Vida ELU

Vida ELU COE

Algunos alumnos de la ELU participan en el COE (Congreso de Oncología para Estudiantes)

Por: Comunicación ELU

En el primer FdS de la ELU surgió la idea de asistir al Congreso de Oncología para Estudiantes, que tiene lugar cada año en la Universidad de Navarra. Lo vimos como una gran oportunidad para reencontrarnos y visitar a los ELUs de Navarra, y además, para profundizar en uno de los temas del campo biomédico con más actualidad: el cáncer.

El COE es un congreso organizado por y para estudiantes con la finalidad de aprender y establecer un ámbito de diálogo para profundizar en todo lo referente a la investigación, prevención, diagnóstico, tratamiento y cuidado del cáncer desde una perspectiva holística.

Este año el COE ha tenido lugar los días 27, 28 y 29 de febrero bajo el título “The journey of cancer: prevention, control and  humanity”. Tuvimos suerte, creemos que fue uno de los últimos eventos sin cancelar antes del Coronavirus.

Durante el congreso, tuvimos la oportunidad de asistir a ponencias de referentes en la oncología, desde la investigación hasta la clínica, pasando por la psicología y la nutrición. El Dr. José María Martín-Moreno,especialista en Medicina Preventiva, y asesor de la OMS para Europa, nos habló sobre las posibles formas de prevenir el cáncer. También aprendimos que la Medicina de Precisión es una realidad, tenemos que ser capaces de comprender que los datos de genómica, los modelos de desarrollo y tratamientos han cambiado, y se enfatizó la importancia de los comités multidisciplinares. Entre los asistentes al congreso se encontraban estudiantes de medicina, enfermería, farmacia, bioquímica, biomedicina y nutrición.

Aparte de conferencias participamos en una serie de talleres. Desde el Basque Culinary Center de San Sebastián, nos enseñaron como un patrón de alimentación sana basado en vegetales y carne sirve para prevenir enfermedades, entre ellas, el cáncer. Tuvimos la magnífica oportunidad de cocinar y probar una de las recetas de estos chefs. En otro de los talleres pudimos ver como los perros, perfectamente adiestrados, pueden detectar el cáncer mediante el olfato.

Por último, nos acercamos a la parte más importante y humana del cáncer: el paciente. Participamos en una mesa redonda con familiares y pacientes oncológicos, que nos contaron su testimonio sobre la enfermedad, y nos demostraron la importancia que tiene una relación médico-paciente individualizada.

El fin de semana no solo fue académico, no pudimos irnos de Pamplona sin conocer la famosa tradición del Juevintxo, donde tuvimos la suerte de que nos acompañara Andrea Sánchez, que la pillamos en casa gracias a una escapada que hizo en su Erasmus.

Disfrutamos de la noche pamplonica y sobre todo tuvimos la suerte de establecer una red de contactos con otros estudiantes de toda España.

¡Esperamos que el año que viene os unáis muchos más, y poder compartir esta experiencia con vosotros!

Sara Gallardo Martin
Pedro González Fernández
Reyes Hernández Osuna
Blanca Labrador Granados
Ignacio Pueyo Bestue

Vida ELU Patricia 1

Patricia Ramos, coautora de un libro que ayuda a concienciar sobre el medio ambiente

Por: Comunicación ELU

Para quienes no me conozcáis, me presento:

Soy Patricia Ramos González, alumna de 2º de ELU y de Medicina en la UAM. Si esta semana participo en la newsletter, es porque recientemente se ha publicado el libro del que soy coautora: Somos la última generación que puede salvar el planeta. Como os imaginaréis, trata sobre la emergencia climática y sobre nuestro papel a la hora de proteger el medioambiente.

El interés que tengo por la preservación del planeta se remonta a mis años de primaria, cuando participaba en talleres sobre reciclaje y aprendía sobre la importancia de los recursos naturales para el correcto desarrollo de la sociedad.

A lo largo de este tiempo, mis acciones han sido pequeñas -pero igualmente importantes-, centradas sobre todo en concienciar a las personas de mis círculos cercanos y en tratar siempre de actuar como ejemplo para ellas.

El pasado septiembre, mi participación en la Youth Climate Summit de Naciones Unidas implicó un mayor alcance de mis mensajes. Tanto que, además de la repercusión que tuvo en medios, la editorial Penguin Random House me propuso participar en el desarrollo de Somos la última generación que puede salvar el planeta, un libro en el que varias jóvenes unimos nuestras voces para hablar sobre la importancia de la protección del medioambiente. Lo que diferencia esta iniciativa de otras similares es que, además de dar a conocer los problemas existentes, proponemos soluciones sencillas para ayudar a paliarlos.

Concretamente, en mi capítulo hablo sobre el zero-waste, un movimiento que plantea reducir lo máximo posible los residuos que generamos. Yo me quise centrar en los desechos plásticos y orgánicos, puesto que son la causa de dos graves problemas globales: las islas de plástico en los océanos y el desperdicio de comida. En comunión con el planteamiento general del libro, insisto en que no tenemos que hacer grandes heroicidades para cuidar del entorno; simplemente debemos tomar conciencia de nuestras actitudes dañinas y adoptar como hábitos pequeños cambios en el día a día.

Es de vital importancia conocer las situaciones mejorables que hay en el mundo, pero igual de importante es no dejarse cegar por la impotencia y el desánimo que una visión excesivamente pesimista puede provocar.

Durante este difícil periodo de confinamiento, dentro de la ELU han surgido varias iniciativas para, por ejemplo, facilitar el estudio de quienes se examinan de la Selectividad este año. Precisamente en la comunidad ELU sabemos perfectamente que incluso las situaciones más desesperadas son una oportunidad para hacer de este mundo un lugar más amable y habitable.

En este sentido, Somos la última generación que puede salvar el planeta anima a la acción y recuerda que, mientras los gobiernos e instituciones trabajan por cambios a gran escala, cada decisión individual suma. Os animo a que aprendáis sobre zero-waste, turismo sostenible y otras cuestiones en este maravilloso libro que, al igual que los proyectos en los que muchos miembros de esta red nos embarcamos, implica en mayor o menor medida un beneficio para la sociedad.

Vida ELU ELU Talks

ELU#Talks

Por: Comunicación ELU

¡Hola a todos! Hoy os queremos presentar un proyecto que nos hace mucha ilusión y que hemos empezado con mucho cariño.

En primer lugar nos presentamos, somos María Álvaro, Alfonso Méndez y María Santaolalla, tres alumnos de cuarto, en camino de terminar su trayectoria por la ELU (aunque no estamos solos, ya que contamos con la ayuda en el diseño de nuestro Instagram de Amaya Vizmanos, ¡alumna de la Escuela de primero!)

Después de estos cuatro años a nuestras espaldas, tenemos una cosa clara: la vida es realmente vivida cuando se acompaña de aquellos que te hacen crecer, que te suman. Esto es precisamente la ELU.

A lo largo de estos años, hay momentos en los que perdemos el sentido de por qué empezamos en la Escuela. Incluso se nos olvida el mensaje de Becas Europa “sólo tú, pero no tú solo”, porque el ritmo frenético del día a día se impone y la verdadera rebeldía supone no dejarse llevar.

Esta es la razón por la que queremos empezar este proyecto: queremos hacer crecer esta RED y que todos nosotros lo hagamos con ella. Queremos que la comunidad ELU esté presente de una manera un poco más cercana, incluso estos días de cuarentena. Y así, ha nacido ELU#Talks.

“La realidad es que tenemos por delante 30, 40 o 50 días de cuarentena. El tiempo se ha congelado de forma repentina, ¿no? Tenemos un GAP de tiempo un poco extraño. Pero una vez más, cada uno elige cómo encarar esto y siendo ELUs nos NEGAMOS a salir de esta sin haber crecido y sin haber construido, sin haber hecho algo GRANDE de lo ordinario. Y como gran RED que somos, proponemos seguir afianzándola y continuar con esta iniciativa. En definitiva, seguir haciendo ELU.”

Este es el mensaje con el que abrimos nuestro Instagram y el motivo por el que decidimos empezar con ELU#Talks. ELU#Talks
busca ser un espacio en el que de manera semanal nos reunamos con una persona que nos interese de cualquier ámbito vía videoconferencia, y que de esta forma tengamos la oportunidad de discutir sobre el tema que queramos. Aproximadamente a mitad de semana, anunciaremos por Instagram el ponente, la hora y la plataforma para la próxima reunión. Además, para todos aquellos que por cualquier razón no podáis asistir, si los ponentes nos dan la autorización, grabaremos las reuniones y las colgaremos en la red.

Queremos que ELU#Talks sea un proyecto de todos, así que en instagram hemos habilitado un cuestionario en el que podéis escribir sugerencias de personas a las que os gustaría traer, qué veis que podemos mejorar… En definitiva, todo aquello que creáis que puede hacer crecer a esta pequeña gran familia de la  que formáis parte.

Nos gustaría que este proyecto continuara en el futuro y que fuera una pata más de esta nueva ELU, construida por los propios ELUs. Creemos que es una propuesta valiosa para conectar (aunque sea online) más a menudo y acercar la ELU un poco más.

¿Cómo ser parte de esta iniciativa y enterarte de todo lo que está pasando? Muy sencillo, sólo tienes que seguirnos en Instagram: @elu_talks y prepárate par ser parte de algo increíble.

Equipo ELU#Talks

Vida ELU BETA 1

Marta Navas participa en BETA

Por: Comunicación ELU

El mes pasado tuve la gran oportunidad de, una vez más, adentrarme en la Unión Europea. No sé si habréis oído hablar de Bringing Europeans Together Association pero, si no es el caso, permitidme presentárosla.

BETA es una asociación joven, políticamente independiente y sin ánimo de lucro, fundada en agosto de 2008 por nueve jóvenes europeos en Maguncia, Alemania.

Nuestros principales objetivos son fomentar la identidad y la conciencia europeas basadas en la pluralidad, la tolerancia y la cooperación entre los individuos, así como fortalecer la sociedad civil europea mediante un mayor desarrollo del proceso democrático tanto a nivel nacional como internacional. Para ello, la principal actividad es la organización de Modelos de la Unión Europea. Para la realización de estos eventos, contamos con la colaboración de la OTAN, la propia Unión Europea, los ministerios de Asuntos Exteriores y la ESN.

BETA 3

Yo tuve la suerte de ser seleccionada para el Modelo de la Unión Europea de Viena para representar a Dinamarca en el partido parlamentario Renew Europe.

¡No sabéis qué experiencia más gratificante!

Fueron cuatro días intensos de trabajo, discusiones, enmiendas y colaboración. Europa debe ser un objetivo común, pues, sin ella, estamos solos.

Os animo a formar parte de esta asociación. Ahora mismo estoy de Head of Locals en el primer Modelo que se organizará en Madrid. Os aseguro que merece la pena, no solo por la alta calidad de la gente que participa, también para estar más cerca de algo que nos hace grandes.

Marta Navas

Vida ELU Abraham 1

ABRAHAM VELARDE, PONENTE EN EL NEXT GENERATION LEADERS FORUM CON: “LA IDEA DE UNIVERSIDAD”

Por: Comunicación ELU

Cuando nadamos mar adentro y conforme nos alejamos de la orilla vamos perdiendo poco a poco la noción de dónde nos encontramos. Es muy fácil que la inercia de la realidad y la rutina nos sumerjan de tal manera que olvidemos el lugar donde estamos. La universidad, concretamente nuestra vida universitaria, no es ajena a esta circunstancia. Y en tiempos en los que la orilla de la que se partió ya queda algo difuminada y el inicio se ve más lejano que el final es un auténtico regalo que alguien te invite a situarte, te empuje a preguntarte: ¿dónde estás? Esta pregunta, por cierto plenamente universitaria, fue la oportunidad perfecta para recordar lo aprendido en Becas Europa y lo confirmado en la experiencia que sucedió después y hasta ahora.

Hace pocas semanas, cuando aún no imaginábamos la situación en la que hoy nos encontramos, tuve la oportunidad de participar como ponente en el “Next Generation Leaders Forum” celebrado en la Universidad de Valladolid y compartir algunas nociones sobre lo que mis dos compañeros y yo acordamos en llamar: “la idea de Universidad”.

Teníamos la suerte, y también la responsabilidad, de representar a una institución que el año pasado cumplía ocho siglos de historia, un aniversario que conmemoraba los tiempos antiguos en los que Alfonso IX tuvo a bien fundar el Studium Generale, luego llamado Universitas Studii Salmanticensis, que fue germen de la actual Universidad de Salamanca. El peso de la historia y la presencia de la Universidad durante tantos años ya es muy revelador del poder de una institución que ha sobrevivido a tantos siglos y que ha despuntado como ninguna en el progreso científico y cultural de las sociedades. Esta larga vida ya resumía nuestra primera idea: la universidad como institución necesaria.

El aforismo Omnium scientiarum princeps Salmantica docet (los principios de todas las ciencias se imparten en Salamanca) no puede contener mejor la idea de la síntesis de saberes, que cada vez resiste con más fragilidad a la especialización y segmentación de las ciencias, tan arraigada en la universidad de hoy aun siendo algo tan poco universitario. Junto a la búsqueda de respuestas, la formación integral y el servicio a la comunidad vinimos a compartir un ideal universitario que en la Escuela de Liderazgo conocemos muy bien, pero que pierde todo su sentido si no se exporta y comparte.

Y como esto es una breve reseña y no quiero alargarme más, una última pregunta: ¿cómo encajaba “la idea de universidad” en un fórum sobre “next generation leaders”? Encajaba totalmente. La universidad en su significado más real y su larga experiencia ha encarnado el mejor liderazgo social, el faro que ha iluminado el saber y la técnica pero sobre todo que ha cultivado culturalmente a personas, en un sentido muy contrario a la formación de profesionales actual en la que poco espacio se le deja al pensamiento, relegado sobremanera por la transmisión repetitiva y homogénea de conocimiento impartidos bajo un plan –Bolonia- que poco o nada comparte con el origen y misión de la centenaria universidad que le da nombre.

El buen liderazgo de las generaciones futuras reside sin duda en las instituciones que forman en el presente y por eso debemos recordar dónde estamos aunque la orilla de la que partimos nos vaya quedando lejos.

Y puesta en práctica unos días después: hacer universidad alrededor de una caña…

Abraham 2

En tiempos de confinamiento y distancia, echando de menos lo más típico de nosotros mismos volvemos más a menudo sobre los recuerdos que nos impulsan a seguir. Y muy brevemente os comparto uno del pasado 4 de marzo:

La iniciativa consistió en algo tan arriesgado como divertido, una invitación anónima para charlar “el próximo miércoles a las 19 h. en la cafetería de la facultad para hablar de la eutanasia”. El mensaje, difundido entre distintas facultades, carreras y cursos no tuvo respuesta hasta llegada la hora cuando alrededor de una quincena de alumnos de distintas áreas y edades, que no se conocían entre sí, adivinaban si aquellos presentes eran los que habían aceptado la invitación.

No hubo que romper el hielo, el espíritu universitario y las ganas de todos ya se encargaron de hacerlo. Desde distintos ámbitos del conocimiento y aunque también separados por profundas convicciones, no solo tuvimos la sensación de estar llegando a puntos de encuentro sobre el valor de la vida o reflexiones compartidas sobre el sufrimiento sino que además experimentamos estar haciendo verdaderamente universidad: crear espacios de encuentro, de reflexión y diálogo, desde los distintos saberes para acercarse a la verdad y encontrar respuestas, y todo, con la cerveza compartida que nos espera cuando salgamos de esta. Mucho ánimo a todos.

Abraham Velarde

Vida ELU Gante 1

Julia Salafranca – ELUs por el Mundo

Por: Comunicación ELU

Buenas! Como ahora mismo nos encontramos todos encerrados en casa sin poder salir (a menos de que seáis el elegido de la familia para hacer la compra o unos afortunados por tener perro), la única forma que tenemos de viajar y conocer otros lugares es mediante la experiencia de los demás. Así que, os voy a contar un poquito de mi “Erasmus” en Gante, Bélgica.

