EXPERIENCIA ELU EN BARCELONA

Barcelona2
22 FEB

El pasado martes 13 de febrero, los alumnos de la ELU de Barcelona organizaron “el bocadillo solidario”, una actividad en la que elaboraron packs de comida que contenían galletas, zumo, pan, embutido y queso para poder repartirlos en el centro de la ciudad a todos aquellos que los necesitasen, especialmente a las personas sin hogar.

Varios ELUs han querido compartir con nosotros cómo fue para ellos esa experiencia. Mireia Marquillas destaca que pudieron experiementar “un trato cercano con aquellas personas que viven en la calle, empatizando con ellas y reflexionando sobre la importancia de la solidaridad y el voluntariado”. Para ella fue una actividad “muy exitosa que nos transmitió mucha vitalidad, entusiasmo y ganas de seguir aportando nuestra huella en la sociedad“.

Por otro lado, Salvador Moyá nos cuenta que lo bonito de las experiencias no son solo el potencial resultado a conseguir, sino también el camino hacia éste. “Es increíble como un grupo de estudiantes de una ciudad tan grande como Barcelona, y sin apenas contacto físico, pudimos coordinarnos para agrupar a un gran número de personas (que no eran exclusivos de la ELU, había también amigos) motivados para intentar ayudar a la gente de la calle. Estas personas no eligieron estar ahí, nadie lo merece, es injusto, sin embargo siempre tienen buenas palabras o gestos de amable complicidad para poder agradecer que nosotros intentemos aportar nuestro granito de arena. Fue una gran oportunidad para juntarnos de nuevo los ELU de Barcelona e intentar ayudar a las personas que más los necesitan. Sin duda alguna fue una experiencia enriquecedora que nos hace valorar todo lo que tenemos y otros querrían tener”.

Por último, Carla Marcó concluye con una anécdota en la que se puede observar cómo la gente también tiene ganas de ayudar en cuanto ve que puede hacerlo. Para poder hacer los packs necesitaban bolsas, por lo que entraron en una tienda a comprarlas. El dueño del establecimiento al saber para qué era decidió regalarles 50 bolsas destacando que él también quería contribuir en algo a esta acción solidaria.