían llevar a cabo día a día. Me di cuenta de que la vida se vive y se ama en los pequeños gestos diarios; de que, a veces, lo importante es simplemente estar ahí. Con ellos exploré esa Valencia que tan solo conocía a través de los libros de historia. De su mano descubrí qué significa trabajar en el campo, día tras día, con infinita paciencia y tesón; aguantar las heridas del esfuerzo para darles un futuro a las personas amadas. Conocí qué se siente cuando algunos días las fuerzas son escasas, cuando la debilidad impide incluso jugar a las cartas. Gracias a Pedro, Carlos, Luis y Alfonso comprendí qué significa querer a un hijo a pesar de sus idas y venidas; la importancia del perdón, de la gratitud y la responsabilidad de la paternidad.

Por otro lado, dándole la papilla a Amadeo, un anciano de la segunda planta, comprobé qué esencial es la fuerza de voluntad. Para mi compañero, cada cucharada era una lucha por hacer que aquella pasta descendiera por su garganta. Sin embargo, él allí estaba, sorbiendo y resistiendo, pidiendo más con la cabeza. Las monjitas y voluntarios del convento también fueron una clara muestra de ello: su pasión, dedicación y entrega atraparon mi corazón. Fregando, organizando, limpiando, moviendo a los mayores, curando a los enfermos, acostándolos… Nunca perdían ese brillo en la mirada, ese cuidado, ese cariño por todo lo que hacían.

Y es que, en esas dos semanas aprendí cómo el amor es el motor del ser humano, la fuente que se parte y se reparte. El amor, el sentido de la vida.

Silvia Tévar

Sin categoría Jaime 1

Jaime Redondo – ELUs por el Mundo

Por:

Es una noche de invierno en las Highlands. En el horizonte asoma el océano entre enormes montañas. A mis pies, un lago cristalino refleja la luna llena en un cielo escocés sorprendentemente despejado. En mi mano un palo afilado a punta de navaja sostiene una salchicha precocinada que se calienta en un dulce fuego que sabe a verano y a verbena. Y a mi lado, en los rostros de Danny, Mascha e Iván, me siento europeo, me siento amigo, pero sobre todo, me siento humano.

No puedo sino maravillarme por todas las formas en las que este año de siete meses me ha transformado. Por eso, siempre que pienso en ello siento la necesidad de recalcar un agradecimiento y decir que he tenido la tremenda suerte de vivir desde septiembre en la ciudad de Mánchester, en un Erasmus que ha sido más fructífero que lo que pudiera haber imaginado.

Jaime 2

Tras tres años de Matemáticas y Física en Madrid, la rutina cada vez se acercaba más al tedio. Yo era incapaz de conformarme con eso, la Universidad tenía que suponer algo más, así que en un alarde de rebeldía, que no en vano dijo Marañón que es la virtud fundamental de la juventud, decidí dar la vuelta a mi propia vida, a los propios planes que yo había tejido en busca de aquello que añoraba aun antes de saber lo que era.

Me recibió una ciudad que me enamoró antes de la primera noche. Aunque en términos demográficos es grande, el centro de Mánchester es pequeño, al menos, en comparación con Madrid. Y mi residencia, la que sería mi hogar, no podía estar mejor situada. De verdad. Un día, teniendo clase a las 9, me desperté a las 8:55 y aun así llegué puntual. Para mí, acostumbrado a pasar más de dos horas diarias en los subsuelos de Madrid, eso abría un mundo de posibilidades que no pensaba dejar de aprovechar.

Pero vayamos por partes y no adelantemos acontecimientos. Estamos en septiembre y las posibilidades para un recién llegado a Mánchester eran infinitas. Había llegado allí solo, pero la propia Universidad, acostumbrada a recibir varios miles de nuevos estudiantes de todas las partes del mundo cada año, había previsto esa circunstancia. Así que por delante tenía dos semanas de la llamada “Freshers Week”. Valga pues decir brevemente que disfruté como nunca esos días, que pude conocer a cientos de personas, muchas más de los nombres que puedo recordar, y que después de eso, nunca más me sentí solo.

Jaime 3

Pero llegó el primer día de clase y había que ponerse las pilas. He olvidado decir por qué elegí Mánchester en particular. Pues bien, con dos premios Nobel en el cuerpo docente y una gran inversión es sin lugar a dudas la mejor Universidad para estudiar Física de Europa (sí, incluso por delante de Oxbridge), y una de las mejores del mundo. Y esto se hizo patente: una facultad repleta de recursos, unos profesores realmente preocupados de que su enseñanza sea lo mejor posible, siete plantas de laboratorios e investigación de alto nivel, y prácticamente todas las semanas sándwiches y café gratis para los estudiantes. ¿Qué más se puede pedir?

Es cierto que el sistema británico difiere mucho del español. La mayoría de los profesores se conforman con ser “Lecturers”, es decir, llegan al aula, imparten su lección y la abandonan, sin mayor preocupación por el alumno. No obstante, la organización de las materias es algo que como alumno se agradece mucho. Todas las lecciones estaban planeadas desde el primer día, todos los apuntes, hojas de problemas y soluciones eran recursos accesibles, y si aún querías más, todas las clases eran grabadas y publicadas para poder verlas todas las veces que hicieran falta. Allí han sabido integrar la tecnología en la educación universitaria de una forma extraordinariamente eficaz, y esto, por ejemplo, ha resultado en que su adaptación a los tiempos de pandemia haya sido ejemplar.

Jaime 4

Pero hay un último elemento que es la guinda del pastel que ya es la propia Universidad. Un profesor mío decía que todo lo se ha inventado en Inglaterra, en realidad se inventó en Mánchester, y lleva buena parte de razón: pude dar clase en el edificio donde Rutherford descubrió el átomo, la facultad de Matemáticas llevaba el nombre de Alan Turing y su orgullo por bandera, y cada edificio, incluso muchas aulas, llevaban nombres de grandes profesores, ingenieros, empresarios de tiempos de la Revolución Industrial, sociólogos o filósofos que pasaron por Mánchester y dejaron su huella.

Suficiente en cuanto a la parte académica, y es que no solo de pan vive el hombre, ni de ecuaciones un servidor. Viviendo tan cerca de la Universidad se me ofrecía la posibilidad de participar en un montón de asociaciones y sociedades, y así lo hice. Los que me conocen ya saben de mi pasión por el teatro, y era algo a lo que no estaba dispuesto a renunciar. Encontré mi hogar y una bonita familia en algo que me sumergió de lleno en la cultura inglesa: la pantomima.

