Juan Serrano

Vida ELU 20201114_100245220_iOS

“Hacer memoria para ser libres. Volviendo al principio”

Por:

20201106_094633000_iOS

Contra todo pronóstico, el 13, 14 y 15 de noviembre de 2020 hubo fin de semana de la ELU. Y fue, no solo por las circunstancias que le rodean, sino también por los temas tratados, muy especial. Porque… ¿En qué otro lugar se reúnen 140 personas desde sus casas un viernes por la tarde para hablar sobre la verdad?

Gracias al trabajo incansable del comité del fin de semana, profesores, mentores y responsables, salió todo bien (y lo que no, aprendimos a solucionarlo, cosa que también dice mucho de todos). Además, gracias a la actitud de los asistentes hacia este atípico evento, la chispa se mantuvo viva durante todo el tiempo. Pudimos volver a conectar y mantener viva la red ELU de la cual todos formamos parte.

Viernes por la tarde

Ponencia de Isidro Catela: “Tu Verdad no: La Verdad, y ven conmigo a buscarla”

A las 18:30h del viernes todos los ELUs asistentes nos conectábamos a través de la plataforma Zoom a la que era la primera ponencia de este primer fin de semana del curso 2020-2021. Así, Isidro Catela comenzaba la reunión con un fragmento de la cita de Antonio Machado presente en “Nuevas Canciones”, en el poema LXXXV: “Tu Verdad no: la Verdad, y ven conmigo a buscarla, la tuya guárdatela”.

El ponente dividió la ponencia en tres partes: ideas introductorias, la posverdad y la Verdad en la Universidad. Así, empezaba la conferencia haciendo hincapié en la importancia de mantener una actitud de búsqueda, saber salir de uno mismo y vivir al otro: “tú existes y desde ti yo me pienso”; idea presente y recordada a lo largo de nuestra estancia en la ELU, que no por ello deja de ser relevante. Más adelante, Isidro Catela proseguía con la importancia de la elección de los compañeros de camino y de aprender juntos, de manera que las distintas ideas se contrapongan y desarrollen en un camino conjunto hacia la Verdad, rechazando el relativismo moral.

20201113_184614675_iOS

En su segunda parte, la ponencia continuaba con la actual idea de la posverdad, que se define como la mentira emotiva, una distorsión deliberada de la realidad. En un contexto social actual en el que existen tantas “fake news”, debemos ser capaces de llegar a los hechos y no quedarnos en los relatos. Es de vital importancia hacerse conscientes de los sesgos cognitivos que nos limitan a cada uno de nosotros para  no caer en la manipulación por parte de los medios. Es en este punto donde se llegaba a la idea central de la ponencia: la importancia de la búsqueda de la Verdad en nuestro día a día. No obstante, no es suficiente con llegar a una verdad, sino que es clave que hagamos vulnerable aquello que consideramos verdad, lo sabido, porque debemos estar abiertos a percibir una nueva perspectiva o visión de la misma. Como la verdad no admite sustituto útil, es de vital importancia que no cerremos nuestra percepción, ya que corremos el riesgo de quedarnos estancados en una equivocación.

A raíz de la ponencia surgían varias preguntas, tanto las realizadas al ponente como las presentes en los grupos de trabajo. Algunas de ellas planteaban las siguientes cuestiones: ¿Por qué tender a la inmortalidad si el sentido de la vida, la tensión que nos mantiene en movimiento, se encuentra en la finitud? ¿Cómo combatir la posverdad en la actualidad? Y en los hechos ya pasados de la Historia, ¿cómo no quedarse en el relato?

La búsqueda de la Verdad es el primer pilar de la Universidad, aquel por el que nuestra tan amada institución es creada, y como tal es necesario recordar su importancia. De ahí la relevancia de tratarlo en este primer Fin de Semana, pues es preciso seguir en el camino de la búsqueda de la Verdad, mantenernos abiertos para seguir aportando sentido a nuestra experiencia universitaria. Al fin y al cabo, “una vida sin Verdad no merece ser vivida”.

Actividad de integración

Como todos bien sabemos, una de las grandes riquezas de la ELU es conocernos entre nosotros. Si normalmente es muy difícil no perderse a nadie, este fin de semana la interacción con los demás ELUs, sobre todo aquellos a quienes todavía no conocíamos, suponía un gran reto. Sin embargo, pese a la dificultad presente, como alumnos nos supimos reinventar diseñando nuevas actividades de integración, radicalmente diferentes por ser de manera telemática. Hubo especial hincapié por parte de los integrantes del comité por apuntarse a estas las dos actividades propuestas. Este fin de semana, más que nunca, necesitábamos vernos y disfrutar los unos de los otros, aunque fuese a través de una pantalla. Las dos actividades de la noche, que esta vez se realizaron el viernes en vez del sábado, consistieron en un ”escape room” por equipos y un bingo colectivo.

20201113_192529000_iOS

A las 22h del viernes dio comienzo la actividad del ”escape room”, para la cual nos dividimos por equipos de unas seis personas formados aleatoriamente. Para aumentar la interacción, se crearon varias salas para chatear con las personas del grupo a través de canales de la plataforma Discord. Además de los mensajes, la plataforma daba la posibilidad de hacer una videollamada, con objeto de conocernos mejor y poder realizar la actividad de manera más coordinada. Fue muy divertido poder pensar juntos y de manera original para resolver los distintos acertijos que se iban proponiendo, y una oportunidad magnífica de poder vernos las caras, aunque fuese a través de una pantalla.

Después, solo para los más despiertos -ya que parece que el confinamiento ha acabado con nuestra capacidad de aguante-, empezaba el bingo a las 23:30h. Para ello, se asignó un cartón aleatorio a cada jugador y en una videollamada colectiva se fueron sacando y cantando los números. Tras muchas casillas marcadas y creciente  expectación, Pablo Yániz (2º) cantó línea. Minutos después, Lucía Hidalgo (2º) cantaba bingo, coreado con aplausos y caras de decepción por los más competitivos. Tal y como desde el comité se había prometido, ambos alumnos serán galardonados con… ¡unas fantásticas mascarillas de la UFV! El comité detectó con anterioridad que la demanda era mayor para el envío de unos bolígrafos de la universidad, pero están tan cotizados que la petición fue rechazada.

Pese a la realidad que se nos presenta, gracias a estas dinámicas supimos mantener lo importante: mantenernos juntos, seguir disfrutando y seguir conociéndonos los unos a los otros.

Sábado por la mañana

Ponencia de Armando Zerolo: “Universidad en relación con la Verdad”

“Cuando el sujeto entra en relación con un objeto, si la relación es verdadera, surge la Verdad”. Con esta frase comenzaba Armando Zerolo su ponencia en la mañana del sábado, la cual tuvo la gran amabilidad de regalarnos. El ponente prosiguió con la idea de que la realidad nos incumbe y por tanto no es ajena al sujeto. Se crean uniones y lazos con ella que nos permiten hallar un sentido y  encontrar la verdad en dicha relación. Debe haber cierta polaridad, cierto flujo, entre lo que somos y los demás, el mundo y nuestra circunstancia. Así, se contrasta la legitimidad de la famosa cita de nuestro querido Ortega y Gasset: “Yo soy yo y mi circunstancia”.