Gante 2Mi nombre es Julia, y estoy en el último año de la ELU. He puesto Erasmus entre comillas porque no estoy aquí como estudiante, sino trabajando en un laboratorio. En Escocia, donde curso la carrera de Inmunología, nos permiten añadir un año de prácticas entre nuestro tercer y cuarto año para adquirir la experiencia necesaria en la investigación, y así graduarnos con un máster.

Por lo tanto, mi experiencia Erasmus ha sido completamente diferente. He de admitir que al principio me costó un poco compaginar el trabajo, la vida social y el dormir – y como dicen, solo puedes elegir dos de las tres opciones y no os va a costar imaginaros cuál salió perdiendo. Poco a poco, me fui acostumbrando al estar en una nueva ciudad y mi ritmo de vida se fue relajando, llegando a recuperar las horas de sueño y conociendo cada fin de semana un sitio nuevo. Yo creo que no podría decir que mi Erasmus ha sido en Gante, ya que he viajado tanto que me conozco los Países Bajos como la palma de mi mano. Y es que esa es una de las grandes ventajas que tiene un país tan céntrico en Europa como Bélgica, que todo está cerca para quien tiene ganas de conocer nuevos lugares.

Gante 3

Me gustaría brevemente introduciros a la increíble ciudad en la que he estado viviendo estos últimos meses. Gante es una ciudad que poco a poco se está dando a conocer, y no sin motivo. Su casco histórico es una auténtica maravilla medieval, donde se alternan las impresionantes torres y enormes iglesias con gigantescas plazas y espacios abiertos, y, donde las fachadas de las estrechas casas que dan a los canales cuentan la historia de las personas que vivieron en ellas muchos años atrás.

Gante 4

La ciudad es un perfecto ejemplo de la gastronomía belga, ya que está llena de bares donde ofrecen hasta 500 tipos de cervezas diferentes en un mismo bar, de “frituur” donde probar las famosas patatas belgas y de puestos donde tomarse un buen gofre de chocolate.

Mi experiencia Erasmus estos meses ha sido increíble. No solo por la gran cantidad de gente nueva que he conocido y los lugares que he podido visitar, sino porque me ha permitido descubrir mi vocación y ha reforzado mi pasión por lo que estudio y la trayectoria que he escogido.

Gante 5

Finalmente, me gustaría agradecer a las personas que han hecho mi Erasmus tan especial, ya que sin ellos no hubiera sido lo mismo. También a mis compañeros de piso, que han roto todos los estereotipos de fríos y reservados de los belgas, conservando solo el de amantes de la cerveza, y me han acogido como a una más en su país, invitándome a conocerles mejor.

Cuidaos mucho,
Julia

Vida ELU PH 1

Paula Hortas – Elus por el Mundo

Por: Comunicación ELU

Hola a todos, soy Paula Hortas Grandal, de 4º de la ELU y ahora mismo me encuentro en una burbuja de la que no quiero salir. Esta burbuja se llama Reims, una ciudad que está casi a dos horas de París, al noreste de la ciudad, en plena Champagne, en la que estoy haciendo mi año de Erasmus.

La burbuja comenzó el pasado mes de agosto cuando empaqué (casi) toda mi ropa (pido perdón desde aquí a mi hermana por haberme traído “accidentalmente” alguna cosa suya), un par de carpetas y me tuve que dejar mi guitarra en casa porque ya no había más hueco en el coche. Llegué a una ciudad tranquila en la que para saciar la sed y el calor del verano no bebían agua, sino Champagne. Y no es que exagere, al contrario; Reims es considerada una de las dos ciudades del Champagne, un vino de fiesta para todos, un vino de aperitivo para los champenoises (dícese de los verdaderos habitantes de la comarca del Champagne), y ahora casi para mí. Empezaba una aventura en la que estoy aprendiendo mucho y descubriendo más.

PH 2

Reims me ha descubierto y reafirmado que he encontrado mi vocación. Sí, cada día estoy más segura de que estoy llamada al mundo del vino… En serio, sin bromas… Cada día disfruto más descubriendo todo lo que hay detrás de una copa: desde la tierra de cultivo, hasta la cultura que lleva consigo, la ciencia y sobre todo, la pasión. He tenido la suerte de encontrarme con personas que aman su carrera tanto como yo, lo que hace que nuestra curiosidad se multiplique. Catas improvisadas, sesiones de estudio tras las clases, curiosidades sobre las diferentes regiones vitivinícolas, aspiraciones comunes, concursos y visitas a congresos… Digamos, que mi clase de este año es como una pequeña ELU monotemática que gira en torno al vino y la viticultura.

Reims, como podéis ver, me está enseñando otro tipo de modelo universitario. Como ya decían otros ELUS, la universidad francesa es mucho más magistral. De hecho, es así como llaman a las clases: “Cursos Magistrales”. Sin embargo, ellos mismos aceptan que allí estamos para aprender los aspectos teóricos. Es nuestra responsabilidad ser curiosos, profundizar fuera de las clases, investigar… A la vez, saben que hay que darle importancia a las prácticas de empresa (aquí llamados Stage). El Stage es el momento en el que todo el conocimiento teórico se pone al servicio de la sociedad, donde realmente se aprende y se está en contacto con el mundo laboral. Están tan seguros de ello que la relación universidad-empresa es muy fuerte; colaboraciones, visitas, salidas de campo y ponentes están en mi agenda prácticamente todas las semanas. Como ya nos dicen en la ELU, la Universidad no se da sin servicio a la sociedad, y para ello, es necesario estar en contacto con esa sociedad.

PH 5

Reims se cruzó en mi camino de forma inesperada, es el primer año que mi universidad ofrecía este destino, así que el proceso fue todo algo a ciegas. Sin embargo, parecía que estaba predestinado. Sí, empecé con incertidumbre, pero que poco a poco todo se fue resolviendo solo: un Learning Agreement listo en una semana (sí, parece fantasía pero fue real) o las prácticas de empresa en Domaine Vranken Pommery durante la vendimia que surgieron de la noche a la mañana eran solo algunas de las señales que me anticipaban lo que a día de hoy puedo afirmar: Reims estaba esperándome, o mejor dicho, yo estaba esperando a que Reims llamara a mi puerta. Y es que, cada día me siento más agradecida, más feliz de estar aquí…

PH 3

Reims también tiene sus cosas, eso no lo puedo negar: la familia lejos y los días grises y cortos son de las cosas más complicadas de llevar, pero también me hacen apreciar las tardes con mi hermana en el jardín, las puestas de sol en la playa, o las tardes por Jerez de tabanquitos. Reims me hace sentir más cerca de casa que incluso estando allí.

Reims me está enseñando el “savoir faire” de los franceses de convertir en modo de vida el placer. Y es que no podemos negar que saben vivir muy bien; son unos disfrutones. Consiguen rendir culto a la gastronomía, el vino, la moda… Pero sobre todo a los pequeños momentos compartidos en los que nadie espera nada, pero de los que todos sacamos algo: ya sea aprender a bailar rock and roll como aprender una nueva palabra que en un idioma que no es el tuyo.

Reims me ha presentado a gente que no hubiera podido conocer de ninguna otra forma: Francia, Bélgica, Alemania, Italia, Turquía, EEUU, Taiwán… e incluso España, son ahora caras de personas, formas de vivir, conversaciones, viajes, risas… Son horas en coche, autobús e incluso en clase. Son comidas compartidas, son preguntas con (y a veces) sin respuestas, son canciones cantadas… Son parte de mí.

Reims, me ha atrapado en su burbuja, que crece, y crece, y crece… Reims se vuelve cada día más hogar que el anterior, más cómodo y cercano. Y el día que explote quiero recordar, al menos, una décima parte de su maravillosa magia chispeante. En definitiva, no os vayáis de Erasmus, no vaya a ser que os pase como a mí…

Vida ELU DSC_0374

Reflexión sobre nuestra actitud ante la situación actual – Juan Serrano, Director Académico

Por: Comunicación ELU

Queridos ELUs y todos los que estáis leyendo esta reflexión:

La Escuela de Liderazgo Universitario tiene la pretensión de ser un lugar privilegiado en el que acompañarnos en el verdadero viaje universitario. Vivimos en una sociedad que, más allá de los logros innegables que nos han alcanzado, es a menudo una jaula de grillos en la que el pensamiento crítico y la reflexión acerca de la propia vida en relación con lo “noticiable” quedan eliminados.

Es difícil encontrar, incluso en ámbito universitario o cultural, una mirada sobre la realidad que trascienda el mero análisis de datos y la opinión. Así, ante la sensación a menudo agotadora de que todos tienen algo que decir sobre las más variadas circunstancias que nos rodean, emerge con fuerza la pregunta acerca de la propia vida: ¿tenemos algo verdaderamente importante que decirnos?

Las implicaciones del viaje que nace de esta pregunta son variadas, y tienen que ver con la capacidad de ayudarnos a plantear las preguntas adecuadas y a hacer un juicio sobre los acontecimientos y sus implicaciones en un nivel de conciencia sobre la realidad humana al que quizá no estamos acostumbrados socialmente.

Nos encontramos, sin embargo, ante una oportunidad singular en la cual se nos pide como Escuela no conformarnos con un análisis de los hechos sesgado y parcial, con “tener algo que decir” o formar parte de la conversación. Ante lo que tenemos delante —la enfermedad, sus consecuencias sociales y económicas, determinadas medidas geopolíticas, etc.— lo que está en juego es de un orden diferente. Ante el miedo, el ruido, la crispación y la desesperanza, si hacemos silencio, quizá podamos darnos cuenta de que, aunque estemos constantemente diciendo cosas y de todo tengamos una opinión, en realidad no tenemos nada que decir ni nada que decirnos. Nada verdaderamente importante. O quizá nos demos cuenta de que sí.

En cualquier caso, ojalá este silencio al que os invito sea la ocasión para emprender la única búsqueda realmente legítima: la de encontrar una certeza sobre la cual poder asentar la existencia toda. Aquella búsqueda de la que a menudo somos desviados en función de la actualidad, del sesgo y la opinión.

Si es cierto aquello de que “la felicidad solo es real cuando es compartida”, entonces esta búsqueda solo puede ser comunitaria. Para esto estamos juntos en el camino.

Un fuerte abrazo,

Juan Serrano, Director Académico

Vida ELU Accion social Madrid

Acción Social en Madrid

Por: Comunicación ELU

“La Acción Social que organizamos en Madrid tuvo lugar en una de las casas de las Misioneras de la Caridad donde dan hogar, cuidado, atención y cariño, por un lado, a enfermos de SIDA, y por otro, a ancianos. Nuestro papel allí fue de disponibilidad y servicio, fuimos a lo que nos pidieran, a ayudar en aquello que necesitaran. Al llegar nos dividimos en dos grupos: los chicos estuvimos ayudando a los enfermos y las chicas estuvieron acompañando y ayudando a los ancianos.

Las labores fueron de lo más variopintas, desde doblar sábanas o fregar el suelo a dar un paseo con los enfermos y jugar con ellos al dominó. Con los ancianos, lo que mejor pudimos hacer fue escuchar, atender humilde y pacientemente y aprender de la historia de sus vidas.

Fue una muy buena forma de ponernos en juego, de regalar a los demás algo de nuestro tiempo y de aprender mucho de estas personas. Decía un santo que es dando como se recibe, y así lo comprobamos nosotros. Dimos un poco de nosotros, recibimos muchísimo más, aprendimos y nos llevamos mucho de todas estas personas con las que pudimos compartir la mañana. Esta jornada que pasamos con los enfermos y los ancianos fue muy buen ejemplo de aquello de que la felicidad solo es real cuando es compartida. Las alegrías crecen y las penas disminuyen cuando compartes y te compartes”.

Jorge Paredes

Vida ELU sunset-4801688_1920

“Sobre lo esencial y lo secundario”

Por: Comunicación ELU

En situaciones de crisis, es esencial mantener la calma y reflexionar sobre lo que de verdad importa, sobre lo esencial y lo secundario.

La situación que estamos viviendo estos días es, cuanto menos, particular. Días de cambios de planes, días de dejar la rutina, días de volver a casa, días de agobio, días de incertidumbre, días….¿de qué? De todo aquello que dejamos que nos atrape, de agobios que nos nublan la vista y no nos dejan ver más allá.

Y es que, al final, por muchos cambios que estén surgiendo en nuestras rutinas estos días, ¿tan radicales son respecto a nuestras vidas? ¿tan necesario es aquello de lo que prescindimos? ¿o es todo aquello a lo que ya estamos acostumbrados y no nos deja conectar con lo esencial?

Todo aquello que hemos tenido que dejar de lado o que hemos sustituido volverá, pero ahora hemos de aprovechar estos días para enfrentarnos ante una realidad que nos ha sido dada, se nos ha impuesto con todas sus nuevas características, y tenemos que afrontarla con calma y comprensión.

Estos días, son muchos los eventos, congresos y conferencias que han sido cancelados por las medidas de prevención de contagio por el Covid-19. Son muchos los comités de organización que, tras meses de esfuerzo y de trabajo, no han llegado a ver y disfrutar los frutos de todo ese tiempo invertido en cada proyecto, de toda esa ilusión volcada en un día que al final no ha podido llegar. Y es cierto que frustra. A nadie le gusta, en primera instancia, implicarse al máximo y no poder ver los resultados, y más por causas ajenas, en las que no podemos hacer nada, solo aceptar lo que se nos impone, y seguir adelante.

Y es que seguir adelante ya significa que se lleva un camino recorrido, y eso es lo que se ha de tener en cuenta. Que el resultado de todo el esfuerzo no es más que una parada en el camino.

Que todo ese trabajo, por difícil que parezca verlo ahora, sí que ha valido la pena. Tanto si ha sido organizar un congreso, como quedarse en casa estudiando el finde, para un examen que han acabado por cancelar, como un viaje planeado con amigos y se va a tener que aplazar. Seguro alguna experiencia como esta nos ha ocurrido a todos en los últimos días, y algo nos ha enseñado.

Está claro que ver los resultados de algo en lo que has puesto cuerpo y alma motiva muchísimo, pero también ha de hacerlo todo el trayecto que te ha llevado hasta ahí. A veces nunca pensamos en que el proceso tiene una importancia en sí dentro de cada proyecto, y no hay que darle la espalda al mérito que tiene cada tarea hecha, cada reunión celebrada, cada conflicto resuelto, cada idea desarrollada. Todo tiene valor si tiene un sentido hacia el que se ha dirigido, y ese sentido es verdadero en tanto que está centrado en un objetivo mayor a la recompensa inmediata y efímera. El trabajo en equipo realizado, el esfuerzo por un objetivo mucho más allá de uno mismo, eso es lo que ha valido la pena de todo esto.

Porque lo importante, al fin y al cabo, es no perder el sentido de aquello que hacemos cada día, y que los cambios de estos días solo nos giran la veleta, pero el camino sigue siendo el mismo.

Solo hay que saber mirar más allá de lo que a cada uno le afecta, mirar más allá de uno mismo y centrarse, de nuevo, en lo esencial.

Teresa Mondría Terol

Vida ELU Optimus

Dos elus y cuatro antiguos elus, entre los candidatos al Premio Optimus de la UFV

Por: Comunicación ELU

La Universidad Francisco de Vitoria reconoce con el Premio Optimus los méritos del mejor alumno de cada facultad, su esfuerzo, trabajo y dedicación a todas las áreas de la formación integral, según se establece en su Ideario y Proyecto Educativo. Por eso el premio se asigna a aquel alumno de cada facultad que haya destacado simultáneamente y a lo largo de toda su carrera en los distintos ámbitos de la vida universitaria.

