Marta Navas

Sin categoría WebTED

TED: Tu empresa a domicilio

Por:

TED, o Tu Empresa a Domicilio, es ahora una asociación que pretende ayudar al pequeño comercio local. Todos estamos acostumbrados a recurrir a Amazon si necesitamos algo rápido, y más durante la cuarentena. Pero después de la pandemia, los pequeños comercios de España van a sufrir con fuerza el impacto de la crisis económica. Y TED pretende hacer visibles y echar una mano en lo que se pueda precisamente a esas personas que llevan su pequeña tienda o local.

La idea es que TED sea una página-directorio. Un lugar donde puedas encontrar rápidamente a las empresas de tu barrio y saber cómo están, poder contactar con ellas o incluso indicar cómo comprar. ¿Han abierto con el COVID? ¿Tienen una tienda online? ¿Me pueden atender por teléfono? La idea es que sirva para todos, y que sea lo más intuitiva posible, atendiendo a las personas menos hábiles con la tecnología. La idea es ir creciendo, y añadir nuevas funcionalidades (descuentos, pedidos, catálogos, etc.), según nuestras posibilidades. Pero querría comentaros un poco más sobre nosotros, para que os hagáis una idea.

“La vocación universitaria es una vocación específica al bien común”. Empiezo con esta frase que nos dijo Rafa Monjo en Alcalá, cuando Becas XI aún no éramos ni universitarios, para resumir lo que ha sido para mí la experiencia de TED, y que estoy convencido de que todos los ELUs lo compartimos. TED nació a partir de esa inquietud que compartíamos unos amigos universitarios. “Todo el mundo está haciendo cosas contra el coronavirus, imprimiendo cosas en 3D, y nosotros nada. ¿Qué podemos hacer?”. Entonces, como providencia, llegó el aviso del Hackathon contra el COVID-19 que nos envió la Comunidad de Madrid. Y así empezó todo.

Cinco o seis amigos nos reunimos por conferencia. ¿Qué idea proponemos? ¿A quién podemos ayudar unos aspirantes a ingenieros, médicos y una recién graduada en Economía y Marketing? Como siempre, la experiencia da la solución. Uno de nuestros padres lleva un pequeño comercio, y de ahí surge la idea. Poco a poco la desarrollamos: una plataforma web para dar visibilidad al pequeño comercio, y facilitar lo máximo posible el proceso de compra para el público general. Parecía una idea tonta, pero rápidamente se fue uniendo gente. La verdad es que me ha hecho reflexionar que la vocación universitaria está más extendida de lo que creemos. Compañeros de mi carrera (industriales), a través de conocidos, viejos compañeros de colegio… Muchos se unieron al proyecto, incluyendo a Marta Navas, a la que muchos conocéis, y que también me da confianza en que los ELUs respondemos cuando se nos llama. Un equipo potente y multidisciplinar; un equipo universitario.

El Hackathon fue un fin de semana frenético. Con ayuda del tutor asignado, dimos forma al proyecto, terminamos un prototipo funcional y lo presentamos. Contactamos con algunas empresas del barrio de Chamberí, que se mostraron interesadas, aunque en fin de semana, poco se podía hacer. Pero cuando terminó, y no resultamos finalistas, llegó la temida pregunta… ¿y ahora qué?

Una vez más, la gente te sorprende. Nos pareció que el fin era tan bonito que, a pesar de estudios, exámenes, TFGs y demás locuras, merecía la pena seguir adelante. Nos hemos organizado, ahora somos asociación y la UCM nos ha reconocido el proyecto con un premio económico para ayudarnos a seguir adelante. Tenemos página web propia: www.tuempresaadomicilio.es, y a más de 10 empresas que están colaborando. Poco a poco crecemos, y seguimos con la ilusión de sacar adelante un proyecto completamente altruista, y para ayudar al pequeño comercio, para aportar nuestro granito de arena.