20201114_100245220_iOS

De esta manera, la Verdad no es algo que pesa y molesta, sino algo que libera, una experiencia salvífica. Al principio, la polaridad de esta relación con lo externo puede suponer una contradicción si se da de manera equivocada. Dos posturas principales que nos alejan de una buena relación con la realidad son el constructivismo y el objetivismo y por ello nos alejan de la Verdad. La primera de ellas afirma que “yo construyo mi verdad”. Sin embargo, la persona que sigue esta dinámica se convierte en ese niño que rompe sus juguetes porque, aunque intenta establecer esa relación con ellos, no sabe cómo utilizarlos.

La Verdad no se hace inmediatamente visible, sino que está velada y por ello hace falta una técnica que trabaja más allá de la primera experiencia. No obstante, pese a que la realidad no sale de nosotros, sí que tiene que ver con cada uno de nosotros porque supone una relación del sujeto con el objeto conocido.

Tampoco debe uno caer en el olvido del sujeto, el cual ocurre en la otra principal postura equivocada: el objetivismo. En él se da un rechazo a la experiencia subjetiva, de forma que se intenta imponer la realidad, sin importar el sujeto en cuestión. Lo vemos, por ejemplo, en aquel profesor que todos tenemos en mente que se limita a dar información y no tiene en cuenta a los alumnos que tiene delante los cuales son, al fin y al cabo, los que debieran establecer una relación con esa realidad.

También se trataron otros métodos equívocos, como el ambientalismo, que consiste en la creencia de que todas las conductas son influenciables hasta el punto de llegar a condicionarlas. Esta postura tendría como consecuencia no poder ser ni hacer a nadie responsable de sus actos, pues todo se basaría en las circunstancias pasadas que habrían influido totalmente en su comportamiento. La postura contraria tampoco sería correcta, puesto que afirmaría que el ser humano tiene una preferencia moral innata hacia lo bueno y disgusto hacia lo malo, y que por tanto llevado al extremo significaría que la persona es ajena a las circunstancias.

Ante este gran abanico de opciones, Armando Zerolo propone una síntesis: la Verdad es una relación. Tal y como afirma Romando Guardini en “Mundo y Persona”: “La persona está destinada por esencia a ser el Yo de un Tú”. Así, el aula es este umbral que da pie a la relación, de ahí la presencia de la Verdad en la Universidad. Uno no conoce la verdad hasta que no siente que se quita un peso de encima, y por ello la experiencia de Verdad es una experiencia salvífica. El ponente, de manera muy acertada, concluía su ponencia afirmando que: “La Verdad da esperanza para que la persona pueda vivir en el mundo”.

Como de costumbre, la ponencia invitaba a hacernos preguntas, algunas de ellas eran las siguientes: “¿cómo se puede utilizar el lenguaje, que es arbitrario, para referirse a la máxima expresión de la objetividad?” o “¿Cómo convencer a alguien de que es mejor vivir en la verdad que ser feliz en la mentira?” Ante esta pregunta tan común y tan esencial, Armando Zerolo respondía que no se debe negar el dolor de la Verdad sino ahondar en ella, pero nunca hacerlo solo. Solo así se vive la experiencia salvífica de la Verdad. Tras esta magnífica ponencia, nos dirigimos, de manera virtual, a los grupos de trabajo, donde se plantearon muchas más preguntas. De esta manera, seguimos buscando la Verdad, y lo hicimos de la única manera posible: juntos.

Encuentro con profesores

A las 13h, los ELUs de distintos cursos nos reunimos con nuestros profesores de los módulos 1,3 y 5, además de con los coordinadores de los trabajos finales.

En este encuentro se resolvieron dudas, se plantearon temas para tratar en cada módulo y se presentaron las tareas finales. Un encuentro muy fructífero para renovar la ilusión y las ganas de trabajar.

Sábado por la tarde

Ponencia de Ruth de Jesús: ‘’Las tensiones que me forman y deforman’’

Sábado, 16:00h. Más de 100 ELUs conectados para escuchar la conferencia que esta experta en Psicología, Educación y Pedagogía daba. Siguiendo la línea argumental del fin de semana, hablamos de aquello que nos hace ser quiénes somos.

Ruth de Jesús comenzó la conferencia hablando sobre las diferentes dimensiones del ser humano. Se describen las dimensiones biológica, psicológica, social y espiritual. Es decir, tenemos un cuerpo material que reacciona frente a lo que le rodea según unas circunstancias concretas. Además, se une la conciencia de la existencia y la trascendencia de esta.

La visión íntegra del ser humano debe comprender estas dimensiones, ya que quedarnos con una sola parte supondría una visión reduccionista sobre nosotros mismos. Según la ponente, necesitamos integrar todas estas facetas de nuestra existencia. Todas estas ejercen una fuerza en nosotros y buscan un bien en concreto. Se nos planteaba la siguiente pregunta entonces: ¿qué bien es más importante?

Para poder ordenar los bienes de cada una de las facetas, necesitamos dirigirnos hacia una fuerza que nos inspira. Según este ideal o sentido de nuestra vida, aportamos un valor a la realidad, que nos hace aceptarla o rechazarla. Pero, ¿es todo sentimiento? Ruth de Jesús propuso a la razón como herramienta que necesitamos para valorar conscientemente a nivel personal aquello que nos sucede o percibimos. Un ejemplo fueron los prejuicios. Estos son un posicionamiento antes de un juicio consciente. Pueden ser trabajados racionalmente y someterlos a una comprensión para elaborar un juicio.  Por tanto, la razón nos permite ordenar los diferentes bienes hacia la Verdad de nuestras vidas. Y la Universidad nos enseña a valorar la realidad desde distintos ámbitos.

No obstante, este ideal no es un ideal perfecto. Tenemos grietas, pero nos pueden ayudar. La ponente nos lanzó la idea de la grieta como don: ¿cómo me puede ayudar algo que aparentemente me limita? Sabiendo nuestros límites y cómo me distorsionan somos mucho más libres porque podemos dirigir nuestros actos hacia la Verdad, pero desde la comprensión de nosotros mismos.

Los grupos de trabajo reflexionaron sobre esta maravillosa conferencia. Dieron vueltas alrededor de lo ya dicho, planteando nuevas preguntas y aclarando aquellas que se podían. Preguntas sobre el sentido de la vida, sobre las grietas y limitaciones de los seres humanos desde una perspectiva personal. Esta conferencia nos ayudó a conocernos a nosotros mismos y al otro de una manera nueva y especial: desde la Verdad de cada uno.

Domingo por la mañana

Ponencia de Javier Mula: ‘’ El servicio a la sociedad, el fin de la formación del universitario

20201115_095746145_iOS

Última ponencia de este fin de semana tan atípico. Se nos plantea el cuarto pilar de la universidad de la mano de Javier Mula. Una vuelta a conectar con el verdadero fin de la formación universitaria.

Se empezó la conferencia planteando la existencia del ser humano en relación. Siempre nos definimos en relación a la existencia del otro. En palabras del ponente, “no existe un yo sin un tú’’. Por tanto, la sociedad es una trama de relaciones extraordinarias entre las personas. Pero no solamente eso, sino que también somos en relación con el medio. Lo transformamos para poder sobrevivir en él. ‘’Somos en relación con el otro y con lo otro’’.

Por tanto, en la universidad se debe preparar a personas que entren en relación con la sociedad y sean capaces de transformarla. Es decir, prepararles a los alumnos para ejercer un liderazgo en lo más positivo y pongan sus conocimientos al servicio de un bien para la sociedad. Esta sociedad que entendimos como trama de relaciones configuradas en el ‘’yo-tú’’ donde todos necesitamos unos de otros.

