Vida ELU

Vida ELU

mARTEs – El principio del placer

Por: ELU Admin

¡El primer mARTEs de abril! Belén Gundín, estudiante de 2° de Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid y también en 2° de la ELU, comparte esta obra del surrealista belga René Magritte: El principio del placer, uno de los cuadros que vimos en nuestra visita al Museo Thyssen el 21 de diciembre de 2021 (¡han pasado cuatro meses!). Belén ha escrito un texto que encantará a los filósofos: con escasas respuestas, con muchas preguntas.

Esperamos que vosotros también os las hagáis:

«Decía Oscar Wilde que “es al espectador, y no a la vida, a quien refleja realmente el arte”. Es justo esto lo que más me fascina de la obra de Magritte: consigue plasmar en sus cuadros motivos paradójicos que, al mirarlos con atención, despiertan una infinidad de preguntas que nos incluyen en un diálogo artístico perenne en el tiempo.

Hace unos meses me encontraba ante esta obra por primera vez. A priori, me resultó enigmática, pero no fue hasta que Íñigo me dijo: “Mira, una luz que oculta la Verdad en vez de mostrarla” cuando este cuadro empezó a resonar dentro de mí. Es curioso pensar que, si se hubiese tratado de un retrato normal, probablemente me hubiese dejado indiferente. Sin embargo, ahí está, esa luz que suponemos salvífica pero que en este caso resulta inquietante, importuna incluso. Me incomoda porque no me deja ver: ¿qué habrá detrás?, pero sobre todo ¿qué hay dentro de mí que me impide conformarme con lo que simplemente percibo? ¿Por qué intuyo algo más?

Por mucho que lo intente no podré saber qué es lo que se esconde tras esta máscara incandescente, ¿y si no hay nada? ¿Y si este hombre se ha despojado de identidad al iluminarse a sí mismo? ¿Y si fuese un espejo del alma? Un hombre solo, que deslumbra en vez de alumbrar, que no guía, sino que ciega.

Como podéis ver, este cuadro me llena de preguntas. Sin embargo, también me advierte de que, si quiero al menos intentar darles una respuesta, debo hacerlo en compañía de quienes iluminan cada día mi camino, sin llegar nunca a deslumbrar como el hombre de Magritte. Tengo la suerte de contar con muchas personas así en mi vida. Ellos son mi certeza, y solo puedo agradecerles que sean ese punto de partida que me abre a la realidad».

Vida ELU

mARTEs – Día Internacional del Piano

Por: ELU Admin

¡Feliz Día Internacional del Piano! Esta celebración se ubica en el 88º día de cada año, que en 2022 es el 29 de marzo. ¿Por qué este día? Es un juego con el número de teclas del piano, que también son 88. Este instrumento ha cautivado a innumerables artistas desde que fue inventado y se nos ha ocurrido que podríamos celebrarlo disfrutando de cuatro obras de arte que lo tienen como protagonista. ¡Esperemos que os gusten tanto como a nosotros.

1. Mademoiselle Gauchet al piano, de Vincent van Gogh (1890). La joven que Van Gogh pinta en este cuadro es la hija del Dr. Gauchet, su médico en sus últimos años de vida. Al doctor no le gustó nada que Van Gogh estuviera a solas con ella, así que les prohibió volver a encontrarse tras pintar el cuadro.

2. Liszt al piano, de Josef Danhauser (1840). Liszt, el compositor y pianista representado por Josef Danhauser, despertaba tal pasión en las personas que lo escuchaban que se acuñó una palabra para referirse al fenómeno: “lisztomanía”. ¡Por cierto, el busto que se observa a la derecha es de Beethoven!

3. Schubert al piano, de Gustav Klimt (1899). La obra de Klimt, que representa al compositor vienés Franz Schubert, ¡ya no existe! Se quemó en el incendio del Castillo de Immendorf de 1945. Los colores que observamos son una reconstrucción.

4. El dueto, de Mariquita Jenny Moberly. Este cuadro tan delicado es de una artista muy poco conocida de finales del siglo XIX. Que su nombre no nos confunda: Mariquita era inglesa, pero a sus padres les gustaba esa palabra española y decidieron bautizar a su hija con ella.

ELUMNI

Jornada ELUMNI – INVIERTE CON ÉXITO

Por: ELU Admin

El pasado 2 abril en ELUMNI UFV tuvo lugar el evento INVIERTE CON ÉXITO, una jornada de formación financiera propuesta y organizada por Pablo Quero Cisneros #ELUMNI8 en la Universidad Francisco de Vitoria.

Fueron muchos los antiguos alumnos de la ELU que estuvieron presentes como asistentes pero queremos también resaltar el papel de los ELUMNI UFV como ponentes en las diferentes conferencias y sesiones de trabajo..

Pablo Quero Consultant en FTI Consulting, introdujo la jornada con su intervención: ¿Invertir o ahorrar? Una mirada a largo plazo

En la segunda sesión Efrén Pérez Borges #ELUMNI1 , Co-Founder Bidders, Efrén López Ferreiro #ELUMNI3, Co-founder Luceiro Capital y Business Strategy Manager en Accenture y  Alberto Leroy #ELUMNI6, Co-founder Limpiu y Head of Strategy Iberia en InPost, compartieron su experiencia personal en el mundo de la inversión en una sesión titulada: Inversión práctica: ¿por dónde empezaron otros como yo?

Las sesiones de la tarde fueron a cargo de  Marta González Berruezo #ELUMNI7 Investment Manageren Negocios e Inversiones Inmobiliarias quien ofreció un taller acerca de Inversión pasiva y Cristina Guzmán Hurtado #ELUMNI7 Analista de riesgo de crédito en Triodos Bank España quién habló de Inversión y Ética

Vida ELU

Visita de Diego, mentor de la ELU, a Sevilla

Por: ELU Admin

Pepe Yáñez, 2º ELU

El pasado miércoles 30 de marzo, ELU Sevilla tuvimos el placer de recibir la ansiada visita de nuestro mentor Diego. A lo largo de escasos dos días, marcados por el sol y calor propios de la capital andaluza, aprovechamos la ocasión para reunirnos entre nosotros, reflexionar y debatir sobre la institucionalidad de nuestro país y, sobre todo, para mantener esas conversaciones tan trascendentales en nuestro camino como universitarios y como personas con nuestro mentor, no a través de una fría pantalla, sino verdaderamente cara a cara, por lo que el impacto de estas es mucho mayor.

Ya desde el momento de la llegada de Diego al hotel, algún que otro elu se encontraba esperando impaciente su salida para iniciar su mentoría, y es que en Sevilla somos así de intensos. Esta fue la primera de varias consecutivas, en las que disfrutamos de un paseo a la orilla del Guadalquivir, por el centro histórico de la ciudad e incluso terminamos disfrutando de alguna que otra tapa en la barra de un típico bar. Esa misma tarde, acudimos a la última sesión de una serie de conferencias organizadas por la Fundación Cajasol y coordinadas por Arturo Pérez-Reverte, “Letras en Sevilla VI”, este año con el título de “¿Monarquía o República? Un debate de tres siglos”. En esta ocasión, disfrutamos de Ana Pastor con su ponencia ¿Para qué sirve un rey? y Alfonso Guerra con Monarquía o República: ¿Cuál es el problema? Incluso en el turno de preguntas, como no podía ser de otra forma, estuvo presente la marca de la ELU. Para aquellos interesados, las ponencias están disponibles a través del canal de youtube de la Fundación Cajasol.

A la vez que debatíamos y compartíamos nuestras impresiones sobre las conferencias, caminamos en un fresco atardecer por el centro sevillano hacia un restaurante junto a la Torre del Oro. Esto dio paso a una multitudinaria cena en la que no solo se presentaron elus de todos los cursos, sino ELUMNIS como Antonio Domínguez, Joaquín Obando, Javier Salmerón o Quique Mochales, quienes nos describieron su paso por la ELU y cómo había cambiado su vida desde que terminaron la Universidad, mostrándonos la Esperanza intrínseca a este camino que estamos realizando. Para rematar la jornada, la mañana siguiente consistió en un par de mentorías con las que pudieron despedir a Diego, quien poco después subía al tren rumbo a la capital.

Vida ELU

Cuaderno de Bitácora – Primavera

Por: ELU Admin

Hoy desde cuaderno de bitácora queremos haceros alguna recomendación primaveral para disfrutar de estos días que nos vienen.

La primera es Mansfield Park (1818) de Jane Austen (1775-1817). Si has leído algo de Austen estamos convencidas de que este libro te enganchará como todos los demás que ha escrito (pero este es un poco más largo, o sea que puedes disfrutar incluso más). Perfecto para enamorarte de sus libros y para ver la primavera con un poco más de romanticismo.

El segundo es Platero y yo. Ya publicamos una reseña sobre este libro, pero cobra mucho sentido en esta época del año. Juan Ramón Jiménez (1881-1951) escribe este conjunto de poemas en prosa cargados de ternura y verdades. Personalmente, te dan ganas de adoptar un burro como Platero y vivir una vida bucólica. ¡Perfecto para primavera!

Muchas gracias por seguir leyéndonos. Acordaos, si queréis participar en esta sección abierta a todos los ELUs, mandad un mensaje a Berta Coll o Marta Morcillo de 3º de la ELU.

¡Nos vemos!

Vida ELU

Reunión ELU en Navarra

Por: ELU Admin

Manuel Alegre, 4º ELU

El pasado 22 de febrero los ELUs de ELU-Navarra y Esther, mentora de ELU-Navarra, quedamos para ir al cine. Fuimos a ver CODA, una película en la que una hija de familia de sordos quiere expresarse a través del canto.

La película nos provoca con un caso extremo de diferencias de expectativas dentro de una familia. De manera sutil, la película juega con nuestros prejuicios haciéndonos pensar que la mayor dificultad de la familia es comunicarse, en sentido físico de la palabra, dada las diferencias de la hija con respecto a sus padres y su hermano. Sin embargo, a lo largo de la película se muestra como en realidad el problema de base no era la diferencia evidente de la capacidad de audición, sino una falta de verdadera comunicación. Cuando se produce un encuentro de corazón a corazón, sin importar el canal del mensaje, es cuando se alcanza a entender al otro. Solo cuando la hija es capaz de reconocer su anhelo de algo más y de mostrarlo sin miedo a la reacción de sus padres, es cuando se restablece la armonía familiar.

