David Tena Cucala

dicen-de-nosotros
30 SEP

¡Hola! Soy David, un ex-alumno ELU que ahora está en Clavis; en mi época fui uno de los pocos estudiantes de “ciencias puras” en la ELU. Os presento unas pequeñas pinceladas sobre mi carrera. Estudié Matemáticas y Física en la Universidad Autónoma de Barcelona. Mi idea original era dedicarme al estudio de la Astrofísica y la Cosmología, pero al terminar la carrera me mudé a Oxford para estudiar un máster en Filosofía de la Física y la Ciencia. Continué mi formación con un máster en Filosofía general, y finalmente me he decantado por hacer carrera en el campo de la Inteligencia Artificial. Mi investigación se centra en el estudio de formas de almacenar grandes cantidades de información fácilmente procesable por un programa. A esto se le conoce formalmente como “Representación de Conocimiento.

representacion-del-conocimiento

Fuera de lo estrictamente académico, me interesa principalmente el desarrollo social y la lucha por los Derechos Humanos. En mis ratos de descanso, me gusta disfrutar de la cultura pop, así como practicar geocaching y otras actividades al aire libre.

Oxford es una ciudad sorprendente en muchos aspectos. No obstante, para mí lo más destacable de este lugar es su omnipresente cultura del debate. Aquí se nos incita a cuestionar las ideas de los demás y a defender las nuestras, ante interlocutores muy bien formados (e informados). En cierto modo, ello hace que la ciudad funcione como una enorme fragua, donde el bagaje intelectual y cultural de cada persona pasan una prueba de fuego.

 

Esta idiosincrasia viene reforzada por el hecho de que los debates no están confinados a la pura erudición. La universidad pone grandes facilidades para el emprendimiento a los estudiantes, de forma que sus ideas no se quedan sólo en sus mentes, sino que toman la forma de asociaciones, ciclos de conferencias, viajes, entrevistas con personajes relevantes… Gracias a esto, uno tiene la oportunidad de comprobar, en primer lugar, si sus convicciones son lo bastante fuertes como para moverse a participar activamente en este entramado de sociedades y conferencias, y en segundo lugar, si estas convicciones se sostienen tan bien como uno esperaba, en un entorno donde son constantemente cuestionadas.

“La universidad pone grandes facilidades para el emprendimiento a los estudiantes, de forma que sus ideas no se quedan sólo en sus mentes”

En suma, esta ciudad ofrece la posibilidad de abandonar la zona de confort de cada uno y crecer en lo intelectual y lo personal, de forma acelerada, no siempre indolora. Siento una fuerte gratitud hacia todas las personas con las que he tenido la ocasión de dialogar y de las que he aprendido muchísimo. A través de estas experiencias de debate se han creado también vínculos personales que me llenan mucho y que espero que duren toda una vida.

dicen-de-nosotros

Hoy, sobre todo, me siento con más energía que nunca para seguir ganando experiencia y conocimiento, que espero poder utilizar algún día junto a otras personas altamente motivadas en aquellos cometidos que poco a poco se van perfilando tras el largo proceso de reflexión y que supone el estudio en la universidad de Oxford.