Jaime 5

Preparamos durante todo el semestre de invierno una pantomima de Blanca Nieves, ensayamos divertidísimos monólogos, desternillantes bailes y horrorosas canciones con las que llenamos un auditorio dos noches consecutivas y recaudamos más de 1000 libras para la Sociedad por la Esclerosis Múltiple. Entre ensayo y ensayo, yo aprendía los chistes que solo a un británico le podían hacer reír, y es que… ¡era el único no inglés allí! Eso es lo que se llama inmersión cultural. Y es que interpretar en un idioma que no es el tuyo es notablemente complicado, pero tuve la suerte de encontrar en Alyx y Will unos directores maravillosos. Bueno, quizá no tanto. Minutos antes del estreno me dijeron que en un monólogo pronunciaba mal una palabra, pero no me lo habían dicho antes porque les hacía gracia como lo decía. Ingleses…

Además del teatro y de la natación, que se puede decir que eran continuación de cosas que ya formaban parte de mi vida, decidí incorporar elementos nuevos. El primero de ellos fue la magia: en una pequeña asociación recién nacida nos juntábamos unos cuantos estudiantes para aprender trucos nuevos juntos. Y aunque no aprendí mucho, me lo pasé muy bien, e incluso llegué a actuar delante de una audiencia en el sótano de un bar sórdido de las afueras de Mánchester. Creo que esto último lo debería poner en el currículum.

Jaime 6

La segunda de las novedades en mi vida fue el cine. Aunque se vio frustrado por la cuarentena y no pude terminar todos los proyectos en los que quería participar, sí hubo tiempo para rodar un pequeño corto hitchcockiano. Pero la tercera novedad y la más valiosa fue el baile. Los martes: clases de Forró, que es un baile del noreste de Brasil súper relajante. Los miércoles: clases de Tango. Los viernes: clases de Bachata. Y ocasionalmente alguna clase de Swing o de Charleston. No me siento orgulloso de haber aprendido tango argentino de manos de un inglés, pero sí extremadamente feliz de haber encontrado en mi profesor, Joe, así como en mis compañeros Diana, Cerys, Alex, Ollie, Bola, Su, Gustavo, Letizia y muchos otros una pequeña familia donde disfrutar del baile, ser consciente de mi propio cuerpo y alejar por unas horas toda preocupación de mi cabeza. Recuerdo con especial cariño un día que pasamos en el piso de Joe, cocinando pizzas, tomando cócteles y bailando desde la una del mediodía hasta la una de la madrugada. Eso también es familia y eso también es felicidad.

Hay un último elemento sin el cual mi Erasmus no hubiera sido igual. Como si de los protagonistas de Cómo conocí a vuestra madre se tratara, encontramos también en el Grove nuestro propio bar. Allí, donde pasé fácilmente más de la mitad de las noches era tremendamente feliz. Bien fuera echando un Fifa con Jose, jugando al billar con mis gallegas favoritas, cantando operetas con Alessio o simplemente disfrutando de la buena compañía de Miguel, Iván, Mar, Silvia, Pedro, Alicia, Isa y el resto de mi querido grupo de españoles que no puede faltar en ningún Erasmus, las horas pasadas en el Grove son algunas de las más felices de mi vida.

Jaime 7

Cada una de estas cosas ha ido calando en mí de una forma distinta, asentándose en mi forma de ser. No sólo he aprendido a gestionar el estar solo, que no es lo mismo que la soledad, sino que me he encontrado a mí mismo: encima de un escenario, o bailando, o sentado en un sillón con una pinta en la mano. No hay que olvidar pequeños viajes a Escocia, Liverpool, York, Londres o Sicilia que también son parte de esta experiencia. Al final, todo se trata de lo mismo: viajar hacia fuera y hacia dentro a la vez. En el viaje uno se puede encontrar consigo mismo, y eso ya lo dijo Machado cuando escribió caminante no hay camino/se hace camino al andar.

Y repentinamente mi Erasmus tuvo que acabar, pero esto solo quiere decir que una nueva etapa espera. Como dice Bilbo al final de El Señor de los Anillos, “creo que estoy listo para una nueva aventura”. Pues bien, ahora llevo en mi saco muchos nuevos aprendizajes. Desde cómo hacer una tortilla de patata (con cebolla, por supuesto), hasta monólogos shakesperianos pasando por bailes nuevos, ideas nuevas y sobre todo, amigos y compañeros de viaje nuevos. Gracias a todos ellos, puedo decir que mi objetivo de Erasmus se ha cumplido, que la Universidad ha sido algo más, y que hoy soy algo más de lo que era en septiembre. Soy más maduro, soy más feliz, soy más humano.

Y tú, ¿a qué esperas para irte de Erasmus?

Sin categoría Gloria 2

Gloria Rodríguez – Una gota de agua más

Por:

¡Hola familia! Soy Gloria y os quería hablar sobre UN INICIO, un proyecto de catering social que en la situación que estamos viviendo ahora, ha comenzado a ayudar a las familias más necesitadas.

UN INICIO es una entidad que conozco bien porque surgió impulsada por mi madre, mi hermana y otros amigos. Se dedican a acompañar, formar, educar y emplear a jóvenes pertenecientes a ciertos colectivos en desigualdad de condiciones a través de la gastronomía. Sin embargo, dada la situación, como muchas otras empresas, se han visto obligados a reinventarse. Entre otras cosas, han decidido acompañar a las familias vulnerables que sufren los efectos de esta crisis, preparando cajas de alimentos y llevándolas a sus casas. Comenzaron este proyecto gracias a las donaciones de terceros y han llegado a ayudar a más de 6000 personas. Debido a la cercanía con estas familias, han visto que hay muchas que están pasando por situaciones complicadas, y este número no hace sino crecer. Es por esto que, gracias a los voluntarios que se están ofreciendo, se está pudiendo ayudar a casi 1000 familias a las que se visita de forma recurrente con la intención de acompañarles y ofrecerles cajas solidarias.

Gloria 1

A lo largo de la cuarentena, mi madre y mi hermana llegaban a casa todos los días impactadas por la situación tan difícil que se está viviendo. Ellas nos contaban con detalle lo que iban haciendo, lo que iban viendo, la gente con la que se han ido encontrando, y cuanto más nos contaban, más ganas nos entraban de ir a echar una mano. Sin embargo, dada mi situación en la universidad, veía que lo que se me ponía ahora delante era asistir a mis clases y enfrentarme con el estudio. Y esto ha sido difícil, porque no entendía por qué me encontraba un sábado por la tarde estudiando mientras toda mi familia estaba repartiendo cajas de alimentos.