Esta película nos resultó especialmente sugerente a todos en parte por la actitud inicial de la hija de intentar llegar a todo, actitud que tantas veces vemos en nuestras vidas. La respuesta que da la hija cuando se da cuenta de que no es capaz de llegar a todos es encomiable: renuncia a algo. Y es que es llamativo el efecto que esto tiene en su vida. Lo que antes percibía como una carga pasa a percibirse como algo por lo que merece la pena sacrificar todo lo demás. Nos enseña cómo los vínculos no asumidos o incluso rechazados pueden pasar de ser una insufrible carga a ser un verdadero Don cuando se escogen libremente, algo que nos articula y da sentido a nuestra vida.

Aprovechamos también a intercambiar impresiones de que ha supuesto la ELU y Becas Europa para nosotros y de qué nos llevábamos del camino que habíamos recorrido hasta ahora. Al final todos acabamos coincidiendo en que lo que hace el proyecto de la ELU algo significativo en nuestras vidas es el encuentro con los demás. Ojalá que sepamos quitarnos las excusas y ver que por muy sordomudos que nos sintamos a veces a la hora de encontrarnos con el otro, siempre existe una oportunidad de compartir y de hacer del otro un compañero de viaje.

Vida ELU

Zulima Martí en los Premios Sapiència de investigación

Por: ELU Admin

En octubre de 2021 tuve el placer de presentar mi trabajo de investigación del Bachillerato Internacional a los Premios Sapiència de investigación. Estos premios, organizado por el CEFIRE y la red de Universidades Valencianas me brindaron la oportunidad de competir con mi proyecto a nivel universitario, y participar en el concurso, en el cual finalmente ente obtuve el primer premio en la categoría de Artes y Humanidades. Mi investigación, titulada El Mal Querer está compuesto de un análisis literario del álbum de Rosalía del mismo título, y de una interpretación desde las perspectivas de género en el empoderamiento femenino.

Además de presentar mi ensayo escrito, hice un vídeo complementario y di una conferencia en la cual pude explicar el proceso de investigación al jurado. Fue una experiencia muy enriquecedora que me provocó muchas ganas de seguir progresando a nivel universitario y específicamente en la investigación. Aquí os dejo el vídeo de mi ponencia por si estáis interesados. ¡Gracias!

Vida ELU

Elus por el Mundo – Cova Antuñano

Por: ELU Admin

¡Hola a todos!

Soy Cova Antuñano, de 4º de la ELU y también de 4º de Derecho y Relaciones Internacionales. Estudio en la Paquito, pero este cuatrimestre estoy de Erasmus en Roma, la città eterna, como dicen aquí.

Ya el año pasado intenté irme a estudiar fuera, pero finalmente por Covid se canceló y me tuve que quedar en España, de manera que este año me daba bastante pereza empezar otra vez de cero con todos los trámites, la burocracia, el papeleo, etc. Por suerte, tres amigos de mi clase en Madrid habían pedido el mismo destino, así que de ahí vino de nuevo mi motivación.

Y… ¿por qué Roma? La verdad es que quería un destino cerquita de España, donde la cultura y el idioma no fueran a ser un problema, de manera que Italia me pareció la opción más acertada. Dentro de Italia tenía claro que Roma es una ciudad que puedo explotar al máximo; siempre hay algo que visitar, un rincón que descubrir, un restaurante donde comer, un viaje que hacer… Roma es eterna… y preciosa; uno nunca acaba de conocerla ni se cansa de verla, de recorrer sus calles, de contemplar su belleza, de admirar el esplendor de sus edificios, sus ruinas… Además, está bastante cerca de otras ciudades de Italia que también merecen mucho la pena.

Tampoco llevo mucho tiempo, ya que las clases aquí empezaron en febrero, pero me alegro un montón de haber tomado la decisión de venirme. En Roma vivo en un piso con estos tres amigos de Madrid; nuestra casa está en Vila Borghese, una zona preciosa y muy cerca del centro de la ciudad, lo que me facilita hacer alguna visita chula casi todos los días. La universidad, por su parte, es chiquitita y muy familiar, está a las afueras en un sitio lleno de campo y naturaleza, lo cual está genial para, de vez en cuando, alejarse un poco del turismo y del caos del centro. Al ser pequeña, la gente es súper atenta y simpática y me ayudan con cada problema que se me plantea.

Con gran sorpresa he descubierto que existe Hakuna también en Italia, de manera que los jueves me acerco a las adoraciones que organizan y así no dejo de lado mi formación católica durante estos meses. También sigo haciendo voluntariado; el otro día, por ejemplo, fui con unas amigas a repartir bocatas a los pobres de la Plaza de San Pedro. Me encanta tener la oportunidad de vivir esto también fuera de casa.

Roma es sin duda una de las ciudades más enriquecedoras y bonitas que conozco. Creo que tengo una suerte inmensa y me siento realmente agradecida de poder vivir esta experiencia aquí. Como digo, aún no llevo mucho tiempo, pero confío en saber aprovechar al máximo estos meses y llevarme de vuelta a casa un montón de cosas aprendidas y vividas que me hagan crecer como estudiante y como persona.

Si alguno viene por aquí, ¡que me avise!

Un abrazo a todos,

Cova.

Vida ELU

mARTEs – In ictu oculi

Por: ELU Admin

Hoy os presentamos, de la mano de Rocío Franco, esta obra barroca del pintor Juan de Valdés Leal. Dentro de la rica expresividad de la obra merece la pena prestar especial atención al título: In ictu oculi: en un abrir y cerrar de ojos, que nos recuerda el inminente paso del tiempo y es prueba del gran carácter moralizante del cuadro. Rocío Franco se ha graduado de Comunicación en la Universidad de Loyola y actualmente estudia Enfermería en la Universidad Alfonso X el Sabio. Sin más, os dejamos con sus palabras:

«Esta obra tenebrista del Barroco sevillano es para mí un recordatorio de la vanidad de la vida y de los placeres mundanos. La reflexión que hago de esta obra de Valdés Leal es que la muerte nos iguala a todos en cuanto a riqueza, sabiduría o belleza. Por ello, lo importante para mí es ser buena persona, ya que perdura a través del tiempo».

Vida ELU

Cuaderno de Bitácora – Proyectos de pasado

Por: ELU Admin

Luisa Ripoll, 4o ELU

Mi recorrido lector, después de haber leído una gran cantidad de clásicos de la literatura ficcional, me ha llevado a leer últimamente literatura contemporánea. Es increíble como, en una horquilla de unos 50 años, se haya publicado literatura tan buena. Muchas de estas obras proceden además de círculos literarios y culturas que antes no llegaban a España. La edición poco a poco se está “descolonizando” (llegándonos obras africanas desconocidas hasta ahora, por ejemplo) y la industria editorial está cada vez más consolidada. Tenemos además mucha suerte de que en España se traduzca tanta literatura y tan bien (en otros países no se estila tanto la literatura internacional).

En resumidas cuentas he acabado buceando en la literatura rumana del momento: en la poesía de Mircea Cârtârescu, en El verano que mi madre tuvo los ojos verdes de Tatiana Tibuleac y en los cuentos de Ana Blandiana, de los que voy a hablar a continuación.

Me leí Proyectos de pasado de Ana Blandiana (Timisoara, 1942), una de sus colecciones de relatos, editadas en español por Periférica. Al empezar a leer me resultó un poco extraño su estilo, de oraciones muy largas, muy envolvente, casi adormecedor. Sin embargo, después de haber leído veinte páginas, comprendí su profundidad: el estilo destaca el onirismo de sus cuentos.

La literatura rumana contemporánea es sensible, descriptiva, sensitiva. Su anclaje al mundo es el sueño y el recuerdo, que desaparecieron un tiempo en su país hace no tanto, con la dictadura de Ceausescu. Blandiana vivió la dictadura en primera persona: su padre era sacerdote ortodoxo y pasó un tiempo en un campo de trabajo. El relato mismo que da título a la colección, Proyectos de pasado, habla de la experiencia de su tío Emil cuando fue deportado con su mujer en la nada del Bârâgan. Narra en este cuento cómo fueron planificando su supervivencia y reflexiona sobre la fragilidad del testimonio oral transmitido y retransmitido. 

A pesar de ser temas difíciles y crudos, los cuentos de Blandiana tienen un enfoque muy original: el onirismo de cada cuento siempre es genético. La crítica no es un testimonio violento y contra alguien, sino la consecuencia natural de narrar lo que se narra: la descripción cosmovisiva de una vida en el margen, que ha sido crítica (en la acepción de la palabra de “difícil, de mucha gravedad”) en el régimen comunista. 

En ese sentido se nota que Blandiana es, ante todo, poeta (sus poemarios en español los ha editado PreTextos). Las imágenes de los cuentos son muy potentes. La metáfora más utilizada es la del ángel/el traje de ángel. En Aves voladoras para el consumo, nacen doce ángeles de unos huevos conseguidos de estraperlo. 

Así, las dos claves filosóficas de Proyectos de pasado a destacar son: la importancia y el tratamiento de lo onírico (como ella misma admite en La iglesia fantasma, «la realidad no es más que una desviación secundaria, una proyección desdeñable del sueño») y el uso repetitivo de la metáfora (todos los cuentos son metáforas de lo mismo, su vida durante el régimen, de modo que sus cuentos en relación unos con otros son «metáforas dentro de metáforas, evocaciones de segundo grado, o incluso una especie de material didáctico a través del cual aprender la noción de la metáfora»).

Vida ELU

Una gota de agua más – Esteban Villegas

Por: ELU Admin

¡Ey! ¿Qué tal?

Yo por aquí tratando de dar el callo. Que, por cierto, no nos hemos presentado, me llamo Esteban Villegas Domínguez, y estudiante de 1o de medicina y de la ELU.

Mis primeros pasos por la universidad han sido un tanto caóticos, tratando de “sobrevivir”. Pero algo que tenía claro era lo que no podía faltar una vez regresara de Madrid. La Navidad es un tiempo de alegría en mí, pero ver que no todos pueden decir lo mismo me sobrecoge. Poder pasar estas fiestas en mi pueblo y con mi gente era un regalo, pero no hay mejor regalo que el que uno está dispuesto a hacer a los demás.

