México – Sebastían “Tano” Rueda

tano
10 MAR

Queridos ELUs,

Me ha hecho mucha ilusión que me pidieran contaros mi experiencia en México. He leído historias muy interesantes de todos los que estáis por el mundo dejando el listón bien alto, así que espero estar a la altura de las expectativas. Por contaros un poco, desde hace casi dos años estoy trabajando como consultor en Management Solutions. La empresa está enfocada a la consultoría de los principales sectores regulados (banca, telecomunicaciones, seguros y energía) siendo mi especialización el sector financiero.

This is a title

Durante los últimos años han surgido mil oportunidades de negocio en Latinoamérica y yo he estado peleando para que me destinen a viajar desde que entré a la empresa, consiguiendo que en enero me asignaran a un proyecto de un año en México DF (que va a dejar de existir para pasar a llamarse Ciudad de México).

La vida aquí es muy distinta, como os podéis imaginar, así que intentaré daros alguna pincelada de lo poco que conozco de la inmensa realidad de México. El parking más grande del mundo. México DF tiene unas infraestructuras muy poco desarrolladas lo que sumado al exceso de automóviles provoca los peores atascos que he vivido nunca. Al día pierdo unas 2-3h de mi vida en desplazamientos así que estoy esforzándome por no marearme si voy leyendo en el taxi (no lo consigo de momento). El transporte público, además, no es mejor opción. Hay personas encargadas de empujar en el metro para que los pasajeros entren al vagón y con eso os resumo todo.

El trabajo: todo es “ahorita”, pero con una sonrisa. Aquí las relaciones laborales van a otro ritmo. Todo el mundo vive más relajado y los plazos de entrega son bastante más abstractos que en España al igual que las horas de reuniones. Esto hace que tengas que perseguir a tu cliente más de la cuenta, ya que si al final las cosas no salen adelante es culpa tuya. Esto se combina con un sentido de la educación muy marcado. El respeto y la suavidad al hablar con compañeros son imprescindibles ya que la gente se ofende mucho si subes el tono de voz o “te acaloras” en una reunión. Esto puede parecer de sentido común, pero los que hemos trabajado en banca en España, sabemos que el grito está bastante extendido (podríamos llamarlo el “por favor” financiero). A mí, personalmente, me gusta mucho trabajar aquí y profesionalmente es una gran oportunidad montar proyectos desde cero, ya que en España se realizan sobretodo labores de mantenimiento de los grandes engranajes que llevan funcionando largo tiempo.

Seguridad. Un tema que surge a menudo cuando me preguntan por México es la cuestión de la seguridad. Yo venía con expectativas muy pesimistas al respecto (un poco más y me vengo con chaleco antibalas), pero vivir aquí me ha sorprendido gratamente. Siendo sincero, esto no es Europa y no se nos puede olvidar. Es decir, volver andando solos a las tantas de la noche después de una fiesta no es lo más inteligente. Sin embargo, con un poco de sentido común y teniendo en mente que el nivel económico general de la sociedad aquí es muchísimo más bajo que en Europa, se puede hacer vida sin ningún problema y sin temer por la seguridad.

La comida: picante hasta en la fruta. Y no es broma. Las manzanas te las sirven con salsa picante si lo pides. Aquí no te puedes fiar de nadie, los camareros ya nos distinguen lo que los pobres extranjeros podemos soportar de lo que no. Mi regla: si lleva salsa, pica y punto. Además de los tacos, burritos y fajitas, que están increíbles, hay platos muy curiosos como los gusanos de maguey, los chapulines (grillos) o las huevas de hormiga que son como el caviar mexicano. Sé que suena apetecible, pero yo me quedo con la tortilla de patata de mi madre…

Los viajes. Lo mejor para el final… Viajar por esta parte del mundo no tiene nada que ver con Europa. Aquí prima lo natural pues hay muchísimos parques, bosques, reservas, muchas zonas de playa y buceo, lagos, ríos, etc. Aunque ahora están encendidas las alarmas con el zica y la chikungunya, enfermedades transmitidas por picadura de mosquito, estoy aprovechando para visitar todos los parajes naturales que puedo los que además de ser impresionantes, recogen en muchos casos restos y ruinas de las culturas maya y azteca lo que completa una experiencia increíble. Las malas lenguas cuentan que también hay mucha fiesta y que el tequila causa estragos en los extranjeros, pero los que me conozcan sabrán que yo no estoy interesado en esas cosas. Realmente recomiendo a todo aquel que venga por aquí aprovechar al máximo y conocer bien el país. Chiapas, San Miguel de Allende, Playa del Carmen, Teotihuacán… Las opciones no se acaban nunca y cada una es única e increíble.

Bueno, espero que os sea útil mi experiencia y si vais a dejaros caer por aquí no dudéis en escribirme. Puedo pasaros recomendaciones de sitios para comer, salir, visitar, etc. México es un país precioso, los que no lo conozcáis todavía dadle una oportunidad en cuanto podáis porque no os decepcionará.

Un abrazo, Tano.