 Pero, ¿qué es servir a la sociedad? Javier contestaba diciendo: ‘’Servir a la sociedad es hacer cada día lo que tengo que hacer’’. Es decir, comprometernos con aquello que tenemos que hacer y llevarlo a su máxima plenitud. Esto es amar a algo o alguien. El amor nos liga a las cosas porque descubrimos que las necesitamos existencialmente, y el acto de amor básico es la voluntad. Por tanto, debemos comprender el sistema de ideas imperante y ubicar nuestra profesión en la trama de relaciones para ponerla al servicio.

El pensamiento se plantea entonces como medio constitutivo para defender la Verdad yendo más allá, luchar contra los totalitarismos y por nuestra libertad. No debemos transformar lo que las cosas son a lo que queramos que sean, sino, descubrir la verdad que en ellas se esconde.

Así, terminamos el ciclo de ponencias que giran en torno al tema ‘’La libertad como motor de la historia’’. Debemos dar las gracias a todos los ponentes que dedicaron su tiempo para formarnos y descubrirnos algo más sobre la Verdad que nos rodea.

Asamblea

20201115_115038907_iOS

El broche final lo puso la Asamblea. Moderada por Laura Llamas y Juan Serrano, nos reunimos todos los ELUs para poner en común aquellas inquietudes que el fin de semana nos dejó. Salieron dudas, debates, reflexiones y experiencias preciosas, que hicieron que un fin de semana tan especial dejara tan buen sabor de boca. Sentirnos tan cerca unos de otros, compartiendo y escuchándonos fue una maravilla.

Para terminar, se explicó la nueva iniciativa de la Mención Honorífica para poner en común los proyectos que se desarrollen por los alumnos de la ELU. Así, se puede participar y crear nuevas ideas todos juntos, ampliando y afianzando la trama de relaciones extraordinarias de la que todos formamos parte. ¡Ánimo!

Natalia Aldaba y Marta Morcillo

Vida ELU JIC 20-21

Jornada de Inicio de Curso 20/21

Por:

El pasado sábado 3 de octubre tuvo lugar la Jornada de Inicio de Curso 2020/2021 a la que pudieron acudir algunos de los alumnos que residen en Madrid cumpliendo todas las medidas de higiene y sanidad. Durante el Acto, Carola Díaz de Lope-Díaz, directora ejecutiva de la ELU, junto con Laura Llamas, coordinadora académica, y Ainhoa Fernández, coordinadora del área de Acompañamiento, presentaron la ELU a los nuevos alumnos, les dieron la bienvenida a todos y Juan Serrano, director académico, explicó el nuevo leit motiv de este curso en su Lección Magistral: “La libertad es el verdadero motor de la historia”. Puedes volver a ver el acto en este link.

Después, los alumnos tuvieron encuentros con sus mentores en los que se les explicó el área del Acompañamiento en la ELU, y la primera clase de los diferentes módulos con los profesores. Tras la comida, los alumnos pudieron conocerse un poco más con una actividad de integración, y el día finalizó con grupos de trabajo reflexionando sobre la lección magistral. Además, todo se retransmitió online para que los alumnos que no habían podido asistir también pudieran estar conectados. ¡Empezamos este nuevo y diferente curso con mucha ilusión!

Vida ELU DSC_0374

Reflexión sobre nuestra actitud ante la situación actual – Juan Serrano, Director Académico

Por:

Queridos ELUs y todos los que estáis leyendo esta reflexión:

La Escuela de Liderazgo Universitario tiene la pretensión de ser un lugar privilegiado en el que acompañarnos en el verdadero viaje universitario. Vivimos en una sociedad que, más allá de los logros innegables que nos han alcanzado, es a menudo una jaula de grillos en la que el pensamiento crítico y la reflexión acerca de la propia vida en relación con lo “noticiable” quedan eliminados.

Es difícil encontrar, incluso en ámbito universitario o cultural, una mirada sobre la realidad que trascienda el mero análisis de datos y la opinión. Así, ante la sensación a menudo agotadora de que todos tienen algo que decir sobre las más variadas circunstancias que nos rodean, emerge con fuerza la pregunta acerca de la propia vida: ¿tenemos algo verdaderamente importante que decirnos?

Las implicaciones del viaje que nace de esta pregunta son variadas, y tienen que ver con la capacidad de ayudarnos a plantear las preguntas adecuadas y a hacer un juicio sobre los acontecimientos y sus implicaciones en un nivel de conciencia sobre la realidad humana al que quizá no estamos acostumbrados socialmente.

Nos encontramos, sin embargo, ante una oportunidad singular en la cual se nos pide como Escuela no conformarnos con un análisis de los hechos sesgado y parcial, con “tener algo que decir” o formar parte de la conversación. Ante lo que tenemos delante —la enfermedad, sus consecuencias sociales y económicas, determinadas medidas geopolíticas, etc.— lo que está en juego es de un orden diferente. Ante el miedo, el ruido, la crispación y la desesperanza, si hacemos silencio, quizá podamos darnos cuenta de que, aunque estemos constantemente diciendo cosas y de todo tengamos una opinión, en realidad no tenemos nada que decir ni nada que decirnos. Nada verdaderamente importante. O quizá nos demos cuenta de que sí.

En cualquier caso, ojalá este silencio al que os invito sea la ocasión para emprender la única búsqueda realmente legítima: la de encontrar una certeza sobre la cual poder asentar la existencia toda. Aquella búsqueda de la que a menudo somos desviados en función de la actualidad, del sesgo y la opinión.

Si es cierto aquello de que “la felicidad solo es real cuando es compartida”, entonces esta búsqueda solo puede ser comunitaria. Para esto estamos juntos en el camino.

Un fuerte abrazo,

Juan Serrano, Director Académico

Cultura Sicilia 12

Viaje Académico ELU 2019/2020: Sicilia

Por:

No sabemos si existe algo así como una crónica al uso, pues una crónica, cuando se escribe, ¿es para el recuerdo de quienes la vivieron o para el relato a quienes no pudieron?

No sabiendo la respuesta, o no queriéndola saber, hemos tratado de hacerla todoterreno. En cualquier caso, esperamos que no sea esta una crónica al desuso, y que sea verdad eso (que dicen) que dijo Tagore de que “las palabras van al corazón cuando han salido del corazón”. Si esto es cierto, podrá o no ser una buena crónica, pero, sin dudarlo, le encantará al lector.

Día 1
El momento del encuentro es siempre muy especial en un viaje: los abrazos entre aquellas personas que tanto tiempo hacía que no se veían, la curiosidad y las clásicas preguntas de contacto entre aquellas otras que no habían tenido aún la oportunidad de conocerse, y ese aura que se percibe y en la que todos se ven envueltos, esa magia que sobrevuela las maletas y que bien podría definirse como ilusión y esperanzas cargadas. El momento del encuentro, y María Longás entregándote la tarjeta de embarque, bajan a tierra el viaje y lo hacen realidad.

La expedición, que no se caracterizaba por la originalidad de sus nombres, estaba compuesta por 3 formadores: Juan Serrano, David García y María Longás; y por 24 ELUs: Amaya Vizmanos, Mar Corruchaga, Natalia Peralta, Nicolás Oriol, Carmen García, Alberto Reina, Diego Sánchez, Ana Hauyón, Carlos Gandiaga, Lucía García, Luisa Guajardo-Fajardo, 2 Cristinas (Llordén y Hernández), 2 Jaimes (López y Redondo), 2 Martas (Igea y Morcillo), 3 Jorges (de Diego, Peña y Romanillos) y 4 Marías (Álvaro, Jarabo, López y Santaolalla).