Uno muchas veces no se da cuenta de lo afortunado que es, de lo que tiene y lo que otros dejan de tener. También diría que uno debe escuchar qué necesita el mundo de ti, qué aportar o cómo hacer de esto algo feliz. Muchas veces nos ponemos objetivos y expectativas altos y a largo plazo en la vida, y dejamos de considerar los pequeños detalles que la avivan.

Y así se lo hice llegar a Carmen Rocío y Ana Báñez, por quienes ya pude en otros momentos participar en Puerto Esperanza, una asociación de voluntarios de San Juan del Puerto que realizan una labor social admirable. Poder organizar una llegada de los reyes fue para mí tan o mas ilusionante como para todos aquellos niños que recibimos aquel día. Personas que quizás no se han criado en tanta abundancia como otros, pero que te enseñan lecciones de vida en minutos que pasas con ellos.

¡Fueron muchos nervios! ¡Gaspar no viene a verte todos los días! Deseos de navidad que al escucharlos hacían querer darles a ellos la corona. Ojalá hubiera sido yo un poco mas así cuando de pequeño decidía escribir mis cartas. Ilusionarse con el corazón y pedir con el alma.

Estoy muy orgulloso de un pueblo que acoge sin igual y quiere al prójimo como a uno mismo. Y aunque no es Navidad ahora mismo, ¡ojalá una visita de Gaspar para pedirle un poco de ayuda con los exámenes!

Vida ELU

mARTEs – Guernica, 1937. Pablo Picasso

Por: ELU Admin

Todos los mARTEs son únicos, pero queremos que prestes especial atención a la obra y texto de hoy, por su relevancia en el contexto internacional. Marta Morcillo es estudiante de tercer curso de Medicina en la Universitat de València (también de tercer año de la Escuela de Liderazgo Universitario) y ha decidido compartir con nosotros Guernica, de Pablo Picasso. Este pintor malagueño, el padre y probablemente mayor exponente del movimiento artístico denominado cubismo, vivió ambas guerras mundiales y la convulsión que trajeron a Europa. A través de la descomposición de figuras en distintos ángulos aparentemente incompatibles, Picasso supo plasmar el horror de los bombardeos de la aviación nazi sobre la población civil de Guernica en abril del 1937. Con ello, representó también un grito contra todas las guerras.

Marta ha escrito un manifiesto contra la guerra quebrado por el dolor que trae, pero también extremadamente bello y esperanzador. Lee con nosotros sus palabras:

«Quizás no haga falta ni mencionar el título de esta obra, pero es tan importante recordarla. Lo has estudiado en los libros de historia, con suerte, has ido al museo Reina Sofía y has visto lo sobrecogedor (y grande) que es. Posiblemente sepas interpretar las distintas figuras que componen el cuadro.

Pero, ¿te has parado a pensar qué narices tiene que pasar para inspirar este cuadro? ¿Cuánto dolor y horror tiene que sentir una persona para plasmarlo de esta manera? Instantáneamente, lo ves. El miedo, el terror, el dolor, la pérdida, la locura, la desesperación. Hermano contra hermano. No es un cuadro de esperanza ni busca estar de acuerdo con uno o con otro, es un cuadro de la miseria. Lo sientes pienses lo que pienses. Todos compartimos el miedo y la desesperanza. Nadie quiere ver su vida truncada por decisiones que ni ha tomado ni quiere que se tomen. No hay poderosos decidiendo en este cuadro, solo vidas corrientes arañadas por el horror. No plasma el día que se firmó un tratado, ni tampoco valientes héroes de la patria, te enseña a tus vecinos. Por eso llega al corazón

Lo único que nos salva es que también compartimos el amor. Divide y vencerás, pero no olvides que en la unión está la fuerza. Que lo que nos hace hermanos no es la lucha, sino la compasión. Reza, abraza, piensa, siente, vive, quiere, llora, actúa, sufre, haz lo que necesites para sobrellevar estos tiempos. No olvides que no estás solo ni lo estarás. En palabras de Picasso el arte es la mentira que nos permite comprender la verdad. Desde mARTEs esperamos que hayas podido comprender un poco más la verdad que vivimos estos días».

Vida ELU

mARTEs – Grupa valenciana, 1906. Joaquín Sorolla

Por: ELU Admin

¡Feliz primer mARTEs de marzo! Comenzamos este mes con un cuadro lleno de frescura y vitalidad, que casi huele a primavera. Grupa valenciana, del genial pintor valenciano Joaquín Sorolla(protagonista también de nuestra primera publicación), es la obra elegida por Jorge Úbeda, estudiante de tercer curso de Derecho y ADE en la Universitat de València y estudiante de tercer curso en la Escuela de Liderazgo Universitario.

¡Esperemos que disfrutéis del cuadro! Y, para todos los valencianos, ¡felices Fallas!

«En Grupa valenciana, Sorolla vuelve a hacer gala de los colores de su tierra. En este caso, nos trae a sus hijos, Joaquín y María, ataviados con el traje típico de la fiesta valenciana.

La mirada de inocencia de los niños, los detalles del espolín de María, el elaborado enjaezamiento del caballo que montan; el temple de Joaquín que agarra con fuerza el amarre; nos permite imaginar el orgullo de su padre pintándolos; a la vez que nos logra incluir en una foto familiar típica de la época, bajo ese sol que inunda desde el Bajo Maestrazgo hasta la Vega Baja del Segura».

Vida ELU

El señor de las moscas – William Golding

Por: ELU Admin

Ignacio Cascón Hernández

El segundo libro que hemos leído este año en Beers & Books ha sido El señor de las moscas, todo un clásico de la literatura universal. Publicado en 1954, fue escrito por el británico William Golding (1911-1993), quien participó en la Segunda Guerra Mundial y recibió el Premio Nobel de Literatura en 1983, además, pocos años más tarde fue ordenado Caballero de la Orden del Imperio Británico.

Como viene siendo habitual, tuvimos dos reuniones en las que nos juntamos para comentar el libro. A la primera solo fuimos ELUs, aunque como ya podemos imaginar, no supuso ningún impedimento para analizar y divagar acerca de la obra de Golding. Sin embargo, en la segunda sesión, nos acompañó José Manuel Mora-Fandos, doctor en Filología Inglesa y profesor de escritura creativa, quien demostró ser un experto conocedor de la obra que nos ocupaba.

Como ya es ser costumbre, empezamos comentando aspectos del argumento, que para quien no lo conozca, se puede resumir muy fácilmente en unos niños que tienen un accidente aéreo y naufragan en una isla desierta, donde tienen que organizarse para intentar ser rescatados.

«Tenemos que tener reglas y obedecerlas. Después de todo, no somos salvajes. Somos ingleses y los ingleses son los mejores en todo».

En el libro se ve cómo se establecen los diferentes roles, de dominación y sumisión, quién es más previsor y quién solo piensa en divertirse. Golding refleja a la maravilla los aspectos más ásperos de la naturaleza humana y, como dijo José Manuel, a pesar de que quizá lo leemos como si fueran adultos; la niñez de los personajes permite apreciar cómo nacen y evolucionan los sentimientos que se dan entre ellos.

Nunca hubiese pensado que mantener un fuego fuera más difícil que encenderlo, o que la vez que mejor nos organizamos sea para lo peor que hemos hecho. Nunca pensamos que un cerdito fuera a dar tanta pena; y sin lugar a duda es un libro que hace parar y reflexionar, porque al final todos tenemos algo de todos los personajes.

Lealtad y traición, contrato social, propiedad privada y expropiación, Dios e ídolos, monstruos, conciencia y sentimiento de culpa son algunos de los temas que tratamos en la reunión. También trajimos el debate a la sociedad de hoy, y nos preguntamos acerca de la legitimidad que hay en los cambiantes deseos infantiles, el papel de niños y jóvenes en el mundo actual. ¡Incluso acabamos mencionando a Ana Iris!

En definitiva, si os gusta leer e intentar ir un poco más allá de la obra, enfrentar vuestra interpretación a la de otros y descubrir lo enriquecedor que es, no os perdáis la próxima reunión de B&B. ¡Ah!, y leed El señor de las moscas si aún no habéis hecho y queréis reflexionar acerca de la naturaleza política del ser humano.

Escribiendo esto en febrero como estoy haciendo, no puedo evitar ver ciertos paralelismos entre el argumento del libro y algunas relaciones que se dan entre las cúpulas de algún Partido Político.

«¿Es que no hay nadie aquí con un poco de sentido común?»

Vida ELU

mARTEs organiza un encuentro en Valencia

Por: ELU Admin

Pablo Yániz, 3º ELU

El pasado jueves 3 de marzo, un grupo de ELUs de Valencia visitamos la Fundación Bancaja, en el centro de la ciudad, para ver las cuatro exposiciones que estaban abiertas al público. La actividad fue organizada por el grupo de mARTEs y por la delegación de Valencia: ¡la segunda visita a un museo por parte de mARTEs, y la primera quedada del año en la ciudad del Turia!

Vimos las exposiciones de “Pinazo, Sorolla y Mongrell: pintura en torno a 1900”, “Jorge Oteiza y Eduardo Chillida. Diálogo en los años 50 y 60” y “Sanleón. Retrospectiva 1990 – 2021” únicamente, ya que entre cuadros y esculturas la hora de cerrar se nos echó encima.

La primera, a pesar de que era la más corta, fue una inmersión instantánea en la época y en los momentos que capturaban cada cuadro. Las personas retratadas, vestidas con trajes que recuerdan a los que se pasearán estos días de Fallas por las calles de los pueblos y ciudades de la Comunitat, mostraban una perfección de pinceladas, de colores, de juegos de luces y sombras, de estos tres maestros valencianos. En palabras de María Castillo, de 2º de la ELU, sobre tres pequeños óleos de Sorolla que había en la exposición: “Considero que la magia que presentan estos cuadros reside en que, a pesar de sus dimensiones, pueden transportarte a ese día de playa un poco ventoso pero ideal para compartir con aquellos que quieres”.

