ELUS POR EL MUNDO – MARIA GRACIA ARANDA

Maria Garcia
14 DIC

¡Cómo vuela el tiempo! Años y años sabiendo que iba a irme… mil opciones sobre la mesa, destinos y universidades… y finalmente… ¡Lyon!

Después del papeleo, exámenes, etc., pasó el verano, y el 21 de Agosto llegó el momento de coger el avión y volar al que iba a ser mi nuevo hogar durante un año. No me iba muy lejos, al fin y al cabo, es el país de al lado, pero sabía que la experiencia iba a ser un viaje fuera de mi zona de confort; otro idioma, otros compañeros, otra ciudad, otra universidad, otra forma de trabajar, otra cultura…¡pero a eso había venido!

Lyon

Ahora llevo ya más de dos meses aquí, pero han sido dos meses muy intensos, ya que he intentado aprovechar todas las oportunidades que se me han brindado en todas las formas en las que han venido.

Durante la semana, debo ir a la universidad (École Nationale Supérieure d’Architecture de Lyon. ENSAL). Es una escuela pequeña, pero preciosa. Personalmente, estoy enamorada del edificio. Aquí la arquitectura se enfoca de un modo distinto a España. En Francia, existe la figura del arquitecto y del ingeniero, por lo que normalmente la carrera de arquitectura tiene pocas asignaturas técnicas, en comparación con España, y la parte técnica se adquiere, sobre todo, si estudias un título doble de Ingeniería + Arquitectura. Como yo he venido con Arquitectura, estoy teniendo clases con enfoques mucho más teóricos, pero eso me está ayudando a saber más sobre el mundo de la investigación, a contar mejor las ideas que debo plasmar, y sobre todo, a practicar mucho el francés escrito.

Universidad

Por otro lado, estoy aprendiendo mucho en materia de Proyectos. Es una asignatura importante y aquí me están dando muchas herramientas que creo que me serán muy útiles de cara a mis últimos cursos en España, y mi proyecto de fin de carrera. Además, algo que me ha gustado es que hemos podido elegir distintas cátedras de cada asignatura, lo que te permite profundizar más en los temas que te interesen según cada asignatura.

Universidad dentro

Los compañeros franceses nos han acogido muy bien. Desde el primer día nos han ayudado y explicado todo lo que debemos saber, y nos consideran uno más de la clase. El ambiente de compañerismo es realmente bueno. También los compañeros Erasmus con los que estoy son geniales, y vivir con ellos distintas experiencias me está ayudando a conocer distintas culturas y formas de trabajar. ¡Es muy enriquecedor compartir tu día a día con gente de todas partes!

Pero no todo es estudiar y trabajar. También hay tiempo para disfrutar. He tenido suerte y he conocido a gente estupenda aquí, por lo que siempre hay planes divertidos que hacer, con los que exprimir aún más la ciudad. Destacaría experiencias con Erasmus de Lyon de otras universidades en jornadas que se organizan para hablar con una cerveza, tardes con amigas francesas en bares de Lyon, comidas a orillas del río (hasta que el tiempo lo ha permitido), excursiones turísticas para saber más de la ciudad tan bonita en la que vivimos, fiestas, catas de vinos (¡Cómo no, estoy en Francia!)…

Maria en Londres

También, sin duda, uno de los objetivos de este año era viajar mucho… y lo estoy cumpliendo con creces. Lyon tiene una situación idónea que te permite visitar muchos sitios bonitos sin tener que tardar mucho, por lo que eso lo he aprovechado, aunque también he hecho viajes más lejos cuando he tenido más días o vacaciones. Por ahora he viajado a Ginebra, Annecy, Pérouges, y Marsella, todos cerca de Lyon, y luego he podido ir a Londres, y el último viaje ha sido una ruta por el norte de Francia, donde he visitado París, Rouen, Le Havre, y el Mont Saint Michel. Y ya en breves empezarán las escapadas de ski, ya que tenemos estaciones estupendas a menos de dos horas de aquí.

Monte

También quería contaros que Lyon es una ciudad desconocida, pero preciosa. Tiene el tamaño perfecto para que todo sea manejable, pero para nunca aburrirte. Siempre hay mil planes organizados por la ciudad y por distintas organizaciones, hay buena comida, buena fiesta y buen tiempo (hasta que llegue el invierno…) y está muy bien situada. Sobre todo, es una ciudad muy universitaria, por lo que el ambiente joven se siente por todas partes. A mi gusto, es una ciudad muy completa y muy buena para realizar un Erasmus.

Por ahora esto es lo que os puedo contar, pero cada día es diferente y trae un montón de cosas nuevas que vivir, así que estoy deseando seguir avanzando en este año para seguir aprovechando y aprendiendo como he venido haciendo hasta ahora.

Un abrazo a toda la comunidad ELU, en España y en el mundo.