Sicilia 1

A lomos de Ryanair, sorteamos los kilómetros que nos separaban del ombligo del Mediterráneo y descendimos junto al sol en un precioso atardecer. En el aeropuerto de Catania nos esperaban Mar, Diego y Jaime Redondo, que habían llegado unas horas antes desde Barcelona, París y Manchester y, ya reunida la comitiva al completo, nos subimos al autobús de Giovanni, nuestro conductor.

El primer contacto urbano que tuvimos con Sicilia fue Catania, una Catania que empezaba a vestirse de gala por la proximidad de sus fiestas patronales y que nos acogió en el Hotel Collegiata. Allí tuvo lugar, tras repartirnos en las distintas habitaciones, la primera asamblea del viaje, en la que pudimos presentarnos de un modo más formal y compartir con el resto nuestras expectativas y los motivos que nos habían llevado a Sicilia. Además, Juan y David hicieron una introducción a la relevancia histórica y cultural de la isla, explicándonos que “es un lugar que nos habla de nosotros”, “porque somos griegos, porque somos romanos y porque somos judeocristianos”, porque, en cierto modo, vemos y entendemos el mundo “desde Sicilia, desde el Etna”. Nos advirtieron que el viaje sería intenso y fatigoso, que la actitud habría de ser nuestro sostén cuando nos faltase la energía, y también nos animaron, sonrientes, a que saliéramos al encuentro de nuestros compañeros de viaje, al descubrimiento de esos “con quien tanto” que en ocasiones la vida nos regala.

Con esto en mente, nos fuimos a cenar, y lo hicimos en una terracita del centro. La alargada mesa se llenó de tipos variados de pasta y embutidos típicos para compartir, que bajaron mayoritariamente con ayuda de un cóctel. La guinda a nuestra primera noche la pusieron Jaime López y Amaya, que nos presentaron tanto el Teatro Massimo Bellini como a Vicenzo, el compositor local de relevancia mundial que le da nombre con su apellido.

Además, no puede escapar a la crónica el grupo de valientes expedicionarios que, buscando añadir una segunda guinda a la anterior, fue en busca de fiesta hasta creer encontrarla en Mama África, un esperpéntico karaoke que bien podría haber inspirado a Valle-Inclán.

Día 2
El sol del segundo día cubrió de luz la ciudad, brindándonos una estampa diferente de las calles que habíamos empezado a recorrer la noche anterior.

Sicilia 2

Tras un buen desayuno, Diego y Jaime Redondo empezaban a hablarnos de la historia de Catania cuando, para nuestra sorpresa, una mujer nos invitó a entrar en la Universidad. Así, disfrutamos de una visita inesperada, guiada y completamente gratuita, a lo largo de la cual pudimos aprender sobre los orígenes de la institución, sobre su evolución y sobre la relación que mantuvo con los alumnos que combatieron en el frente durante la Primera Guerra Mundial.

Entre agradecimientos y suspiros, salimos para dirigirnos a la plaza principal, presidida por el elefante que es emblema de Catania. Allí, nuestros Erasmus y guías particulares nos nutrieron con datos y explicaciones del ayuntamiento y de la catedral, y nos contaron la leyenda de la patrona: Santa Águeda.

Callejeando, callejeando, llegamos al Monasterio benedictino de San Nicolò de L’Arena, uno de los más grandes de Europa y que en la actualidad alberga la Facultad de Humanidades de la Universidad de Catania. Allí, en un claustro, tuvimos un ratito de formación en el cual se nos habló de la caída del Imperio Romano, así como del papel fundamental que jugaron los monasterios para “reconstruir la idea de unidad a lo largo de Europa” mediante “el hilo conductor de la religión y la luz de la conservación y la creación de la cultura”.

Sicilia 3

Saciada por el momento nuestra sed de conocimientos, acudimos al mercado para calmar también nuestro hambre: pizzetas, arancinis, cannolis… Sicilia se hacía querer por los cinco sentidos.

Tras algo más de una hora en bus, llegamos a Taormina, una pequeña ciudad llena de agradables sorpresas. Por un lado, el buen gusto con que se construyeron en su momento, y se adornan actualmente sus calles hace de cada uno de sus rincones una postal en potencia. Por otro lado, su emplazamiento elevado en la costa noreste de la isla, subida al monte Tauro, hace de Taormina un balcón mitológico al Etna y al Mediterráneo. Pero es que, además, por si esto fuera poco, Amaya y Jaime López fueron revistiéndola de historia y pudimos presenciar en la Piazza IX Aprile el reencuentro de Juan con un amigo suyo de Mesina al que conoció durante la tesis.

Todo parecía ir de película hasta que, giro dramático de los acontecimientos, nos dijeron que su espectacular teatro griego del siglo III a.C. no aceptaba visitas a partir de las 16h, que no podríamos verlo. Finalmente, se impuso la razón sobre las propuestas locas de entrar en tromba para sortear a los dos guardias, y nos contentamos con la imagen de Wikipedia y la explicación que Marta Igea nos dio desde fuera. Finalmente… o no, porque Jorge de Diego tiró de iniciativa y creatividad para coordinar una subida al monte Tauro desde el cual, además de tener unas vistas preciosas, lograríamos ver el teatro. Así, no sólo nos quitamos la espinita, sino que llegamos a lo más alto justo a tiempo para despedir los últimos rayos del día.

Sicilia 4 Sicilia 5

Unos con la película de El padrino, y otros con el velo negro de sus ojos cerrados, reposamos las piernas y el cansancio y recorrimos el trayecto que nos separaba de Siracusa. Entonces, en mitad de la escena de la cena y la pistola escondida en el baño, el autobús se detuvo y unos sicilianos que, por edad y complexión, podrían haber trabajado para los Corleone, sacaron nuestras maletas y comenzaron a cargarlas en varias furgonetas negras para, justo después, invitarnos a nosotros mismos a subir. Tras unos pocos minutos, se abrieron las puertas en una explanada junto a un puerto y, en ese momento, lo vimos: allí estaba nuestro hotel.

Sicilia 6

A falta de la sala de reuniones que nos habían garantizado, bueno fue, aunque frío, el patio interior en el que celebramos la asamblea. Además de comentar el texto asignado, surgieron palabras de agradecimiento por nuestra suerte, de reconocimiento acerca de lo privilegiados que somos, y debatimos sobre la necesidad de concretar y bajar realmente a tierra las teorías que se tratan en la ELU a fin de que éstas se encuentren al servicio directo de las personas o, dicho de otra forma, para que no resulten meros ejercicios intelectuales de académicos para académicos.

Para rematar esta larga e intensa jornada, disfrutamos de nuestro primer giro pizza, así como de los grandes descuentos que había conseguido el equipo gastro-cultural, de la eficiencia lograda por la encuesta de tipos de pizza online creada por Nico y de la genial rapidez del bote común. Sin embargo, no pudieron disfrutar de mucha fiesta, pese a ser viernes, quienes la buscaron por el casco antiguo de Siracusa.

Día 3
Desayunito potente y arrancamos el día visitando el Parque Arqueológico de Neapolis, presentado por María Jarabo.

