Los ELUs en la IX Melopea de Democresía

Melopea1
14 JUN

El pasado martes, 11 de junio, Jaime Redondo y Diego Sánchez tuvimos la oportunidad de participar en la IX Melopea organizada por Democresía. Estos encuentros, que se vienen realizando durante los últimos meses, consisten en compartir mesa, vino y conversación en torno a un tema concreto o junto con algún personaje de interés. En esta ocasión, el invitado era Borja Sémper, portavoz del Partido Popular en el Parlamento Vasco y recientemente elegido concejal de San Sebastián. Además de ser una de las voces más discordantes dentro del PP, ha publicado dos libros de poesía y es de los que combina americana con deportivas. A todas luces alguien a quien merece la pena escuchar.

La velada transcurrió en Espacio Encuentro, un curioso establecimiento a dos pasos del Parque del Retiro en el que los libros, literalmente, te rodean. Chesterton, Henry Newman y compañía escapan de las tradicionales estanterías para observarte, desafiantes, desde el alféizar de la ventana o entre las botellas de la mesa, creando así un ambiente muy apropiado para la conversación sosegada y matizada, no siempre fácil de encontrar. En este ambiente, nos pudimos acercar a la historia de Borja, un chico de Irún que a la edad de catorce años vio el cuerpo ensangrentado de un vecino de su ciudad, asesinado por la banda terrorista ETA. En base a esa particular circunstancia, su manera de entender la política estuvo siempre muy vinculada a la defensa de la paz, la convivencia y la libertad en una tierra donde imperaba el terror. A pesar de haber experimentado desde la juventud esta descarnada violencia, no es una persona de piedra, sino un hombre reflexivo y bromista, que te mira a los ojos al hablar y que, además, y esto es una opinión subjetiva, se cree verdaderamente aquello que dice.

Melopea 2

Pasamos más de tres horas charlando de éxito y fracaso electoral, de nacionalismos y Europa, de terrorismo y odio. De fondo, yacía el que es uno de los problemas de nuestro tiempo: la búsqueda de identidad. Aunque, más allá de preguntas puntuales, fuera Borja quien hablase casi todo el tiempo, la sensación no fue de asistir a una conferencia, sino de escuchar a un amigo con muchas historias que contar. Entre risas y algún que otro “No tuiteéis esto”, nos acercó a los intríngulis de la dinámica parlamentaria y a la peculiar personalidad de Mariano Rajoy, que ni siquiera sus más cercanos colaboradores parecen acabar de entender del todo. En definitiva, fue una tarde de ver la política “desde dentro”, de aproximarnos a una figura política muy alejada de lo convencional y una magnífica y universitaria manera de comenzar las vacaciones de verano.

Para la próxima, ¡no dudéis en apuntaros!