ELUS POR EL MUNDO – RICARDO SOTOS

1
25 ENE

Hola a todos!!

Para los que no me conozcáis, me presento, mi nombre es Ricardo Sotos Carrillo, estudio Derecho y Economía en la Universidad Carlos III de Madrid y actualmente me encuentro haciendo mi cuarto año en la Universidad de California en San Diego.

Comenzaré hablando un poco de la que está siendo mi ciudad este año, para seguir tratando el tema académico y acabar por tratar un poco mi experiencia o visión hasta el momento.

Como europeo, español y más concretamente madrileño, todo lo que descubrí al llegar a San Diego, la ciudad con los mejores atardeceres del mundo, me impresionó a un nivel que no me habría imaginado, por varios motivos. En primer lugar vivir en una ciudad con playa (y que mejor playa que la californiana) estaréis de acuerdo conmigo que es un gran cambio, tanto por la cantidad de recursos y opciones que te brinda como por esa forma de ser tan auténtica que suelen tener aquellos que viven del mar. Por otro lado, el clima, mucho más suave y constante durante todo el año que en España, lo que hace que cualquier europeo esté impresionado de poder bañarse en la playa en diciembre o salir en bermudas en pleno enero. Las distancias son otro gran punto pues, para los que no hayáis tenido la oportunidad de visitar Estados Unidos, en este país las distancias entre puntos son abismales, y el transporte público no suele ser la mejor opción, no obstante, y pese a que el condado de San Diego es uno de los más grandes de Estados Unidos, su localización es óptima. A dos horas en coche de Los Ángeles, tres de Las Vegas y apenas veinte minutos de Tijuana, hace que desde aquí puedas moverte con relativa facilidad a lugares muy diversos, como playa, montaña, desierto, grandes o pequeñas ciudades y, por otro lado, implica una diversidad cultural espectacular.

2

En lo referido a la Universidad, en uno aparecen sentimientos encontrados. En primer lugar, el nivel de las clases en comparación con España es más bajo, no obstante la intensidad de estas es superior. Partiendo de la base de que la Carlos III aplica las mismas metodologías que la Universidad de California en muchos cursos, la intensidad del día a día es mayor, constantemente tienes papers que leer, pequeños trabajos (ya sea individuales o en grupo) y tareas que hacen que, obligatoriamente, tengas que llevar las asignaturas al día.

Por otro lado, quizás mi aspecto favorito de la Universidad aquí es que, dado que la mayoría de la población se independiza y se muda a vivir a la universidad o sus alrededores, la etapa universitaria es plena: perfectamente puedes estar una semana sin salir de la universidad pues todo tu entorno (alojamiento, comida, clases, deporte…) gira entorno a ella. Este hecho hace que el estudio sea una actividad social, pues encontrar a grupos de amigos que quedan para estudiar a diario está a la orden del día. Esta característica me parece especialmente importante puesto que incentiva a los estudiantes a investigar, a ir más allá de lo tratado en clase y, por otro lado, favorece que conozcas a gente con inquietudes similares.

Por último, otro aspecto bastante llamativo es el tema de la elección de tus estudios. El sistema universitario norteamericano permite que aquellos estudiantes que no tengan claro qué quieren estudiar, puedan permanecer “undeclared” durante los dos primeros años y coger asignaturas de una gran variedad de grados para intentar descubrir a qué están llamados. Esta posibilidad es sin duda increíblemente valiosa pues resulta en que los estudiantes escojan sus estudios mucho más conscientemente así como que, previo a la especialización, adquieran una serie de conocimientos integrales.

3

Por estos motivos, ciudad y universidad, a día de hoy puedo afirmar que tomé la decisión correcta al aplicar para este destino de movilidad no europea. En lo personal, salir de mi zona de confort, afrontar situaciones como una mudanza o amueblar la casa, conocer a gente de todas las partes del globo y hacer todo esto en un entorno como California es una experiencia que le recomendaría a cualquier persona.

Por ello, desde aquí lanzo una invitación para todos aquellos que no tengáis pensado estudiar fuera o que lo estéis pensando a que deis un paso adelante pues lleva implícito una serie de vivencias que te hacen crecer en innumerables aspectos de la vida.