Pero os pedimos ayuda. Apoyad al pequeño comercio. Los de Chamberí, podéis encontrar empresas en nuestra web. Pronto esperamos también que incluyamos otras zonas. Los demás, estad pendientes de vuestro barrio, y a lo mejor podéis acudir a otros negocios más tradicionales. Pero creemos que este es el espíritu universitario, aportar donde podemos y donde se nos necesite. Os pedimos también que nos sigáis, deis difusión y que participéis. En RRSS (Facebook e Instagram: Tuempresaadomicilio, Twitter: @TED_domicilio, Linkedin: TuEmpresaaDomicilio). Dadnos feedback, cualquier comentario o sugerencia será bienvenida. ¡Y si alguno quiere saber más, por favor, no lo dudéis!

A vuestra entera disposición:
Diego Cerrillo, Proyectos Finales (Becas XI)

Vida ELU BETA 1

Marta Navas participa en BETA

Por:

El mes pasado tuve la gran oportunidad de, una vez más, adentrarme en la Unión Europea. No sé si habréis oído hablar de Bringing Europeans Together Association pero, si no es el caso, permitidme presentárosla.

BETA es una asociación joven, políticamente independiente y sin ánimo de lucro, fundada en agosto de 2008 por nueve jóvenes europeos en Maguncia, Alemania.

Nuestros principales objetivos son fomentar la identidad y la conciencia europeas basadas en la pluralidad, la tolerancia y la cooperación entre los individuos, así como fortalecer la sociedad civil europea mediante un mayor desarrollo del proceso democrático tanto a nivel nacional como internacional. Para ello, la principal actividad es la organización de Modelos de la Unión Europea. Para la realización de estos eventos, contamos con la colaboración de la OTAN, la propia Unión Europea, los ministerios de Asuntos Exteriores y la ESN.

BETA 3

Yo tuve la suerte de ser seleccionada para el Modelo de la Unión Europea de Viena para representar a Dinamarca en el partido parlamentario Renew Europe.

¡No sabéis qué experiencia más gratificante!

Fueron cuatro días intensos de trabajo, discusiones, enmiendas y colaboración. Europa debe ser un objetivo común, pues, sin ella, estamos solos.

Os animo a formar parte de esta asociación. Ahora mismo estoy de Head of Locals en el primer Modelo que se organizará en Madrid. Os aseguro que merece la pena, no solo por la alta calidad de la gente que participa, también para estar más cerca de algo que nos hace grandes.

Marta Navas

Vida ELU WhatsApp Image 2019-12-08 at 20.02.31

Alumnos de la ELU en el Investment COP 2019

Por:

“Desde la implantación de la Agenda 2030 en la que se establecieron unos objetivos concretos que se debían cumplir y por los que las naciones enfocaron su desarrollo de manera distinta, no se había dado mayor relevancia al tema del cambio climático y menos a la sostenibilidad. Cierto es que en los últimos años, debido a varios estudios y a figuras como Greta, se ha ampliado enormemente la mirada al objetivo de desarrollo sostenible. Ahora, es fundamental.

Para poder desarrollar esto adecuadamente hay que tener claro que el compromiso debe afrontarse por parte de todos y cada uno de los actores que forman la sociedad.

Y allí estábamos, una vez más, la ELU representando a la juventud luchadora, consciente y participativa. Fue un día muy intenso en el que tuvimos la oportunidad de conocer a grandes ejemplos como Barbara Buchner, Ingrid-Gabriela Hoven, Christopher Hurst, Pamela Jouven, Cristina Gamboa, Steven Ko, Miranda Schnitger…

La idea del Investment COP es reunir a diferentes empresas e ideas en un mismo entorno para negociar, financiar, proponer, trabajar unidos y así, hacer del cambio algo conjunto.

