FdS ELU Ocio – Domingo 17 de noviembre

DSC_0593
22 NOV

¿SOMOS LO QUE HACEMOS?

“Los domingos hay que ver la hierba crecer” nos citaba Don Pablo Velasco al inicio del Café Newman, donde poníamos en común las sensaciones de este fin de semana ELU.

Todos coincidimos en que la celebración es necesaria para el agradecimiento y la contemplación y banalizar su significado nos hace que pierda el sentido de la fiesta. El “sacar el mantel especial” nos permite prepararnos para percibir las cosas puramente y hacer una pausa para contemplar de dónde vienes y hacia dónde vas. Vimos la utilidad de lo inútil, de lo improductivo, y cómo a una persona se le debe juzgar por su tiempo de ocio porque es cuando su corazón “se hace libre”. Hablamos también de recuerdo, ese “volver a pasar por el corazón” y cómo la fiesta nos permite contemplar la belleza de esos momentos.

Laura Llamas apuntó sobre la importancia de la compañía cuando celebramos algo: “Hay algo que nos une en la fiesta, la fiesta es volver al hogar”. Entonces, nos dimos cuenta de que habíamos venido desde distintas partes de España y Europa para celebrar en un fin de semana con quién tanto somos.

Con cada aportación, nos dábamos cuenta de que los temas tratados confluían en uno solo: la celebración es necesaria. Es necesaria para convertir lo ordinario en extraordinario, para no tener miedo de esforzarnos en hacer de nuestro tiempo de ocio tiempo de disfrute, de derroche y encarnar la alegría.

Nos detuvimos para profundizar sobre las cosas y sobre preguntas que ponen en juego nuestra vida, y seguramente habíamos encontrado más preguntas que respuestas. Finalizamos el fin de semana entre abrazos y despedidas para volver al negocio al día siguiente con las pilas cargadas, sabiendo que la felicidad sólo es real cuando es compartida.

Ana Toledano