Actualmente se están presentando en Instagram a los candidatos de cada facultad, ya que una parte de la decisión tiene que ver con los comentarios, recomendaciones y veces que se han compartido las presentaciones de cada alumno. La Escuela de Liderazgo Universitario tenemos el orgullo de poder apoyar las candidaturas de dos alumnas: María Hernández e Inés Martín.

Pero además tenemos a cuatro antiguos alumnos que también han sido nominados: Jaime Zabala, Esther Lence, Cristián Grillo y Álvaro Garnelo. ¡Enhorabuena a todos! ¡Estamos muy orgullosos de vosotros!

Vida ELU cbe93247-89fe-4b0e-a7d1-7c67cbc4c140

Acción Social en Valencia

Por: Comunicación ELU

“Cuando Cris dijo de hacer esta acción social, a todos nos hizo mucha ilusión. La idea es ayudar a preparar comida durante la mañana para poder repartirla a los amigos de la calle durante la tarde.

En cuanto llegamos la sensación era de cooperación. Todo el mundo estaba haciendo algo, tenía las manos ocupadas y si no, preguntaba para ayudar lo máximo posible. Con delantal puesto y un pelapatatas en la mano, nos pusimos a cortar y prepararlo todo. Por delante de nosotros desfilaron todo tipo de hortalizas que luego pasarían a formar parte de la sopa que estaban haciendo para repartirla en termos por la tarde. Después limpiamos y volvimos a ponernos manos a la obra para preparar los bocatas que se repartirían junto a la sopa. Mientras nos encargábamos de ayudar con la comida, otras personas envolvían postre, pero todos nos ayudábamos entre todos.

El ambiente de voluntad y de hacer el bien pero desde la humildad y sin buscar grandes reconocimientos, el buen rollo entre todos y compartiendo experiencias vitales, todo eso, hace que sea una acción social que cala hasta los huesos. Creo que es lo más cerca que he estado del servicio a las personas voluntariamente y vivido desde la felicidad“.

Marta Morcillo

“Si la mañana había consistido en preparar la comida, toda la tarde se enfocó a preparar el reparto para hacerlo lo más organizado posible. Envasamos la sopa, envolvimos la comida, llevamos cajas a la furgoneta y el caos debido a la cercanía del momento al que llevábamos un día entero preparándonos se empezaba a notar. Sin embargo, nada de eso le robaba a nadie la sonrisa de la cara.

Para nosotros, lo más impactante fue sin duda el momento en que uno de los propios amigos de la calle eligió como regalo de cumpleaños poder venir a ayudar a prepararlo todo. Pequeñas cosas como esas nos hacen pensar si le damos valor a las cosas que realmente lo merecen.

Finalmente, tras todo un día de trabajo, la gente empezó a llegar preparados para llevarse la comida por las diferentes rutas establecidas, no sin antes decirnos lo mucho que valoraban ver a jóvenes involucrados en su causa. Fue muy bonito sentir que nuestra colaboración había ayudado a sacar adelante el trabajo. De esta forma, a las 7:30, nos dimos las manos, nos deseamos buen reparto, y nos dirigimos a la parada de “Botánico” para encontrarnos con los amigos”.

Ignacio Lasala

“No soy capaz de contar todas las veces que me había planteado realizar esta actividad, sin embargo, cada domingo surgía algo que me permitía convencerme de que el domingo siguiente sería el que participase.

Cuando más estresada estaba, cuando más trabajos, proyectos y disertaciones debía presentar, justo en ese momento, por distintas razones, Amigos de la Calle necesitaban nuestra ayuda. Así que, con un par de colegas de la universidad, Marta e Ignacio, fuimos para allá sin pensárnoslo dos veces. Ahora, con un poco de perspectiva, puedo ver que todo encajó como las piezas de un puzzle, esa actividad fue mi válvula de escape sin esperarlo. Sin darnos cuenta, nosotros los necesitábamos muchos más a ellos.

Como han contado mis compañeros, cuando salíamos del recinto hacia el reparto estábamos molidos, exhaustos físicamente, pero expectantes como nunca. Éramos una mezcla entre emoción, cansancio, ganas de ayudar y preocupación por ver qué, o mejor dicho, quién, esperaba la llegada de todo lo preparado durante el día.

He de reconocer que fue, como poco, una experiencia impactante. No únicamente por la dosis de realidad que supone ser consciente de la cantidad de personas que necesitan algo tan básico como el alimento, sino por el agradecimiento sincero en sus gestos y palabras. Familias enteras, jóvenes solos, acompañados, hombres y mujeres de todas las procedencias y edades hicieron que desechásemos prejuicios sobre el sinhogarismo y la mendicidad, que pudiésemos comprobar cómo la gente, de verdad, los consideraba amigos.

Esta experiencia apresurada y surgida por casualidad terminó siendo un punto de inflexión en la dinámica de vida y valores de todos los que participamos en ella. Los amigos de la calle, todas y cada una de las personas que trabajan día a día sin descanso ni remuneración para mantener el proyecto a flote y todos los que creen realmente en la importancia de la cooperación, nos mostraron que efectivamente, la felicidad sólo es real cuando es compartida”.

Cristina Pastor

Vida ELU Foto cedida por Inakuwa

Proyecto Final ELU: Foro Tanzania

Por: Comunicación ELU

María Caso, Gema Martínez, Jorge Peña y Ruth Muñoz, tenemos la suerte de poder presentaros hoy nuestro Trabajo Final de la ELU, Foro Tanzania, contenido en el marco de la Cooperación Internacional al Desarrollo (CID) y bajo la perspectiva del Enfoque basado en derechos humanos.

La CID busca, según la definición de las Naciones Unidas, la solución de los problemas de carácter económico, social, cultural o humanitario, [por el] estímulo del respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos.

Nuestro proyecto surge cuando entendemos que el tejido social de Moshi, la zona de Kilimanjaro en la que trabajamos, tiene un alto potencial que necesita establecer diálogos. En el nivel local, no existe ningún espacio de encuentro de todos los agentes que trabajan por el desarrollo de la comunidad. Este acercamiento supondría un gran avance para las pequeñas y medianas asociaciones, que verían sus fuerzas y sus posibilidades de colaboración multiplicadas. Nos proponemos ser, así, agentes catalizadores y acompañantes de un proceso que liderarán las propias asociaciones de la sociedad civil. Las conversaciones que nazcan en este contexto, las alianzas, los aprendizajes mutuos, las propuestas al gobierno…no tendrán precedentes en Tanzania. Y se habrán fraguado en el seno de este espacio que se prolongará en el tiempo, y que se vertebrará en torno a la confianza mutua y la cooperación.

Nuestra propuesta buscará generar un modelo extrapolable y adaptable a las distintas comunidades, en función de su estructura social y cooperativa, para conseguir que esta idea de Foro sea una adaptación viable del ODS 17 al nivel más local de la cooperación.

Como casi siempre, somos enanos a hombros de gigantes. Por ello, hemos acudido al precedente más tangible de este Foro Tanzania, el Foro Benín, tomando como punto de partida el “Informe Foro Benín” aportado por la Fundación Salvador Soler.

El Foro Benín es una iniciativa llevada a cabo por la Fundación Salvador Soler. Surge como un paso natural, subsecuente al proyecto de cooperación que ya estaban llevando a cabo en el país. Su objetivo principal fue el de fomentar la coordinación entre los distintos agentes para el desarrollo en Benín, haciendo hincapié en las ONGD y organizaciones religiosas, especialmente en sus inicios.

Tomamos este ejemplo y la experiencia de sus promotores como un antecedente que nos otorga la perspectiva que necesitamos para impulsar una iniciativa compleja, con nuestras aportaciones y enfoques, pero basada en la evidencia de que un proyecto así es posible y necesario. En este contexto intentaremos aprender de los errores que han trabado el camino de otros, para hacer de este un Foro que funcione y evolucione en el tiempo.

Por otra parte, nada de esto sería posible sin nuestra entidad promotora principal, Inakuwa, una asociación de personas jóvenes y universitarias cuyo trabajo se refleja en el desarrollo social y educativo para las personas que carecen de oportunidades.

Esta entidad, cuya presidenta es María Caso, aporta a Foro Tanzania el conocimiento imprescindible para el proyecto sobre la zona geográfica seleccionada. Gracias a Inakuwa tenemos facilidades para llegar al seno de las organizaciones que trabajan en la zona de acción del foro y que podrán ser partícipes de este. Además, un punto fundamental para el plan de acción es la contraparte tanzana. Mediante Inakuwa hemos conseguido estar en contacto con Jesca. Desde la organización del foro le comunicamos todos nuestros pasos para confirmar viabilidad, disponibilidad y contar con su perspectiva crítica.

Después de haber podido explicaros un poco cómo se va a desarrollar el proyecto, nos gustaría invitaros a que nos siguierais en la cuenta de instagram que hemos creado, @tanzania.forum, desde dónde publicaremos poco a poco los avances que vamos haciendo y los próximos eventos que estamos organizando para promocionar y poder autofinanciarnos.

¡Muchísimas gracias ELUs!

*La fotografía ha sido cedida por Inakuwa

Vida ELU Blanca 1

Blanca Ruiz del Pino – ELUs por el Mundo

Por: Comunicación ELU

‘Comienza la aventura. Escucho Promise de Ben Howard y la melodía acompaña el día de lluvia con algunos rayos de sol. Por la ventana del avión veo coches que van y vienen, aviones que despegan y agua que corre por la pista. Y aquí estoy yo, un poco desubicada y nerviosa. No puedo decir que tenga miedo, porque creo que es de esas veces en mi vida que siento que estoy haciendo lo correcto. Estoy abierta a lo desconocido, a nuevas culturas, nuevos amigos, nuevas formas de ver el mundo. Estoy feliz, sí, me encuentre lo que me encuentre en Rovaniemi, me siento bien conmigo misma porque he sido capaz de dar el salto y decir, ¿por qué no? Hoy siento que la vida está llena de esos pequeños o grandes saltos que nos atrevemos a dar, y son ellos los que nos impulsan a nuevas experiencias que nos esperan, para hacernos más felices o más fuertes, pero sin duda, para aprender.

Quiero que cuando lea esto a la vuelta de esta aventura sienta que ha merecido la pena. Quiero dejar un poquito de mí aquí y sentir que he sabido aprovechar cada momento. Espero que mi estancia aquí no sea un andar de puntillas, sin nada que me haga crecer y sin nada que me hiera un poco, espero que sea un meterme en el barro y un dejar que la lluvia me empape, un sí a saborear el límite y descubrir qué es esta vida y qué soy yo para tener esta suerte para vivirla. Rovaniemi, allá voy.’

¡Hola a todos! Soy Blanca Ruiz, de Antequera, estudiante de Magisterio Bilingüe en la Universidad de Granada y de tercer curso de la ELU. Desde agosto vivo una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida: mi Erasmus en Laponia, concretamente en Rovaniemi.

Rovaniemi es la capital administrativa y el centro comercial de la provincia más septentrional de Finlandia, Laponia. Es una de las ciudades europeas más extensas en territorio y tiene una población aproximada de 63.000 habitantes. Está situada cerca del Círculo Polar Ártico entre los montes de Ounasvaara y Korkalovaara, en la confluencia del río Kemi y el Ounasjoki.

Cuando llegué en agosto, aún se podía ver el Sol de Medianoche y había unos 15 grados. Era el tiempo perfecto para realizar senderismo, salir a coger arándanos, pasear en bicicleta, hacer barbacoas… Todos los estudiantes de Erasmus queríamos empaparnos de la realidad que estábamos viviendo, conocer la ciudad y a nuestros compañeros de aventura; de lo que éramos poco conscientes era de que Rovaniemi se convertiría en nuestro hogar y nuestros amigos, en nuestra familia.

Blanca 2

Entre septiembre y noviembre, podía observar en mi ventana un otoño profundo y fugaz, como aquí le llaman, Ruska. Vivía dentro de una pintura, donde el paisaje y los tonos ocres, rojos y amarillos conseguían cobrar vida y me hacían sentir en armonía con ella. Las hojas caían y los rayos de sol de escondían. Las ardillas bajaban de los árboles y los renos paseaban por en medio de las carreteras. El arco iris doble aparecía receloso temiendo que dejara de llover. El otoño era efímero y el invierno eterno. Y si de algo me di cuenta en esos primeros días de pre-invierno es que en tiempos de hielo necesitamos corazones vivos. Sobrevivir al frío no es fácil si no tienes con quien compartirlo. Necesitamos de los demás para que hagan una hoguera en nuestro corazón y su fuego nos dé el calor suficiente para vivir sin sol.

Blanca 3

La temporada de nieve comenzó en noviembre y dura al menos hasta mayo. Febrero es el mes más frío. Las temperaturas pueden bajar a -30 y -40 algunos días, pero lo más normal es estar entre -18 y -25 grados. Durante diciembre y enero casi no hay luz solar, solo durante unas dos horas. Estos días tan oscuros y fríos, también llamados noches polares o Kaamos, eran los más duros, pero la vitamina D y los buenos amigos nos ha ayudado a mantenernos despiertos. Era el momento de caminar sobre los lagos congelados, de hacer barbacoas en medio del bosque, de pasear en trineos de huskies, de ver auroras boreales, de practicar ice-swimming, de conocer a Papa Noel y a sus elfos… Y, por supuesto, ¡de ir a la sauna! El mayor regalo que he recibido durante el invierno eran los días donde el sol decidía salir. Aquí el sol no calienta igual, no quema, sino que es como un abrazo cuando sientes frío, o como una luz cálida en medio de la oscuridad. Además, Rovaniemi es la ciudad del atardecer constante, donde el sol siempre se mantiene en el horizonte e ilumina la nieve que cubre los lagos congelados.

Blanca 4

En cuanto a la universidad, en el norte de Finlandia solo hay dos universidades: la Universidad de Laponia y la Universidad de Ciencias Aplicadas, ambas en Rovaniemi. La Universidad de Laponia cuenta con unos 2.000 estudiantes y ofrece una educación de calidad y una enseñanza prácticamente individualizada al alumno, pues los cursos no cuentan con más de veinte estudiantes. La Universidad de Laponia considera a sus estudiantes el eje central de la institución, por lo que constantemente se ofertan congresos, cursos y excursiones. Los estudiantes internacionales son muy bien acogidos y se les invita continuamente a participar de forma activa en la vida universitaria.

El principal motivo por el que decidí venir a Finlandia era mi curiosidad por su sistema educativo. Quería conocer cuáles eran sus claves, qué era lo que hacía que los alumnos se interesaran por conocer y cómo eran sus docentes que conseguían transmitir ese amor por la enseñanza y por la entrega a los demás. Afortunadamente, he tenido la suerte de poder visitar diferentes colegios de la región y de realizar un período de prácticas en uno de ellos, enseñando inglés en una clase de 4º de Primaria e investigando cómo se imparte la educación especial en Finlandia. He podido conocer mejor su sistema educativo y, ¡ahora podría hablar durante horas de él! Pero resumiendo, he podido descubrir que la educación es un reflejo de su sociedad, cultura y costumbres. Solo una educación basada en la confianza en el profesor y en sus capacidades, en el respeto mutuo y en el trabajo incondicional de los docentes puede tener resultados positivos.

Blanca 5

La universidad se está convirtiendo en un sitio donde hacerse preguntas, donde cantar en sus estudios de música y donde empaparse de mi pasión. Es maravilloso. Estoy conociendo a gente de aquí y de allá, diferentes culturas, costumbres y estilos de vida. Sin embargo, a pesar de nuestras diferencias, cada vez que nos reunimos me siento en familia. Me brillan los ojos cada vez que reímos, cada vez que hablamos de nuestra vida en nuestro país y nuestras inquietudes. Estoy descubriendo a personas con gran corazón que se preocupan por mí y eso me hace muy feliz.

