Nekane Romero nos cuenta su experiencia en el Grand Hack del MIT

Nekane Boston
19 OCT

“¡Hola, ELUs!
El pasado mes de abril tuve la suerte de participar en el Grand Hack de Medicina que organizaba el MIT. Para los que no conozcáis este tipo de eventos, un hackathon es un programa de microaceleración de ideas en el ámbito tecnológico. Para ello, se reúne durante un fin de semana a profesionales o estudiantes de distintas ramas de conocimiento y se les ofrece infraestructura, recursos (herramientas de programación, sobre todo) y mentorización. El nuestro, en concreto, tenía por objetivo encontrar soluciones innovadoras para problemas a los que se enfrenta la medicina actualmente. Por ello, no es de extrañar que casi la mitad de los participantes perteneciésemos a la rama sanitaria. Sin embargo, uno de los principios de la iniciativa es la interdisciplinariedad; si se trata de poner la tecnología al servicio de la salud ¿cómo hacerlo sin ingenieros, programadores, diseñadores o profesionales del derecho y la empresa?

El evento discurre en cinco fases:

  • Pitch. La primera noche, algunos participantes exponen las necesidades que han detectado en el campo. Hay dos reglas básicas: extensión limitada a 30 segundos y un resumen del problema o necesidad por todo contenido (¡nunca de la solución!). En nuestro equipo, trabajamos sobre las largas colas que existen en la sanidad pública (especialmente, en países latinoamericanos) para obtener pruebas de imagen médica (MRI, CT…).
  • Mix. Entre la misma noche y la mañana siguiente, el resto de participantes deciden en qué problema les gustaría involucrarse. Los equipos se constituyen de forma libre, aunque suelen estar limitados a 5-6 personas. En mi caso, colaboré con la idea de Manuel (director de una pequeña startup de gestión sanitaria en México DF) junto a un ingeniero en IA, una diseñadora y una informática.
  • Hack. Entre el sábado y el domingo, los equipos se ponen manos a la obra para pensar una solución al problema. En los inicios del hackathon, la solución debía estar limitada a una herramienta informática, pero en los últimos años se ha aceptado el diseño o desarrollo de un producto físico o incluso la creación de una entidad (ONGs, empresa…) que resuelva el problema.
  • Feedback. Desde el principio, los equipos siguen un esquema sencillo para pulir la idea y elaborar a partir de ella un plan de negocio. Es frecuente que surjan dudas y obstáculos que los integrantes no pueden resolver. En esos momentos, acuden a los mentores, que suelen ser profesores universitarios o trabajadores del ámbito tecnológico que ofrecen voluntariamente su ayuda al equipo. A partir de este desarrollo, se baja la idea a la tierra y se elabora una presentación de máximo 3 minutos, que se ensaya delante de un jurado provisional.
  • Present. El domingo por la tarde tiene lugar el pitch final. Éste no sólo sirve para elegir las ideas ganadoras, sino que además, las empresas patrocinadoras asisten en busca de personal y nuevos proyectos. Entre los ganadores de nuestra edición contamos con una plataforma para conectar pacientes y ensayos clínicos, un colonoscopio super low-cost (una especie de brazo mecánico impreso en 3D que haría las delicias de ELUs manitas como Narci Soto y Javi Vázquez) o un chatbot que te ayuda a gestionar tu condición de diabético. Si tenéis curiosidad por otras ideas o queréis informaros un poco más, os dejo la información aquí: http://admin.mithackmed.com/event/mit-grand-hack-2018/

Aunque el de este año tuvo lugar en Boston, la plataforma MIT Hacking Medicine lanza constantemente eventos de este tipo por toda Europa: Londres, Liverpool y París han sido alguna de las sedes durante los últimos años (¡especialmente para los ELUs de Erasmus!). Los hay más generales, como el que os cuento, o más específicos: sobre la salud de la mujer por el mundo, sobre la hemofilia, sobre enfermedades infecciosas… Cualquiera que sea vuestro campo, la filosofía de estos encuentros tiene pleno sentido en un programa como la ELU: reunir en un mismo lugar diferentes visiones, habilidades y recursos con el objetivo de transformar una realidad. ¡Animaos a participar!”

Puedes ver a continuación el vídeo del encuentro: https://www.youtube.com/watch?v=VvPPqz0iZzc&feature=youtu.be