De Oteiza y Chillida, dos figuras con renombre internacional en el mundo de la escultura, me impresionaron las formas y movimientos mínimos que utilizaban para representar las facciones humanas, y también los juegos con el vacío en las esculturas abstractas, el diálogo entre el espacio exterior e interior de estas.

La última exposición que visitamos, ya acelerados por la hora de cierre, no la pudimos saborear como tocaba, pero aún con poco tiempo impactaron sus obras abstractas, los laberintos, las composiciones y los colores que utiliza.

Después de la visita nos sentamos a comentar impresiones en una terraza y aún se alargó más hasta la noche.

Si queréis seguir al tanto de las actividades y publicaciones que estamos preparando desde mARTEs, estad atentos a la Newsletter, nuestra sección del Módulo de Acompañamiento y nuestra cuenta de Instagram, @martes_de_arte. Y si queréis participar, estáis todos invitados: con elegir una obra de arte que os llame u os marque y un pequeño texto que la acompañe es suficiente.

Sin categoría

Revista Parnaso

Por: ELU Admin

¡Hola! Soy Blanca Lirio, alumna de 4to de la ELU. Me hace mucha ilusión contaros que la semana del 14 de marzo saldrá el Número 2 de Parnaso, la revista de estudiantes que dirijo junto a Carla Juárez. Como ya os contó la elu Silvia Tévar, encargada de la sección de Creación Literaria, Parnaso es una revista cultural que empezamos algunos alumnos de la Universidad de Valencia en septiembre de 2020. Este proyecto nació del deseo de que los jóvenes universitarios se dieran por aludidos al hablar de un tema tan abstracto como el de la protección y el fomento de la cultura. Todo el mundo está de acuerdo en que es fundamental, pero es difícil tomar cartas en el asunto cuando no hay vías para hacerlo. Al darnos cuenta de esta laguna dentro de la universidad, pensamos en aprovechar la oportunidad, por nosotros y por los demás.

En este nuevo número físico publicamos la segunda entrega de «Intelectuales por las humanidades», cuya anterior edición tuvo como protagonistas al exdirector de la RAE Darío Villanueva y al filósofo Nuccio Ordine. En esta ocasión, cuenta con las reflexiones de dos académicos de la RAE: el helenista, Carlos García Gual, y el lingüista, Pedro Álvarez de Miranda. Además de estas dos entrevistas tan especiales, se tratan todo tipo de temas: cine, ciencia, arte, música, y mucho más.

Los 20 estudiantes que formamos el equipo de Parnaso hemos preparado la revista con mucho cariño. ¡Esperamos que os encante!

Vida ELU

Elus por el Mundo – Jaime López Espada

Por: ELU Admin

Buenas, soy Jaime López Espada y estoy en tercero de la ELU. Soy de Madrid y estudio ingeniería industrial en dos universidades; la primera parte la he hecho en la famosa y reconocida entre los ELUs ETSII (UPM) de Madrid y la segunda la estoy haciendo en la École CentraleSupélec (CS) de París. La verdad que siempre había tenido claro que en el momento indicado intentaría hacer un Erasmus, pero nunca me había planteado la posibilidad de hacer un Doble Diploma, lo cual es una opción bastante interesante, y menos aún en Francia. Sin embargo, es de esto sobre lo que os vengo a hablar.

Desde bien pequeño he tenido siempre claro que quería dedicarme a la ingeniería, y teniendo una idea aproximada del panorama tecnológico todo apuntaba a que lo más interesante sería poder formarse en países punteros tales como Alemania o los Estados Unidos, y por ello las lenguas de estos lugares fueron las que me dediqué a aprender; ambos el inglés y el alemán desde la primaria hasta primero de carrera. Todo esto para que después de conocer a un veterano de mi universidad durante una peregrinación en Roma, este me contara las maravillas de una universidad, o más concretamente “École” (cf. Sistema francés), que existía cerca de París y en la que él había hecho ya una doble titulación. “CentraleSupélec” se llamaba, era la primera vez que escuchaba a alguien hablar tan bien de una universidad; me habló del método diferente de enseñanza, de lo dinámico y variado que era, de la cantidad de actividades del campus, es decir, de los foros de opinión, de empresas, de las fiestas, de los deportes y competiciones, de las oportunidades, de los viajes organizados y de muchísimas cosas más. Tal fue el asombro que me produjo el escuchar que existía algo que se asemejaba tanto a aquello que me habían explicado en el viaje de Becas que decidí frenar en seco y cambiar drásticamente mi rumbo universitario para ponerlo en dirección a París.

El camino no fue fácil, era necesario tener unas notas lo suficientemente buenas como para recibir el sí de la institución de partida (UPM) y la de llegada (CS), además de aprender el francés, del que no conocía ni una sola palabra, pero bueno señores, y aquí viene frase MrWonderful, el que la sigue la consigue, y así pasado un año logré cumplir los requisitos para poder partir a París a realizar un doble diploma.

Con las agonías y la inseguridad del camino recorrido para poder llegar a ser aceptado no fui consciente de que al final iba a irme hasta el último momento, y por eso, una vez allí todo fue bastante chocante, sin embargo, puedo decir que fue para bien. Desde el momento en que pisé el campus, hecho a la americana, es decir, enorme y a las afueras de la ciudad, con todo lo necesario para vivir entorno a ella, supe que este lugar era diferente; desde el calibre de los edificios hasta la manera en la que se nos acogió, con dos semanas llenas de actividades dedicadas a la integración de todos los alumnos, se podía sentir un espíritu diferente en esta manera de ver la educación.

A medida que ha ido pasando el tiempo, y con un poco de perspectiva ya, he podido observar como en esta universidad hay una combinación mágica entre motivación, recursos y colaboración. Es de verdad impresionante el tamaño de la vida universitaria que existe en este lugar, siempre en constante ebullición. La institución se pone completamente al servicio de los alumnos y facilita el acceso a multitud de recursos, desde la posibilidad inmediata y facilísima para reservar cualquier espacio de la uni, hasta el acceso a cualquier tipo de consejo o fondos para comenzar cualquier nuevo proyecto; provocando así que surja un ecosistema increíble en el que la propia École acaba siendo aquello tan bonito que nos decían en Becas Europa, es decir, un ayuntamiento entre alumnos y formadores.

Es cierto sin embargo que no todo es brillante y de color rosa, hay también cosas que fallan y no todo es perfecto, como el horario, bastante largo y absorbente, o la manera de enseñar de algunos profesores, que como es típico en muchas facultades de ingeniería son más investigadores que buenos profesores, pero a pesar de todo y haciendo balance, puedo afirmar que este lugar y la experiencia que estoy viviendo en él son increíbles.

En estos últimos meses he podido hacer de todo, cosas tan increíbles como poder subir a París cada fin de semana, como si fuera el patio de mi casa, recorrerme media Francia con la excusa de los viajes de “cohesión” o con los cursos de formación de la universidad, esquiar en los Alpes o, algo que me dejó sin palabras, montar gratis en un globo aerostático a la salida de clase, porque, ¡atentos!, la asociación de aeronáutica había decidido montar uno en los terrenos de rugby de la uni.

Académicamente el cambio ha supuesto un reto y he tropezado más de una vez en Centrale, ha habido momentos duros en los que uno se plantea bastantes cosas, y múltiples fracasos acompañados de muchos noes, más una vez más puedo confirmar que la experiencia ha sido positiva y que todas estas caídas han podido servir para aprender, total, unas veces se gana, y otras se aprende. Además, agradezco la gran libertad que existe para elegir el camino de formación que uno quiere seguir, con muchas opciones y variedad a la hora de elegir asignaturas y especialidades, además de la formación completa que se busca con bastantes cursos de formación en dominios trasversales.

Paralelamente a los estudios he tenido la suerte también de poder formar parte de una asociación llamada Perunidad, dedicada al apoyo de proyectos humanitarios en Perú, los cuales se financian y funcionan gracias al dinero recolectado durante todo el año por los miembros de la asociación y por la ayuda de gestión prestada desde la distancia, para finalmente acudir para ayudar en persona durante nuestro “stage” de verano. También he tenido la suerte de ser miembro del equipo de remo de CentralSupélec, la ACP, con la que he podido competir, perder y ganar en equipo, una verdadera suerte.

No puedo acabar esta crónica sin hablar de la gente tan maravillosa que esta experiencia me ha permitido conocer. Desde la familia de españoles con los que prácticamente vivo el día a día, pasando por mis compañeros de piso David y Sebas, hasta la infinidad de amigos franceses e internacionales de todas las puntas del globo que he podido hacer. Estoy muy agradecido por lo mucho que me han abierto los ojos y por los tantos buenos momentos que he podido compartir con ellos, pero aún más por saber que aún solo ha pasado un cuarto del tiempo que debo estar aquí.

De esta forma, termino ya de enrollarme cual persiana y os digo que me tenéis disponible para cualquier duda o consejo en caso de que alguno de vosotros quiera irse de Erasmus a Francia o que quiera aprender el francés “vite fait”, porque ya os digo que no solo es el inglés el que se enseña mal. ?

Bisous desde el bonito prado a las afueras de París en el que se encuentra esta maravillosa universidad, y ¡hasta la próxima!

Vida ELU

Cuaderno de Bitácora – Un antropólogo en Marte

Por: ELU Admin

David Rodríguez, 3º ELU

Un antropólogo en Marte, de Oliver Sacks (1933-2015), es una obra perfecta para desterrar prejuicios y plantearnos la existencia desde posiciones que nunca antes habíamos ocupado. Sacks fue un neurólogo británico que dedicó su vida a un tipo especial de divulgación médica, basada en el contacto personal con el paciente para aprender más de su condición y poder así reflexionar sobre sus implicaciones. Es un estilo personal y cercano, que a menudo destierra el rigor científico en favor del lenguaje familiar y las verdades que solo puede revelar la compañía de la persona “enferma”.