Hoy en ruinas, Neapolis fue uno de los cinco distritos de la antigua ciudad griega de Siracusa y es justo decir que, al ver las blancas gradas de roca excavadas en la propia colina verde, al subir y bajar sus escaleras recreando hoy lo que un día fue, al imaginar al Platón que entonces estuvo donde uno está… a uno le recorre, como diría Quevedo, un nosequé que quedas balbuciendo.

Sicilia 7

En este estado como de trance, con el arrullo tenue y constante del Ninfeo de fondo y con un cielo azul como pocos, las palabras de Juan y David alcanzan una profundidad especial, y puede llegar a entenderse esa relación con lo divino que era consustancial a la vida de los griegos. No obstante, a pesar de que “hoy lo entendemos todo desde lo racional”, parece claro que, más allá de las diferencias circunstanciales entre ellos y nosotros, compartimos una misma esencia, de alguna manera, muchos de los que eran sus problemas, siguen siendo hoy los nuestros, y muchos de sus antiguos ritos nos acompañan en la actualidad “en su versión pagana”. Aflora de nuevo el pensamiento de que “no viajamos para olvidar, sino para recordar”.

Próximos al mediodía, recorrimos la Latomía del Paraíso y nos internamos en la oreja de Dionisio, donde, juntos y separados, fuimos remando con nuestras voces en un canon precioso. Fue también impactante ver las ruinas del anfiteatro romano, así como la necrópolis en la que la leyenda ubica los restos de Arquímedes.

Sicilia 8

De regreso a la Siracusa del presente, y tras una comida libre, María Jarabo y Nico nos presentaron la despampanante catedral de la ciudad, construida sobre un templo griego a la diosa Atenea, y ubicada en su piazza, la del Duomo. También visitamos el Castello Maniace, que nos regaló cien marcos de piedra desde los cuales perdernos en la contemplación de un mar Mediterráneo surcado por veleros blancos en la luz cálida de la tarde, una estampa pacífica e idílica, de gran contraste con las feroces batallas entre romanos y cartagineses que nos relataba Nico, o con las pateras que en el mejor de los casos llegan en la actualidad desde el continente africano.

En el lado opuesto de la isla Ortigia, casco antiguo de la ciudad, nos esperaba el supuesto Museo de Arquímedes, pues lo fue más de Leonardo da Vinci. En él, pudimos ver recreaciones de algunos de los más fascinantes inventos del polímata por excelencia del Renacimiento, conectados con el físico, ingeniero, inventor, astrónomo y matemático griego de Siracusa debido a la gran referencia y fuente de inspiración que este supuso para da Vinci.

Después, tuvimos la oportunidad de asistir a una misa en italiano, pasaporte tanto a un descanso espiritual en nuestro viaje como al interior de la catedral. Además, nos reunimos a la salida en sus escaleras para celebrar la asamblea del día. John Keats, autor de Oda sobre una urna griega, sonó y dio qué pensar por su célebre epitafio: “Yo soy uno cuyo nombre está escrito en el agua”, ¿de qué manera hemos de afrontar la vida siendo conscientes de la muerte? De alguna forma, la propia Carta a Diogneto nos arrojó pistas sobre la esencia de la propuesta cristiana. Y, quizás, de alguna otra, la gastronomía italiana nos reafirmó en la idea de que, sea como fuere, la vida merece la pena ser vivida, y no sólo vivida, sino compartida, como la pizza misma.

Esta noche, de nuevo, se alargó de forma variable, y acabó antes para unos que para otras.

Día 4
“¡Lo NOTAS!”, “¡Se NOTA, se siente!”, “¡Eres un NOTAS!”, “Tomo NOTA” … puede decirse que Noto agudizó el ingenio del personal, o que el sol pegaba fuerte, o ambas… En cualquier caso, recorrimos la ciudad con las explicaciones de Natalia y de María Santaolalla en el ambiente de un grupo al que ya le ha dado tiempo a conocerse relativamente, y entre cuyos miembros fluye con menos frenos la espontaneidad.

Sicilia 9

Tras ver la iglesia de San Francisco de Asís y la catedral de San Nicolò, pudimos visitar el Palazzo Nicolaci, construido por una familia enriquecida por el negocio del atún, tono en italiano y, de nuevo, las bromas con Noto. Pero las fotos, con rima y todo, superaron en número las bromas con Noto: en balcones, en espejos, en sofás, del fotógrafo, del fotógrafo del fotógrafo, del fotógrafo del fotógrafo del fotógrafo, del fotógrafo del fotógrafo del fotógrafo del fotógrafo… y esto es real.

En lo relativo a la comida, tuvo una gran acogida la opción del súper, más barata, que propició una comida al aire libre a las puertas de la ciudad.

Sicilia 10

Uno de los mejores momentos del día fueron las dos horas de bus-siesta tras la comida, muy necesarias para cargar las pilas y, además, sorprendentes para quienes descubrieron, a través de sus ventanillas, los campos verdes llenos de cultivos y de árboles frutales de las fértiles tierras del interior de Sicilia.

A quince minutos escasos de Piazza Armerina, se detenía el autobús e iniciábamos nosotros, no la visita a la villa romana del Casale, sino una peregrinación rápida y generalizada al baño, que generaba un dilema interno, y luego externo, al pedir a la entrada 50 céntimos voluntarios, pues ya eran muchos los gastos, pero claro…

Jorge Romanillos fue en esta ocasión quien hizo una introducción a estos que eran los restos arqueológicos romanos más importantes de toda Sicilia. Conservados por una inundación que los sepultó en la capa protectora del barro y del olvido durante siglos, la villa del Casale conserva una de las colecciones de mosaicos romanos originales más impresionantes del mundo. Es difícil explicar esa sensación de entender a los romanos a través de los propios romanos, sin traductor de por medio, si un mosaico vale más que mil palabras, la villa del Casale vale más que un millón. Seguramente todavía habría gente allí si David no hubiera mandado un mensaje avisando de que iba a dar comienzo la formación. A través de un breve análisis de la evolución romana desde su época estoica hasta su época más epicúrea, parece poder trazarse una correlación entre la relajación de la moral y la destrucción de Roma, y brota, de un modo casi automático, la analogía al periodo actual: lo tenemos todo, pero… ¿Estamos realmente progresando con el progreso? ¿Vivimos vidas cada vez más plenas? ¿Avanza o retrocede nuestra sociedad?

Como suele ser habitual, con más preguntas que respuestas, arrancamos el camino que nos llevaría a Agrigento, en la costa sur de la isla.

Una vez allí, tras una cenita libre, la noche congregó a casi todos en un bar de copas, pues la gracia de ser tantos es que, si no hay ambiente, se crea y, si no hay fiesta, se lleva, aunque sea domingo en Agrigento.

Día 5
Llega un punto en el viaje en que, normalmente, el asombro sigue el curso de una curva de rendimientos decrecientes, sin embargo, ni la ELU ni Sicilia son normales, y el quinto día fue escandaloso de emocionante y bonito, por definirlo en pocas palabras.

Sicilia 13

Aquella mañana tuvo lugar nuestro encuentro, en vivo y en directo, con algunos de los grandes templos que tantas veces habíamos visto desde pequeños en las pequeñas imágenes de nuestros libros de texto. Pues, en efecto, tal y como explicó Jorge Romanillos, la hoy modesta ciudad de Agrigento alberga la mayor concentración de templos griegos del mundo, construidos a lo largo de los siglos desde que se fundase la colonia en el año 580 a.C. y financiados por la enorme relevancia comercial que llegó a atesorar esta polis: ubicada en el corazón del Mediterráneo, en el punto de encuentro entre Oriente, Occidente, África y Europa.