Mi tía, a la que le pasa algo parecido, porque está también trabajando y se muere de ganas de ayudar, me decía que para ella fue clave recordar la frase de Santa Teresa de Calcuta “No es tanto qué hagas, sino en qué pongas el corazón”. Y es verdad, porque igual que marca la diferencia la ayuda que están dando desde UN INICIO, marca la diferencia cómo me ponga yo delante del estudio, por qué estudio. Pero como soy un poco cabezota, aun así insistí en que si podía hacer algo para ayudar desde casa, que contaran conmigo. Y así fue, me propusieron llamar a las familias para ver cómo ayudar, a quienes llevar la caja y qué necesidades había. Y eso he estado haciendo en estas últimas semanas. Ha sido algo realmente impactante. Al final estamos encerrados en casa, sin saber bien qué sucede fuera, y de repente te chocas con una realidad que, aunque supieras que está, yo al menos no era del todo consciente. Durante la cuarentena, en mi cuarto, me era muy fácil caer en mis problemas y mis quejas, y sin embargo estas llamadas me han hecho mirar esta situación con una perspectiva más amplia.

Gloria 3

Me ha sorprendido también darme cuenta de que estas familias sí, necesitan ayudas y alimentos, pero más que eso necesitan estar acompañados. Me ha pasado ya con varias personas que me cuentan que están solas y se echan a llorar, agradeciendo infinitamente el poder hablar con alguien.

A raíz de esto, he empezado a llamar a algunas personas que están solas simplemente para hablar. El pasado viernes llamé a Verónica, que anteriormente me contaba que estaba sola y pasándolo muy mal, y cuando colgué no daba crédito a lo que acababa de pasar. Yo la llamaba con la intención de charlar un rato, de acompañarla un poco, y cuando colgué, esta mujer me había dado mil vueltas. Verónica me contaba que durante este tiempo había empezado a leer libros de la carrera que dejó en el pasado, simplemente por amor al arte, por enriquecerse, y me decía “Si es que yo soy muy curiosa, a mí me gusta leer de todo, y ahora que tengo más tiempo, no pierdo oportunidad. Algunos compañeros me dicen que por qué leo eso si no me va a servir para el trabajo, sin embargo yo creo que esto es una riqueza que no tiene precio.” Y yo me veía estudiando con pereza, y sin ilusión, y de repente Verónica me recuerda que no es tanto para qué estudies, sino porqué, qué tiene de atractivo ahora aquello que he decidido estudiar.

También me contaba la situación de falta de compañía que estaba viviendo, no solo a nivel físico sino que veía cómo muchos de sus amigos le habían dado la espalda en esta situación, que se sentía sola. Y esto me hacía ver lo afortunada que soy, que tantas veces, y en estos días, miro más lo que me falta, lo que me gustaría que sucediera, y no lo que ya hay, empezando por tener una familia. Verónica me había ayudado mucho más que yo a ella, y como dice un amigo, vi cómo efectivamente la vida está para darla, ya sea repartiendo cajas de alimentos, estudiando o con una simple llamada.

Por último, quería hacer un llamamiento para animaros a colaborar como voluntarios. Desde UN INICIO cada vez reparten a más familias y necesitan ayuda para ello, por eso os animo a, si tenéis un hueco y ganas, apuntaros y echarnos una mano. Podéis repartir cajas de alimentos con vuestro padre, vuestra hermana, o algún amigo; o venir a ayudarnos a montarlas. ¡Gracias familia!

Uninicio

Sin categoría ELUTalks

ELU#talks en YouTube

Por:

En cuarentena es fácil perder la noción del tiempo. Todos los días saben igual. Caemos en la monotonía y, de no ser por nuestra agenda llena de cosas por tachar, no sabríamos si es lunes o miércoles. Pero los sábados son diferentes. Tienen un gustillo especial. No cuesta tanto levantarse de la cama porque sabemos que nos espera un rato en familia: las ELU talks.

Ya son ocho los nombres que hemos sumado a la lista. Ocho personas brillantes que han querido compartir con nosotros sus reflexiones y experiencias para darnos un poquito de luz en este túnel que cada vez está más cerca del final. Libertad, belleza, Dios, sufrimiento, amor. Los grandes interrogantes de la condición humana que nos permiten entender y entendernos.

Ocho charlas que nos han ayudado a redescubrir el gusanillo que sentimos en cada fin de semana que nos volvemos a juntar. Y a recordar lo bien que se está en familia.

Para que podáis ver de nuevo las ponencias que hemos tenido el lujo de escuchar, hemos decidido subirlas a Youtube. Aquí os dejamos el enlace. No están todas disponibles aún, pero poco a poco se irán subiendo.

Sois un verdadero regalo. Nos vemos este sábado, familia.

Un abrazo,

Sin categoría Optimus 2

Dos alumnas y cuatro antiguos alumnos, ganadores del Premio Optimus UFV

Por:

¡En la ELU estamos de enhorabuena! Dos alumnas y cuatro antiguos alumnos han sido reconocidos con el Premio Optimus de la Universidad Francisco de Vitoria en el que se premian los méritos del mejor alumno de cada facultad, su esfuerzo, trabajo y dedicación a todas las áreas de la formación integral.

Los premiados han sido los siguientes:

  • Inés Martín Cruz de la Facultad de Educación y Psicología
    • “A lo largo de estos cuatro años, la Universidad ha supuesto para mí un momento frontera entre la persona que era y quien quiero llegar a ser, ofreciéndome experiencias de vida que me han enriquecido tanto profesional como personalmente. La ELU me ha acompañado desde los inicios de esta etapa, guiando mi aprendizaje y ayudándome a dar sentido a todo lo que hago. Aquí he encontrado apoyo, modelos y enseñanzas que me acompañarán toda la vida, especialmente en mi futuro como docente. Eternamente agradecida por todo lo que he recibido”.
  • María Hernández y Esther Lence de la Facultad de Ciencias de la Comunicación
    • María: “Estos cuatro años han sido un tiempo para construir la base de lo que será mi vida adulta en todas sus dimensiones. A este camino la ELU le ha aportado una mayor profundidad y el inicio de la formación de un criterio frente a la hipocresía de la condescendencia.
      Respecto a los módulos cursados, recuerdo con especial cariño el de La cuestión de Dios y el de Política Mundial y Ética de la Globalización. De este último, me marcó enormemente un vídeo-entrevista que nos había preparado Juan Pablo Serra con el profesor Higinio Marín. Marín decía que el ser humano está aquejado de una doble contingencia de la que necesita ser puesto a salvo: aquella por la que sabe que podría no haber sido en absoluto y otra por la que sabe que podría haber sido de otro modo. ¿Qué nos ampara frente a demejantes interrogantes? La respuesta a ambos fue reveladora. ¡Nos va la vida en ello! Pero aquí lo dejo, ya llegaréis al módulo…
      Ha sido precioso que los profesores nos hayan enseñado a nombrar lo que antes solo se me presentaba a modo de intuiciones. Pero en esto no solo he estado asistida por ellos: la compañía de Esther, siempre atenta con su escucha y palabra precisa, ha sido un espacio clave al que seguiré recurriendo de vez en cuando. Todos estos regalos, y otros más que llevan por apellido “amistades invariables”, me ha concedido la ELU. Gracias”.
    • Esther: “Mi experiencia universitaria se ha caracterizado por ser unos años de aprendizaje y de encuentro. Como nos decían en Becas Europa y en la ELU, han sido cinco años de recibir una responsabilidad, una formación profesional y humana, que ahora toca llevarla al mundo”.
  • Álvaro Garnelo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Empresariales
    • “Mi paso por la ELU ha significado para mí poder ir más allá de lo estrictamente académico para vivir una experiencia universitaria mucho más completa. Al haber tratado y estudiado algunas de las grandes preguntas del ser humano, la ELU me ha permitido formarme y crecer no solo como profesional, sino también como persona”.
  • Jaime Zabala y Cristián Grillo de la Facultad de Medicina.
    • Jaime: “La Universidad puede vivirse de muchas formas, esto lo hemos oído todos hasta la saciedad. Sin embargo a mí me costo un tiempo verlo, hay que ser sinceros. Echando la vista atrás veo cómo estos años han representado un cambio importante en mi vida. ¿En qué sentido? Supongo que si os hiciera la misma pregunta de qué manera participar en la ELU o BE os ha hecho vivir la universidad de forma diferente a cada uno de los que leéis esto, a muchos os sería difícil concretar y centrarse en un par de cosas particulares. A mí me es imposible. A pesar de todo, se me ocurren algunas ideas con las que intentar resumir lo que ha sido y espero siga siendo.
      Para empezar, creo que vivir lo que se propone en la ELU, es aceptar una invitación a ir un paso más allá en esta experiencia universitaria, ojalá con una mirada más abierta de la realidad. Después me ha ayudado a entender que lo que aquí se puede vivir, requerirá que lo cuides dedicando tiempo y viviendo este espacio de tal forma que propicies la posibilidad de crecer en este proceso. Finalmente creo que ha despertado en mi un hambre o deseo de vivir esta vida de una forma radicalmente distinta a lo que muchas veces se nos plantea. Que cada uno saque sus conclusiones.
      A partir de aquí espero poder acudir a esta escuela y a quienes la formáis como un oasis donde refrescar estas ideas que os comento cuando se me empiecen a olvidar”.
    • Cristián: “Para mí, como estudiante de Medicina en la UFV, la ELU ha supuesto una formación complementaria fundamental en mi etapa universitaria. La ELU me invitó a preguntarme y a buscar respuestas fuera de mi zona de confort a la vez que me ofrecía recursos y la posibilidad de hacer red con compañeros llenos de talento y ganas. En definitiva, mi etapa universitaria ha sido como es gracias al equipo de personas que forman la ELU”.

¡Qué orgullosos estamos de vosotros y de vuestro paso por la Universidad Francisco de Vitoria y por la Escuela de Liderazgo Universitario! ¡Gracias por vuestra entrega!

Sin categoría TTB

TrendToBe

Por:

Sabemos que el cambio acelerado no puede servirnos de excusa para dejar a un lado la necesidad de hacer frente a la realidad. Sabemos que tenemos la responsabilidad y el deber de actuar frente aquello que creemos que no está bien. Entonces, ¿por qué no hacer algo cuando vemos que una de las industrias más valoradas a nivel mundial es también una de las más contaminantes? Varias han sido ya las iniciativas que buscan dar respuesta a esta necesidad, pero pensamos que todavía queda mucho por hacer.

¿Qué es la moda sostenible? ¿Has escuchado alguna vez términos como slow y fast fashion? ¿Qué iniciativas han surgido en los últimos años relacionadas con la moda sostenible? ¿Están cumpliendo las marcas con los objetivos de sostenibilidad? ¿Qué puedo hacer yo como consumidor para contribuir al desarrollo responsable de esta industria? Con el objetivo común de dar respuesta a estas y otras preguntas, ofrecer un espacio de información y reflexión, y contribuir al desarrollo de la moda sostenible nace TrendToBe como parte de nuestro proyecto final.

TTB 2

En este camino nos encontramos con una iniciativa promovida por la Universidad Politécnica de Cataluña. Se trata del Recircula Challenge, un concurso que cada año plantea un reto relacionado con un material y su gestión como residuo en el área metropolitana de Barcelona. Para ello los equipos deben presentar una propuesta responsable con el medio ambiente, con un impacto social positivo y aplicable en el ámbito de la economía circular. Este año la temática del concurso busca reducir la cantidad de residuos textiles sintéticos que se generan en el ámbito deportivo, y decidimos aprovechar esta oportunidad para poder contribuir desde TrendToBe de una forma tangible y real al desarrollo de la moda sostenible.

Nuestra idea se basa en la reutilización del neopreno para la elaboración de un nuevo producto, pudiendo así alargar la vida útil de este material. En la confección de dicho producto ocupan un lugar importante los centros de reinvención, que serían centros sociales en los que personas en riesgo de exclusión social o ciertos colectivos más desfavorecidos llevarían a cabo esta tarea. Aquí te dejamos el link para que puedas ver más en detalle nuestra propuesta y qué es TrendToBe, esperamos que nos ayudes a hacer de esta iniciativa una realidad! https://www.instagram.com/trendtbe/.

TTB 3

Queremos crear una comunidad en la que todos seamos motor de cambio. Queremos dejarte sin excusas para que tú también nos ayudes a conseguir nuestro objetivo. Porque lo cierto es que por muchas iniciativas que surjan, lo que necesitamos es que todos nos sintamos parte de ellas. Porque como sabemos, sólo tú, pero no tú solo.

Vida ELU Diego 1

Diego Sánchez – ELUs por el Mundo

Por:

Quince minutos. Es el escaso tiempo que pasa desde que salgo por la puerta de mi casa hasta que llego a la Complutense, donde estudio Matemáticas y Física. Son apenas cinco minutos más de los que tardaba en llegar al instituto. Es muy cómodo, no lo voy a negar, pero al mismo tiempo ligeramente decepcionante. Sacarme el carnet de conducir supuso un mayor cambio en mis rutinas que entrar a la universidad y eso no suena demasiado bien.

Me llamo Diego y estoy en último curso de la ELU. Cuando era pequeño, me encantaba ver “Madrileños por el mundo”. Ver a gente que se había atrevido a trasladarse a Japón, Bolivia o Noruega me resultaba fascinante. Me parecían personas muy libres y con mucho que contar. Recuerdo perfectamente decirle a mi madre que yo algún día saldría en el programa. Por eso, mi elección universitaria es un tanto contradictoria. Por eso, el pasado 2 de septiembre, cogí las maletas para irme de Erasmus a París.

Probablemente estarás pensando que París tampoco es el fin del mundo. Y tienes toda la razón. Pero me gustan mucho las matemáticas, el francés y los museos interminables, así que la Sorbona parecía un acierto seguro. Spoiler 1: lo ha sido. Spoiler 2: no es oro todo lo que reluce.