En estos últimos meses también he tenido la suerte de recibir algunas visitas muy especiales. Sofía, Abraham, Kike, Jorge y Jaime han podido conocer un poco más de cerca cómo es este sueño que vivo y por qué me siento tan afortunada. Juntos cruzamos el Círculo Polar Ártico, vimos una de las mejores auroras boreales, viajamos de fiesta a los años setenta, conocimos a Papa Noel, paseamos en trineo de huskies, cantamos alrededor del fuego, fuimos a la sauna… Pero lo mejor de todo fue volver a darnos cuenta que gracias a Becas Europa y a la ELU hemos forjado amistades que recorrerán el mundo y durarán para siempre.

Blanca 6

Aún me queda mucho por conocer aquí y por conocer de mí, pero creo que algo estoy haciendo bien cuando me siento así, feliz y sensible, como soy yo. No trato de aparentar nada que no soy, simplemente me entrego así y descubro que no hay nada más preciado que ser transparente. Siendo yo misma descubro el corazón del otro, que sale a mi encuentro y me dice: tranquila, yo también tengo grietas en mí, pero eso hacen que mi vasija sea única y me llevan a abrazar las tuyas. ¡Qué bonito que te aprecien y aprender a apreciar al otro, así tal como es: único e irrepetible! Hoy me siento más cerca de casa, y a la vez, más en casa que nunca. Aquí estoy aprendiendo a no hacer planes, a no mirar el reloj, a no tener todo bajo control, a salir a disfrutar el sol, a bailar cuando nieva, a abrir el corazón y a aprender de cada instante.

Vida ELU sunset-52933_1280

Carmen Montoya – ELUs por el Mundo

Por: Comunicación ELU

San Diego. Una pequeña ciudad en el Estado de California caracterizada principalmente por días de playa, atardeceres de ensueño y personas de lo más sociable posible. Así es San Diego.

Esta aventura comenzó hace ya cinco meses, que se dice pronto, y hasta ahora puedo decir que es una de las experiencias que más me ha marcado, principalmente a nivel personal.

Al ser de Madrid y estudiar ahí, nunca había tenido la posibilidad de vivir fuera de casa llegando a ser completamente independiente.

La vida en San Diego es bastante distinta a la vida en España, y concretamente, porque es a partir de donde yo puedo hacer una comparación, en Madrid. A pesar de que fue una colonia española y restos de esa historia perduran en las personas que viven en la ciudad, muchas de ellas sabiendo hablar español fluidamente, o por los diferentes monumentos que hacen referencia a la cultura española como Balboa Park, la cultura americana tiene también un papel importante.

Una de las diferencias principales que he encontrado en San Diego es el horario en el que realizan las diferentes tareas del día. En San Diego amanece a una hora muy temprana, alrededor de las seis y media de la mañana durante todo el año y anochece entre las cinco y las seis de la tarde. De ahí que sea una sociedad de mañanas más que de noches como sucede en el caso de España.

La vida universitaria también tiene sus pequeñas diferencias. Para empezar, todos los estudiantes, o la mayoría de ellos, compaginan la vida laboral y la vida universitaria. Al tener un coste tan elevado las universidades en San Diego muchos de ellos no tienen los recursos económicos necesarios para poder afrontarlos. Es por ello que pasan parte del día trabajando y la otra parte yendo a la universidad.

En relación con esto, los estudiantes son conscientes del esfuerzo económico que les supone ir a la universidad, por lo que el nivel de involucración tanto en la participación en las clases como en las actividades universitarias o la inclusión de nuevos estudiantes es mucho más elevada que en España.

Podríamos decir que la universidad en España tiene un carácter más pasivo, ya que el estudiante llega a clase, toma apuntes y luego se va, mientras que en San Diego, y podría decir que en la mayoría de las universidades americanas, el estudiante tiene un papel activo, donde él es el protagonista y participa constantemente en la asignatura.

Por otra parte, Estados Unidos se caracteriza por su carácter individualista, contrario a lo que ocurre en España. Esto también se ve reflejado en las clases. Los estudiantes son individuos que organizan su carrera cogiendo materias según les convenga y no van a una clase con un grupo de amigos si no que van de forma individual a las diferentes asignaturas.

Dejando el ámbito académico y la vida aquí y entrando más en el ámbito personal, he de decir que San Diego es una de las experiencias que más me han cambiado la vida.

Para empezar, y principalmente, por las personas. En este año he conocido a personas que a día de hoy, me han cambiado la vida. Aquí los meses, las semanas, e incluso los días son tan intensos que parecen años en casa. Y esa intensidad viene acompañada de personas que lo hacen cada vez más especial.

Aparte de adquirir conocimientos impresionantes sobre ADE y Estudios Internacionales, viendo casos prácticos más que teóricos y abriendo mi mente a diversas formas de actuar en el ámbito laboral, he aprendido principalmente a conocerme a mí misma.

Cuando llegué a España en Navidad me preguntaban acerca de la vida en San Diego y cómo me sentía yo allí. Mi respuesta era siempre un poco escasa y a veces hasta banal porque es muy difícil explicarlo con palabras.

Esta experiencia se podría resumir en la palabra “aprender”. Aprender a salir de tu zona de confort, aprender a convivir con gente nueva y distinta a ti, aprender de las pasiones de otras personas y crecer con ellas, aprender a valorar lo que tienes porque el tiempo vuela y a disfrutar de los pequeños momentos, aprender a conocerte, aprender a potenciar lo bueno y a cambiar lo malo, aprender a dejarse llevar por lo que uno quiere, pero sobre todo, aprender a vivir viviendo en el presente y no quedarse anclado en pasado o proyectar la mirada solo en el futuro.

Mi motto en San Diego es “Carpe Diem”. Es una experiencia que se vive una vez en la vida, por eso lo único que podemos hacer es arriesgarnos, pensando en el presente y disfrutar de ella.

Vida ELU Cafe Newman

David Rodríguez en el Café Newman del desamor: “Necesitamos ensanchar el corazón para que las huellas del dolor amoroso parezcan cada vez menores”

Por: Comunicación ELU

Cada vez más ELUs nos interesamos por las iniciativas que nos propone el Instituto John Henry Newman. Este pasado 13 de febrero se celebró uno de los Cafés Newman y un grupo de alumnos de la ELU bastante nutrido (éramos, esta vez, doce) decidimos que no nos lo podíamos perder.

Si en algo coinciden las distintas temáticas de estos encuentros es en su universalidad: son asuntos que nos implican a todos y del todo, pues es inevitable que nos topemos con ellos en nuestra vida. Dialogar sobre lo que significan es tremendamente enriquecedor, pues nos permite comprender mejor la forma en la que los demás los viven, señalando sus diferencias y similitudes para, al final, entendernos a nosotros mismos.

Nada hay más universal que el amor y, por tanto, también el desamor, nuestro tema, es común al ser humano. “El otro día vi un dato estadístico: el 99,9% de las personas ha sufrido alguna vez un desengaño amoroso”. Con esta frase comienza su intervención Ruth de Jesús, nuestra invitada, que es profesora del Grado de Psicología de la Universidad Francisco de Vitoria y está acompañada, como ya es costumbre en estas reuniones, por Rocío Solís, coordinadora del Instituto Newman. Ruth se ha especializado en psicología educativa y también se interesa por la psicología de las emociones, así que es la persona perfecta para introducirnos a la conversación.

Cree que una metáfora visual es la mejor manera de entender algo tan abstracto (y a la vez tangible) como el desamor. Por este motivo ha pensado que la plastilina es la imagen más cercana a la plasticidad de nuestro corazón. Cualquier persona con la que tenemos una relación deja una huella en nosotros; desde luego, el enamoramiento deja huellas bastante profundas, y esos hoyos se llenan de experiencias.

Cuando una relación acaba, o sufrimos el amor no correspondido, se rompe la mitad de nuestro corazón plástico y sentimos que todas esas experiencias se van, dejándonos incompletos. Es la primera etapa del desamor, que es más bien un golpe: la crisis. Ésta deja paso, inmediatamente, a la segunda: la negación o negociación. Antes que reconocer la realidad, nuestro instinto más natural es agarrarnos a cualquier clavo ardiente, a la esperanza de que “las cosas no son así”, o de que “podemos hacer algo para volver a la relación de siempre”.

Al darnos cuenta de que no podemos cambiar lo ocurrido, aparece el enojo. Hemos perdido un bien enorme como es el amor, y la mejor manera, a nuestros ojos, de sufrir menos, es restarle valor: con rabia, con nuestro orgullo herido, incluso con venganzas… Esta actitud puede llenar las huellas del desamor con escamas duras que “formen una coraza y nos impidan volver a amar”, un gran riesgo.

La cuarta etapa, la depresión, se sitúa en lo más profundo del pozo que constituye el desamor. Hemos descendido hasta una región muy oscura, perdiendo tanto la esperanza de recuperar lo perdido como la pasión del enfado; por ello, puede parecer que no nos queda nada. Todo en nuestro día pierde sentido, gusto y simpatía: nos cerramos a la vida.

Pero el desamor no puede acabar ahí. La humedad y la oscuridad del pozo no pueden servir para enterrarnos, sino para ser fecundas y permitir que brote de nuevo la vida y la ilusión por el amor. El aprendizaje es la última etapa de todo proceso de desamor, pero requiere de un “largo camino cuesta arriba” para llegar a él. Necesitamos ensanchar el corazón para que las huellas del dolor amoroso parezcan cada vez menores.

Todos hemos sentido el desamor, lo que se evidenció con la elevadísima participación de los asistentes. Personalmente, sentí una esperanza verdadera allí, en la pecera del edificio E: todos marcados por el desamor, todos dispuestos a aprender en amor, todos juntos.

David Rodríguez Marín

Cultura Sicilia 12

Viaje Académico ELU 2019/2020: Sicilia

Por: Comunicación ELU

No sabemos si existe algo así como una crónica al uso, pues una crónica, cuando se escribe, ¿es para el recuerdo de quienes la vivieron o para el relato a quienes no pudieron?

No sabiendo la respuesta, o no queriéndola saber, hemos tratado de hacerla todoterreno. En cualquier caso, esperamos que no sea esta una crónica al desuso, y que sea verdad eso (que dicen) que dijo Tagore de que “las palabras van al corazón cuando han salido del corazón”. Si esto es cierto, podrá o no ser una buena crónica, pero, sin dudarlo, le encantará al lector.

Día 1
El momento del encuentro es siempre muy especial en un viaje: los abrazos entre aquellas personas que tanto tiempo hacía que no se veían, la curiosidad y las clásicas preguntas de contacto entre aquellas otras que no habían tenido aún la oportunidad de conocerse, y ese aura que se percibe y en la que todos se ven envueltos, esa magia que sobrevuela las maletas y que bien podría definirse como ilusión y esperanzas cargadas. El momento del encuentro, y María Longás entregándote la tarjeta de embarque, bajan a tierra el viaje y lo hacen realidad.

La expedición, que no se caracterizaba por la originalidad de sus nombres, estaba compuesta por 3 formadores: Juan Serrano, David García y María Longás; y por 24 ELUs: Amaya Vizmanos, Mar Corruchaga, Natalia Peralta, Nicolás Oriol, Carmen García, Alberto Reina, Diego Sánchez, Ana Hauyón, Carlos Gandiaga, Lucía García, Luisa Guajardo-Fajardo, 2 Cristinas (Llordén y Hernández), 2 Jaimes (López y Redondo), 2 Martas (Igea y Morcillo), 3 Jorges (de Diego, Peña y Romanillos) y 4 Marías (Álvaro, Jarabo, López y Santaolalla).

Sicilia 1

A lomos de Ryanair, sorteamos los kilómetros que nos separaban del ombligo del Mediterráneo y descendimos junto al sol en un precioso atardecer. En el aeropuerto de Catania nos esperaban Mar, Diego y Jaime Redondo, que habían llegado unas horas antes desde Barcelona, París y Manchester y, ya reunida la comitiva al completo, nos subimos al autobús de Giovanni, nuestro conductor.

El primer contacto urbano que tuvimos con Sicilia fue Catania, una Catania que empezaba a vestirse de gala por la proximidad de sus fiestas patronales y que nos acogió en el Hotel Collegiata. Allí tuvo lugar, tras repartirnos en las distintas habitaciones, la primera asamblea del viaje, en la que pudimos presentarnos de un modo más formal y compartir con el resto nuestras expectativas y los motivos que nos habían llevado a Sicilia. Además, Juan y David hicieron una introducción a la relevancia histórica y cultural de la isla, explicándonos que “es un lugar que nos habla de nosotros”, “porque somos griegos, porque somos romanos y porque somos judeocristianos”, porque, en cierto modo, vemos y entendemos el mundo “desde Sicilia, desde el Etna”. Nos advirtieron que el viaje sería intenso y fatigoso, que la actitud habría de ser nuestro sostén cuando nos faltase la energía, y también nos animaron, sonrientes, a que saliéramos al encuentro de nuestros compañeros de viaje, al descubrimiento de esos “con quien tanto” que en ocasiones la vida nos regala.

Con esto en mente, nos fuimos a cenar, y lo hicimos en una terracita del centro. La alargada mesa se llenó de tipos variados de pasta y embutidos típicos para compartir, que bajaron mayoritariamente con ayuda de un cóctel. La guinda a nuestra primera noche la pusieron Jaime López y Amaya, que nos presentaron tanto el Teatro Massimo Bellini como a Vicenzo, el compositor local de relevancia mundial que le da nombre con su apellido.

Además, no puede escapar a la crónica el grupo de valientes expedicionarios que, buscando añadir una segunda guinda a la anterior, fue en busca de fiesta hasta creer encontrarla en Mama África, un esperpéntico karaoke que bien podría haber inspirado a Valle-Inclán.

Día 2
El sol del segundo día cubrió de luz la ciudad, brindándonos una estampa diferente de las calles que habíamos empezado a recorrer la noche anterior.

Sicilia 2

Tras un buen desayuno, Diego y Jaime Redondo empezaban a hablarnos de la historia de Catania cuando, para nuestra sorpresa, una mujer nos invitó a entrar en la Universidad. Así, disfrutamos de una visita inesperada, guiada y completamente gratuita, a lo largo de la cual pudimos aprender sobre los orígenes de la institución, sobre su evolución y sobre la relación que mantuvo con los alumnos que combatieron en el frente durante la Primera Guerra Mundial.

Entre agradecimientos y suspiros, salimos para dirigirnos a la plaza principal, presidida por el elefante que es emblema de Catania. Allí, nuestros Erasmus y guías particulares nos nutrieron con datos y explicaciones del ayuntamiento y de la catedral, y nos contaron la leyenda de la patrona: Santa Águeda.

Callejeando, callejeando, llegamos al Monasterio benedictino de San Nicolò de L’Arena, uno de los más grandes de Europa y que en la actualidad alberga la Facultad de Humanidades de la Universidad de Catania. Allí, en un claustro, tuvimos un ratito de formación en el cual se nos habló de la caída del Imperio Romano, así como del papel fundamental que jugaron los monasterios para “reconstruir la idea de unidad a lo largo de Europa” mediante “el hilo conductor de la religión y la luz de la conservación y la creación de la cultura”.

Sicilia 3

Saciada por el momento nuestra sed de conocimientos, acudimos al mercado para calmar también nuestro hambre: pizzetas, arancinis, cannolis… Sicilia se hacía querer por los cinco sentidos.

Tras algo más de una hora en bus, llegamos a Taormina, una pequeña ciudad llena de agradables sorpresas. Por un lado, el buen gusto con que se construyeron en su momento, y se adornan actualmente sus calles hace de cada uno de sus rincones una postal en potencia. Por otro lado, su emplazamiento elevado en la costa noreste de la isla, subida al monte Tauro, hace de Taormina un balcón mitológico al Etna y al Mediterráneo. Pero es que, además, por si esto fuera poco, Amaya y Jaime López fueron revistiéndola de historia y pudimos presenciar en la Piazza IX Aprile el reencuentro de Juan con un amigo suyo de Mesina al que conoció durante la tesis.