Tras un tranquilo y soleado paseo a través del Valle de los Templos, disfrutamos a la sombra, con olor a verano, de una nueva formación. David nos habló sobre la correlación existente en el mundo griego entre el perfeccionamiento exterior y la virtud interior, así como de la evolución de la areté desde una virtus heroica, que busca inmortalizarse en el recuerdo, hacia una más asociada a la contemplación pacífica, que persigue un mayor disfrute de la vida a través de los actos cotidianos del día a día. Por su parte, Juan nos invitó a descubrir los mitos y los héroes que, aunque actualizados, y sin esta denominación, aún hoy nos acompañan: desde Star Wars y el El señor de los anillos hasta Capitán América y Spiderman, pues seguimos necesitando historias y referentes “que nos señalicen el camino”, aunque, eso sí, la posmodernidad reemplace “la iluminación-revelación de los griegos por el esfuerzo personal”.

Sicilia 14

Davide, pues Giovanni se puso malo el día anterior, nos llevó a lo largo de 100 km por la costa hasta Selinunte, un pueblecito a pie de playa. Allí fue donde los Jaimes, el uno con bañador y el otro con muchas ganas, aprovecharon para zambullirse en la gran piscina del Mare Nostrum, que permanece abierta en febrero. Mientras, el resto miraba entre risas y comida de súper desde el pantalán.

Cuando María, David y Juan se terminaron el pez espada y los gambones que les sirvieron en el chiringuito de la playa, y que casi pudimos saborear por las gozosas descripciones del director de la ELU, dio comienzo una de las asambleas más apasionadas del viaje. Allí, rodeados por el gris-azul metálico de un mar que atardece entre sol, viento y nubes, envueltos por el regular e incesante morir de la olas, formando un círculo y una comunidad, hablamos sobre cómo ser héroes en nuestro día a día, o de si realmente habíamos de serlo, manteniendo un debate paralelo, en siglos y en argumentos, al de los griegos. Asimismo, abordamos el tema del amor, debatiendo, por un lado, sobre la manera en que teníamos que amar o, al menos, sobre el horizonte moral que habríamos de tener al amar: si en función de lo que nos aporta y nos hace sentir el otro, o si de un modo puro en base al propio ser de la persona amada; y, por otro lado, estableciendo diferentes tipos de amor, pues parece claro que no se ama de un mismo modo a una madre y a un novio o novia. Además, surgió y tratamos recurrentemente las implicaciones radicalmente opuestas que suponen estas dos formas de entender la vida: ver en ella una lucha individual por tomar las riendas y mantener el control a través del esfuerzo personal, o encarar la vida como un don, como un regalo que a uno se le da por lo que es, “de un modo inmerecido y gratuito”.

Sicilia 15

A pesar de lo acalorado de la asamblea, el fresco que empezaba a levantarse y la decisión de no perdernos el Parque Arqueológico de Selinunte nos llevaron allí mismo. Si había resultado impresionante la visión de los templos aquella misma mañana, imponente sería la palabra para describir la entrada a uno de ellos: puede sentirse la grandeza de los dioses inspirada por la magnitud de las columnas. Jorge Peña nos habló sobre aquella antigua ciudad griega, describiéndonos el ambiente que pudo haber llenado la acrópolis, y narrándonos los encuentros y desencuentros que moldearon la antigua Selinunte hasta llegar a las ruinas que la integran hoy.

Nos despedimos del día y de las antiguas civilizaciones para dirigirnos hacia la costa norte, donde nos aguardaba Palermo. Entrar allí, con sus grandes calles comerciales, llenas de luces y de escaparates, fue como regresar al siglo XXI, para bien y para mal.

Sicilia 16

Por variar un poco, pedimos pizzas para cenar, y algunos apuraron las últimas oportunidades para probar el canolo de ricota. Después, nos dirigirnos a una zona de bares con mucha gente y buen ambiente de fiesta, pues era lunes, pero también Palermo y, tras tomarnos algo por allí, Jorge de Diego nos guió a un karaoke en un intento de volver al Mamma África. El sitio, sin embargo, y gracias a Dios, resultó ser mucho más agradable, y pudimos bailar y cantar juntos en español, en inglés y en italiano, así como escuchar cantar, fascinados, a Giovani, de quien más tarde supimos que era un cantante famoso en la ciudad.

Día 6
Uno puede ver, en las conversaciones y en las miradas, cuándo es el último día. De repente, los momentos más normales tienen un algo especial, un cierto punto de escasez que lleva a tratar de saborearlos mejor.

Sicilia 19

Tras cerrar por última vez las maletas, salimos al encuentro del Palermo diurno. En la Piazza Giuseppe Verdi, frente al monumental Teatro Massimo, Carmen y Ana nos presentaron la ciudad y nos hablaron de la ópera que se encontraba junto a nosotros y que está dedicada a Victor Manuel II de Italia, siendo la más grande de Italia y la tercera más grande de Europa. Además, haciendo uso de los últimos ahorrillos del bote común, gestionado por Natalia y por Jorge Romanillos bajo la supervisión contable de Nico, tuvimos la oportunidad de recorrerla por dentro con una visita guiada. Si bien sorprenden ciertas grietas y goteras en algunos de los pasillos, el patio de butacas, el proscenio y el telón de boca ponen fin a cualquier duda en lo relativo a su majestuosidad.

Después, callejeamos pasando por los Quattro Canti y deteniéndonos en la Fontana Pretoria antes de entrar en la Concatedral de Santa María del Almirante, donde pudimos observar la huella bizantina y la mezcolanza de estilos artísticos que la caracterizan.

La última formación del viaje tuvo lugar frente a la catedral, cerca de una estatua de Santa Rosalía, patrona de la ciudad. Desarrollando un tema que ya había aparecido en varias ocasiones, Juan nos habló del posmodernismo, que, pese a habernos ofrecido una prosperidad material sin precedentes, puede llegar a esclavizarnos bajo una atractiva apariencia de libertad. Juan nos explicaba que esto es debido a, principalmente, “la afirmación del individuo hasta el extremo”, “la incomunicabilidad” que supone hablar sin comunicarse y la pérdida de libertad ‘real’ que representa “la afirmación de la rebeldía como un valor”.

Hubo, tras la formación, quien no quiso perderse la oportunidad de hacer unas últimas compras, y también quien aprovechó para catar una última pizza, un último gelato, una última granita...

Sicilia 20

Monreale fue nuestra última parada antes del aeropuerto. Situada sobre una colina a escasos kilómetros de la capital de Sicilia, domina Palermo y es famosa, tal y como Marta Morcillo nos contó, por su espectacular catedral de estilo árabe-normando del siglo XII, en cuyo interior se encuentra un tesoro formado por grandes mosaicos dorados que representan el Antiguo y el Nuevo Testamento. Fue bonito despedirse visitando el claustro, un precioso espacio con apariencia armónica y uniforme que está compuesto, y se sostiene, por infinidad de columnas distintas unas de otras, con formas variadas y colores diversos, de algún modo, si se quiere, como la ELU.

Tras asomarnos a las vistas de Palermo y tomarnos un último café, emprendimos nuestro rumbo hacia el aeropuerto. Allí, en medio del pasillo y del bullicio, logramos crear un espacio increíblemente íntimo en el que celebrar la asamblea final. Tuvimos la oportunidad, cada uno de nosotros, de compartir con el resto unos últimos pensamientos, un nuevo agradecimiento, un breve análisis del viaje, algún mensaje especial. Parecía ayer cuando hablábamos de nuestras expectativas en Catania, y resultaba increíble pensar que hubieran pasado tantas cosas y, a la vez, que hubieran pasado tan rápido. Fue muy, muy bonito.