Lo primero que me llamó la atención cuando llegué a la que iba a ser mi ciudad para los próximos meses fue la burocracia. Me habían prevenido al respecto, Francia y sus papeleos son famosos, al fin y al cabo hay quien dice que la administración de los Estados modernos tiene su origen en Napoleón. En cualquier caso, no podía ni imaginarme el monstruo de siete cabezas con el que me iba a tocar batirme. El día de mi llegada a París estuve esperando cinco horas y media (¡cinco y media!) para que me dieran la llave de mi habitación en la residencia. Y fui de los que tuve suerte, hubo más de un Erasmus que tuvo que buscarse un hotel.

Diego 2

Lo que en el momento fue bastante desesperante, ahora es un bonito recuerdo que me hace sonreír. Y no tanto por la idealización de algo negativo, sino por todo lo que he aprendido desde entonces. Dicho en una palabra: paciencia. Algunas de mis actividades de mi primer mes de Erasmus fueron hacer un horario juntando asignaturas de distintos itinerarios, cumplimentar la documentación para que me concedieran la beca de ayuda al alojamiento o llamar por tercera vez a la oficina de transporte público para que me dieran la tarjeta del metro. Ninguna de estas cosas es demasiado complicada, pero requiere respirar y dejar que todo fluya. He aprendido muchísimo en este aspecto, y eso se hizo especialmente patente el día 10 de enero. Era viernes, acababa de terminar exámenes y estaba saliendo de tomar una copa en un bar bastante chulo del Barrio Latino. Suerte que solamente me tomé una (los precios de París son un tema para otro día) porque recibí una llamada urgente al filo de la medianoche. Al parecer, salía agua por debajo de la puerta de mi habitación. Volví lo más rápido que el transporte público me permitió (las huelgas de París también son un tema para otro día) y me encontré con mi cuarto con dos dedos de agua por una tubería que había reventado. La cosa no acabó ahí, puesto que tardaron doce (¡doce!) días en arreglar el problema. Tiempo que yo pasé sin agua corriente, mendigando cocinas y duchas de mis vecinos, que se portaron fenomenal conmigo. Arturo, si lees esto recuérdame que te debo por lo menos un helado. Bromas aparte, estoy convencido de que el Diego de hace un año se habría visto superado. Sin embargo, asumí la situación con bastante calma y es algo de lo que me siento ciertamente orgulloso. También es cierto que con escapadas ocasionales por París junto a personas como las de esta foto todo se hace más sencillo.

Diego 3

Hasta aquí la parte negativa, gracias por escucharme. Porque todo lo demás ha sido maravilloso. Es una gozada, por ejemplo, pasar una noche electoral lejos de casa siguiendo los resultados con tus amigos de Taiwán. Es aún mejor hacer una porra todo el grupo sobre cómo va a quedar el asunto y que haya españoles que acierten menos que los extranjeros. Es lo que tiene dejarse llevar más por el corazón que por la cabeza para repartir escaños, recuerden leer siempre a Kiko Llaneras antes de hacer sus predicciones. Todo ello aderezado con algún pique amistoso, muchas risas y comida de importación para celebrar la fiesta de la democracia. El gazpacho Alvalle y las galletas Rebuenas de Mercadona siendo la parte más importante de todo lo anterior, por supuesto.

Diego 4

Debo reconocer, eso sí, que la multiculturalidad tampoco ha sido mi mayor fuerte en esta experiencia. Pinshuo, Peggy, Giuseppe, Mafalda y Yannick son la honrosa excepción en un grupo de amigos formado mayoritariamente por españoles que gritamos mucho y nos saludamos con efusivos abrazos. Ya les hemos pegado estas patrias costumbres, y es que no hay mejor momento para sacar a relucir el orgullo nacional que cuando estás en el extranjero. Es precisamente ese sentimiento de compartir cultura y costumbres lo que ha contribuido a unirnos tanto estando lejos de casa.

Diego 5

Como no soy muy dado a utilizar Instagram, aprovecho para compartiros algunas fotos más que muestran variopintas actividades de mi vida parisina, no todas ellas previamente esperadas. He patinado sobre hielo en la azotea de las Galerías Lafayette con la Torre Eiffel de fondo, yo, que tengo miedo a esquiar. También, y para asombro de mi madre, he cocinado migas con chorizo y pimiento verde con notable éxito (compré pan de más por error, larga historia). Incluso he jugado al baloncesto a oscuras con cinta reflectante y luz estroboscópica como única manera de ver algo. Recomiendo probarlo.

Diego 6 Diego 7

Diego 8

No puedo dejar de mencionar la pequeña pero bonita comunidad ELU que hemos formado durante estos meses Tessa, Miguel, Rubén y yo, con la incorporación de Paula desde Reims cuando los horarios de Flixbus lo han permitido. Juntos hemos llevado el espíritu cultureta que nos caracteriza a París, visitando la casa-museo de Rodin, la tumba de Napoleón y el 59 de la rue Rivoli, una curiosa exposición de arte contemporáneo donde resulta complicado distinguir a artistas de visitantes. Además, como en la variedad está el gusto, también hemos compartido comidas en un barco atracado en el Sena, hemos bebido cervezas acompañadas de muchos cotillELUs y nos hemos encontrado por casualidad de fiesta en las discotecas que dan descuento con la tarjeta de la Erasmus Student Network. Incluso Jorge se dejó caer por sorpresa y nos hizo una agradable visita desde tierras valencianas. Para la próxima esperemos que traiga paella. Agradezco mucho la presencia de todos ellos, los ratos que hemos pasado juntos tenían un dulce sabor a hogar.

Diego 9

Evidentemente, ni en mis previsiones más pesimistas habría pensado que mi Erasmus se vería abruptamente interrumpido de la manera en la que ha ocurrido. El 12 de marzo mis padres me llamaron según salía hacia la facultad para decirme que la cosa parecía estar poniéndose fea, que había rumores de que se podían llegar a cerrar las fronteras y que quizás lo mejor sería volverse a España. Hay veces en las que es mejor no discutir lo que te dicen tus padres cuando están preocupados. Compré los billetes de avión en el metro camino a la universidad, llegué allí dándole vueltas a la cabeza, hice un examen (que no me salió nada mal dadas las circunstancias) y, esa misma tarde, maleta a toda prisa y al aeropuerto; aterricé en Madrid a las 22:00. Un día completito en el que aún hubo tiempo para una foto rápida de despedida en la cafetería de la Sorbona. Suerte que ese día llevaba una sudadera apropiada. Ni siquiera entonces pensé que sería la última vez que comería allí, basta ver lo sonriente que salgo.