Todo parecía ir de película hasta que, giro dramático de los acontecimientos, nos dijeron que su espectacular teatro griego del siglo III a.C. no aceptaba visitas a partir de las 16h, que no podríamos verlo. Finalmente, se impuso la razón sobre las propuestas locas de entrar en tromba para sortear a los dos guardias, y nos contentamos con la imagen de Wikipedia y la explicación que Marta Igea nos dio desde fuera. Finalmente… o no, porque Jorge de Diego tiró de iniciativa y creatividad para coordinar una subida al monte Tauro desde el cual, además de tener unas vistas preciosas, lograríamos ver el teatro. Así, no sólo nos quitamos la espinita, sino que llegamos a lo más alto justo a tiempo para despedir los últimos rayos del día.

Sicilia 4 Sicilia 5

Unos con la película de El padrino, y otros con el velo negro de sus ojos cerrados, reposamos las piernas y el cansancio y recorrimos el trayecto que nos separaba de Siracusa. Entonces, en mitad de la escena de la cena y la pistola escondida en el baño, el autobús se detuvo y unos sicilianos que, por edad y complexión, podrían haber trabajado para los Corleone, sacaron nuestras maletas y comenzaron a cargarlas en varias furgonetas negras para, justo después, invitarnos a nosotros mismos a subir. Tras unos pocos minutos, se abrieron las puertas en una explanada junto a un puerto y, en ese momento, lo vimos: allí estaba nuestro hotel.

Sicilia 6

A falta de la sala de reuniones que nos habían garantizado, bueno fue, aunque frío, el patio interior en el que celebramos la asamblea. Además de comentar el texto asignado, surgieron palabras de agradecimiento por nuestra suerte, de reconocimiento acerca de lo privilegiados que somos, y debatimos sobre la necesidad de concretar y bajar realmente a tierra las teorías que se tratan en la ELU a fin de que éstas se encuentren al servicio directo de las personas o, dicho de otra forma, para que no resulten meros ejercicios intelectuales de académicos para académicos.

Para rematar esta larga e intensa jornada, disfrutamos de nuestro primer giro pizza, así como de los grandes descuentos que había conseguido el equipo gastro-cultural, de la eficiencia lograda por la encuesta de tipos de pizza online creada por Nico y de la genial rapidez del bote común. Sin embargo, no pudieron disfrutar de mucha fiesta, pese a ser viernes, quienes la buscaron por el casco antiguo de Siracusa.

Día 3
Desayunito potente y arrancamos el día visitando el Parque Arqueológico de Neapolis, presentado por María Jarabo.

Hoy en ruinas, Neapolis fue uno de los cinco distritos de la antigua ciudad griega de Siracusa y es justo decir que, al ver las blancas gradas de roca excavadas en la propia colina verde, al subir y bajar sus escaleras recreando hoy lo que un día fue, al imaginar al Platón que entonces estuvo donde uno está… a uno le recorre, como diría Quevedo, un nosequé que quedas balbuciendo.

Sicilia 7

En este estado como de trance, con el arrullo tenue y constante del Ninfeo de fondo y con un cielo azul como pocos, las palabras de Juan y David alcanzan una profundidad especial, y puede llegar a entenderse esa relación con lo divino que era consustancial a la vida de los griegos. No obstante, a pesar de que “hoy lo entendemos todo desde lo racional”, parece claro que, más allá de las diferencias circunstanciales entre ellos y nosotros, compartimos una misma esencia, de alguna manera, muchos de los que eran sus problemas, siguen siendo hoy los nuestros, y muchos de sus antiguos ritos nos acompañan en la actualidad “en su versión pagana”. Aflora de nuevo el pensamiento de que “no viajamos para olvidar, sino para recordar”.

Próximos al mediodía, recorrimos la Latomía del Paraíso y nos internamos en la oreja de Dionisio, donde, juntos y separados, fuimos remando con nuestras voces en un canon precioso. Fue también impactante ver las ruinas del anfiteatro romano, así como la necrópolis en la que la leyenda ubica los restos de Arquímedes.

Sicilia 8

De regreso a la Siracusa del presente, y tras una comida libre, María Jarabo y Nico nos presentaron la despampanante catedral de la ciudad, construida sobre un templo griego a la diosa Atenea, y ubicada en su piazza, la del Duomo. También visitamos el Castello Maniace, que nos regaló cien marcos de piedra desde los cuales perdernos en la contemplación de un mar Mediterráneo surcado por veleros blancos en la luz cálida de la tarde, una estampa pacífica e idílica, de gran contraste con las feroces batallas entre romanos y cartagineses que nos relataba Nico, o con las pateras que en el mejor de los casos llegan en la actualidad desde el continente africano.

En el lado opuesto de la isla Ortigia, casco antiguo de la ciudad, nos esperaba el supuesto Museo de Arquímedes, pues lo fue más de Leonardo da Vinci. En él, pudimos ver recreaciones de algunos de los más fascinantes inventos del polímata por excelencia del Renacimiento, conectados con el físico, ingeniero, inventor, astrónomo y matemático griego de Siracusa debido a la gran referencia y fuente de inspiración que este supuso para da Vinci.

Después, tuvimos la oportunidad de asistir a una misa en italiano, pasaporte tanto a un descanso espiritual en nuestro viaje como al interior de la catedral. Además, nos reunimos a la salida en sus escaleras para celebrar la asamblea del día. John Keats, autor de Oda sobre una urna griega, sonó y dio qué pensar por su célebre epitafio: “Yo soy uno cuyo nombre está escrito en el agua”, ¿de qué manera hemos de afrontar la vida siendo conscientes de la muerte? De alguna forma, la propia Carta a Diogneto nos arrojó pistas sobre la esencia de la propuesta cristiana. Y, quizás, de alguna otra, la gastronomía italiana nos reafirmó en la idea de que, sea como fuere, la vida merece la pena ser vivida, y no sólo vivida, sino compartida, como la pizza misma.

Esta noche, de nuevo, se alargó de forma variable, y acabó antes para unos que para otras.

Día 4
“¡Lo NOTAS!”, “¡Se NOTA, se siente!”, “¡Eres un NOTAS!”, “Tomo NOTA” … puede decirse que Noto agudizó el ingenio del personal, o que el sol pegaba fuerte, o ambas… En cualquier caso, recorrimos la ciudad con las explicaciones de Natalia y de María Santaolalla en el ambiente de un grupo al que ya le ha dado tiempo a conocerse relativamente, y entre cuyos miembros fluye con menos frenos la espontaneidad.

Sicilia 9

Tras ver la iglesia de San Francisco de Asís y la catedral de San Nicolò, pudimos visitar el Palazzo Nicolaci, construido por una familia enriquecida por el negocio del atún, tono en italiano y, de nuevo, las bromas con Noto. Pero las fotos, con rima y todo, superaron en número las bromas con Noto: en balcones, en espejos, en sofás, del fotógrafo, del fotógrafo del fotógrafo, del fotógrafo del fotógrafo del fotógrafo, del fotógrafo del fotógrafo del fotógrafo del fotógrafo… y esto es real.

En lo relativo a la comida, tuvo una gran acogida la opción del súper, más barata, que propició una comida al aire libre a las puertas de la ciudad.

Sicilia 10

Uno de los mejores momentos del día fueron las dos horas de bus-siesta tras la comida, muy necesarias para cargar las pilas y, además, sorprendentes para quienes descubrieron, a través de sus ventanillas, los campos verdes llenos de cultivos y de árboles frutales de las fértiles tierras del interior de Sicilia.

A quince minutos escasos de Piazza Armerina, se detenía el autobús e iniciábamos nosotros, no la visita a la villa romana del Casale, sino una peregrinación rápida y generalizada al baño, que generaba un dilema interno, y luego externo, al pedir a la entrada 50 céntimos voluntarios, pues ya eran muchos los gastos, pero claro…

Jorge Romanillos fue en esta ocasión quien hizo una introducción a estos que eran los restos arqueológicos romanos más importantes de toda Sicilia. Conservados por una inundación que los sepultó en la capa protectora del barro y del olvido durante siglos, la villa del Casale conserva una de las colecciones de mosaicos romanos originales más impresionantes del mundo. Es difícil explicar esa sensación de entender a los romanos a través de los propios romanos, sin traductor de por medio, si un mosaico vale más que mil palabras, la villa del Casale vale más que un millón. Seguramente todavía habría gente allí si David no hubiera mandado un mensaje avisando de que iba a dar comienzo la formación. A través de un breve análisis de la evolución romana desde su época estoica hasta su época más epicúrea, parece poder trazarse una correlación entre la relajación de la moral y la destrucción de Roma, y brota, de un modo casi automático, la analogía al periodo actual: lo tenemos todo, pero… ¿Estamos realmente progresando con el progreso? ¿Vivimos vidas cada vez más plenas? ¿Avanza o retrocede nuestra sociedad?

Como suele ser habitual, con más preguntas que respuestas, arrancamos el camino que nos llevaría a Agrigento, en la costa sur de la isla.

Una vez allí, tras una cenita libre, la noche congregó a casi todos en un bar de copas, pues la gracia de ser tantos es que, si no hay ambiente, se crea y, si no hay fiesta, se lleva, aunque sea domingo en Agrigento.

Día 5
Llega un punto en el viaje en que, normalmente, el asombro sigue el curso de una curva de rendimientos decrecientes, sin embargo, ni la ELU ni Sicilia son normales, y el quinto día fue escandaloso de emocionante y bonito, por definirlo en pocas palabras.

Sicilia 13

Aquella mañana tuvo lugar nuestro encuentro, en vivo y en directo, con algunos de los grandes templos que tantas veces habíamos visto desde pequeños en las pequeñas imágenes de nuestros libros de texto. Pues, en efecto, tal y como explicó Jorge Romanillos, la hoy modesta ciudad de Agrigento alberga la mayor concentración de templos griegos del mundo, construidos a lo largo de los siglos desde que se fundase la colonia en el año 580 a.C. y financiados por la enorme relevancia comercial que llegó a atesorar esta polis: ubicada en el corazón del Mediterráneo, en el punto de encuentro entre Oriente, Occidente, África y Europa.

Tras un tranquilo y soleado paseo a través del Valle de los Templos, disfrutamos a la sombra, con olor a verano, de una nueva formación. David nos habló sobre la correlación existente en el mundo griego entre el perfeccionamiento exterior y la virtud interior, así como de la evolución de la areté desde una virtus heroica, que busca inmortalizarse en el recuerdo, hacia una más asociada a la contemplación pacífica, que persigue un mayor disfrute de la vida a través de los actos cotidianos del día a día. Por su parte, Juan nos invitó a descubrir los mitos y los héroes que, aunque actualizados, y sin esta denominación, aún hoy nos acompañan: desde Star Wars y el El señor de los anillos hasta Capitán América y Spiderman, pues seguimos necesitando historias y referentes “que nos señalicen el camino”, aunque, eso sí, la posmodernidad reemplace “la iluminación-revelación de los griegos por el esfuerzo personal”.

Sicilia 14

Davide, pues Giovanni se puso malo el día anterior, nos llevó a lo largo de 100 km por la costa hasta Selinunte, un pueblecito a pie de playa. Allí fue donde los Jaimes, el uno con bañador y el otro con muchas ganas, aprovecharon para zambullirse en la gran piscina del Mare Nostrum, que permanece abierta en febrero. Mientras, el resto miraba entre risas y comida de súper desde el pantalán.

Cuando María, David y Juan se terminaron el pez espada y los gambones que les sirvieron en el chiringuito de la playa, y que casi pudimos saborear por las gozosas descripciones del director de la ELU, dio comienzo una de las asambleas más apasionadas del viaje. Allí, rodeados por el gris-azul metálico de un mar que atardece entre sol, viento y nubes, envueltos por el regular e incesante morir de la olas, formando un círculo y una comunidad, hablamos sobre cómo ser héroes en nuestro día a día, o de si realmente habíamos de serlo, manteniendo un debate paralelo, en siglos y en argumentos, al de los griegos. Asimismo, abordamos el tema del amor, debatiendo, por un lado, sobre la manera en que teníamos que amar o, al menos, sobre el horizonte moral que habríamos de tener al amar: si en función de lo que nos aporta y nos hace sentir el otro, o si de un modo puro en base al propio ser de la persona amada; y, por otro lado, estableciendo diferentes tipos de amor, pues parece claro que no se ama de un mismo modo a una madre y a un novio o novia. Además, surgió y tratamos recurrentemente las implicaciones radicalmente opuestas que suponen estas dos formas de entender la vida: ver en ella una lucha individual por tomar las riendas y mantener el control a través del esfuerzo personal, o encarar la vida como un don, como un regalo que a uno se le da por lo que es, “de un modo inmerecido y gratuito”.

Sicilia 15

A pesar de lo acalorado de la asamblea, el fresco que empezaba a levantarse y la decisión de no perdernos el Parque Arqueológico de Selinunte nos llevaron allí mismo. Si había resultado impresionante la visión de los templos aquella misma mañana, imponente sería la palabra para describir la entrada a uno de ellos: puede sentirse la grandeza de los dioses inspirada por la magnitud de las columnas. Jorge Peña nos habló sobre aquella antigua ciudad griega, describiéndonos el ambiente que pudo haber llenado la acrópolis, y narrándonos los encuentros y desencuentros que moldearon la antigua Selinunte hasta llegar a las ruinas que la integran hoy.

Nos despedimos del día y de las antiguas civilizaciones para dirigirnos hacia la costa norte, donde nos aguardaba Palermo. Entrar allí, con sus grandes calles comerciales, llenas de luces y de escaparates, fue como regresar al siglo XXI, para bien y para mal.

Sicilia 16

Por variar un poco, pedimos pizzas para cenar, y algunos apuraron las últimas oportunidades para probar el canolo de ricota. Después, nos dirigirnos a una zona de bares con mucha gente y buen ambiente de fiesta, pues era lunes, pero también Palermo y, tras tomarnos algo por allí, Jorge de Diego nos guió a un karaoke en un intento de volver al Mamma África. El sitio, sin embargo, y gracias a Dios, resultó ser mucho más agradable, y pudimos bailar y cantar juntos en español, en inglés y en italiano, así como escuchar cantar, fascinados, a Giovani, de quien más tarde supimos que era un cantante famoso en la ciudad.

Día 6
Uno puede ver, en las conversaciones y en las miradas, cuándo es el último día. De repente, los momentos más normales tienen un algo especial, un cierto punto de escasez que lleva a tratar de saborearlos mejor.

Sicilia 19

Tras cerrar por última vez las maletas, salimos al encuentro del Palermo diurno. En la Piazza Giuseppe Verdi, frente al monumental Teatro Massimo, Carmen y Ana nos presentaron la ciudad y nos hablaron de la ópera que se encontraba junto a nosotros y que está dedicada a Victor Manuel II de Italia, siendo la más grande de Italia y la tercera más grande de Europa. Además, haciendo uso de los últimos ahorrillos del bote común, gestionado por Natalia y por Jorge Romanillos bajo la supervisión contable de Nico, tuvimos la oportunidad de recorrerla por dentro con una visita guiada. Si bien sorprenden ciertas grietas y goteras en algunos de los pasillos, el patio de butacas, el proscenio y el telón de boca ponen fin a cualquier duda en lo relativo a su majestuosidad.

Después, callejeamos pasando por los Quattro Canti y deteniéndonos en la Fontana Pretoria antes de entrar en la Concatedral de Santa María del Almirante, donde pudimos observar la huella bizantina y la mezcolanza de estilos artísticos que la caracterizan.

La última formación del viaje tuvo lugar frente a la catedral, cerca de una estatua de Santa Rosalía, patrona de la ciudad. Desarrollando un tema que ya había aparecido en varias ocasiones, Juan nos habló del posmodernismo, que, pese a habernos ofrecido una prosperidad material sin precedentes, puede llegar a esclavizarnos bajo una atractiva apariencia de libertad. Juan nos explicaba que esto es debido a, principalmente, “la afirmación del individuo hasta el extremo”, “la incomunicabilidad” que supone hablar sin comunicarse y la pérdida de libertad ‘real’ que representa “la afirmación de la rebeldía como un valor”.