Fue un día lleno de conferencias donde se ponían sobre la mesa temas de los que se necesitaba un urgente cambio; la biodiversidad, el papel de la mujer en el cambio climático, la minería, sectores más contaminantes de la sociedad, la gestión público-privado de las energías…

Blanca, Cristina, Marina y yo tuvimos la gran oportunidad y suerte de, junto a un equipo extraordinario de la Organización de las Naciones Unidas, contribuir un paso más al cambio. Fuimos apoyo en la organización, por lo tanto, también pudimos aprender los pasos necesarios para llegar a hacer eventos de esta escala.

Desde aquí quería agradecer enormemente a la Escuela de Liderazgo pues, una vez más, mira por nuestro aprendizaje.”

Marta Navas

Vida ELU IMG_9862

“Fue una gymkhana ELU: llena de retos y compañerismo; de descubrimientos y emociones”

Por:

Los alumnos de Madrid tuvieron la primera actividad el pasado sábado 26 de octubre: una gymkhana por el barrio de las Letras por equipos. Un miembro de cada uno nos cuenta cómo fue la experiencia.

Álvaro Salgado
La tarde del sábado 26 de octubre fue una tarde anómala. Tanto para los ELUs que asistieron a la actividad organizada por los coordinadores de Madrid como para los transeúntes del Barrio de las Letras. Si ya de normal es ésta una zona poblada por bohemios y artistas, ese día se hizo eco de las risas y diversión de los compañeros que nos lanzamos a por la victoria en una gymkhana que nos enfrentó a nuestros peores miedos. Desde vencer a los gigantes como si fuéramos Don Quijote, hasta enfrentar la vergüenza de conseguir que algún bar omitiera sus deberes legales y nos dejara freír un huevo en su cocina (no nos atrevimos a probarlo, pero estamos seguros de que nos quedaron genial), pasando por la búsqueda encarnizada de las casas de afamados hombres de letras como Lorca o Quevedo, el abrazo colectivo a más de una despedida de soltera o, por supuesto, la puesta a prueba de las habilidades de negociación de todos al tratar de intercambiar un bolígrafo de la UFV por objetos de mayor valor. Y eso que era opinión común que ese bolígrafo era demasiado valioso para perderlo (¿alguien ha encontrado alguno que escriba mejor?).

gymkhana ELU MadridDefinitivamente, hicimos de la tarde una épica digna de epopeya, y si bien los poemas de la gymkhana dejaron que desear, encontrar la unidad dentro del verso entre los amigos que se reencuentran y las amistades que se forjan poco a poco en este tipo de actividades fueron motivo más que suficiente para dejarnos con los dientes largos y hacernos esperar y desear con fuerza la nueva iniciativa de nuestros coordinadores. ¿Es acaso otra cosa la ELU que esta reunión de amigos y más amigos en búsqueda, no sé si en toda ocasión del saber, pero siempre de la felicidad de estar juntos?

Marta Navas
La ELU es una manera de, con pequeñas cosas, sorprenderse y conocerse con cada oportunidad que nos brinda. Adentrándonos en el Madrid profundo, el Barrio de las Letras, y junto a nuestros grandes escritores y poetas, nos embarcamos en una gymkhana que además de trasladarnos a la infancia, nos ayudó a conocernos entre nosotros, a pasear por la historia de esta gran ciudad y a conocer a gente dispuesta a pasar un buen rato y compartirlo con nosotros. Fue el trabajo en equipo, los grandes versos compuestos por gente aleatoria, los bailes improvisados de la Macarena, el gran mundo de los libros, los huevos fritos. Fue la experiencia de cambiar un boli por dinero y un caramelo, ejercer de guía turístico, hacernos pasar por letras y el mini teatro improvisado de nuestro gran Don Quijote. Al final, fue una gymkhana ELU. Llena de retos y compañerismo; de descubrimientos y emociones.