Y digo “enferma”, entre comillas, porque si a algo ayuda este libro, a través de sus siete casos clínicos, es a reflexionar sobre qué es la enfermedad y qué papel tiene el propio paciente a la hora de definirla. Las personas descritas por Sacks, más allá de sus variados signos y síntomas, tienen algo en común: sus cuadros clínicos neurológicos han condicionado el desarrollo de unos circuitos nerviosos especiales, que les permiten vivir de formas únicas. Así, se alejan de la concepción clásica de “discapacidad” y se acercan más a una especie de “para-capacidad”, un conjunto de habilidades distintas de las comunes y no necesariamente inferiores. Porque, al final, ¿qué es la discapacidad si no, en cierta forma, un concepto abstracto construido a partir de lo que la mayoría puede hacer?

El texto es muy asequible y divulgativo, por lo que se puede leer sin necesidad de tener conocimientos previos en la materia. No os quiero desvelar muchos detalles para que podáis descubrirlos por vosotros mismos, pero sí lanzaros dos preguntas atractivas que son tratadas en el libro: ¿Cómo cambia la vida de un pintor que pierde súbitamente la visión del color? Y, ¿cómo es posible que los espasmos musculares de un cirujano con síndrome de Tourette desaparezcan automáticamente al entrar en quirófano?

Vida ELU

mARTEs – La Visitación, 1503

Por: ELU Admin

Es el último mARTEs de febrero… ¡Cómo pasa el tiempo! No podemos detenerlo, pero sí ofreceros un descanso mediante la apreciación de esta obra, La Visitación, que fue pintada por el artista italiano del Renacimiento Mariotto Albertinelli. Albertinelli alcanzó un grado notable de fama en su época, pero siempre se vio presionado por las deudas; esto le obligó a regentar una taberna como trabajo adicional. Luisa Urquía, estudiante de Medicina , nos comparte su historia personal con el cuadro y lo que supone para su fe.

«La Visitación de Mariotto Albertinelli me emociona. Mi corazón se colma como se colmó la primera vez que lo vio. Estaba con mi madre, mi hermana y mi amiga Ana en la galería de los Uffizi y deseaba profundamente ver este cuadro, comprobar si la luz de las telas (que se aprecia en las fotos) era la realidad. Tenía que verlo.

Estábamos cansadas, llevábamos 4 horas en la galería cuando me dijeron que esa obra no estaba. Me entristeció. En realidad, no podía quejarme: “La Virgen con El Niño y los dos Ángeles” de Fra Filippo Lippi me había enamorado y “Lamentación sobre Cristo muerto” de Giovanni Bellini había llenado mi corazón de Fe y esperanza. Pero tenía que ver este cuadro. Tenía.

Bajamos a la planta de abajo y oí mi nombre, me giré, y Ana me decía con los ojos iluminados “ven”. Entré en la sala y ahí, tras la esquina, se encontraba La Visitación de Albertinelli. Me recibieron unas telas cuyo movimiento se percibía en la sala; una luz que se reflejaba e iluminaba el rostro de los que lo contemplábamos. O a lo mejor nos iluminaba la emoción de creernos dichosas por ver aquella obra de arte.

Para mí, la Virgen María e Isabel, además de ser primas, eran amigas. Dios se sirvió de ese vínculo tan increíble que es la amistad para llevar la alegría de Su Noticia a Isabel: el niño saltó de gozo en mi seno (Lucas 1:44).

Es imposible mirar este cuadro y no fijarse en esas manos y esa mirada. Unas manos que se sujetan, se sostienen. María e Isabel, primas y amigas, se sostienen. Me pregunto qué debían de sentir ellas. En medio de la incertidumbre, Dios las llena del Espíritu Santo. Y colmadas de alegría, eligen compartir su Fe.

La mirada. No puedo describirla. Solo puedo contemplarla una y otra vez. No la puedo entender. Y, sin embargo, se oye a Isabel: Dichosa tú por haber creído… (Lucas 1:45) Una mezcla de agradecimiento, admiración, entendimiento… ¿Acaso tanto puede comunicar una mirada?

Isabel mira a María, sonríe. María se lleva la mano al corazón. Se abrazan, se sostienen, se entienden. Y yo me pierdo en su sonrisa, sus manos y su mirada».

Vida ELU

Elus por el Mundo – Isabella Romero

Por: ELU Admin

¡Hola! Yo también me uno a compartir mi experiencia internacional por la newsletter. Soy Isabella, alumna de tercero de la ELU y de Ingeniería biomédica en la Universidad Politécnica de Madrid.

Al empezar la universidad sabía que una de las cosas que no me podían faltar en estos cuatro años era la de vivir una experiencia internacional. Cuando llegó el momento de elegir destino, por tema de idiomas y asignaturas, el único destino al que podía optar era Estados Unidos. Es curioso que desde siempre he sentido especial interés por la vida universitaria americana, puede ser debido a todas las películas que he visto.

Estoy haciendo un año escolar en George Mason University, una universidad pública situada al norte del estado de Virginia, a poco más de media hora en coche de Washington DC. Su nombre viene del patriota revolucionario norteamericano George Mason, uno de los tres representantes que rechazaron firmar la Constitución federal, ley suprema de EE. UU. El campus en el que estoy ubicada es el de Fairfax. Es el típico campus de universidad americana alejado de la ciudad, en el que aparte de los edificios donde se da clase y las residencias de estudiantes, hay muchísimos restaurantes, gimnasios y pistas de tenis, futbol… alguna tienda, un supermercado a diez minutos andando… Además, la característica más importante y destacable de esta universidad es la diversidad e interculturalidad de los estudiantes y profesores.

El estado de Virginia es uno de los estados más bonitos de Estados Unidos por la variedad de paisajes que tiene. En la costa al sur tiene zonas de playa, al norte está la montaña, tiene ciudades importantes como Richmond, capital del estado, pero a la vez pueblecitos costeros como Occoquan. Aprovechamos a conocer los lugares que están alrededor. Solemos ir bastante a visitar Washington DC, es una ciudad preciosa, con mucha historia, y fuimos una vez a ver un partido de la NBA, ¡Go Wizards!

Además, estamos a cuatro horas en autobús de Nueva York, y allá que nos fuimos en noviembre. Estuvimos una semana recorriendo las calles de Nueva York, viendo el Empire State, la Estatua de la Libertad, paseando por Central Park…

La vida universitaria aquí es bastante diferente a la de España. Las clases son más interactivas, hay una planificación fuerte de trabajos y deberes hay que completar cada semana y que en ocasiones cuentan más para la nota que los exámenes y se promueven mucho los trabajos en grupo… Además, este cuatrimestre una de mis asignaturas es un laboratorio, de bioinstrumentación, y una vez a la semana vamos a hacer proyectos muy interesantes. Desde mi primer día de clase mis compañeros me han acogido muy bien y nos ayudamos con los deberes y trabajos.

Aparte de las clases, he buscado participar en otras actividades y así, por ejemplo, el semestre pasado me apunté en el club de baloncesto. Los deportes en Estados Unidos son muy importantes y fue una buena oportunidad para retomar el baloncesto, que solía hacer en España, y conocer nuevas amigas, la mayor parte de ellas americanas.

He tenido muchísima suerte con mi grupo de amigos. Desde la primera semana formamos un grupo con cuatro chicos americanos que nos han ayudado a los extranjeros con una inmersión rápida y entender ciertos aspectos de la cultura americana, los mejores restaurantes, actividades y lugares de la zona, y como no podía ser de otra manera el funcionamiento de la lavadora en la lavandería de la residencia. Son mi familia aquí y pasamos muchas horas juntos. Sin duda, son una parte muy importante en esta experiencia.

Un consejo que daría a la gente que está pensando en hacer cualquier experiencia de estudio internacional el año que viene es que no se lo piensen, que aprovechen la oportunidad y que nunca se van a arrepentir. Es una experiencia que enriquece, te hace crecer personalmente y guardas recuerdos para el resto de la vida.

Vida ELU

Una gota de agua más – Mercedes Sierra

Por: ELU Admin

¡Hola! Soy Mercedes Sierra, alumna de 2º y hoy os vengo a contar un poquito sobre mi experiencia -de casi dos años ya- en Autismo Sevilla.

Siempre he hecho voluntariado en residencias con mi colegio en la ESO y en Bachillerato y era una parte de mi día que quería conservar sí o sí durante mi etapa universitaria. Nunca había trabajado con personas con TEA, y eso me asustaba, pero ¿qué clase de aventura sería sin un componente de incertidumbre, miedo y sorpresa? Tenía muchos sentimientos encontrados, pero sobre todo ganas.

Así que, gracias a esas ganas, a esa llamada que siempre he sentido por ayudar, aquí estoy para poder compartir un poquito de mis días en Autismo Sevilla. Las actividades son muy variadas, desde natación hasta ciclismo. Yo tengo la suerte de ayudar en dos: senderismo los martes y multideporte los jueves. Ambas actividades son con adolescentes, y como para un niño con TEA es muy complicado establecer vínculos, cada voluntario acompaña siempre al mismo chico. Sinceramente, ¡deporte lo que es deporte no hacemos! Aunque eso sí, tampoco nos aburrimos.

Gonzalo y Jesús -que así es como se llaman los chicos a los que acompaño- se han convertido en dos hermanos para mí. El ser humano está hecho de relaciones, y ellos no iban a ser menos. Es cierto que ganarse su confianza puede ser algo laborioso al principio, pero cuando te acercas a ellos con el corazón, sin prejuicios, y eres paciente, te aseguro que conocerás a personas nobles, divertidas, cariñosas, y con una visión tan sencilla y bonita de la vida que todos deberíamos envidiar. Trabajar con ellos cada día es un privilegio y un reto también, todos los días aprendes algo nuevo: que diez minutos de descanso son diez minutos cronometrados con los tres relojes de Marcos o que un montón de arena es la mejor herramienta de juego para Gonzalo y como estas, mil anécdotas más.

En el pasado módulo 3, descubrí qué sentido le voy dando a mi vida con las acciones que elijo libremente, y que, para ir sembrando este camino, era clave saber qué era con lo que cada uno llena su corazón. Como voluntaria, puedo decir que la “gota de agua más” no soy yo, sino ellos, que cada día llenan mi corazón con miles de gotas. Y qué bonito es ver la vida a través de ellos, ¿TEAnimas a descubrirla? ¡Hasta la próxima!