Hubo, tras la formación, quien no quiso perderse la oportunidad de hacer unas últimas compras, y también quien aprovechó para catar una última pizza, un último gelato, una última granita...

Sicilia 20

Monreale fue nuestra última parada antes del aeropuerto. Situada sobre una colina a escasos kilómetros de la capital de Sicilia, domina Palermo y es famosa, tal y como Marta Morcillo nos contó, por su espectacular catedral de estilo árabe-normando del siglo XII, en cuyo interior se encuentra un tesoro formado por grandes mosaicos dorados que representan el Antiguo y el Nuevo Testamento. Fue bonito despedirse visitando el claustro, un precioso espacio con apariencia armónica y uniforme que está compuesto, y se sostiene, por infinidad de columnas distintas unas de otras, con formas variadas y colores diversos, de algún modo, si se quiere, como la ELU.

Tras asomarnos a las vistas de Palermo y tomarnos un último café, emprendimos nuestro rumbo hacia el aeropuerto. Allí, en medio del pasillo y del bullicio, logramos crear un espacio increíblemente íntimo en el que celebrar la asamblea final. Tuvimos la oportunidad, cada uno de nosotros, de compartir con el resto unos últimos pensamientos, un nuevo agradecimiento, un breve análisis del viaje, algún mensaje especial. Parecía ayer cuando hablábamos de nuestras expectativas en Catania, y resultaba increíble pensar que hubieran pasado tantas cosas y, a la vez, que hubieran pasado tan rápido. Fue muy, muy bonito.

Sicilia 21

Además, y como viene siendo propio de Becas Europa y de la ELU, supimos ver un nuevo comienzo en este nuevo final. Supimos y sabemos que quedan muchos sueños por los que luchar e ilusiones que perseguir, y éramos y somos conscientes de que vendrán muchos más. Para entonces, y para ahora, cabe recordar la esencia de la ELU, eso en lo que realmente consiste el liderazgo comunitario: en ese sólo tú, pero no tú solo, en esa felicidad que solo es real cuando es compartida, en ese viaje más amplio y de por vida que esta vez nos ha llevado a Sicilia, pero que recorremos juntos, cada uno, y cada día.

Vida ELU Gante

Victoria Nácher nos cuenta su experiencia como “corresponsal” de su Erasmus en Gante

Por: Comunicación ELU

Que este año haría cuarto de arquitectura fuera de España era algo que tenía bastante claro desde hacía ya tiempo, aunque nunca había tenido claro dónde sería. Y es que Europa lo pone difícil. Viena, Milán, Oslo o Estocolmo fueron algunas de mis primeras opciones. Pero como todo pasa por algo, finalmente me decanté por Gante. Y os explico por qué. Bueno, en realidad me decanté más bien por una universidad, la Católica de Lovaina (Katholieke Universiteit Leuven), considerada como una de las mejores de Europa y del mundo, y que casualmente tiene su campus de arquitectura en Gante. Así que aquí he acabado, y ahora, un semestre después, puedo decir firmemente que no me arrepiento de mi elección.

Pero no todo se quedó ahí. Para mi sorpresa, mientras estaba algo agobiada con el papeleo del erasmus y búsquedas interminables de pisos en Gante, en pleno junio, me llegó un correo de la universidad. Sí, de estos que nunca leemos. Pues bien, gracias a Dios que este me dio por leerlo, y lo que al principio pareció una remota oportunidad de ganar una beca de 600 euros mensuales básicamente por irme de erasmus, acabó por convertirse en una realidad que me ha hecho vivir esta experiencia desde su faceta más interesante, curiosa y gratificante.

Y es que el correo lo firmaba, enviado a través de mi universidad, la Politécnica de Valencia, la organización “Turismo de Flandes y Bruselas”. En él ofrecían un total de 8 becas de 600 euros mensuales para 8 universitarios (+2 para los meses de verano) que fueran a realizar su erasmus durante el siguiente curso académico en alguna de estas 4 ciudades de Flandes: Bruselas, Gante, Lovaina y Amberes (actualmente y desde noviembre también la ciudad de Brujas entra en esta selección de ciudades belgas). Las 8 becas se repartirían a 2 por ciudad, siendo cada una de ellas para un alumno del primer semestre y otro distinto del segundo semestre.

¿Y por qué ofrecer estas becas? Pues bien, cada uno de los seleccionados sería desde que firmase su contrato, oficialmente el corresponsal de su ciudad para “Turismo en Flandes y Bruselas”. ¿Qué quiere decir eso? Que como corresponsal el estudiante debería escribir en un blog su experiencia en la ciudad como erasmus, para así animar a futuros universitarios a venir a Flandes a vivir esta magnífica oportunidad. ¡Así de fácil! Bueno, sí, es un trabajo como cualquier otro, pero al fin y al cabo es como vivir contando en un blog tu día a día, ¿no?

Pues bien, yo tuve la increíble suerte de que, tras un proceso de selección que incluía carta de motivación, carta de recomendación y video de presentación, una tormentosa tarde de agosto me llamasen diciéndome que desde septiembre hasta enero sería la corresponsal en Gante, la ciudad que me ha enseñado tantísimas cosas…

Por eso tenía que contároslo, tanto para aquellos que queráis leerme en el blog www.erasmusenflandes.com por si algún día os encontráis haciendo vuestro erasmus en esta preciosa ciudad, como para aquellos que os animéis a participar para convertiros en el próximo CORRESPONSAL EN FLANDES. Si es así, no dudéis en contactar conmigo para cualquier duda. ¡Mucha suerte!

Sin categoría OK

Tessa Mondría – ELUs por el Mundo

Por: Comunicación ELU

“Cuando hice las maletas en septiembre y me monté en el tren (porque con tanto equipaje en el avión ni me dejaban subir) de camino a París, no sabía para nada todo lo que me depararían estos meses. Ahora mismo me encuentro en el ecuador del Erasmus, y creo que es el momento perfecto para contaros lo que he ido descubriendo de una ciudad tan “conocida” por fuera y con tanta sorpresa dentro, pero también para hacer reflexión sobre lo vivido y poder enfocar mejor lo que me queda de esta experiencia.

Primero de todo, para los que no me conozcáis, soy Tessa, estoy en tercero de la ELU y este año me encuentro estudiando en l’Université Sorbonne Nouvelle de París. Y no soy la única ELU por aquí, también están Diego Sánchez, Miguel Escalante, Rubén Almendros de CLAVIS, y Paula Hortas que está en Reims, muy cerquita de París. Así que podemos decir que este año ha habido actividades ELU por provincias en la capital francesa.

1

Aunque tenía muy decidido desde hace tiempo que quería aprovechar la oportunidad del Erasmus para vivir un tiempo en París y experimentar a fondo la cultura y sociedad de la ciudad, he de decir que llegué en septiembre con muchos miedos. Miedos, sobre todo, de que la experiencia no llegara a las altas expectativas que tenía, alimentadas por las buenas palabras de cada persona que me recomendaba irme de Erasmus, los anteriores “ELUs por el Mundo”, y en definitiva, la concepción previa que tenía de París a través de varios viajes. Y no ha sido para nada como me lo esperaba, y no puedo alegrarme más por ello. Estos meses me han servido para desmontar todos los mitos de vivir en la gran capital de la cultura, y solo por eso ya ha valido la pena.

París no es para nada una ciudad Erasmus al uso. Al ser tan grande, los Erasmus estamos muy repartidos y coincidir con la gente puede ser difícil, pero ya desde la primera semana, las fiestas y actividades Erasmus dieron su fruto y fue súper fácil conocer a gente nueva. Que los españoles nos hemos juntado mucho y hablar en francés se nos olvidó al principio… pues es verdad, pero los amigos internacionales no tardaron en llegar tampoco. Y es que hay tantísimos estudiantes de todas partes del mundo aquí que no hay día que no se conozca a alguien nuevo, no solo durante las primeras semanas, sino a lo largo de todo el curso, y es increíble, saber que siempre queda gente por descubrir.

4

Lo mismo pasa con la oferta cultural de la ciudad. Inocente de mí cuando creí que ya conocía París, que me acabaría aburriendo de ver la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo, o de pasear junto al Sena, de visitar una y otra vez los museos…. No es que no me haya cansado, es que no dejo de asombrarme y aún no me creo que tenga la oportunidad de en cualquier momento ir a ver los cuadros de Monet, Picasso, Renoir… O de salir de la universidad y andar 15 minutos para estar en el Panthéon, o en los Jardines de Luxemburgo… Solo hace falta no darlo por sentado, y aprovechar cada momento para seguir descubriendo rincones de la ciudad.

Y los mitos sobre la Universidad de la Sorbona no se quedan atrás. Estudiar medios y cine en la cuna del séptimo arte en Europa está siendo una experiencia única. Es curioso ver el amor que tienen por lo propio, y lo orgullosos que están de todas las creaciones artísticas que se han realizado en el país a lo largo de la historia, ya que la base de los contenidos de todas las asignaturas está enfocada en el ámbito francés, algo poco común en temas de comunicación, donde el enfoque tiende a ser global.

La Universidad aquí también tiene un enfoque muchísimo más teórico que en España, ya que el concepto de Licence (equivalente a Grado) no es un medio para entrar al mercado laboral, sino la adquisición de conocimiento teórico en sí. Y lo que más me llama la atención, es que parece que el espíritu de Mayo del 68 sigue presente en los pasillos de la universidad, donde las reivindicaciones de estudiantes (y ahora también de los profesores) son más frecuentes de lo que parece.

3

Lo que sí que nadie se esperaba, que tampoco nadie quería y que, desafortunadamente, ha definido gran parte del Erasmus de cualquier estudiante en París, han sido las huelgas. Se puede ver cómo hemos vivido un momento histórico en el país, y es que la huelga de transportes que comenzó el 5 de diciembre ha sido la más larga de la historia de Francia. Era un “entretenimiento” adicional, por llamarlo de alguna manera, encontrar la única de entre todas las combinaciones posibles para volver a casa sin tener que andar dos horas en el frío de París en las semanas de mayor bloqueo. Junto con el desastre de su sistema burocrático, han sido la parte “no tan buena” del Erasmus aquí, pero la balanza contrarresta con creces todo lo bueno vivido y no lo cambiaría por nada.

Para terminar, deciros que no dudéis en venir si todavía no habéis descubierto la ciudad, que los ELUs que estamos aquí os recibimos con ganas, y que, si alguno todavía no tiene claro si irse de Erasmus, a París o a cualquier otra ciudad, decirles solo una cosa: empieza a hacer ya la maleta, porque va a ser una de las mejores experiencias de tu vida, y no te lo vas a querer perder. Como dicen, “Once an Erasmus, always an Erasmus”, y es que esta experiencia, por mucho que se quiera, no se puede describir en palabras: hay que vivirla para entender lo mucho que vale la pena.”

Vida ELU pablo casado y aznar

Encuentro de José María Aznar y Pablo Casado, por Alberto Reina

Por: Comunicación ELU

“El martes día 28 de enero un grupo de ELUs asistimos en el Aula Magna de la Universidad Francisco de Vitoria a un encuentro entre José María Aznar, presidente del Gobierno de España y del Partido Popular entre 1996 y 2004, y Pablo Casado, actual presidente del Partido Popular. En el diálogo que mantuvieron ambos políticos, titulado “España ante un cambio de régimen”, trataron de abordar cómo la ruptura actual del centro-derecha español ha acabado con la unidad del liberalismo conservador aglutinado en el Partido Popular y facilitando que la izquierda y los nacionalistas emprendan la ruptura del régimen del 78 y del orden constitucional.

Primero analizaron las causas de esta ruptura. Para Aznar responde a dos razones. La primera, la tendencia actual de polarización y fragmentación en todos los aspectos de la sociedad. La segunda, el conflicto catalán que ha supuesto el auge de Vox y Ciudadanos.

Para, posteriormente, exponer la actitud del Partido Popular ante esta situación. Casado reconoció que sin la unión de todo lo que está a la derecha del Partido Socialista es imposible ganar las elecciones. Los pactos de gobierno ya no son suficientes y por ello hay que dar un paso más, comenta. Este paso más se tradujo, en las últimas elecciones, en la propuesta de la plataforma España Suma, rechazada por Vox y Ciudadanos. Además, el presidente popular hizo hincapié en el buen gobierno de los ejecutivos populares anteriores y que, “ante la guerra ideológica que plantea la izquierda pretendiendo colectivizar el pensamiento, es el momento de no arrugarse y poner sobre la mesa los verdaderos problemas que preocupan a los españoles”. Afirmó que sus políticas no son ni de izquierdas ni de derechas; son de sentido común.

Respecto al tema que titulaba el encuentro, ambos fueron preguntados por la supervivencia de la Constitución ante las nuevas posturas del Partido Socialista respecto a pactos con el nacionalismo y la extrema izquierda. Aznar reconoció la amenaza a la Constitución porque el Partido Socialista ha roto los pactos de la Transición. El gobierno no va a acabar con el régimen del 78 por el cauce constitucional pues los mecanismos de reforma de la Constitución garantizan que la representación parlamentaria de los partidos constitucionalistas es suficiente para evitarlo. La estrategia va a ser deslegitimar las instituciones hasta que no tengan credibilidad y caigan por sí mismas. Para Casado, las democracias mueren al incumplir las normas y los pactos no escritos; y según él, Pedro Sánchez los está incumpliendo todos.

Por último, trataron uno de los títulos clave de nuestra Carta Magna; el modelo autonómico, que está en boca de todos por los conflictos nacionalistas y las desigualdades regionales. Casado, por su parte, hizo una defensa de este título y modelo, pues las autonomías permiten un contrapeso cuando hay un mal gobierno; pero ha de ser siempre desde la lealtad a España. “Las deslealtades son inadmisibles y hay que dotar al sistema autonómico de mecanismos para evitarlas”.

Fue un diálogo en términos claros y directos, sin rodeos. Donde se trató la realidad de España desde el punto de vista de los principales líderes del centro-derecha español con un claro sentido de la responsabilidad con la defensa de la Constitución. Para concluir, cerrar con una frase de Pablo Casado “La Constitución es una historia de renuncias para llegar a un punto de acuerdo, es la sublimación del diálogo y hay que defenderla”.

Alberto Reina

Vida ELU WhatsApp Image 2019-12-02 at 11.23.32

Ruth Muñoz participa en el Parlament Valencià Jove (Parlamento Valenciano Joven)

Por: Comunicación ELU

“El Parlament Valencià Jove (Parlamento Valenciano Joven) es una iniciativa educativa del Consell Valencià de la Joventut (Consejo Valenciano de la Juventud) que tiene como objetivo reunir gente joven de toda la Comunidad Valenciana para debatir temas de actualidad, en un marco parlamentario como lo son les Corts Valencianes (las Cortes Valencianas), y, además de conocer la Institución, tener en consideración su tarea democrática y hacerla suya como miembros de la sociedad.

La misión principal del #PVJ es inspirar y permitir a la juventud valenciana que se convierta en una ciudadanía abierta, tolerante y activa. Además de difundir y de dar a conocer los mecanismos legislativos y el funcionamiento de organismos democráticos propios (Les Corts), las personas jóvenes participantes desarrollan habilidades transversales fundamentales, como la comunicación, hablar en público o llegar a consensos en grupos diversos.

49157108423_717239b121_o

Durante el fin de semana del 29 de noviembre al 2 de diciembre, más de 60 personas nos dividimos en corrientes ideológicas para debatir una Propuesta No de Ley sobre el tema del machismo y la violencia de género, un tema que votamos previamente las personas inscritas en el Parlament Valencià Jove.