Jorge Paredes

IMG_983526 de Octubre. Tuvimos una muy entretenida tarde en que pudimos disfrutar de la mutua compañía con muchos de los ELUs de Madrid intentando conseguir las pruebas de la gymkhana que había preparada como actividad de integración por el céntrico Barrio de las Letras. Cuando ya estábamos preparados para empezar, nos dividimos en cuatro grupos y comenzamos a leer las pruebas. Con muchas ganas e ilusión fuimos poco a poco buscando versos por el suelo y pensando en cómo hacer una poesía colaborativa con gente que estuviera por la calle. Con esto, la tarde nos puso a un grupo de chicas que estaban de despedida de solteras con quien bailar la Macarena mientras toda la calle se giraba para verlo e incluso grabarlo, o a un tranquilo matrimonio a quien hacer de guías turísticos explicando algo del lugar en que vivió el “Fénix de los ingenios”. La fase “freír un huevo” fue también graciosa. Tan curioso fue tener que ir entrando en bares y restaurantes pidiendo que frieran el huevo que llevábamos como la cara que se les quedaba a los camareros al escucharnos. Tras algunos intentos fallidos en locales varios, un pequeño bar accedió a freírlo. Digna de especial mención fue, por otra parte, la prueba en que teníamos que cambiar un bolígrafo de la UFV, esos que son los mejores, a cambio de algo de mayor valor. Así, el bolígrafo se convirtió en un guante rojo y, más tarde, gracias a Pepe y sus alegres amigos, el guante pasó a ser un ejemplar de Crimen y Castigo. Con todo esto, disfrutamos de una tarde conociéndonos todos un poco mejor y haciendo más fuerte la ELU en Madrid.

José Antonio Pérez de Paz
Era un 26 de octubre, un día más en el calendario para el Barrio de las Letras, un barrio que ha vivido más historietas y anécdotas que las que sus famosos moradores pudieron recoger en sus escritos. Sin embargo, tocaron las cinco y esa tranquilidad inspiradora que cohabita con soñadores se vio repentinamente agitada. Eran los ELUs, frente al gran Teatro Español, quienes, expectantes, pero no nerviosos, se estaban preparando para realizar una gymkhana que superó las fronteras de la originalidad. Una vez repartidos en grupos y deshecha la vergüenza, esa hierba verde que se comió el burro, pero que se podía convertir en una planta carnívora y devorarte en cualquier situación, los participantes empezaron la competición. Todos los grupos se debieron enfrentar ante las mismas misiones. Una de las que requería más mérito era la de conseguir intercambiar un bolígrafo por un bien de mayor valor. Ahí se demostró quién tenía el alma de Jordan Belfort, a quien Wall Street le parecía su jardín, o, de lo contrario, tenía la de un chaval de colegio que te intentaba intercambiar el cromo de Cristiano Ronaldo por el de Pedro León. Los ELUs se hicieron con todo tipo de obsequios, desde un imán de La Habana hasta un ejemplar de Crimen y Castigo del mismísimo Dostoyevski.

IMG_0448Igual valentía requirió adentrarse en un bar y pedirle a cualquier camarero, aguantando la risa con un semblante serio, que nos friera un huevo. Tampoco fue fácil recitar poemas ante desconocidos, o que los propios desconocidos nos recitasen sus poemas. Pero en esa tarde, nadie en el barrio nos parecía un desconocido. Ni siquiera los turistas que nos encontramos en las puertas de los hogares que una vez fueron habitados por los más grandes autores españoles. Más de uno de estos últimos soltaría una buena carcajada, sobretodo el bueno de Don Miguel, al ver cómo los ELUs representábamos, como si estuviéramos en el Teatro La Latina, escenas de Don Quijote de la Mancha. Tocaron, demasiado rápido, las siete de la tarde. Nos reunimos en la Plaza de Santa Ana todos para observar y admirar los tesoros que había obtenido cada grupo en su travesía. Y aunque hubo un equipo que se colgó la medalla dorada del ganador (dorada por los ositos Haribo del premio), todos, absolutamente todos, incluso los que no eran de la ELU y paseaban tranquilamente por allí, acabamos riéndonos, disfrutando de una experiencia inolvidable. Porque eso es la ELU. Se trata de colaborar entre amigos, disfrutando de cada momento. Sin duda fue una tarde inolvidable para nosotros y para todo el Barrio, que durante esa tarde del 26 de octubre mutó su nombre de Barrio de las Letras al Barrio de las Sonrisas.

