Los ELUs de Gymkhana por Madrid

IMG-20171025-WA0011
03 NOV

El pasado sábado 21 de octubre los delegados de Madrid organizaron la primera actividad ELU que consistió en una gymkhana por el famoso barrio de las letras madrileño. Dos de los participantes, Borja García y Rebeca Arranz han querido compartir su experiencia con nosotros, y ambos coinciden en que se lo pasaron genial y que fue todo un éxito.

En primer lugar, Borja cuenta que cuando le dijeron que en el futuro habría algunas actividades de la ELU por ciudades pensó que era una muy buena idea ya que así se vería con otros ELUs y conocería a más de diferentes generaciones. Pero además, confiesa que le gustó mucho más la idea de que ellos mismos tenían que organizarlas.

IMG_20171021_183826

Al enterarse de dónde se iba a desarrollar la gymkhana se dio cuenta de que esta sería diferente a las otras en las que había participado. “Quedamos en la tienda Apple de Sol. Cuando estuvimos todos, Alberto y Gloria, que fueron los organizadores, nos llevaron al barrio de las letras, y allí nos repartieron a cada equipo una hoja con 12 pruebas, un huevo crudo y un chupachups de los que te regalan con las revistas. Las pruebas llamaban la atención por su variedad y porque eran poco comunes, como por ejemplo, dar un abrazo todo el equipo a una persona desconocida y hacernos una foto con ella; o conseguir un poema de ocho versos pero escritos por personas desconocidas…” En esta última prueba confiesa que tuvieron mucha suerte ya que se encontraron con un grupo de ocho andaluces que eran literatos, “y entre verso y sorbo de unos gin-tonics que se estaban tomando, nos dieron un poema de casi 15 versos”.

Aunque destaca que lo mejor de la gymkhana fue la prueba del huevo y la prueba del chupachups. Esta primera consistía en que recibieron un huevo y “teníamos que conseguir freírlo y enseñárselo a los otros equipos al final de la actividad”. La segunda, “consistía en que nos daban un chupachups, y teníamos que conseguir cambiarlo por un objeto de más valor económico. Luego teníamos que conseguir cambiar el objeto que habíamos conseguido por otro de más valor. Y así hasta las ocho, que era cuando acababa la gymkhana”. En un primer momento pensó que era imposible ,”pero luego te das cuenta de que es mucho más fácil y divertido de lo que uno se espera”.

IMG-20171025-WA0016“En resumen, – dice Borja – la actividad fue un éxito total. Mezclaba diversión con cultura y, sobre todo, ayudó a muchos a quitarse la vergüenza que se tiene ante estas situaciones”.

Rebeca también cuenta que vio esta actividad como una oportunidad de conocer gente nueva y “empezar a meterme en este mundillo de la ELU que tantas ganas tenía de conocer, y finalmente cumplió y superó las expectativas”. Dice que a la fuerza tuvieron que acabar con la vergüenza y lanzarse y se sorprendió porque “la respuesta de la gente fue todo un descubrimiento”.

Destaca que le ayudó mucho a conocer a los demás y crear más ambiente entre los más mayores y los que acaban de entrar, como ella. Al final, “aprovechamos a tomar algo todos juntos, que nos lo habíamos ganado, mientras salían anécdotas ELU-Becas Europa”. En especial quiere dar las gracias a Gloria y Alberto y a todos los que fueron partícipes de la actividad.