Las corrientes ideológicas se nos asignaron de manera aleatoria (conservadora, democristiana, liberal, socialdemócrata y progresista), lo que me resulta algo verdaderamente positivo, ya que nos hizo profundizar y empatizar con posturas políticas diferentes a las nuestras. No solo aprendimos acerca de la que se nos había asignado, también del resto. Mediante todo el desarrollo de las enmiendas, los pactos y los debates, tuvimos que saber en todo momento con qué postura política estábamos hablando, qué estaba dispuesta a aceptar y cómo debíamos tratar el tema sobre el que giraba el #PVJ.

El domingo por la mañana hubo una visita de los diferentes grupos parlamentarios de les Corts Valencianes para que pudieran explicarnos cuál es su tarea parlamentaria, cómo llegan a acuerdos y todo lo que hace referencia al funcionamiento interno. Este encuentro fue increíble, pudimos hablar con cada uno de los diputados acerca de cómo enfocar la sesión oficial en Les Corts, preguntarles acerca de su experiencia, de sus opiniones frente a temas de actualidad, y pudimos conocer más en profundidad la realidad de su trabajo. Además, ese mismo día hicimos un simulacro de otra resolución sobre otro de los temas más votados: la regulación de la ludopatía entre las personas más jóvenes.

El último día, lunes, fuimos al Hemiciclo para hacer la sesión que trabajamos durante todo el fin de semana. Estuvimos acompañadas por una mesa formada por la Presidenta del Consell Valencià de la Joventut y las personas voluntarias que forman la Comisión Permanente.”

Ruth Muñoz

Enlaces de interés:

Noticia en La Vanguardia

Noticia en A Punt

Video Oficial del Parlament Valencià Jove

Vida ELU Newman

David Rodríguez sobre el Café Newman del sufrimiento: “En mitad del dolor somos invadidos por la esperanza de sentirnos queridos”

Por: Comunicación ELU

“Un nuevo año supone cientos de nuevas posibilidades para que los ELUs podamos encontrarnos y aprender juntos sobre el mundo y sobre los otros. Así, el pasado miércoles 22 de enero, algunos alumnos de primer curso (Olivia Alarcón, Pablo Morillo, Natalia Pacheco y David Rodríguez) volvimos a la Universidad Francisco de Vitoria, hogar de muchos y casa adoptiva de tantos otros ELUs. ¿La razón? El café Newman sobre el sufrimiento, que contaba con la participación de Rocío Solís, coordinadora del Instituto Newman, y el invitado José Bernardo Díaz-Maroto (más cariñosamente, Jota), Profesor del Grado de Fisioterapia de la UFV. Además, entre los presentes estaba María Hernández, becaria del Instituto y también alumna de la ELU.

“Yo no soy experto en antropología teórica, pero sí sé algo de antropología experiencial”. Así abría Jota su intervención, convencido de que la mera observación y la vida junto a otros es capaz de revelarnos aspectos intrínsecos a nuestra naturaleza. Y es que el tema, el sufrimiento, era tan intrigante como los carteles que nos habían llevado hasta esa pecera del edificio E: folios desgarrados de muy diversas formas, pero siempre compartiendo heridas.

Jota sufrió uno de esos desgarros, especialmente profundo, hace diecisiete años. Conmocionado como estaba, recibió de sus amigos un consejo que le cambió la vida: necesitaba entender mejor y abrazar el sufrimiento de los otros para comprender el suyo. Con esta actitud, y partiendo de la idea de que “los profesionales de la salud deben contar con la paz interior para poder transmitirla”, llegó al Cottolengo del Padre Alegre en la comarca de Las Hurdes, una institución que lleva décadas acogiendo en el seno de su gran familia a personas que padecen la pobreza y la enfermedad incurable.

La experiencia, nos dice, “no le dio la fórmula mágica para superar su sufrimiento”, pero le hizo ver que había otra forma de vivir. Quizá no era posible arreglar los desgarros, pero sí dejar que fueran abrazados por los demás y amar a su vez las grietas ajenas, conscientes de que son propias a todo ser humano. Recibió estas lecciones de sus cuarenta y cinco amigos del Cottolengo; entre ellos: Salomé, soñando con enviar una carta a su padre, que no se había preocupado por ella nunca; María y Vicente, cómplices de un amor perseverante a través del Alzheimer; Margarita, abandonada por sus progenitores, que era ahora la cuidadora del lugar; Luis, que confiesa por los ojos su deseo de ser sacerdote…

Si de algo nos dimos cuenta, a través de la escucha a Jota y Rocío y del diálogo entre los asistentes, es de que el sufrimiento es uno de los grandes misterios de nuestra vida. En palabras de Jota, “tan solo podemos acercarnos a él de puntillas”; sin embargo, en mitad del dolor somos invadidos por la esperanza de sentirnos queridos, que nos mueve a vivir de una forma distinta: constantemente atentos a las heridas de los demás y constantemente dispuestos a amarlas.”

David Rodríguez Marín

Vida ELU Zaragoza

Experiencia social en Zaragoza

Por: Comunicación ELU

“¡Hola a todos!

Estas Navidades Ainhoa nos animó a sacar un rato para acercarnos a la difícil y triste realidad que viven muchas familias en estas fechas. Desde Zaragoza algunos ELUs con María Longas nos organizamos para repartir unos cuantos regalos en el barrio de San Pablo. Con la ayuda de Cooperación Internacional nos unimos al proyecto “Una sonrisa por Navidad”. Este proyecto recoge más de 900 juguetes con empresas colaboradoras y después los reparte a las familias necesitadas con las que colabora la ONG durante todo el año.

El 26 de diciembre nos tocó madrugar un poco y nos pusimos a ello. Primero recogimos los juguetes en un almacén de la ONG, y nos fuimos al barrio con Alfredo, un coordinador de la ONG que nos hizo de guía a las casas. Lo mejor fue pasar un rato muy agradable con las familias y ver la ilusión con la que los padres y sus hijos acogían ese pequeño gesto.

Disfrutamos mucho de la actividad y ya nos hemos comprometido con la ONG para repetir el año que viene.”

Ignacio Pueyo

Vida ELU Ana Hauyón ok

Ana Hauyón: “Gracias a las Becas DIME he crecido como persona y como profesional”

Por: Comunicación ELU

“La vocación es una idea sobre la que hemos reflexionado mucho, tanto en Becas Europa como en la Escuela de Liderazgo. Es una de esas palabras que da vértigo escucharla o pronunciarla, por la grandeza que implica. Siempre he sentido cierta envidia hacia aquellas personas que tienen claro su lugar en el mundo, a lo que son llamados, y que tienen la valentía suficiente para responder a ello: yo quiero ser médico, yo abogado, yo artista, yo filósofo… ¿y yo? ¿Qué es aquello que me apasiona, aquello que une mis talentos y anhelos, aquello a lo que dedicaré horas y horas de mi vida? ¿Existe algo que, a pesar del esfuerzo, tiempo y cansancio, disfrute cada día haciéndolo, pues es lo que me conduce a mi plenitud? ¿Es un sueño o es posible?

En estos años universitarios me he esforzado por encontrar una respuesta a estas preguntas. Fue así como llegué a las Becas DIME de la Fundación Microfinanzas BBVA. Cuando me lo propuso mi mentora de la ELU apenas había escuchado un par de veces esa palabra, pero en cuanto investigué un poco sabía que era mi sitio.

Las microfinanzas son un modelo de desarrollo económico creado en 1976 por el profesor Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz. En las décadas siguientes el modelo de microfinanzas se extendió rápidamente a otros países por los grandes beneficios que aporta, pues impulsa el desarrollo y progreso económico, profesional y personal de las personas vulnerables, resultando rentable al mismo tiempo. En 2007, el banco BBVA crea la Fundación Microfinanzas, dentro del marco de su política de Responsabilidad Social Corporativa. La Fundación trabaja en América Latina, proporcionando productos y servicios financieros adecuados para emprendedores con pocos recursos y excluidos del sistema financiero, con el fin de generar desarrollo y mitigar la pobreza. Presente en 5 países, Colombia, Perú, Chile, Panamá y República Dominicana, se ha convertido en una de las iniciativas filantrópicas con mayor impacto social en el continente.

En 2018 lanzan por primera vez las Becas DIME de la Fundación Microfinanzas BBVA, con el fin de acercar las microfinanzas a jóvenes universitarios españoles que muestren inquietudes por el impacto social. Las Becas DIME dan la oportunidad a 10 jóvenes españoles de viajar a los países de América Latina donde está presente la Fundación y comprobar sobre el terreno cómo el emprendimiento y la inclusión financiera contribuyen a mejorar la vida de miles de personas.

Después del proceso de selección, tuve la suerte de ser elegida para ir a Colombia y trabajar en la institución microfinanciera Bancamía. No tengo palabras suficientes para describir la maravillosa experiencia que viví. Un mes parece poco tiempo, pero fue suficiente para empaparme del país y de la labor de la Institución. La primera semana participamos en un programa de formación junto a los futuros asesores del banco. Los asesores o ejecutivos son el corazón de Bancamía. Son las personas que visitan a cada emprendedor y les hacen el estudio de crédito, es decir, conocen a fondo su negocio y su situación personal para saber si cumplen las condiciones necesarias para asumir un crédito o no.

Tras la experiencia formativa comenzó la verdadera aventura, trabajar en terreno. Desde Bogotá nos desplazamos a Chía, una zona rural, donde la pobreza era más evidente. Cada día acompañamos a un asesor en su búsqueda o visita de clientes. La forma más fácil de desplazarnos era en moto, pues muchos de los clientes viven en veredas, grandes zonas rurales de difícil acceso. Agricultores de papas o de café, ganaderos, mecánicos, costureras… cuando conocí a los emprendedores, sobre todo a los más antiguos, pude ver cómo el crédito había cambiado sus vidas. Siempre que veía a un emprendedor me llenaba de admiración lo valientes que son estas personas, construyendo sus propias empresas y liderándolas, con más o menos ayuda. Bancamía apuesta por estas personas y les ayuda a impulsar sus negocios, un paso que difícilmente podrían dar si no fuera por las microfinanzas.

Gracias a las Becas DIME y a la Fundación Microfinanzas BBVA he crecido como persona y como profesional. He descubierto un país de contrastes, de alegría y colores. Personas amables, sonrientes, humildes, emprendedoras, que aman su país y quieren trabajar por mejorarlo. He comprobado cómo uniendo la misión empresarial con la vocación de las personas el éxito está asegurado. He descubierto lo apasionante y gratificante que es trabajar por mejorar la vida de otras personas y espero de verdad poder encontrarlo en mi vida profesional.

Os animo a todos aquellos que estéis interesados en las Becas DIME a presentaros. ¡Si queréis saber más contactad conmigo!. El próximo miércoles 29 de enero el profesor Tomás Alfaro, del patronato de la Fundación Microfinanzas BBVA, Victor Herrero, director del programa Becas DIME y yo vamos a tener un coloquio sobre las Becas en la UFV. ¡Estáis más que invitados!”

Vida ELU Kike 2

Enrique Mochales – ELUs por el Mundo

Por: Comunicación ELU

¡Muy buenas a todos!

Mi nombre es Enrique Mochales y este año estoy cursándolo en la Katholieke Universiteit Leuven, en el campus de Bruselas.

Mi experiencia en Bruselas está siendo una auténtica pasada, y está superando mis expectativas con creces. Siempre tuve claro que quería irme un año de Erasmus y que quería irme a un país que no se pareciese mucho a España, para poder de esta forma vivir una experiencia completamente distinta a lo que vivía en Sevilla.

Aunque es cierto que a priori no es un destino muy llamativo; una ciudad muy gris, mucho frío, una cultura bastante cerrada y para nada conocida por su ambiente universitario, a medida que pasan los días me reafirmo más en que era el destino y la experiencia que yo andaba buscando.

Kike 1

Lejos del frío, las pocas horas de luz o lo muchísimo que llueve; Bruselas es una ciudad perfecta para estudiar. Es una ciudad muy cosmopolita y que no deja indiferente a nadie. Vivo en una residencia de estudiantes donde convivimos 100 personas de los 5 continentes, pudiendo así hacer amigos de países que muchos de nosotros no sabríamos ni situar en un mapa: desde Kazajistán hasta Mongolia, pasando por los Estados Unidos, Australia y casi todos los países de Europa. Compartir mi día a día con gente tan distinta a mí me está encantando, es una oportunidad magnífica para aprender cosas nuevas y hacer amistades que estoy seguro de que perdurarán con el paso del tiempo.

Un aspecto clave que me hizo decantarme por esta ciudad belga fue la facilidad que te ofrece para viajar por todo Europa por precios irrisorios. En el primer cuatrimestre he podido viajar a Suecia, República Checa, Alemania, Austria, Eslovaquia y Polonia, entre otros; y sin gastarme más de 15 euros por trayecto. Esto para una persona que le gusta tanto viajar como a mí, hizo que tuviese muchísimo peso a la hora de escoger Bruselas, aunque a este ritmo podría haberme ido a vivir a Charleroi, ciudad donde se encuentra situado uno de los dos aeropuertos de Bruselas.

Es una ciudad con muchísima vida cultural y que tiene más cosas para visitar de las que puede parecer. Desde el Magritte, pasando por el Parque del Cincuentenario, Bois de la Chambre y el Manneken Pis, hasta la famosa Grand Place. Aunque os mentiría si no os dijera que me quedo con mis paseos por el Parque de María Luisa y mi Catedral de Sevilla.

Kike 3

Por otro lado, es un gran atractivo para cualquier estudiante de Derecho poder conocer las numerosísimas instituciones europeas que hay aquí, pudiendo incluso asistir a más de una sesión plenaria en el Parlamento Europeo y aprender muy de cerca sobre la carrera que estoy estudiando.

En cuanto al día a día, algo que sigue asombrándome es, además de la cantidad de cerveza que beben los belgas, la cantidad de tipos de cerveza que hay aquí en Bélgica. Todas siendo elaboradas mediante distintos procesos, y servidas en un vaso específico. Para que veáis lo tiquismiquis que son con esto, si tú vas a un bar, pides una cerveza, y da la casualidad de que no tienen el vaso específico de esa cerveza, el camarero se negará a servírtela y te instará a pedir otra distinta. ¡Es curiosísimo!

Como buen bruselense que soy ya, no han faltado recenas en el Fritland o cervecitas en el Delirium, bar conocido por su larga lista de cervezas, ¡llegando a tener más de 2.004 marcas diferentes! Eso si, todo suena muy bonito hasta que la cerveza vale 9 euros, precio incompatible para el bolsillo de un estudiante de Erasmus. Por lo que, como dice el refrán: a grandes problemas, grandes soluciones; nosotros optamos por un pub irlandés muy conocido por los estudiantes donde podemos disfrutar de una happy hour, que va desde las 13.00 hasta las 00.00 todos los días. ¡Más que happy hour podríamos llamarlo happy day!

Kike 4

Por último, hablar de mi universidad. La KU Leuven es una universidad de reconocido prestigio, de ahí que este enero tenga que pasármelo estudiando, y no cómo se lo pasan mis amigos en Polonia. ¡Pero esto sin duda merece la pena poniendo mi primer cuatrimestre en valor! Los profesores son muy buenos y con experiencia en distintos ámbitos, algo que a la hora de impartir las clases se nota mucho y hace que estas sean más interesantes. También me ha brindado la oportunidad de ser parte de varias asociaciones, permitiéndome así asistir a numerosas conferencias muy interesantes y conocer al resto de la comunidad universitaria.

Mientras termino de escribir estas líneas, poco antes de que aterrice mi avión en Bruselas, y sin estar preparado para el frío que voy a pasar, deciros que aquí tenéis vuestra casa en Bruselas, y que si estáis valorando todavía si iros o no de Erasmus, yo solo digo una cosa partiendo de mi experiencia: La duda ofende.

Un fuerte abrazo a todos y nos vemos prontito.

Vida ELU Bariona-Ficcion-1

¿Darse muerte o dar la vida?