Diego 10

El tiempo ha volado y ya han pasado dos meses desde aquel día. Tengo previsto volver a París a recoger las cosas que me dejé y quizás a hacer algún examen presencialmente. Pero, dado lo incierto de la situación, doy mi Erasmus como tal por acabado. Escribir esto me resulta amargo, pero también siento que el recorrido personal que ha supuesto la experiencia en su conjunto es algo que permanecerá siempre conmigo. Soy una persona mejor que la que se marchó en septiembre: un poco más sabio, más adulto, más feliz.

Además, hay un último detalle a mencionar. Me estaba gustando tanto el Erasmus que me puse a buscar y… ¡encontré! En pocas palabras, me han concedido una movilidad para el curso que viene en la Université de Montréal, Canadá. Si el coronavirus lo permite, para allá marcharé a finales de agosto. Quizás, bastantes años después, estoy por fin consiguiendo parecerme a aquello que soñaba frente a la tele cuando era un enano. Ya lo dijo Gregorio Marañón: “Toda la vida seremos lo que seamos capaces de ser desde jóvenes”.

¿Volverás a Madrid? Desde luego que sí. Sin embargo, por el momento, toca perseguir el viento.

Vida ELU Al loro

Los ELUs participan en el Hackathon virtual #VencealVirus

Por:

El pasado 4 de abril nos presentamos al Hackathon virtual #VencealVirus que organizó la Comunidad de Madrid con el fin de proponer soluciones a problemas derivados de la actual crisis del Covid-19.

Sentíamos que no podíamos quedarnos con los brazos cruzados ante la multitud de problemas a los que nos enfrentamos como sociedad. Queríamos poner nuestro granito de arena y este Hackathon fue la excusa perfecta para unirnos a la lucha contra el virus.

La iniciativa planteada por la Comunidad de Madrid consistía en un encuentro online donde científicos, universitarios, profesionales e innovadores pudiesen compartir ideas en torno a tres retos fundamentales: la salud, la convivencia y el empleo y la empresa. Presentamos dos proyectos: Al Loro y A Flote

Al Loro propone una asistencia telefónica automatizada y con voz humana con la posibilidad de redirigir a un especialista. Ofrece distintos servicios: asistencia sanitaria Covid-19, información general, atención psicológica, testimonios de pacientes y acompañamiento con voluntarios. De esta manera unifica servicios ya ofrecidos en una única herramienta accesible a todos. Con este proyecto intentamos acercarnos a las personas más vulnerables en esta pandemia: nuestros mayores, que no tienen acceso a los servicios que se ofrecen a través de las nuevas tecnologías.

A Flote

A Flote propone un barrio interactivo, formado por pequeños comerciantes y vecinos, Se trata de una plataforma de ayuda y solidaridad en la que los comerciantes podrán ofertar bonos, descuentos y cupones de consumo diferido que los vecinos podrán comprar, así como acceder a las distintas ayudas, subvenciones y vías de financiación a nivel estatal, autonómico y local.

Tuvimos la suerte de que Al Loro fuera uno de los 20 proyectos finalistas entre los 256 presentados. Esto nos permitió mostrarlo ante los directivos de las más grandes Empresas y Fundaciones de España, con el objetivo de establecer lazos de cooperación. Fueron dos semanas de intenso trabajo en las que pusimos todo nuestro esfuerzo e ilusión para llevar a cabo este proyecto. Ha sido una experiencia muy enriquecedora en la que hemos aprendido que uniéndonos con el objetivo común de servir a los demás podemos ayudar a mejorar nuestra sociedad.

Paloma Cañizares Jorva
Jesús Castro Álvarez-Villamil
Alejandro de la Vega Ruíz
Sara Gallardo Martín
Beatriz González del Yerro Velo de Antelo
Pedro González Fernández
Reyes Hernández Osuna
Blanca Labrador Granados
Enrique Mochales García-Figueras
Manuel Santamaría Santiago

Vida ELU Pablo 2

Pablo de Anta – ELUs por el Mundo

Por:

Diferente. Superando con creces las expectativas y sorprendiéndome como esperaba que hiciera.

Así es como puedo resumirte mi experiencia este año. Incluso con la situación atípica que todos estamos viviendo, siento que ha conseguido aportar nuevas ideas y formas de hacer las cosas. A pesar de lo afortunado que he sido de viajar por casi todos los continentes, nunca había viajado en dirección este más allá de Grecia; y hacerlo me ha descubierto el mundo – o al menos la mitad de él. Quiero intentar resumirte mi experiencia, pero discúlpame si me dejo algo ya que creo que ni yo soy aún consciente de lo que he vivido.

Pablo 5

Ya desde el momento en el que escogí Singapur sabía que me iba a exponer a un cóctel de culturas como nunca antes vivido. Y desde mi primera semana esto se hizo presente. Sus cuatro culturas, la Malaya, China, India y Caucásica/Occidental me arroparon y sumieron en un torbellino del que aún no he logrado escapar a pesar de llevar un mes en casa.

Es iluminador y te llena de esperanza ver como el ser humano es capaz de ignorar diferencias obvias para ponerse de acuerdo y construir algo en común. Podemos aprender y aplicarlo en nosotros mismos para ver que, aunque la metodología China difiera en gran medida de la India, y la actitud y personalidad de alguien caucásico como yo y la de un Malayo sean muy diferentes, todo el mundo se nutre del otro y es capaz de aprovechar las fuerzas de otro para ayudarle a superar sus debilidades. Singapur no tiene una cultura primaria sobre otras, sino es la cultura de culturas la que caracteriza a la nación.

Sin salirme del tema de la cultura, otro aspecto que me fascinó y salía periódicamente en conversaciones, paseos, actividades y trabajos académicos era su “resaca post-colonial”. Cada ex-colonia británica ha lidiado con este hecho a su manera, y la narrativa que usan condiciona su cultura y su sentimiento. No se sienten tan atacados ni ofendidos por la colonización, lo que (en comparación con Zimbabwe, por ejemplo) les permitió centrarse en progresar como sociedad, manteniendo sus costumbres y permitiendo que estas floreciesen con su independencia. Así forjaron su Identidad.

Por todo ello resumiría la sociedad Singapuriense como Pragmática. No es extraño cuando su presidente es matemático y (que no me oigan) es una especie de dictadura-blanda; pero consiguen apartar todo aquello que no es esencial y centrarse en lo que importa. Sólo así han conseguido convertir una región portuaria pobre, en la urbe tecnológica y cosmopolita que sirve de referente mundial en convivencia entre culturas y entre ser humano y naturaleza. Es cierto que hay sacrificios de por medio (libertad de opinión entre otras), pero ha resultado efectivo. Decidir si es correcto o no, será nuestra labor mientras tenemos una buena cerveza en la mano – ya que ahí no había.

Pablo 1

Ahora bien, no toda esta explosión cultural ha sido en Singapur. Una de las razones principales por las que Singapur era tan atractivo es porque se encuentra en una posición idónea para viajar. Y aunque con el Coronavirus haya tenido que cancelar la traca final de viajes, no puedo quejarme.

