ELUS POR EL MUNDO – VICTOR NAVARRO

acantilados de mon
09 FEB

El 28 de agosto cogí un vuelo en Alicante que me dejaría en los Países Bajos para pasar los 10 meses siguientes. Aterricé en Amsterdam y de allí cogí un par de trenes hasta la ciudad más a la norte a la que se puede llegar dentro del país, Groningen, por encima de todo el territorio neerlandés como bien reza el lema de la ciudad: nothing tops Groningen.

colored houses

Groningen es una ciudad de unos 200.000 habitantes con dos grandes universidades: la Rijksuniversiteit Groningen (RUG) y la Hanzehogeschool (Hanze), lo que permite a la ciudad tener mucha población joven, estudiantes que hacen que la ciudad tenga una vida impresionante. Una de las características principales de esta ciudad de estudiantes es que un gran porcentaje de ellos son estudiantes internacionales, personas que han venido de fuera de los Países Bajos para estudiar en Groningen, en inglés, por supuesto, y es que en Groningen habla inglés todo el mundo, desde el dependiente en el supermercado más remoto de la ciudad hasta cualquier abuelita que te puedas encontrar paseando por un barrio un viernes por la mañana, todo el mundo. Tanto es así que en mi facultad -Faculty of Science and Engineering- de la RUG, sólo se cursan grados y másteres en inglés, no hay ni una sola asignatura a día de hoy que se pueda dar en neerlandés. Claro, esto facilita muchísimo la integración de las personas que venimos de fuera. Pero lo mejor de Groningen es que no pierde su identidad como ciudad profunda de los Países Bajos, aunque muchos somos de fuera, la mayoría de estudiantes son locales, tienen costumbres locales y hacen partícipes a los estudiantes del extranjero de dichas costumbres.

faculty of sciences (mathematics)

Esto a mí personalmente me parece maravilloso: hay un montón de asociaciones de estudiantes que te permiten integrarte en la vida de un neerlandés, celebrar Sinterklaas la primera semana de diciembre, el King’s Day en abril o hacerte miembro activo de tantas otras actividades (go dutch!). Y es que ciertamente se habla mucho inglés pero no por ello los locales dejan de intentar que todo el mundo aprenda un básico de neerlandés: organizan muchas actividades, pubquizes, reuniones, excursiones… con el objetivo de que los estudiantes internacionales nos sumerjamos en la cultura local, lo que incluye aprender un mínimo básico de neerlandés, beter dan je best kun je niet doen!

city center

Mi inmersión en la vida local de Groningen está siendo una experiencia maravillosa, pero no sólo queda ahí el asunto, yo elegí Groningen porque la universidad -la RUG- es bastante buena en mi campo de conocimiento, tienen unas instalaciones envidiables, un método educativo distinto y efectivo… baste decir que un profesor de mi facultad, Ben Feringa, ganó el Premio Nobel de Química en 2016. Toda la imagen que yo tenía de la universidad en Groningen se quedó corta con lo que me encontré al llegar, tienen un campus increíble, con unas instalaciones asombrosas y tienen una oferta inmensa apara los estudiantes. Aquí va el dato para quien le pueda interesar: he estado haciendo algunas prácticas de física atómica en un laboratorio con moléculas a una temperatura de 0.1 milikelvin.

wall house

Me cuesta mucho resumir toda mi experiencia en unas pocas líneas, y es que pienso hasta lo bonitos que son todos los paisajes, llanuras verdes infinitas, con ovejas, caballos… Aunque llueve un poco todos los días, también sale el sol todos los días haciendo que todo brille y haciendo que el arcoiris sea un vecino más de la ciudad. El trato que me da la gente en la facultad, en cualquier local, tienda… gente que no me conoce de nada, es maravilloso. No puedo estar más feliz. Sin lugar a dudas Groningen se está esforzando mucho en conquistarme.