Vida ELU

mARTEs – La verdad velada, 1750

Por: ELU Admin

¡Feliz mARTEs! Hoy os traemos las palabras de Iván Gundín, graduado en Veterinaria y estudiante de Odontología en la Universidad Alfonso X el Sabio. Iván reflexiona acerca de esta sugerente escultura, que actualmente se encuentra en la capilla de Sansevero (Nápoles):

«La maestría técnica y estética que emana esta obra es lo que en primera instancia hace que mis ojos se posen sobre los pliegues de mármol. En su velo la piedra adquiere la densidad de la pluma, su transparencia nos permite ver una imagen femenina, pero bajo el tejido quedan recluidos los sentimientos que ella profesa. El espectador solo puede intuir, pero nunca ver.

Bajo mi punto de vista esta obra labrada cuatro siglos atrás adquiere hoy en día más significado que nunca, sacamos conjeturas viendo gasas de roca, privados de conocer lo que se esconde bajo la superficie».

ELUMNI

Enemigo a las puertas

Por: ELU Admin

El pasado 9 de febrero los antiguos alumnos de la UFV pudieron tener un encuentro con Óscar Elía, experto en relaciones internacionales, para comprender las claves del conflicto entre Rusia y Ucrania. Antonio Cumbrera ELUMNI5 comparte con nosotros esta crónica del encuentro:

Si estos días encendemos nuestro televisor o, con mayor frecuencia, nuestros teléfonos inteligentes, nos encontramos con un torrente desbordante de noticias cuyo caudal se centra en un conflicto calificado a todas luces como preocupante y, por algunos, hasta escalofriante.

No es necesario añadir más palabras para saber de qué estamos hablando. Más bien, nos faltan respuestas para cuestiones tipo: ¿Qué va a pasar? ¿Estamos al borde de un nuevo conflicto a escala mundial o se trata de una simple histeria de periodistas y usuarios de redes sociales? En definitiva, ¿qué se nos viene encima?

Con estas inquietudes, un grupo de hasta 130 antiguos alumnos y amigos de la Universidad Francisco de Vitoria, invitados de no poca altura e incluso intelectuales que se agolpan por poner el oído, entre ellos mi padre desde el salón de casa, formaron parte el pasado miércoles de una altísima audiencia, reflejo del auténtico éxito suscitado por este evento, organizado hasta el último detalle por Alumni UFV.

Como no podía ser menos, el formidable equipo directivo del que disponemos decidió presentarnos como ponente a la persona ideal: el Dr. Oscar Elía Mañu.

El Dr. Oscar Elía Mañu es lo que en términos comunes hablamos de ‘auténtica eminencia’. Intelectual de altura, doctor en filosofía, profesor de excelentes dotes docentes, investigador y autor de innumerables publicaciones relacionadas con el ámbito de las relaciones internacionales, defensa y seguridad (un tema de devoción para Óscar), culminó su dorada carrera como Asesor Ejecutivo en el Ministerio de Defensa en los años comprendidos entre 2011 y 2015.

La Universidad Francisco de Vitoria, consciente de su gran talento, no ha dudado en ponerle al frente del Grado en Relaciones Internacionales y del Grado en Filosofía, Política y Economía, ambos ofrecidos entre sus planes de estudio. ¡Qué dicha la de aquellos estudiantes afortunados por la oportunidad de tenerle como un profesor particular!

Se abre el telón. Pasemos ahora algunos apuntes clave destacados por el Dr. Elía:

En primer lugar, el conflicto ante nosotros no se trata de un fenómeno que ha ocurrido de la noche a la mañana. Se trata de la manifestación de un trasfondo mucho más profundo. En el background del presidente ruso Vladimir Putin y demás miembros del Kremlin encontramos una visión del mundo muy diferente a nuestras concepciones europeas de la historia, pensamiento, religión y, evidentemente, de la economía, hablando siempre con matices.

La mentalidad rusa concibe el desarrollo de los acontecimientos desde una clave subjetiva diferente. Rusia es considerada como la protagonista de una gloriosa historia que alcanza su culmen con su expansión e influencia en regiones más allá de sus fronteras originales, países que desde ésta perspectiva imperialista-soviética forman parte de sus llamados ‘Estados satélites’, o con eufemismo cortés denominados ‘Estados de la esfera rusa’.

Los eventos del siglo XX se entienden en Occidente desde una óptica diferente. Tras la Segunda Guerra Mundial, Europa debe reconstruirse sobre unas bases nuevas. Acaba de perder su papel de protagonista principal para pasar a disputarse un hueco entre los Estados Unidos de América y la Unión Soviética. Sobre unos cimientos iniciales basados únicamente en alianzas económicas, se fue conformando progresivamente una auténtica comunidad internacional de vocación fraternal que culminaría en la Unión Europea y otras organizaciones internacionales.

Caído el telón de acero el 11 de septiembre de 1989, Europa comenzó a considerar la posibilidad de extender su membresía a los países calificados como ‘del este’, algo que tuvo lugar finalmente el 1 de mayo de 2004. Desde entonces, República Checa, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta y Polonia entraron a formar parte del club de socios europeos. Poco después, el año 2007 presenció la entrada de Rumanía y Bulgaria. La Unión Europea alcanzaba los 27 estados miembros.

Adicionalmente, y como vino señalando el Dr. Elía, se fue configurando una arquitectura de defensa que no dispuso nunca del beneplácito ruso, manifestando éste su desacuerdo en 1997 y pasando rápidamente a invadir Georgia.

Ciertamente, Ucrania, que nunca perteneció a la alianza militar de la OTAN, mira a sus antiguos coetáneos con asombro, estupefacta del rápido desarrollo que han experimentado a todos los niveles, soñando hacer uso de su soberanía nacional y de su autonomía para formar parte de aquel mundo, lo que tampoco le agrada a Rusia en absoluto.

Para Rusia, el país ucraniano juega un papel muy importante en esta auténtica trama que rivaliza con la popular serie de Juego de Tronos. Ucrania no es un simple país aislado y lejano, sino que constituye la pieza clave disputada por las grandes potencias en un pulso sin igual.

Rusia se prepara para la guerra. Las voces populares hablan de histeria y de periodistas que necesitan variar de contenidos sus programas. ‘Lo que necesitan es hablar de algo diferente del volcán de la Palma o de la Crisis del coronavirus de la que estamos embotados. Por eso ponen tanto empeño en convencernos de que se trata de algo importante’.

¿Estamos ante algo verdaderamente serio? El Dr. Elía nos pone en pleno escenario citando fuentes objetivas fiables. El despliegue militar de Rusia es de lo más espectacular. Flotas y tropas congregadas de todas sus zonas de su dominio militar y venidas de lejanas regiones del mundo se concentraron en un tiempo récord en las fronteras de Ucrania. ‘No se ha visto un despliegue similar desde hace casi 100 años’ – afirma el Dr. Elía-.

¿Posibles escenarios? El Dr. Elía habla de cuatro concretos:

  1. Invasión y ocupación total: Lo más temido y con las peores consecuencias. Nada probable. ‘Con una probabilidad de un 90% no va a ocurrir’.
  2. Invasión y ocupación parcial: El ejército ruso procedería a una intervención armada, pero limitada al río Níper, que divide el país de norte a sur. Esta táctica facilitaría el control sobre una zona que supondría solo un 40% de la extensión total del país ucraniano.
  3. El tercer escenario, más plausible, consistiría descartar la ocupación de Ucrania, y simplemente integrar en su soberanía los territorios ya ocupados hasta la fecha.
  4. La posibilidad de que simplemente se trate todo de una auténtica exhibición animal del oso ruso para intimidar a sus adversarios y, así, forzar una negociación que modifique sustancialmente la arquitectura de defensa.

‘No sabemos qué tiene Putin en mente pero, desde luego, tiene en sus manos las cartas y la última decisión’. ‘No sabemos qué va a ocurrir y no se puede predecir’. La realidad no es como en las películas y novelas. Está sometida a una cantidad ingente de variables fuera de control que eventualmente podrían funcionar como una chispa capaz de hacer saltar todo por los aires.

‘El atentado anarquista contra el archiduque del Imperio Austrohúngaro fue algo completamente inesperado, y que sin embargo desencadenó a modo de dominó la Gran Guerra’.

¿Tiene Rusia aliados? Tampoco lo sabemos. China aparece y desaparece. No ha salido en pantalla hasta los juegos olímpicos de invierno. Allí hemos visto a Vladimir y Xi Ping darse la mano de una vez por todas tras meses de silencio. ¿Qué querrá China? ¿Qué habrá detrás de esa sonrisilla de falsete?

Por otro lado, hemos olvidado a Irán, aliado de Rusia, y que no se ha pronunciado hasta el momento, o si lo ha hecho, no se ha hecho viral por redes sociales, un indicador a veces más fiable que la propia televisión ordinaria.

Éstos y otros puntos muy interesantes han sido resumidos por el Dr. Elía en el contenido de su ponencia y en respuesta a las preguntas formuladas en directo por los asistentes en un turno abierto. A todas luces, el que escribe estas líneas tampoco tiene idea alguna de lo que va a ocurrir en los próximos días. El Dr. Elía habló del día 20 como fecha clave. Ahora bien, no dudo en recomendar a los lectores la visualización completa del evento y la participación en nuestros próximos eventos organizados por la Universidad Francisco de Vitoria.

Agradezco a Sabrina Lucas y Gonzalo Barriga, mis queridísimos mentores, la posibilidad de escribir estos apuntes que me han hecho sentirme universitario de nuevo. Con mucho cariño deseo recordar también a José Luís Parada, titán de titanes. También agradecer a Macarena Rodríguez su eficaz competencia, que junto con Sabrina y Gonzalo han organizado este exitoso evento. Saludos a mis formadores el Prof. Carlos Romero, de quien pudimos disfrutar recientemente en un evento anterior y Taissa Queizán, Leticia y Ana Lanuza de Becas Europa. Por último, no podría nunca olvidarme del gran Rafael Monjo, mi inspiración y modelo durante mi tránsito del instituto a la universidad.

¡No os perdáis nuestro próximo evento Alumni UFV!