Vida ELU IMG-20180915-WA0057

Elus por el Mundo – Marta Navas

Por:

¡Hola a todos!

Soy Marta Navas de tercero de la ELU, estudiante de Derecho y Estudios Internacionales en la Universidad Carlos III de Madrid y me encuentro ahora mismo en Montpellier, Francia.

Nunca llegamos a darnos cuenta verdaderamente de lo mucho que una experiencia tal como el Erasmus nos cambia, nos llega al corazón y nos transforma. No es sólo la burbuja en la que creemos no estar, sino que se trata de todo aquello que aprendemos, de la manera personal de manejarnos en una nueva situación.

Hace cinco años, pasé un verano en Montpellier, ciudad al sur de Francia de unos 300 000 habitantes. Era pequeña pero acogedora, extrañamente familiar para ser francesa, con encanto. Me enamoré de sus calles pero sobre todo de su gente. Fue todo un placer pasar uno de los mejores veranos de mi vida allí.

IMG-20181004-WA0048

Por eso, decidí volver. Y así fue.

Me dieron el Erasmus allí y recuerdo la emoción de pensar en volver a vivir todo aquello que una vez viví. Con miedo de llevarme un chasco, por supuesto. Creo que aunque había barajado otras opciones como Viena o Bremen, realmente siempre había pensado en Montpellier como destino definitivo.

Seis meses después, tengo claro que parte de mi corazón está aquí.

Montpellier es una ciudad caracterizada por caminantes. Muchas gentes llevan pasando por allí desde tiempos lejanos. Primero, como camino comercial, puente de unión entre pueblos, después, como lugar de paso entre Roma y Santiago. Siempre ha acogido a todo tipo de personas, de religiones, de culturas. Nunca distinguieron a los judíos ni prejuzgaron a musulmanes. Su aire internacional pronto llamó a estudiantes de todo el mundo y ahora, poco más que decir que es la Salamanca francesa.

Ahora bien, no solo escogí Montpellier por su gran riqueza histórica ni por un sentimiento melancólico hacia veranos anteriores. La Universidad de Montpellier es una de las más prestigiosas de Francia tanto en medicina (siendo la facultad en funcionamiento más antigua de Europa) como en Derecho. Se nota la calidad del profesorado, la competitividad entre el alumnado, la amplia variedad de prácticas y el gran interés internacional. Intentan facilitar todo a los Erasmus (no en la oficina internacional en la que pasaréis horas enteras) mediante la recomendación de libros, estructuras de los temas… En Derecho específicamente son exámenes orales de una o dos preguntas a desarrollar que, a mi modo de ver, es un punto positivo para los que llevamos la gramática francesa regular.

IMG-20181220-WA0049

Creo que se debe destacar que Francia no es un país donde el nivel de vida sea barato pero parece que todo está dirigido a facilitar la vida económica a los estudiantes. Residencias a 250€ y ayudas económicas por mes que oscilan entre los 85€ y los 120€. ¿Qué más pedir?
Septiembre queda muy atrás y solo decir que esta experiencia nos ha cambiado a todos; hemos abierto nuestra mente y hemos puesto los pies en el mundo. Veníamos con prejuicios y se fueron, veníamos con miedo y desapareció, veníamos con ilusión y más ha aumentado.
Si os estáis pensando el tema, por favor, no lo dudéis más.

Creo que hay pocas experiencias tan enriquecedoras para un estudiante como irse un año fuera.