Sicilia 21

Además, y como viene siendo propio de Becas Europa y de la ELU, supimos ver un nuevo comienzo en este nuevo final. Supimos y sabemos que quedan muchos sueños por los que luchar e ilusiones que perseguir, y éramos y somos conscientes de que vendrán muchos más. Para entonces, y para ahora, cabe recordar la esencia de la ELU, eso en lo que realmente consiste el liderazgo comunitario: en ese sólo tú, pero no tú solo, en esa felicidad que solo es real cuando es compartida, en ese viaje más amplio y de por vida que esta vez nos ha llevado a Sicilia, pero que recorremos juntos, cada uno, y cada día.

Vida ELU Belén

¡Feliz Navidad!

Por:

Queridos ELUs:

Para la tradición cristiana, la Navidad es un tiempo de alegría y de celebración porque reconoce en el nacimiento de Jesús el cumplimiento de la promesa que Dios había hecho desde antiguo. Desde la primera Navidad, la salvación —la alegría, la felicidad, la plenitud de la vida— no es el premio a un camino que el ser humano ha de recorrer, como si se tratara de un premio, sino que es un don que se nos ofrece gratuitamente. La Salvación misma, el Hijo, ha querido venir a rescatarnos.

La tradición occidental se ha construido sobre este pilar: que la libertad verdadera se da en los hombres y mujeres de todos los tiempos en tanto que son salvados gratuitamente por la Encarnación del Hijo de Dios en un niño pequeño nacido de una Virgen. La conciencia de este acontecimiento ha permitido una consideración nueva de la vida en sociedad, de la dignidad de cada ser humano, del estatuto del arte y la cultura, de la inalienabilidad de la vida humana, de la importancia del respeto a la libertad del otro, del significado de hacer política, etc.

Nosotros, insertos en esta tradición y reconociendo su inmenso valor para los hombres y mujeres de nuestro tiempo, hemos querido manifestarlo realizando un Belén que recogiera esta sensibilidad. Se trata de una gruta, un lugar aparentemente hosco y poco acogedor, pero iluminado con velas y con el suelo mullido de paja. Es una cueva en la que hay que agacharse para entrar, pues para comprender verdaderamente el significado de la Navidad tenemos que hacernos pequeños. En el centro hay una pequeña cuna. A diferencia de la primera Navidad, nosotros sí queremos acoger a Jesús cuando venga. Por ello, queriendo disponerlo todo para su llegada, le hemos dejado regalos, que no son sino el reconocimiento del don que ya hemos recibido. Postrados en la gruta hemos ofrecido, junto con vosotros, nuestros presentes para esperar su llegada.

No se ha tratado, sin más, de un gesto bonito —podríamos hacer muchos muy diferentes—. Vuestra respuesta, vuestros regalos, indican que se trata de mucho más que un símbolo porque está lleno de sentido.

En nombre de todo el equipo aprovecho estas líneas para desearos a todos una feliz Navidad y un próspero año nuevo.

Un fuerte abrazo,

Juan Serrano

Director Académico

Vida ELU I FdS ELU

FdS ELU Ocio – Viernes 15 de noviembre

Por:

TRAVESÍAS

MSI:
Este Fin de Semana empezaba un tanto peculiar. Comenzamos visitando el Motor Sport Institute de la mano del Administrador Único Teo Martín y algunos estudiantes del centro.
Sus instalaciones no tenían nada que envidiar a algunos de los mejores equipados Centros de Alto Rendimiento del mundo automovilístico, haciendo que los estudiantes del MSI consigan una de las mejores formaciones en el campo de la Ingeniería.

Travesías:
Una vez terminada la visita al museo, nos sentamos en la sala común donde nos recibieron Carola Díaz de Lope-Díaz y Juan Serrano (quien ha tenido la suerte de convertirse en padre recientemente) dándonos una calurosa bienvenida y presentándonos el esperado fin de semana sobre el Ocio. Inmediatamente y sin más dilación, nos transportamos al salón de la casa de Álvaro Abellán (conocido como filósofo de la comunicación) junto con Juan Rubio (guionista apasionado) y Lucía Garijo (cineasta prometedora) donde presenciamos cómo exhibían sus propuestas cinematográficas para esa noche, poniendo en práctica “El ocio y la vida intelectual” de la que nos hablaba Pieper. La película elegida fue “El Regreso” de Andréi Zviáguintsev; pero por problemas técnicos nos decantamos por “Días de Furia” de Michael Douglas.

Días de Furia:
Esta película nos sitúa en pleno de una Sociedad Individualista Estadounidense, la cual narra el último día de trabajo de un policía, Martin Pendregast, el cual se siente frustrado pues sus compañeros no le dejan hacer lo que más le apasiona, ser policía. Sin embargo, comienza a investigar un caso y a seguirle la pista a William Foster, un individuo que no aguanta más la situación por la que está pasando, y comienza a actuar de una manera violenta ante las distintas situaciones que se le plantean. Bill refleja la figura de una persona que lo ha perdido todo debido a su actitud totalitaria y firme, no sabiendo adaptar su carácter a la sociedad y dejándose llevar en todo momento por su temperamento. Finalmente, Bill es atrapado y fallece tras ser disparado por el comisario Martin, poniendo fin así al complejo día de sucesos desencadenados.

Tras esta película que nos había abierto el apetito nos distribuimos por la sala para cenar. Mientras tanto, dábamos comienzo al cinefórum: la película reflejaba circunstancias delicadas con una cierta ironía y humor que procedía de la personalidad estrambótica del protagonista, pero al que, a la vez, no le faltaba razón en algunos discursos. Nos llamaba la atención cómo el director planteaba las situaciones pero no lograba darles un sentido ni una explicación verdaderamente profunda. También nos resultó llamativo cómo jugaba con el personaje de Bill de forma que podíamos identificarnos con algunas de sus facetas pero, al mismo tiempo, provocarnos repulsión por su forma de actuar.

Finalizada la reflexión y el comentario acerca de la película, terminamos la jornada dirigiéndonos apresuradamente al bus para empezar descansados e ilusionados el día siguiente.

Blanca Labrador Granados
Alejandro De la Vega Ruíz

Vida ELU Jornada de Inicio de Curso ELU 2019/2020

Jornada de Inicio de Curso ELU

Por:

El pasado 5 de octubre tuvo lugar la Jornada de Inicio de Curso 2019/2020 de la ELU a la que estaban invitados todos los alumnos de la Escuela. El día empezó con la bienvenida a los alumnos del primer curso, la gran mayoría de ellos son de la XIV edición del Programa Becas Europa, con un vídeo de cómo había transcurrido el viaje de esta edición, haciendo que muchos volviesen a recordar los momentos que allí pasaron y que el resto pudiese acercarse un poco más a cómo fue y recordara el suyo de otras ediciones.

Después, Juan Serrano y Carola Díaz de Lope-Díaz, directores de la ELU, explicaron el nuevo leitmotive sobre el que se va a trabajar durante todo el curso: “La felicidad solo es real cuando es compartida” y compartieron con todos las novedades en el PDL y las nuevas incorporaciones en cuanto a profesores se refiere, ya que este curso contaremos con Javier Rubio y Susana Sendra en el Módulo 1 y Módulo 2, respectivamente.