Con 7 horas de viaje, en bus y ferry, he acabado en una isla remota en Malasya, Tiomann; dónde conviví tres días en barco mientras buceaba y poco a poco formaba una familia que perdura hoy.

He viajado a Japón, solo y planeándolo en menos de 24 horas. Me abrí a la hospitalidad nipona y aprecié cada segundo de la experiencia, guardándolos como tesoros en mi memoria – aún oigo el zumbido de los neones, huelo los takoyakis callejeros y me abrumo de las masas y masas de gente.

Me he reunido con familia que no veía desde 2012 a la par que descubría la tierra de koalas y canguros. Así, yo solo y mi bici, descubrí sitios dónde, a pesar de encontrarme en las antípodas de España, sentí que todo era perfecto para un futuro yo. Tuve que dar la vuelta al mundo para encontrar un hogar.

Pablo 4

Me aventuré con mi madre en aguas filipinas, y como Legazpi, vivimos aventuras y fuimos sorprendidos por la amabilidad de los locales: encuentros con tiburones, un año nuevo en barco y aguas cristalinas infestadas de sonrisas. Sin embargo, fue el sobrevivir a un tifón y experimentar la consecuente destrucción en la vida de esa gente tan humilde lo que causó una conmoción: La llamada a indagar qué es lo que nos hace felices, ya que ni vientos de 200 km/h arrebataron sus sonrisas.

Y por supuesto, Bali. La tierra de los mil templos, las mil cascadas y los mil Putus (el curioso, que pregunte). Bali fue iluminador a nivel cultural. Su cultura, exótica y exuberante como la isla en la que se celebra, exhuma allá por dónde vas. Gracias a nuestro Putu, logramos conocer y profundizar en el porqué de su día a día, apreciando cada momento como un regalo y llevándome esto de vuelta a casa.

Pablo 3

Porque, al fin y al cabo, los lugares de por sí solos son como casas vacías. No es hasta que se llenan del calor humano que pasan a llamarse Hogares. Singapur fue Diferente porque la gente que pasó por mi vida ha sido Diferente. A todos, al grupo de Malasya, al equipo de debate, a los viajeros y gente que entabló conversación conmigo en Osaka y Melbourne, a mis compañeros de Singapur y a los isleños de Malapascua. Sois todos vosotros los que convertís un viaje en una experiencia, en un “Erasmus”. Es igual que Becas o la ELU, es la gente la que marca y la que dota de valor.

Yo llevo ahora un pedazo de cada uno de ellos dentro de mí. Los pedazos de gente diferente a ti, no te hacen distinto, sino completo. Lo noto y me hace pensar que tal vez he hecho las cosas bien. Ahora sólo deseo poder compartir todo esto cara a cara con todos vosotros y así traeros algo mejor que cualquier souvenir: un poco de cada una de esta gente y de estas experiencias que tanto me ha marcado.

A no ser que os animéis a ir en su busca directamente vosotros. En tal caso, lo compartiremos después.

Vida ELU lqdi

Congreso Lo Que De Verdad Importa

Por:

19 de abril de 2020. El reloj de mi pantalla marca las 18:00 mientras la suave música de inicio atrapa mi atención. Está a punto de comenzar el congreso de “Lo que de verdad importa” y todavía no puedo hacerme una idea de lo mucho que me va a hacer vibrar, de lo mucho que me va a enseñar. A lo largo de dos horas, mis cimientos se van a ver sacudidos, zarandeados por esas tres personas, por esas tres historias de vida que, en lo que parecía una tarde cualquiera, me desvelaron el interior del corazón humano, me pusieron frente a mis miedos, anhelos, seguridades y consuelos; frente a mis valores, creencias y el recuerdo de los que están y los que se fueron. Frente a lo que de verdad importa.

Juan Pablo Escobar comenzaba resquebrajando mi coraza con una primera pregunta que todavía resuena en mis oídos: “¿para qué tener una mansión si nadie te está esperando?”. De su mano, soy capaz de presenciar la bondad del ser humano y la necesidad vital que tenemos de perdón y reconciliación. Con un padre narcotraficante, que tanto daño ha causado y que tantas víctimas ha dejado, este arquitecto me enseñó cómo no estamos obligados a continuar con ningún legado destructivo, sino al contrario. Es cierto que somos nosotros y nuestras circunstancias, pero también es verdadero que todo depende de nosotros, que somos nosotros quienes decidimos que esas circunstancias “no sean más grandes que nuestra persona”. Así, en este confinamiento al que nos vemos abocados, estas desafiantes palabras me recuerdan que es tiempo de aceptar la soledad y de crecerme en ella. Es tiempo de abrazar mi ser de la mano de esa gran maestra que, en el frenético ir y venir diario, había relegado a una esquina polvorienta de mi cuarto: la humildad.

Por su parte, con Bosco Gutiérrez Cortina me sentí pequeña, tremendamente frágil y necesitada de los demás. Necesitada de mis padres, de mis hermanos, de mis vecinos, de todas y cada una de las personas que me rodean, porque solo puedo ser yo “cuando formo parte del equipo”; y sin ese equipo, sin esas personas que me aman, que me cuidan y que velan por mí, no soy nada. Esto mismo experimentó Bosco Gutiérrez durante su encierro físico en unos escasos 4 metros cuadrados; y ese saberse necesitado, querido y dependiente, le hizo darse cuenta de que, precisamente, es esa dependencia la que nos libera. Con su ejemplo, constato que somos libres, que soy libre, porque “no me he hecho a mí misma”, como sostenía Hannah Arendt; porque no somos los únicos artesanos de nuestros actos, sino que somos limitados, y es precisamente esa limitación, es precisamente ese ser-con-otros lo que nos hace responsables para seguir adelante. Así, frente a mi gastada mesa de escritorio, siento que mis acciones no solo afectan a ese “yo, mi, me, conmigo” que tantas veces me construyo, sino que repercuten directamente sobre ese otro que me quiere, que me abraza con mis debilidades y en mis miserias. Experimento que el amor no entiende de murallas egoístas ni de fortines individualistas, sino que resquebraja toda armadura con su anhelo de vida.