Vida ELU

Cuaderno de bitácora – La importancia de los recuerdos

Por:

Berta Coll, 3o ELU

Todos los recuerdos son igual de importantes. A partir de esta premisa, el escritor francés Georges Perec (1936-1982) decidió escribir Je me souviens (1978), un libro que es, en realidad, una lista larguísima de recuerdos, todos introducidos con la fórmula “Je me souviens…”. A lo largo de unas 150 páginas, Perec se mueve entre el género memorialístico y la experimentación literaria y crea un retrato personal y a la vez colectivo, un relato original de su época. Al artista y escritor estadounidenseJoe Brainard (1942-1994) le gustó la idea y decidió aplicar la misma fórmula en I remember (1975). 

Brainard sabe combinar recuerdos tiernos y divertidos, recuerdos relevantes históricamente y minucias de su infancia. Es decir, equipara todos los cajones de su memoria y, de esta forma, nos hace pensar que quizá la historia es la combinación azarosa e incontrolable de momentos distintos pero igualmente importantes. Brainard retrata bien los Estados Unidos de la segunda mitad del siglo XX. Lo hace de una forma menos rigurosa que los autores de libros de historia, pero seguramente más completa o, al menos, abrazando toda la complejidad de nuestro mundo. Y, además, Brainard es un maestro de la ironía. 

I remember es un libro conceptualmente fácil de entender y, por lo tanto, no me detendré más en explicaciones. Ahora bien, antes de acabar, os dejo unos cuantos recuerdos de podréis encontrar en el libro. Seguro que os enganchan:

“I remember awkward elevator ‘moments’”. 

“I remember the day Frank O’Hara died”.

“I remember not being able to pronounce ‘mirror’”. 

“I remember Christine Keeler and the ‘Profumo Affair’”. 

“I remember changing my name to Bo Jainard for about one week”.

“I remember the rumor that James Dean got off on bodily cigarette burns”.

Vida ELU

mARTEs – Mar con cielo rojo

Por: ELU Admin

¡Seguimos descubriendo más arte en este corto (pero intenso) mes de febrero! Hoy contamos con las bellas palabras de Paloma Gutiérrez, médico apasionada por la pintura y la poesía. Conoció mARTEs a través de una amistad común en el grupo de poesía que inició un antiguo profesor de su facultad, con el objetivo de aportarles una formación humanística adicional. Así, Paloma dice: «me refugio mucho y me reencuentro conmigo y con los demás a través del arte; es lo más valioso para mí del arte, que los hombres se muestran honestamente a través de él».

Agradecemos su colaboración a través de este comentario de Mar con cielo rojo, del pintor alemán Emil Nolde.

«Desde pequeña me he sentido atraída por el arte, sobre todo por la pintura. No sé si he contemplado cada obra con la curiosidad con la que escudriño el mundo a mi alrededor o si observo la vida como si fuese una sucesión de cuadros. He querido traer a mARTEs a Emil Nolde, con su Mar con cielo rojo. Nolde, supuso un descubrimiento personal durante el confinamiento. Se sitúa a este pintor, que toma apellido artístico de su ciudad natal, dentro del expresionismo alemán, habiendo formado parte del Die Brucke y la Neue Sezession.

Entender el arte es fascinante, pero resulta a mi parecer una entelequia. Podemos bucear en la bibliografía de artistas y modelos, podemos leer sobre los movimientos artísticos y cómo se concibieron, e igualmente, podemos investigar acerca del marco de cada obra, desentrañar esas historias y anécdotas que dan vida a cada pintura. Sin embargo, el significado final siempre lo completa el espectador. Con todo lo que hay detrás de un cuadro, me parece valiosísimo que lo fundamental sea aquello que transmite la obra, lo que nos hace sentir a cada uno. Dicho esto, las acuarelas de Nolde me conquistaron en el acto. No es fácil sentirse atraído por determinadas corrientes artísticas, exceptuando movimientos como el realismo, en los que admiramos directamente la destreza del pintor. Sin embargo, las acuarelas de Nolde, fueron mi puerta al expresionismo y me enseñaron a apreciar formas de arte muy distintas, pero igualmente apasionantes.

Invito a investigar sobre el expresionismo que bebe de los precedentes impresionistas. En él, el color es protagonista indiscutible. No importa transmitir una fiel fotografía de la realidad, sino expresar las emociones del artista. Así, en un momento de enfado el mar podrá incendiarse en magenta bajo el sol, o la piel de una modelo será verde y sus formas no seguirán proporción ninguna.

A pesar de que, según se ha descubierto recientemente, el artista fue simpatizante del partido Nazi, la censura artística del Régimen Nacionalsocialista incluyó 48 de los trabajos de Nolde en su exposición de “Arte degenerado”, una muestra del arte confiscable e inaceptable en el Tercer Reich. En palabras de Hitler: “Si alguien pinta la hierba azul y el cielo verde, debería ser castrado”. En este contexto, se prohibió la venta de las obras de Nolde y al pintor, se le ordenó dejar de pintar. Pero en palabras de Nolde, aún vigilado por la Gestapo: “Tenía que pintar”. Y hasta que se lo impidió una fractura a los 84 años, pintó. No usó óleo para no ser descubierto por el olor, en su lugar realizó 1032 acuarelas en pequeño formato, que fueron base para óleos posteriores de mayor tamaño».

Vida ELU

mARTEs – Crepúsculo en la naturaleza salvaje

Por: ELU Admin

¿Nos echabais de menos? Esperamos que estéis satisfechos con vuestro esfuerzo durante el periodo de exámenes y podáis al fin descansar (u os falte poco para hacerlo). Esta semana, Violeta Gallego, estudiante de Bioquímica en la Universidad Autónoma de Madrid, nos descubre Crepúsculo en la naturaleza salvaje, un paisaje de Frederic Edwin Church.

Esperamos que disfrutéis de sus palabras, cargadas de poesía, tanto como nosotros.

«Frederic Edwin Church (1826-1900) fue un pintor paisajista estadounidense, alumno de Thomas Cole, padre de la Escuela del río Hudson. Desde el principio, Church basó su creación en maravillas de la naturaleza, como las cataratas del Niagara, volcanes en erupción, los trópicos o icebergs. Siempre mantuvo un fuerte compromiso con las ciencias naturales, de ahí que una de sus mayores influencias fuera el naturalista alemán Alexander von Humboldt, aunque siempre se preocupó por incluir una dimensión espiritual en sus obras.

No me considero una persona versada en el arte, más bien al contrario, no tengo “el ojo” entrenado a su admiración ni una sensibilidad especial a la hora de enfrentarme a una obra. Sin embargo, tenía claro que cuando fuera mi turno de contribuir en mARTEs, quería que fuese con la imagen de un bosque. No estoy segura de la razón, creo que puede deberse a que siento cómo mi relación con la montaña, así como con la vida que allí habita, ha ido evolucionando con los años, marcada por el ritmo de mi madurez. Tal vez, los que hayan tenido la suerte de haber pasado tiempo en un pueblo en la sierra desde la infancia me comprendan en cierta forma.

Una vez llegado el momento de comentar una pintura, emprendí una búsqueda de un paisaje que consiguiera reflejar esa fascinación que siento por la naturaleza y que fuese capaz de transmitirla a aquel que lo contemplase. Entre obras de C. Monet, Van Gogh, J. Constable y otros muchos artistas, descubrí a Frederic Edwin Church. Desde el principio hubo algo en este cuadro que atrajo mi atención, pudo ser el inmaculado horizonte que acaricia las alejadas montañas, el cielo color carmesí que torna cobrizas las imperturbables aguas que parecen sostener el peso de cuanto alcanza la vista o el pequeño pájaro que, situado en las más altas de las ramas, presencia el dorado espectáculo propio del final del día. Todo ello representado de tal forma que un simple vistazo basta para sentir la armonía que reina en este paraje y despertar un deseo en el observador: el de poder, aunque sea una única vez, entrar en una comunión tan profunda con el mundo natural como la que establece este pintor.

Son este tipo de visiones las que más me conmueven, pues me hacen ser partícipe de la grandeza y complejidad de la vida que me rodea. No puedo sino sentirme afortunada de poder ser testigo de cómo toda esa exuberancia cobra sentido a los sensibles ojos del artista».

ELUMNI

Dialogic Talk ELUMNI – Pompeya, fotografía de un instante

Por: ELU Admin

Pablo de Anta, ELUMNI 11, comparte con nosotros la crónica de nuestro DIALOGIC TALK ELUMNI: Pompeya. Fotografía de un instante. 

Los DIALOGIC TALK ELUMNI ponen en diálogo a un profesor universitario con un antiguo alumno ELU, para que en clave dialógica aborden cuestiones importantes, cuestiones que nos preocupan, temas que nos interesen, que nos ayuden a comprender a nosotros mismos… cuestiones al fin y al cabo que, si queremos vivir realmente, vivir en verdad y comprometidos con nosotros mismos y con el mundo, no podemos dejar de abordar, siempre con una mirada profunda hacia la realidad. 

En este caso, los antiguos alumnos de la ELU pudieron escuchar a Carlos Romero, profesor e historiador y a Irene Martí, ELUMNI7 y arqueóloga.


“Hasta hace poco pensaba que la arqueología era el estudio de lo muerto y pasado, pero tras nuestro encuentro Dialogic Talk ELUMNI con Irene Martí y Carlos Romero me he dado cuenta de que es el arte de devolver la vida a aquello que, no hace tanto, la tenía. Y eso es justo lo que nos propusimos hacer con Pompeya en una tarde: dotarla de vida y hacerla presente en nuestra experiencia comprendiendo que lo que la hace magnífica es lo común y cotidiano. Justamente lo mismo que nos une a ella.

Gracias a la vasta experiencia de Carlos sobre el mundo antiguo, pudimos ubicar a Pompeya en un contexto concreto. Entendimos cómo vivían las personas de la época, qué les preocupaba y cómo ellos entendían el mundo. Todo esto era fundamental para el siguiente paso, donde entró Irene Martí. Con su experiencia en el mundo de la arqueología pudo revelarnos secretos y curiosidades tanto de Pompeya como del campo en general. Por destacar alguna de ellas, me quedaría con que los esqueletos que vemos de Pompeya no son los restos encontrados, sino de hecho los “negativos”, llenos de yeso al encontrar el hueco del molde entre estratos; y la práctica común en arqueología de dejar porciones del yacimiento sin excavar. Esta práctica nace de la humildad de la profesión, que debido a su pasión por conservar el pasado, dejan parte del descubrimiento a las generaciones venideras, que podrán descubrirlas con tecnologías menos invasivas y más potentes. Sin duda alguna, un acto encomiable que llamó la atención de todos.