DSC_0739

Para hablar más específicamente de cada uno de los módulos que se van a cursar este cuatrimestre se tuvo un encuentro con los profesores en los que se lanzó a los alumnos una primera premisa de éstos. Al acabar, comieron por equipos y se organizaron para representar ese leitmotive en unos lienzos, cada grupo pintando en ellos aquello que les inspiraba la frase.

A las 17:00 horas tuvo lugar el encuentro con mentoras en el que se les explicó cómo son las mentorías individuales y las cuestiones más prácticas del área del acompañamiento. Como broche final, cada equipo pudo explicar su cuadro y se dieron las últimas explicaciones de lo que es Acción ELU y la organización de los comités, además de la normativa de permanencia en la Escuela. Fue una jornada en la que los alumnos recibieron muchísima información pero tuvieron la oportunidad de pasar un tiempo juntos y de, para muchos, volver a reencontrarse después del verano.

Vida ELU ELU FDS II 19-20 - 140

II Fin de Semana ELU

Por:

Abrazos de reencuentro, acreditaciones, expectación… Así comenzaba el II Fin de Semana ELU del curso 2018-2019. La Belleza que aún queda marcaba un nuevo inicio de tres días de esperanza que respondía a todas las inquietudes que el anterior encuentro dejó en la Escuela de Liderazgo. Juan Serrano y Carola Díaz de Lópe-Díaz dieron la bienvenida a un fin de semana que prometía un salto al vacío. Así, planteaban la pregunta ¿hay esperanza para Occidente?

El viernes se presentó una novedad de este año: las pulseras corporativas de la ELU. Gracias a todos, se han recaudado casi 120 euros y los beneficios los destinarán a Las Hermanitas de los pobres con las que iba a ser la Semana Social.

ELU FDS II 19-20 - 4

La primera ponencia comenzó con un enfoque científico. Pablo Martínez de Anguita trajo a la Escuela la belleza en la ciencia. Este con la frase de Blaise Pascal ‘’ El corazón tiene razones que la razón no entiende’’ planteaba el reto de decir ‘’guau’’ a todo lo que se presenta. A través de cinco pasos, Pablo Martínez trasladó un mensaje de asombro a los elus. El día terminó con una actividad de integración de Speed Dating invertido donde el objetivo era conocer a elus de todos los cursos a través de las primeras impresiones.

El sábado comenzó con la reunión con los profesores para comentar y preguntar sobre los Módulos de este segundo cuatrimestre. Una mesa redonda continuó el itinerario del fin de semana. En ella, Salvador Antuñano, Javier Rubio y Eduardo Segura guiaron a los jóvenes para conocer el modo de ver la belleza de Homero, Dante y Tolkien. La belleza en los mitos impulsó a todos los elus a ver que, mientras que para unos la belleza se persigue, para otros llega y otros la desean en esta vida. Este regalo sirvió para generar muchas dudas y anhelos que se pudieron compartir en los grupos de trabajo más tarde.

La tarde del II Fin de Semana se inició con una clase magistral impartida por Emilio Delgado, quien mostró cómo se buscaba la belleza en el arte litúrgico más allá de lo estético: diseños que nos acerquen a Dios o que inviten a hablar con él.

ELU FDS II 19-20 - 20

La última ponencia vino de la mano de Soledad Alonso y Javier Martínez, fundadores de Algo de Jaime y luchadores contra el Trastorno del Espectro Autista. Soledad y Javier dieron luz y esperanza a la pregunta con la que iniciaba este fin de semana. Demostraron su capacidad de levantarse ante las adversidades gracias a la fuerza más bella que podría existir: el amor a un hijo. Tras todo lo que compartieron, Soledad aseguró que ‘’en esta vida, lo único que importa es el amor’’. Esta frase, que hizo caer alguna lágrima a más de un elu, cumplía el propósito del fin de semana.

La Escuela de Liderazgo no podía terminar el día sin una actividad de diversión e integración. El Got Talent ELU mostró los talentos de los valientes que decidieron presentarse. Con música, baile y risas, el sábado terminaba para poner comienzo al último día del fin de semana.

El domingo empezó con un chute de energía para todos. El café Newman, de la mano de Laura Llamas y Santiago Huvelle, recogió resúmenes, dudas y respuestas que se habían planteado durante el fin de semana. La misa fue un punto de inflexión en este fin de semana. Y así, la frase de Anna Frank que todos los elus, profesores y mentoras tienen ahora escrita en sus libretas, cobró todo su sentido.

Vida ELU congreso

Programa del I Congreso Voces Universitarias

Por:

Dos semanas quedan para la primera edición del Congreso Voces Universitarias. Como os contábamos en la pasada publicación sobre el Congreso  el tema de esta edición será “Universidad y Poder Político”. Para ello, tendremos dos mesas redondas, un café-coloquio y una conferencia con invitados de primer nivel.

Antes de comenzar, Juan Serrano, director académico de la ELU, Susana García Espinel, directora de Santander Universidades y Universia, y Daniel Sada, Rector de la UFV inaugurarán oficialmente el #CongresoELU.

En la primera conferencia, ‘Lo político y la política en relación a la Universidad‘, intervendrá Óscar Elía. Doctor en Filosofía y especializado en relaciones internacionales, es desde 2012 asesor del Ministerio de Defensa. Ha sido también investigador en el área de política internacional de la Fundación FAES.

Continuaremos con una mesa redonda sobre ‘Liderazgo y Universidad. ¿Puede la Universidad contribuir en algo a un liderazgo responsable?‘. Moderada por Enrique García-Maiquez, poeta y periodista, intervendrán Ignacio Sánchez Cámara y Armando Zerolo Durán. Ignacio Sánchez es doctor por la Universidad Complutense y catedrático de Filosofía del Derecho; actualmente, desarrolla su actividad en la URJC. Por su parte, Armando Zerolo es Doctor internacional y profesor de la Universidad CEU San Pablo.

Tras una breve pausa para comer, el Congreso acoge un café-coloquio a cargo de Democresía. ‘La naturaleza política de la Universidad en la Historia: la cuestión de la autonomía universitaria es el título de esta actividad‘. En concreto, intervendrá David Luque Mengíbar, profesor en la URJC y miembro del grupo de investigación “Cultural cítica y políticas educativas”.

Volveremos al sentido social de la universidad a través de la mesa redonda ‘¿Cómo sirve la Unviersidad a la sociedad? Éxitos, fracasos y efectos inesperados: la democracia de diploma‘. Estará moderada por Fernando Díaz Villanueva, periodista y presentador de la Contracrónica y la Contrahistoria. Intervendrán como conversadores Maria José Rodríguez, abogada y presidenta de la plataforma ciudadana Principios, así como Rafael Rubio, doctor en Derecho Constitucional y experto en comunicación política.

Por último, Juan Pablo Serra, profesor de formación humanística en la Universidad Francisco de Vitoria pondrá fin a este Congreso con una conferencia de clausura.

Durante el Congreso Voces Universitarias el próximo 9 de febrero, tendremos la oportunidad de, a través de estas ponencias, crear un espacio de reflexión sobre los retos emergentes de nuestra sociedad y universidad. Si quieres ser parte de la solución a estos retos y asumir tu compromiso social y liderazgo individual, no dejes pasar esta oportunidad. Te esperamos el 9 de febrero en UFV – ADEN Business School. ¡Inscríbete!