De esta forma, Bosco Gutiérrez pasó a recordarme que, para poder seguir viviendo, para poder tener salud mental; es necesario aceptar, acoger cada situación con sus luces y sus sombras, en su simple y descarada realidad; porque “no es más inteligente el que más sabe, sino el que se adapta con mayor rapidez a las circunstancias”. Mi corazón, ese centro que de vez en cuando se me olvida escuchar, me recordaba que tengo, que todos tenemos una postura vital ante la muerte; que necesito esos momentos de reconfirmar mi fe y mis valores, porque son ellos los que marcan quién soy y quién quiero ser, hacia dónde va este navío que, a causa de mis debilidades y limitaciones humanas, se me descontrola. Para ello, no obstante, he de huir de ese egocentrismo que tantas veces me persigue y que, incluso, de vez en cuando me atrapa. Debo volver al origen, “ser un soldado de Cristo” y ofrecer cada minuto por las personas que tanto quiero. Debo aprovechar el tiempo, porque no en vano un tal Horacio nos enseñó que hay que vivir el momento; pero siempre con un norte, con un sentido, con el amor como bandera y la responsabilidad como emblema. Bosco Gutiérrez nos desveló que debemos ser pacientes, aprender a esperar, no darle tantas vueltas al pasado, sino establecernos propósitos prácticos y ser optimistas. Y siempre, siempre, volver a empezar y dar las gracias, porque nada de lo que tengo me lo merezco, porque cada minuto, cada segundo es un regalo que me ha sido dado, ¿y quién soy yo para atreverme a no valorarlo?

Así nos mostraba, a su vez, Pedro García Aguado, quien me recordaba que, efectivamente, las cosas no aparecen cuando y como yo las deseo, elevada sobre un pedestal de infinitos proyectos; sino que “todo llega cuando tiene que llegar”. Las palabras de Víctor Frankl danzaban por mi habitación mientras Pedro García nos mostraba cómo podemos y debemos “darle la vuelta al argumento” cuando la situación no se puede cambiar. Besar la realidad, amoldarme a ella y cambiar mi mirada sobre la misma, ahí está la clave para ser libre, para encontrar la verdad, el bien y la belleza; porque, como apuntaba Alfonso Méndez el pasado 18 de abril, la libertad es “poder ser yo delante de cualquier circunstancia”.

Sin embargo, para ello hace falta valentía, porque es seguro que caeremos y fallaremos. Lo importante es que “el fracaso nos enseñe aquello que el éxito oculta”, que seamos capaces de conquistar el miedo humano. Se requiere, como afirmaba Pedro García, “talento, valentía, esfuerzo” y, de nuevo, humildad, esa compañera que gusta ir de la mano de la paz. Y es que, ojalá que, para cuando acabe este confinamiento y recuperemos el tan ansiado exterior, nos demos cuenta de que no somos, de que no hemos sido prisioneros si hemos vivido en serenidad, si hemos buceado en las profundidades de nuestros anhelos, si hemos sido vulnerables, agradecidos, compartido y aceptado nuestras debilidades y, sobre todo, si hemos amado. Porque sí, ahora me doy cuenta de que solo el amor es lo que de verdad importa.

Silvia Tévar

Vida ELU reyes

Reyes Hernández – Una gota de agua más

Por:

Desde septiembre del pasado año colaboro con el Banco de Tiempo Solidario Tantaka, que se encarga de ofertar diversos voluntariados en la Universidad de Navarra. Desde mi Colegio Mayor les preguntamos directamente qué proyecto necesitaban que apoyáramos, y nos ofrecimos voluntarias para cubrir las plazas que faltaran.

Todos los sábados, después de comer, nos acercamos a un barrio de inmigrantes en Pamplona, donde la mayoría de niños y jóvenes se encuentran en riesgo de exclusión social. En un polideportivo, que financia la fundación Mapfre, pasamos una hora entrenando con ellos al baloncesto. La idea surgió a raíz del tiempo que pasaban estos niños encerrados en casa, jugando a las maquinitas, y muchos de ellos en situaciones familiares comprometidas. Había que sacarlos de casa de alguna manera.

El baloncesto es un deporte que transmite muchos valores: compañerismo, paciencia, esfuerzo, superación, respeto por los demás, perseverancia e igualdad, entre muchos otros. No solo es una manera de distraer a los niños y jóvenes, sino que también va construyendo en ellos la base de lo que serán el día de mañana gracias a esas virtudes.

Vida ELU Revista febrero

Revista febrero

Por:

Hola. Soy Luisa, de segundo de ELU, y os quiero contar una idea.

En febrero de 2020 estaba leyéndome un libro de Renoir y por una ilustración empecé a idear una nueva revista de poesía. Se la conté a uno de mis mejores amigos, que ha estudiado Políticas y Periodismo, le pareció guay y decidimos llevarla a cabo. A la semana siguiente convoqué a veinte amigos de Madrid, Alicante y Barcelona (dos de ellos de Becas Europa) y les conté la idea. Ahora esa idea es realidad: se llama Revista Febrero.

La idea germinó de un análisis de los medios por los que consumimos literatura hoy en día. La poesía por instagram suele ser corta, llamativa. En temas de calidad, hay de todo. Los medios que hay en internet, como los blogs o las revistas independientes digitales, tienen un público más bien acotado. Nosotros queríamos crear algo a papel, porque hace ilusión poder tocar el número y pasar las páginas, pero a la vez queríamos que fuera tan accesible como los medios independientes que ya existen.

Así se define Revista Febrero: como una revista ilustrada de creación literaria en DIN A6 (un cuarto de folio). Se escogió este formato para que la revista fuera a la vez de ágil lectura, portátil y muy barata. La revista, además, está completamente abierta, para que cualquiera pueda colaborar: tanto escribiendo (tanto poesía como ensayo o prosa lírica) como dibujando (ilustraciones monocromas, pues la revista será en blanco y negro). De momento solo nos movemos por instagram (@revistafebrero) y por correo: revistafebrero@gmail.com.

Sabemos que esta idea (como supongo que lo son todas) no es perfecta, pero es un proyecto entre amigos en el que dedicamos horas con ilusión. Lo hacemos simplemente por crear, por crear algo propio, que podamos coleccionar y leer, nosotros y aquel que lo disfrute.

Dicho todo esto, LO IMPORTANTE:

  • Si escribes o dibujas y quieres colaborar, envíanos tus textos e ilustraciones antes del día 10 de mayo. Toda la información del formato y procedimiento está en las historias destacadas de nuestro instagram, @revistafebrero. Si no dispones de dicha red social puedes preguntarme directamente, o enviarnos un correo.
  • A pesar de cómo está la situación, decidimos seguir adelante y lanzar un CROWDFUNDING. En una semana alcanzamos el primer objetivo de 250 euros para financiar la impresión del primer número. Ahora vamos hacia el tercer objetivo: 400 euros, para garantizar la impresión del segundo. ¡Anímate a participar! https://fr.ulule.com/revista-febrero/
  • (Para los ELUs que son de otras comunidades autónomas: este primer número es como un “prototipo”, y es por ello que en publicarlo no efectuaremos envíos a España y solo lo venderemos en mano. Por ello, si te interesa adquirir el primer número, colaborando en el crowdfunding con 3 euros lo recibes en tu casa. Sí, has leído bien: 3 euros Revista 1 con envío incluido.)