Dos alumnas y cuatro antiguos alumnos, ganadores del Premio Optimus UFV

Optimus 2
Optimus 2
13 MAY

¡En la ELU estamos de enhorabuena! Dos alumnas y cuatro antiguos alumnos han sido reconocidos con el Premio Optimus de la Universidad Francisco de Vitoria en el que se premian los méritos del mejor alumno de cada facultad, su esfuerzo, trabajo y dedicación a todas las áreas de la formación integral.

Los premiados han sido los siguientes:

  • Inés Martín Cruz de la Facultad de Educación y Psicología
    • “A lo largo de estos cuatro años, la Universidad ha supuesto para mí un momento frontera entre la persona que era y quien quiero llegar a ser, ofreciéndome experiencias de vida que me han enriquecido tanto profesional como personalmente. La ELU me ha acompañado desde los inicios de esta etapa, guiando mi aprendizaje y ayudándome a dar sentido a todo lo que hago. Aquí he encontrado apoyo, modelos y enseñanzas que me acompañarán toda la vida, especialmente en mi futuro como docente. Eternamente agradecida por todo lo que he recibido”.
  • María Hernández y Esther Lence de la Facultad de Ciencias de la Comunicación
    • María: “Estos cuatro años han sido un tiempo para construir la base de lo que será mi vida adulta en todas sus dimensiones. A este camino la ELU le ha aportado una mayor profundidad y el inicio de la formación de un criterio frente a la hipocresía de la condescendencia.
      Respecto a los módulos cursados, recuerdo con especial cariño el de La cuestión de Dios y el de Política Mundial y Ética de la Globalización. De este último, me marcó enormemente un vídeo-entrevista que nos había preparado Juan Pablo Serra con el profesor Higinio Marín. Marín decía que el ser humano está aquejado de una doble contingencia de la que necesita ser puesto a salvo: aquella por la que sabe que podría no haber sido en absoluto y otra por la que sabe que podría haber sido de otro modo. ¿Qué nos ampara frente a demejantes interrogantes? La respuesta a ambos fue reveladora. ¡Nos va la vida en ello! Pero aquí lo dejo, ya llegaréis al módulo…
      Ha sido precioso que los profesores nos hayan enseñado a nombrar lo que antes solo se me presentaba a modo de intuiciones. Pero en esto no solo he estado asistida por ellos: la compañía de Esther, siempre atenta con su escucha y palabra precisa, ha sido un espacio clave al que seguiré recurriendo de vez en cuando. Todos estos regalos, y otros más que llevan por apellido “amistades invariables”, me ha concedido la ELU. Gracias”.
    • Esther: “Mi experiencia universitaria se ha caracterizado por ser unos años de aprendizaje y de encuentro. Como nos decían en Becas Europa y en la ELU, han sido cinco años de recibir una responsabilidad, una formación profesional y humana, que ahora toca llevarla al mundo”.
  • Álvaro Garnelo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Empresariales
    • “Mi paso por la ELU ha significado para mí poder ir más allá de lo estrictamente académico para vivir una experiencia universitaria mucho más completa. Al haber tratado y estudiado algunas de las grandes preguntas del ser humano, la ELU me ha permitido formarme y crecer no solo como profesional, sino también como persona”.
  • Jaime Zabala y Cristián Grillo de la Facultad de Medicina.
    • Jaime: “La Universidad puede vivirse de muchas formas, esto lo hemos oído todos hasta la saciedad. Sin embargo a mí me costo un tiempo verlo, hay que ser sinceros. Echando la vista atrás veo cómo estos años han representado un cambio importante en mi vida. ¿En qué sentido? Supongo que si os hiciera la misma pregunta de qué manera participar en la ELU o BE os ha hecho vivir la universidad de forma diferente a cada uno de los que leéis esto, a muchos os sería difícil concretar y centrarse en un par de cosas particulares. A mí me es imposible. A pesar de todo, se me ocurren algunas ideas con las que intentar resumir lo que ha sido y espero siga siendo.
      Para empezar, creo que vivir lo que se propone en la ELU, es aceptar una invitación a ir un paso más allá en esta experiencia universitaria, ojalá con una mirada más abierta de la realidad. Después me ha ayudado a entender que lo que aquí se puede vivir, requerirá que lo cuides dedicando tiempo y viviendo este espacio de tal forma que propicies la posibilidad de crecer en este proceso. Finalmente creo que ha despertado en mi un hambre o deseo de vivir esta vida de una forma radicalmente distinta a lo que muchas veces se nos plantea. Que cada uno saque sus conclusiones.
      A partir de aquí espero poder acudir a esta escuela y a quienes la formáis como un oasis donde refrescar estas ideas que os comento cuando se me empiecen a olvidar”.
    • Cristián: “Para mí, como estudiante de Medicina en la UFV, la ELU ha supuesto una formación complementaria fundamental en mi etapa universitaria. La ELU me invitó a preguntarme y a buscar respuestas fuera de mi zona de confort a la vez que me ofrecía recursos y la posibilidad de hacer red con compañeros llenos de talento y ganas. En definitiva, mi etapa universitaria ha sido como es gracias al equipo de personas que forman la ELU”.

¡Qué orgullosos estamos de vosotros y de vuestro paso por la Universidad Francisco de Vitoria y por la Escuela de Liderazgo Universitario! ¡Gracias por vuestra entrega!