Por: Comunicación ELU

“Con el alma arrugada y en tinieblas. Así se encontraba Barioná, el zelote judío que se resiste a la ocupación y explotación de los romanos y decide proponer a los suyos convertirse en un pueblo “para la muerte”, cerrando la posibilidad de concebir nuevas vidas. Es drástico. El sufrimiento y el sinsentido de una existencia aparentemente estéril -no pudo tener hijos, con lo que ello supone en su contexto-, a la que se suma una opresión extranjera, le conducen a dictar que no habrá futuras generaciones que pasen por lo mismo porque directamente nadie tendrá la oportunidad de vivir. “No más niños. No tendremos más relaciones con nuestras mujeres”. No hay esperanza. Cerrémonos a nuestra propia carne.

El famoso pensador Jean-Paul Sartre (1905-1980) nos introduce en este escenario en el que fue su primer teatro: Barioná, el hijo del trueno (1940). Una obra única y especial -sorprende sobre todo por proceder de la pluma de este autor-, escrita en un campo de prisioneros de guerra alemán en el que se encontraba el filósofo el año mencionado. Resulta que, acercándose el momento de las fiestas de Navidad en plena II Guerra Mundial, el capellán del campo hizo lo posible por conseguir permiso para celebrar la Misa del Gallo. El permiso le fue concedido: no habría toque de queda esa noche y, además, podrían celebrar un concierto. Sartre participa de estas novedades y, ante la sorpresa de los demás, él mismo propone recuperar la tradición de los Misterios. En apenas seis semanas escribe una obra, ensaya, dirige a los actores y supervisa vestuario y decorados. La obra se representa tres días seguidos causando gran conmoción en quienes la presenciaron .

¿Qué vieron unos seis mil prisioneros aquel día y por qué tiene esto algo que ver con el tema que tratamos? Como introducíamos, Sartre muestra la historia de un hombre -que podría ser cualquiera de los espectadores de aquel 1940, pero también cualquier lector de hoy- abatido por la desesperanza, que se niega a ser partícipe de algo que está ocurriendo cerca, en Belén: un nacimiento precedido por diversos signos misteriosos. Barioná, obcecado, se queda solo. Podríamos decir con Charles Taylor en A Secular Age (2007) que se convierte en un sujeto impermeabilizado, que imposibilita el paso y la inundación de sí mismo por parte de otros y que intenta construir su propio ‘yo’ . Por otro lado, están su mujer Sara, sus amigos y conocidos del pueblo de Bethaur, que, deseosos de encontrar una nueva luz y siguiendo los signos, quieren ver qué está pasando en ese lugar al que todo apunta, están abiertos a lo que les rodea, vulnerables a la realidad y en diálogo con ella; porosos en términos de Taylor…

Nuestro protagonista, inmerso en la espiral de amargura que le lleva incluso a disponerse a asesinar al Niño que tanto revuelo está causando, se topa de bruces con la realidad al llegar al portal: una mirada de un padre a su hijo que redimensiona la existencia. Barioná queda inerme y su armazón férreo comienza a resquebrajarse. Poco a poco se abre al misterio, escucha lo que le dice Baltasar: “Todo tú eres un don gratuito a perpetuidad”. Un don…, el que también había descubierto en la mirada de ese padre. Esta revelación da un giro a la vida.

¿Y qué ocurre entonces? Se pasa de la agonía al descanso y la esperanza, del monólogo enfermizo “yo-mí-me-conmigo” a la apertura al otro, del egoísmo a la entrega de sí, de la impermeabilidad a la porosidad. En definitiva, de darse muerte a dar la vida, pues, como dice Fabrice Hadjadj, solo hay dos opciones: el suicidio o el martirio . Y todo esto aparece dibujado ante el espectador-lector de Barioná, mostrándose la segunda como la respuesta más acorde a nuestra naturaleza humana, naturaleza común pese a los distintos momentos de la historia. Y es que el don que somos está llamado a darse para vivir en plenitud, así lo hizo el Niño que vino y viene. Ya nos mostró el camino, cómo vivir…

¡Feliz Navidad!”

Susana Sendra

Vida ELU Belén

¡Feliz Navidad!

Por: Comunicación ELU

Queridos ELUs:

Para la tradición cristiana, la Navidad es un tiempo de alegría y de celebración porque reconoce en el nacimiento de Jesús el cumplimiento de la promesa que Dios había hecho desde antiguo. Desde la primera Navidad, la salvación —la alegría, la felicidad, la plenitud de la vida— no es el premio a un camino que el ser humano ha de recorrer, como si se tratara de un premio, sino que es un don que se nos ofrece gratuitamente. La Salvación misma, el Hijo, ha querido venir a rescatarnos.

La tradición occidental se ha construido sobre este pilar: que la libertad verdadera se da en los hombres y mujeres de todos los tiempos en tanto que son salvados gratuitamente por la Encarnación del Hijo de Dios en un niño pequeño nacido de una Virgen. La conciencia de este acontecimiento ha permitido una consideración nueva de la vida en sociedad, de la dignidad de cada ser humano, del estatuto del arte y la cultura, de la inalienabilidad de la vida humana, de la importancia del respeto a la libertad del otro, del significado de hacer política, etc.

Nosotros, insertos en esta tradición y reconociendo su inmenso valor para los hombres y mujeres de nuestro tiempo, hemos querido manifestarlo realizando un Belén que recogiera esta sensibilidad. Se trata de una gruta, un lugar aparentemente hosco y poco acogedor, pero iluminado con velas y con el suelo mullido de paja. Es una cueva en la que hay que agacharse para entrar, pues para comprender verdaderamente el significado de la Navidad tenemos que hacernos pequeños. En el centro hay una pequeña cuna. A diferencia de la primera Navidad, nosotros sí queremos acoger a Jesús cuando venga. Por ello, queriendo disponerlo todo para su llegada, le hemos dejado regalos, que no son sino el reconocimiento del don que ya hemos recibido. Postrados en la gruta hemos ofrecido, junto con vosotros, nuestros presentes para esperar su llegada.

No se ha tratado, sin más, de un gesto bonito —podríamos hacer muchos muy diferentes—. Vuestra respuesta, vuestros regalos, indican que se trata de mucho más que un símbolo porque está lleno de sentido.

En nombre de todo el equipo aprovecho estas líneas para desearos a todos una feliz Navidad y un próspero año nuevo.

Un fuerte abrazo,

Juan Serrano

Director Académico

Vida ELU WhatsApp Image 2019-12-08 at 20.02.31

Alumnos de la ELU en el Investment COP 2019

Por: Comunicación ELU

“Desde la implantación de la Agenda 2030 en la que se establecieron unos objetivos concretos que se debían cumplir y por los que las naciones enfocaron su desarrollo de manera distinta, no se había dado mayor relevancia al tema del cambio climático y menos a la sostenibilidad. Cierto es que en los últimos años, debido a varios estudios y a figuras como Greta, se ha ampliado enormemente la mirada al objetivo de desarrollo sostenible. Ahora, es fundamental.

Para poder desarrollar esto adecuadamente hay que tener claro que el compromiso debe afrontarse por parte de todos y cada uno de los actores que forman la sociedad.

Y allí estábamos, una vez más, la ELU representando a la juventud luchadora, consciente y participativa. Fue un día muy intenso en el que tuvimos la oportunidad de conocer a grandes ejemplos como Barbara Buchner, Ingrid-Gabriela Hoven, Christopher Hurst, Pamela Jouven, Cristina Gamboa, Steven Ko, Miranda Schnitger…

La idea del Investment COP es reunir a diferentes empresas e ideas en un mismo entorno para negociar, financiar, proponer, trabajar unidos y así, hacer del cambio algo conjunto.

Fue un día lleno de conferencias donde se ponían sobre la mesa temas de los que se necesitaba un urgente cambio; la biodiversidad, el papel de la mujer en el cambio climático, la minería, sectores más contaminantes de la sociedad, la gestión público-privado de las energías…

Blanca, Cristina, Marina y yo tuvimos la gran oportunidad y suerte de, junto a un equipo extraordinario de la Organización de las Naciones Unidas, contribuir un paso más al cambio. Fuimos apoyo en la organización, por lo tanto, también pudimos aprender los pasos necesarios para llegar a hacer eventos de esta escala.

Desde aquí quería agradecer enormemente a la Escuela de Liderazgo pues, una vez más, mira por nuestro aprendizaje.”

Marta Navas

Vida ELU IMG-20191106-WA0019

Concierto valenciano

Por: Comunicación ELU

“Agudos y graves, idas y venidas, cantos humanos ascendiendo y descendiendo, entremezclándose, jugando con la admiración de los presentes. Invocaciones, suspiros y lamentos se acompasaban con susurros de amor, con promesas expectantes.

Así, haciéndonos vibrar con cada respiración, con cada pausa; el pasado 5 de noviembre los elus de Valencia tuvimos la oportunidad de disfrutar del concierto de “Lluís Vich Vocalis”, agrupación vocal masculina especialmente dedicada a la interpretación de la música antigua, medieval, renacimiento y primer barroco. El concierto se celebró en la Capilla de la Sapientia, construida en 1498 por Pere Compte y reconstruida en 1737 en un estilo barroco de tendencia clásica que, inevitablemente, nos atrapó en el tiempo.

IMG-20191106-WA0026

De esta forma, entre arcos de medio punto, frontones en sombra y juguetones destellos dorados, los asistentes presenciamos un espectáculo increíble de canciones renacentistas.

Entre las composiciones francesas escuchamos O Crux benedicta y Signoras te (Cipriano de Rore, 1515-1565), Tresves d’amours (Clément Janequin, 1485-1558), Maulgré moy vis (Claudin de Sermisy 1490-1562) y Tant que vivrai (Claudin de Sermisy, 1490-1562). Por otro lado, algunas inglesas fueron: If ye love me (Thomas Tallis, 1510-1585), Memento salutis auctor (William Byrd, 1543-1623), Under this Stone (Henry Purcell, 1659-1695), Hey ho! Tot he greenwood (William Byrd) y Man is for the woman made (Henry Purrcell).

Finalmente, y para rematar la experiencia, cenamos todos juntos (incluidos algunos Clavis) mientras nos conocíamos más y crecíamos “con quienes tanto”. En definitiva, disfrutamos de una tarde única y enriquecedora en la que vivimos de primera mano la belleza de la música, del compartir, de la amistad y del ser-con-otros. La belleza de ser felices, porque “la felicidad solo es real si es compartida”.

Silvia Tévar

Vida ELU dani sada 1

Daniel Sada – ELUs por el Mundo

Por: Comunicación ELU

“Mi experiencia en Roma está siendo una auténtica pasada. Al principio no me convencía mucho Roma como destino: estaba muy cerca de casa, es una ciudad que ya conocía, iban varios amigos míos de la universidad… Pero cuando finalmente escogí Roma, decidí ir a la aventura. Me busqué compañeros de piso que no conocía de nada, una zona de Roma también desconocida para mí, y una universidad que nada tenía que ver con la UFV. Y ahora que estoy ya acabando mi periodo de Erasmus, puedo decir que fue la decisión correcta.

Uno puede pensar que Italia y España son bastante parecidas con todo esto de la cultura mediterránea, pero para nada. Desde el principio me sorprendió el estilo de vida italiano. Comen a la 13:00 horas, cenan a las 18:00-19:00 horas, y esa costumbre española de cervecitas con tapas en una terraza es inexistente aquí.

dani sada 3

Sin embargo, Roma te ofrece a cambio miles de oportunidades distintas. No solo todo el turismo evidente (Coliseo, Vaticano, Capilla Sixtina, las cuatro grandes basílicas…) sino que cada calle, cada casa, cada edificio tiene su historia. Y eso es algo que se nota. En Roma, parece que todo se hace a lo grande. Y pasear, y más aun vivir en Roma, te hace sentir parte de algo más grande. La gente que se piense que conoce Roma, en realidad no tiene ni idea. Es una ciudad que tiene cada día una cosa nueva por descubrir, y después de cuatro meses viviendo aquí, me he enamorado de ella. Y sé que todavía me falta tanto por conocer…

Mi primer día en Roma, he de decir que llegué un poco preocupado. ¿Conocería a gente guay? ¿Me costaría mucho hacer amigos? ¿Me llevaré bien con mis compañeros de piso?… y todas esas preocupaciones se me fueron esa misma noche. Había una fiesta organizada para los alumnos erasmus, y nada más llegar ya conocí a lo que pasaría a ser mi cuadrilla (la llaman así porque son casi todos vascos jajaja). Me encontré metido en un grupo de gente totalmente distinta a mí, con ideas completamente diferentes, y más fuera de mi burbuja de lo que nunca había estado, y sin embargo me sentía como en casa.

A partir de ahí, todo fue a mejor. Una cosa muy buena del Erasmus en general, y de Roma en específico, es que te permite viajar mucho y muy barato. En la segunda semana ya habíamos organizado un viaje, y nos fuimos a Nápoles (la mejor pizza del mundo sin duda), Pompeya y a la costa amalfitana. Una maravilla de viaje. Después hemos hecho muchos viajes más: Florencia, Milán, Venezia, Marsella, Holanda… No hemos parado.

Otra cosa que me ha encantado de Roma es la universidad. Se llama la LUISS, y la verdad, no había oído hablar de ella en mi vida. Pero es la leche. Nunca había visto una uni con tanto ambiente en el campus, con tanta actividad. Para que os hagáis una idea, en cada pasillo hay una guitarra colgada, para que si a alguien le apetece se la pueda llevar a los jardines a tocarla un rato. Tienen una zona de radio y música por si quieres relajarte un rato; una sala donde solo se puede hablar inglés con pianos, guitarras, café y galletas gratis, sofás para relajarse… En definitiva, una locura de universidad que me ha permitido conocer a muchísima gente de todas partes.

dani sada 4

Una diferencia un poco molesta de Roma comparado con Madrid es el transporte público. No es que vaya mal, es que es un auténtico caos. En realidad, toda la ciudad lo es, por eso me gusta tanto. Mis amigos y yo decimos que en Roma o le echas un par, o no cruzas un paso de cebra en tu vida. Porque aquí todo el tema de respetar semáforos no lo llevan. Con el transporte público igual, todo eso de seguir el horario como que no les apetece. Y un bus puede pasar cada 5 minutos, y luego no pasar durante 2 horas. Así que siempre tienes que estar preparado para todo.

Y esa fama que tienen los romanos de conducir mal: totalmente cierta. Pero yo no diría que conducen mal; más bien tienen sus propias reglas. Es un caos organizado, en el cual la gente hace lo que quiere, mientras sea más rápido que el otro. Si ves que el otro es más rápido, o hace el giro antes, o llega a un stop antes… le dejas pasar. Así funciona. Y una vez te acostumbras es una maravilla, porque en vez de preocuparte por seguir las normas, tienes que preocuparte por adelantarte al otro, lo que hace que conducir en Roma sea bastante divertido.

Por último, pero no por ello menos importante, quería hablaros de la fiesta romana. He de decir que no me ha decepcionado. Aquí la gente sabe cómo se sale. No tanto como en Madrid, pero saben lo que hacen. El hecho de que se pueda beber en la calle, con música, hielitos… te hace la vida mucho más fácil. Y ya si le sumas que el clima aquí es una maravilla (no he tenido que ponerme el abrigo todavía) hace que salir de fiesta sea muy fácil y económico. Hemos tenido la suerte de tener discotecas donde ponen música muy buena, con descuentos para erasmus… por lo que diversión no ha faltado. Pero mi plan favorito de Roma, sin duda, era ir a Trastevere a nuestro restaurante predilecto: pizza margarita a 3€ (tamaño familiar) y el litro de vino blanco a 8€. No había manera de no salir contento de ese sitio.

dani sada 2

Así como idea final, os recomiendo a todos los que no lo hayáis hecho que os vayáis de intercambio, y que no tengáis miedo a iros solos, a la aventura. Creo que esa es una manera única de conocerte mejor a ti mismo, salir realmente de tu burbuja, y ponerte al límite. Y ya si podéis hacer deporte si estáis de intercambio hacedlo, que a mí eso me ha faltado y se nota un poco jajaja.”