Se tocaron muchos otros temas, desde curiosidades del yacimiento, el conflicto entre la preservación y el turismo o por qué es tan importante el yacimiento de Pompeya en la cultura e identidad europea. Eso es lo genial de estos encuentros Dialogic Talk, la conversación e intervenciones hacen que se hablen de todo aquello que concierne al tema del día, en clave académica, social y personal. Así que desde aquí aprovecho para invitarte si estás leyendo esto a la próxima edición dado que así, cuantos más ELUMNIS haya, todos ganaremos”.

Vida ELU

Una gota de agua más – Inma Arrebola

Por: ELU Admin

¡Hola a todos!

Soy Inmaculada Arrebola, de 3°, y junto a Ana Toledano, de 4°, quería acercaros un poquito a una gran parte de nuestra vida universitaria. Se trata de MEICO, una asociación de estudiantes cordobeses de ciencias de la salud, donde realizamos actividades de divulgación y educación médica, además de intercambios al extranjero. Forma parte de IFMSA, la Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes de Medicina, que incluso cuenta con representación en la OMS (¡flipad!).Durante la última quincena de noviembre y la primera de diciembre, tuvimos unas actividades muy especiales que nos permitieron ser “una gota de agua más”.

Primero llevamos a cabo el “Movember“, una iniciativa para el mes de concienciación del cáncer de próstata y que se representa con un bigote. Durante varios días instalamos un stand y un photocall en el patio de la facultad, donde dábamos información sobre la actividad y vendíamos pulseras con frases graciosas sobre nuestras carreras. Los beneficios estaban destinados a la investigación del cáncer, ¡y no pudimos estar más contentas con la implicación del alumnado y la recaudación de fondos! En un par de horas habíamos vendido todas las pulseras de las que disponíamos, e incluso tuvimos que hacer otro pedido con envío exprés porque la gente no paraba de correr la voz para ayudarnos, hacerse fotos con los bigotes… Fue una experiencia preciosa, ya que aparte de trabajar en equipo por una causa tan bonita, conectamos y charlamos con mucha gente.

Ya entrado diciembre, los exámenes estaban a la vuelta de la esquina y la preocupación se notaba en el ambiente, pero esto no impidió que colocáramos nuestro stand con toda la ilusión del mundo. Esta vez estuvimos recogiendo juguetes y vendiendo Sugus a beneficio una asociación de nuestro barrio que trabaja con familias en situación de exclusión social. La actividad, que se llama “Un Sugus, una Sonrisa”,  hace buen honor a su nombre, pues sembró mucha alegría entre los niños de dichas familias, y también en todo aquel que, delante o detrás del stand, se convertía en rey mago con una pequeña pero gran acción.

Esta es nuestra forma de crear universidad y es lo que hace que esto realmente valga la pena. Da un “chute de energía” increíble ver las ganas de implicarse que tiene la gente, y a veces solo falta un pequeño empujoncito para crear un gran movimiento. ¡Muchas gracias por leernos, nos vemos muy pronto!

Vida ELU

Elus por el Mundo – Jorge Romanillos

Por: ELU Admin

¡Buenas! Soy Jorge Romanillos, estoy en cuarto (¡cuarto ya!) de la ELU, y estudio Derecho por la UNED y Filosofía, Política y Economía, que, por un lado, no es un triple grado, sino sólo uno que combina estas tres disciplinas, y que, por otro lado, no se estudia en una universidad, sino entre cuatro españolas: dos de Barcelona (UAM y UPF) y dos de Madrid (UAM y UC3M). Así pues, este año estudio en mi quinta universidad, y es de esta etapa, de mi Erasmus en París, de la que os quiero hablar, aunque dando un pequeño rodeo que no tenía previsto, pero que me ha parecido interesante recorrer y compartir con vosotros, pues el año de Erasmus no es un ensayo del que se puede hablar realistamente de forma aislada (no lo es al menos para mí), sino un capítulo más que sólo tiene sentido en el marco amplio de la historia de una vida.

Yo soy un chaval de Guadalajara, y me encanta mi ciudad, pero en el fondo siempre he sabido que se me hacía pequeña (85.000 habitantes, entre otras cosas), y que yo quería volar. De hecho, la madrugada del 16 de septiembre de 2018, mientras desaparecía Guadalajara en nuestro retrovisor rumbo a Barcelona, escribí estos versillos que ilustran bastante bien cómo me sentía:

Es fascinación, no miedo,
lo que siente el polluelo
al mirar hacia arriba,
al mirar hacia el cielo,
al saltar del nido
para empezar su vuelo.

¿Qué pasará?
No lo sabemos,
de momento…
¡soñemos!

Ese mismo sentimiento invadió mi pecho atravesando media España y tres cuartos de Francia para llegar con mis padres a mi nueva casa, una pequeña habitación de una residencia pública de París (el CROUS de Bercy). Ya en el año en Barcelona había vivido solo, y podía intuir lo que se venía, pero esta vez era un pasito más el que daba al salir de España, y uno siempre se siente muy emocionado ante este tipo de nuevos comienzos.

Además, el momento vital también era muy diferente para mí: de algún modo, cada año de carrera se ha correspondido con una pregunta fundamental que me ha rondado y que ha orientado mi vida. En primero me preguntaba si quería coger un camino (¿para qué vivo? ¿por qué no suicidarse? Porque yo era muy feliz, pero no quería vivir por inercia); en segundo, habiéndome respondido y convencido de que sí, de que quería coger un camino, me preguntaba cuál, pues ya decía Séneca que “ningún viento será bueno para quien no sabe a qué puerto se encamina” (una vez sabía y sentía con toda mi alma que quería vivir y por qué, me preguntaba a qué quería dedicar mi vida para poder vivir de un modo coherente); en tercero, tras haber probado diferentes vías y tras un largo proceso de discernimiento, tuve una intuición crecientemente clara de mi meta (quería servir a través de la política y, en concreto, promocionando la integración política europea y mundial de acuerdo con los valores y las ideas socialdemócratas, que son las que más nobles y prácticas me parecen, -aunque no siempre se apliquen de manera acertada, por ello también quería involucrarme y aportar-); en cuarto, saber adónde quiero llegar me ha dado un criterio a la hora de elegir los senderos que recorren mis pies (así, voy dirigiendo consecuentemente mi tiempo, mis estudios, mis compromisos…). Es decir, que aunque este es mi segundo año fuera de casa, no tiene prácticamente nada que ver este en París con el anterior en Barcelona.

Centrándome ya más en mi Erasmus, elegí París porque es París, porque es una ciudad muy especial: una de las más bonitas del mundo ¡y la que más museos tiene por metro cuadrado! Elegí París también porque quería mejorar mi francés, porque tiene una posición privilegiada para viajar por Europa… y lo cierto es que fue un grandísimo acierto: me tiene enamorado la ciudad del Amor 😉

Las dos primeras semanas fueron de una intensidad tan preciosa como insostenible, es el momento de ubicarse en la ciudad, de pateársela, de conocer a la gente, de dormir poco y de formar tu grupo, que es como encontrar tu pequeña familia en esta nueva casa tan lejos de casa.

He de decir, sin embargo, que esta claridad acerca de lo que quiero en mi vida hace que tenga sentido no haber tenido una experiencia tan inmersiva durante el primer cuatrimestre como quien está en un Erasmus quizá más clásico, ya que mis diversas responsabilidades y las oportunidades que me ofrece formar parte de asociaciones y partidos políticos me han llevado a viajar bastante este primer cuatrimestre.

Por ilustrar esto que digo, como miembro de Jóvenes Europeos Federalistas y presidente de la sección de Castilla-La Mancha he viajado a cursos y eventos sobre cómo mejorar la Unión Europea en Bruselas, Praga, Sofía, Estrasburgo y Cuenca; como miembro de Young World Federalists estuve en Berlín en la “Week for World Parliament”; y como militante de Juventudes Socialistas y del PSOE estuve en el 40º Congreso Nacional de Valencia y en el 12º Congreso Regional de Toledo. Es decir, que muchas de mis semanas en el primer cuatri consistían en estudiar y disfrutar de París de martes a jueves y en viajar de viernes a lunes.

No obstante, este segundo cuatrimestre está siendo y va a ser mucho más París (¡aunque iré al segundo finde y a la graduación de la ELU!), y acabo los exámenes a principios de abril, así que voy a tener bastante tiempo en mayo y hasta el 30 de junio para empaparme de las Luces y de las calles de la ciudad de la torre Eiffel, e incluso para explorar sus alrededores. El otro día estuvimos, por ejemplo, en el Château de Fontainebleu, donde firmó Napoleón con Godoy lo de ir a por Portugal con sus ejércitos a través de España… que ya sabéis cómo salió.

Además, viendo mis amigos que no estoy de viaje, están decidiendo viajar ellos y estoy haciendo yo de anfitrión, que también es algo muy bonito de irse fuera. Y ver a mis amigos de Guadalajara, por ejemplo, venirse a las soirées y hablar en inglés con mis amigos de por aquí de Brasil, Líbano, Grecia, Taiwán… no tiene precio, la verdad.

Cierro ya, que me he alargado bastante al final, con unos versos que escribí el 24 de septiembre, cuando apenas llevaba un mes en París, y en los que hablo sobre lo que ha sido mi camino en estos últimos años y sobre lo que estaba y está siendo París para mí:

París está siendo,
yo que soy muy de soñar,
la ciudad de mis sueños.

Guadalajara es, sin duda,
la ciudad de mi corazón;
Barcelona fue una crisis tremenda
que me hizo parar
y mirar a mi interior;
Madrid fueron dos años de discernimiento,
y de encontrar mi dirección;
y aquí en París me siento
como quien sabe a qué ha venido,
y se pone en acción.
Y estoy viviendo una paz…
y me está ocurriendo una magia…
que de verdad que os digo
que es muy difícil de explicar,
pero que me flipa, vaya.

Así que, resumiendo:
París está siendo,
yo que soy muy de soñar,
la ciudad de mis sueños.